escándalo

Vice gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, sustituiría a Cuomo si éste renuncia

Cuando un coro de destacados demócratas exigió la renuncia del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, por denuncias de acoso sexual la semana pasada, la mujer que lo reemplazará si él renuncia hizo lo que ha hecho la mayor parte de su tiempo en el cargo: mantener un perfil discreto.

La vicegobernadora Kathy Hochul dio algunos mensajes virtuales en una serie de pequeños eventos en todo el estado. Envió tuits que promocionaban a las pequeñas empresas en Adirondacks, recomendó a las personas usar cubrebocas y vacunarse contra el coronavirus cuando sea su turno. Ella misma se inyectó el viernes, lo que generó una inusual cobertura televisiva local.

Aunque la agenda de la demócrata no ha cambiado últimamente, lo que puede ser diferente es la cantidad de personas que sintonizan para saber más sobre la política que se convertiría en la primera gobernadora del estado si Cuomo no puede mantenerse en el poder.

Después de dos mandatos a la sombra de un gobernador famoso por querer ser el centro de atención, Hochul es una incógnita para la mayoría de los neoyorquinos. El profesor de ciencias políticas de Baruch College, Doug Muzzio, opina que ahora ella probablemente se esté preparando en caso de que la llamen para intervenir.

“La siguiente etapa del juego es si renuncia Cuomo y Hochul se convierte en gobernadora. ¿Qué significa eso? ¿Quién es ella? ¿Qué piensa?”, dijo Muzzio. “Los neoyorquinos desconocen totalmente a esta mujer. Quiero decir, pasé la mitad de mi vida concentrándome en estas cosas. Y no sé mucho”.

Hochul, de 62 años, reconoció brevemente la tormenta que se arremolinaba alrededor de Cuomo el martes en un comunicado en el que expresaba su fe en una investigación independiente sobre su conducta en el lugar de trabajo, dirigida por la fiscal general del estado, Letitia James.

“Confío en que la investigación se lleve a cabo de la manera más completa y rápida posible”, escribió. “Los neoyorquinos deben estar seguros de que a través de este proceso pronto conocerán los hechos”.

Aumenta la presión para que el gobernador Andrew Cuomo renuncie

La permanencia en el poder del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, se ve cada vez más amenazada, luego de que este jueves la mayoría de los legisladores del estado pidieran su renuncia. Los demócratas iniciaron una investigación para someterlo a juicio político y la policía de Albany anunció que estaba lista para investigar una acusación sobre presunta conducta sexual indebida.

La tormenta política alrededor del demócrata se intensificó un día después de que el diario Times Union de Albany informara que una asistente no identificada de Cuomo había dicho que este le metió la mano debajo de su camisa y la acarició en su residencia oficial a fines del año pasado.

La mujer no ha presentado una denuncia penal, pero un abogado del gobernador dijo el jueves que el estado notificó la acusación al Departamento de Policía de Albany, luego de que la mujer involucrada se negara a hacerlo ella misma.

Un portavoz del Departamento de Policía de Albany, Steve Smith, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios de la agencia de noticias The Associated Press, pero este le dijo al diario The New York Times que la policía se había puesto en contacto con un representante de la mujer.

La posible participación de la policía en este caso se produce cuando hay más legisladores que exigen la renuncia de Cuomo por presuntas conductas indebidas hacia varias mujeres y acusaciones de que su Administración ocultó cuántos residentes de hogares de ancianos murieron de COVID-19.

Al menos 121 miembros de la Asamblea y el Senado estatales han dicho públicamente que Cuomo debería abandonar su cargo ahora, según un recuento de The Associated Press. El recuento incluye 65 demócratas y 56 republicanos.

El principal demócrata de la Asamblea estatal, el presidente Carl Heastie, respaldó el jueves un plan para que el Comité judicial inicie una investigación de juicio político.

Andrew Cuomo reitera que no va a dimitir mientras siguen acusaciones de acoso

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, reiteró este domingo (07.03.2021) que no va a dimitir por las acusaciones de acoso y comportamiento inapropiado que varias mujeres han vertido en su contra y atacó a los políticos que han pedido su renuncia en los últimos días.

“No voy a dimitir por alegaciones”, zanjó Cuomo en una conferencia de prensa, en la que pidió que se deje trabajar a la fiscal general del estado, Letitia James, quien tiene abierta una investigación oficial a raíz de las primeras denuncias públicas. Este fin de semana, otras dos mujeres que trabajaron en el pasado con Cuomo le acusaron de conducta inapropiada, lo que eleva a cinco el total de denuncias, cuatro de ellas en el ámbito laboral.

Una de las nuevas acusaciones, publicada por The Washington Post, es de Karen Hinton, quien fue responsable de prensa de Cuomo hace dos décadas y que asegura que el político la abrazó de forma inapropiada en un hotel, lo que la llevó a dejar apresuradamente la habitación en la que se encontraban. Preguntado al respecto, Cuomo señaló que toda mujer tiene derecho a ser escuchada, pero recalcó que Hinton es desde hace mucho tiempo una “adversaria política” suya, “muy crítica” y que “ha hecho muchas acusaciones”.

Altos cargos demócratas piden su renuncia

Además, el gobernador atacó a los legisladores -algunos de su partido- que han pedido su dimisión, sugiriendo que lo hacen por motivos “políticos” y defendiendo que renunciar sería “antidemocrático”. “Yo fui elegido por la gente del estado. No fui elegido por políticos”, señaló Cuomo, que recalcó que no va a actuar en base a “acusaciones”, pues el sistema democrático se basa en el derecho a un proceso justo.

Los últimos en pedir su dimisión entre sus propias filas fueron la jefa de la mayoría demócrata en el Senado de Nueva York, Andrea Stewart-Cousins, el primer alto cargo del partido que pide al gobernador que ponga fin a su mandato. El portavoz del partido en la asamblea, Carl Haestie, dijo también en un comunicado que “es hora de que el gobernador reconsidere seriamente si puede efectivamente [en estas circunstancias] cubrir las necesidades del pueblo de Nueva York”.

Gobernador Cuomo pide “disculpas” pero descarta renunciar

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, pidió disculpas ayer miércoles (03.03.2021) por causar dolor a las mujeres que lo denunciaron por acoso sexual, pero dijo que nunca tocó a nadie de manera inapropiada y que no renunciará a su cargo.

“No voy a renunciar”, dijo Cuomo en su primera conferencia de prensa tras ser blanco de denuncias de acoso por parte de tres mujeres.

El gobernador demócrata pidió disculpas y urgió a los residentes del estado de Nueva York “que esperen los hechos del informe de la fiscal general antes de tener una opinión” sobre lo acontecido.

“Actué de una manera que hizo que personas se sintieran incómodas” pero “no fue intencionado”, alegó.

“Nunca toqué a nadie de manera inapropiada”, afirmó. “Ciertamente nunca, nunca tuve la intención de ofender o hacer daño a alguien o causar dolor a alguien”, insistió.

Alega inocencia y ofrece “cooperar” con la investigación

Cuomo dijo que cooperará “totalmente” con la investigación independiente que lleva a cabo la fiscal general del estado, Letitia James. “Seré una mejor persona a raíz de esta experiencia”, sostuvo.

Cuomo, que se tornó en una estrella nacional en 2020 por su manejo de la pandemia de COVID-19, cayó en desgracia de manera fulgurante desde que estalló el escándalo la semana pasada.

La primera en denunciar una conducta inapropiada del gobernador fue Linda Boylan, de 36 años, que trabajó para su gobierno de 2015 a 2018.

Boylan dijo que Cuomo la besó en los labios sin su permiso, le sugirió que jugaran al póker mientras se desvestían porgresivamente con cada derrota hasta quedar desnudos, y se esforzaba por tocarla “en la parte baja de mi espalda, brazos y piernas”.

Crece presión para que dimita Andrew Cuomo, acusado de acoso sexual

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, lucha por salvar su vida política después de que una tercera mujer lo acusara de acoso sexual. 

El demócrata de 63 años está sufriendo una caída en desgracia en los últimos días, tras convertirse en una estrella nacional en 2020 por su manejo de la pandemia.

Varios analistas anticipaban que formaría parte del gobierno del presidente Joe Biden, pero ahora muchos miembros de su partido piden su renuncia. 

Cuomo, ya en el punto de mira por haber minimizado el número de fallecidos por coronavirus en las residencias de ancianos del estado de Nueva York, habilitó formalmente el lunes que se lo investigue después de que dos excolaboradoras lo acusaran de conductas inapropiadas. 

Horas después, la joven Anna Ruch, de 33 años, que a diferencia de las anteriores denunciantes nunca fue su colaboradora, relató al diario The New York Times que Cuomo le preguntó, en una boda en 2019, si podía besarla, luego de que ella empujara la mano que él le había puesto en la parte baja de su espalda.

“Estaba tan confundida, conmocionada y avergonzada”, dijo al diario. “Giré la cabeza y me quedé sin palabras”.

Políticos demócratas y republicanos se han unido a las denunciantes y a asociaciones contra el acoso para pedir la dimisión del gobernador, cuyo tercer mandato termina finales de 2022.

“Si estas acusaciones son ciertas, no puede gobernar”, dijo este martes el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, un viejo rival de Cuomo. 

Para Sam Abrams, profesor de Ciencias Políticas en la facultad Sarah Lawrence, la tercera acusación “hace mucho más difícil” que Cuomo pueda seguir en el cargo. 

“Si pierde el apoyo del partido, y eso es lo que está ocurriendo, no tiene futuro ni tendrá cuarto mandato”, afirmó. 

¿Qué sigue luego de las disculpas de Cuomo tras acusaciones de acoso sexual?

Lo que debes saber

  • Al menos tres demócratas en la legislatura estatal pidieron al gobernador Andrew Cuomo que renuncie tras darse a conocer nuevas acusaciones de un presunto acoso sexual. Cuomo niega las acusaciones.
  • Dos exasesoras acusan a Cuomo de una presunta conducta inapropiada. Al mismo tiempo, los fiscales federales iniciaron una investigación a la administración de Cuomo sobre el manejo que tuvo con el COVID-19 en hogares de ancianos.
  • La oficina del gobernador cambió de rumbo por segunda vez el domingo, y finalmente pidió a la fiscal general de Nueva York que sea la única responsable de seleccionar un organismo de investigación sobre las denuncias de acoso sexual. Ante esto, la fiscal general del estado, Lititia James, respondió que concedería su solicitud de remisión para investigar las acusaciones de acoso sexual.

NUEVA YORK – ¿Qué sigue? Nueva York espera el próximo movimiento del gobernador Andrew Cuomo el lunes, un día después de que reconoció por primera vez que parte de su comportamiento con las mujeres “puede haber sido insensible o demasiado personal”, y dijo que cooperaría con una investigación de acoso sexual dirigida por la fiscal general del estado.

En un comunicado emitido en medio de crecientes críticas dentro de su propio partido, el demócrata sostuvo que nunca había tocado o propuesto algo a nadie de manera inapropiada. Pero dijo que se había burlado de la gente sobre sus vidas personales en un intento de ser “lúdico“.

“Ahora entiendo que mis interacciones pueden haber sido insensibles o demasiado personales y que algunos de mis comentarios, dada mi posición, hicieron que otros se sintieran de una manera que nunca pretendí. Reconozco que algunas de las cosas que he dicho se han malinterpretado como un coqueteo no deseado. En la medida en que alguien se sintió de esa manera, realmente lo lamento“, dijo.(Lea su declaración completa aquí).

Cuomo, uno de los gobernadores más prominentes de Estados Unidos, enfrenta el desafío más serio de cargo en una década, esto debido a las acusaciones de un presunto acoso sexual al menos dos mujeres que trabajaban para él. Los demócratas en Nueva York y en todo el país cada vez lo apoyan menos.

Su admisión parcial de irregularidades se produjo después de un día de disputas sobre quién debería investigar su comportamiento en el lugar de trabajo.

Al final del día, Cuomo accedió a las demandas de que la fiscal general Letitia James tuviera control de la investigación.

La fiscal James dijo que esperaba recibir una remisión formal que le otorgaría poder de citación judicial a su oficina y le permitiría delegar en una firma de abogados externa para “una investigación rigurosa e independiente”.

“Esta no es una responsabilidad que nos tomamos a la ligera”, dijo James, una demócrata que, en ocasiones, ha sido aliada de Cuomo, pero es elegida de forma independiente y había surgido como una opción de consenso para liderar una investigación.

Los pedidos de una investigación aumentaron después de que una segunda exempleada de la administración de Cuomo hiciera públicas el sábado, en la publicación The New York Times, acusaciones de acoso.

Charlotte Bennett, una asistente de bajo nivel en la administración del gobernador hasta noviembre, dijo a The New York Times que Cuomo presuntamente hizo preguntas sobre su vida sexual, incluso si alguna vez tuvo relaciones sexuales con hombres mayores, e hizo otros comentarios que interpretó como una medida de su interés en una relación sexual.

Su acusación se produjo días después de que otra exasesora, Lindsey Boylan, exasesora de Desarrollo Económico, explicara las acusaciones del supuesto acoso que hizo por primera vez en diciembre. Boylan dijo que Cuomo la sometió a un beso no deseado e hizo comentarios sobre su apariencia.

El gobernador Cuomo, de 63 años, dijo que tenía la intención de ser un mentor de Bennett, que tiene 25. Cuomo negó las acusaciones de Boylan.

Durante varias horas el domingo, James y otros destacados funcionarios del partido rechazaron dos de las propuestas de Cuomo sobre cómo podría proceder una investigación.

Según su primer plan, una juez federal retirada elegida por Cuomo, Barbara Jones, iba a revisar su comportamiento en el lugar de trabajo. En la segunda propuesta, anunciada el domingo por la mañana en un intento de apaciguar a los líderes legislativos, Cuomo pidió a James y a la juez principal de la corte de apelaciones del estado, Janet DiFiore, que designaran conjuntamente a un abogado para investigar y emitir un informe público.

James rechazó ambos planes, exigiendo una remisión formal que le diera autoridad a su oficina para citar documentos y testimonios de testigos.

Muchos de los nombres más importantes de la política de Nueva York se alinearon detrás de James.

La líder de la mayoría en el Senado, Andrea Stewart-Cousins, y el presidente de la Asamblea, Carl Heastie, ambos demócratas, dijeron que querían que la fiscal general se encargara de la investigación. Los líderes republicanos habían pedido durante días a James que lanzara una investigación. El domingo, el líder republicano de la minoría del Senado estatal, Robert Ortt, pidió a Cuomo que renunciara.

Gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, acepta haber realizado comentarios “insensibles”

El Gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, aceptó haber realizado comentarios “insensibles” y se disculpó de su comportamiento, luego de enfrentar dos acusaciones por acoso sexual.

“En el trabajo a veces pienso que estoy siendo juguetón y hago bromas que creo que son divertidas… No quiero ofender y solo intento agregar algo de ligereza y humor a lo que es un negocio muy serio”, señaló.

Cuomo enfrentó la semana pasada acusaciones de Lindsey Boylan, una exfuncionaria estatal de desarrollo económico que aseguró que este la acosó en varias ocasiones entre 2016 y 2018, en un momento dado, dándole un beso en los labios no solicitado en su oficina de Manhattan.

Ahora entiendo que mis interacciones pueden haber sido insensibles o demasiado personales y que algunos de mis comentarios, dada mi posición, hicieron que otros se sintieran de una manera que nunca pretendí”, comentó Andrew Cuomo.

Después este fin de semana se sumaron las de Charlotte Bennett, de 25 años, quien fue su asistente ejecutiva y asesora de políticas de salud hasta el pasado noviembre, quien aseguró al New York Times que el gobernador le hizo preguntas incómodas sobre su vida sexual.

“Reconozco que algunas de las cosas que he dicho se han malinterpretado como un coqueteo no deseado. En la medida en que alguien se sintió así, lo lamento mucho“, señaló el Gobernador de Nueva York.

Al darse a conocer las acusaciones, el gobernador las negó de inmediato e indicó que ordenó una investigación, para la que eligió a una exjueza federal que trabajó mucho tiempo con uno de sus exasesores.

Sin embargo, dio marcha atrás y dejó en manos de la fiscal general del estado, Letitia James, y de la jueza Janet DiFiore, que preside la Corte de Apelaciones, el más alto foro judicial de Nueva York, para que elijan quién hará dicha investigación, según se informó en un comunicado.

James le pidió este domingo a Cuomo que le permita a su oficina realizar la investigación. “Las acusaciones de acoso sexual siempre deben tomarse en serio”, dijo en un comunicado en el que destacó que el pedido para investigar tenía que hacerlo la oficina del gobernador.

Con información de The New York Times, Telemundo y Efe.

Cuomo permite que la fiscal de Nueva York elija un abogado especial para investigar causas en su contra

Al menos tres demócratas en la legislatura estatal pidieron que el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, renuncie, mientras que otros exigieron una investigación “verdaderamente independiente” en relación a las nuevas denuncias publicadas en The New York Times de una exasistente del gobernador sobre un presunto acoso sexual por parte de Cuomo.

Las denuncias marcan un giro en la popularidad del gobernador Cuomo, quien hace solo unos meses fue visto como uno de los principales candidatos para el puesto de fiscal general en la administración de Biden, y fue considerado uno de los favoritos para la nominación de los demócratas para presidente en 2024.

Sin embargo, el futuro del gobernador se ve nublado debido a los últimos escándalos: primero, las acusaciones de un presunto abuso verbal y amenazas a un legislador; segundo, la investigación federal sobre cómo su administración manejó las muertes en hogares de ancianos durante el COVID-19; y ahora, las acusaciones que afirman que fue presuntamente verbal y físicamente inapropiado con dos mujeres de su personal.

En un comunicado Cuomo se disculpó el domingo por la noche de cualquier comportamiento interpretado como “coqueteo no deseado”, pero negó el contacto inapropiado. “Para ser claros, nunca toqué a nadie de manera inapropiada y nunca tuve la intención de hacer que nadie se sintiera incómodo, pero estas son acusaciones a las que los neoyorquinos merecen respuestas”, dijo.

La oficina de Cuomo cambió de posición sobre la revisión independiente de las denuncias de acoso sexual por segunda vez el domingo, y finalmente pidió a la fiscal general Letitia James que eligiera un abogado independiente. Las decisiones fueron ampliamente criticadas por los funcionarios después de que su oficina seleccionó primero a una exjuez federal para realizar la revisión el sábado por la noche, así como su revocación el sábado temprano para entregar esa decisión conjuntamente a James y al juez principal del tribunal de apelaciones.

Demócratas exigen la renuncia de Ted Cruz tras viajar a Cancún en medio del caos en Texas

El senador republicano por Texas habló con Noticias Telemundo cuando se disponía a abordar su vuelo de vuelta a EE.UU., luego de las críticas por su viaje durante la crisis que vive el estado por las bajas temperaturas.

Las fotos de Cruz en el avión que le llevaba a México se volvieron virales en Estados Unidos desde la noche del miércoles, provocando fuertes críticas ante la evidencia de que el político había abandonado a sus votantes en medio de una de las peores crisis climáticas en su historia reciente.

Este jueves Cruz confirmó que había viajado a México porque sus hijas se lo habían pedido y “queriendo ser un buen padre” decidió acompañarlas.

“Con la escuela cancelada durante la semana, nuestras niñas pidieron hacer un viaje con amigos. Queriendo ser un buen padre, volé con ellas anoche y regresaré esta tarde”, dijo en un comunicado.

México actualmente es uno de los países a los que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. recomienda no viajar por los altos niveles de contagios por coronavirus.

La DEA detiene en Los Ángeles al ex secretario de Defensa de México

Salvador Cienfuegos, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional de México durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, fue detenido en Estados Unidos.

“He sido informado por el Embajador Christopher Landau de los Estados Unidos que el ex Secretario de la Defensa Nacional, Gral. Salvador Cienfuegos Zepeda, ha sido detenido en el Aeropuerto de Los Ángeles, California”, informó el canciller Marcelo Ebrard.

Salvador Cienfuegos, titular de la Secretaría de la Defensa Nacional de México durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, fue detenido en Estados Unidos.

“He sido informado por el Embajador Christopher Landau de los Estados Unidos que el ex Secretario de la Defensa Nacional, Gral. Salvador Cienfuegos Zepeda, ha sido detenido en el Aeropuerto de Los Ángeles, California”, informó el canciller Marcelo Ebrard.

“La Cónsul en Los Ángeles me estará informando en próximas horas de los cargos. Ofreceremos la asistencia consular a la que tiene derecho. Les mantengo al tanto”, agregó Ebrard.

Fuentes de Cancillería indicaron que todavía no saben cuáles son los cargos y que la detención se hizo a petición de la DEA (Administración de Control de Drogas).

Asimismo, detallaron que los familiares que lo acompañaban en el momento de la captura ya fueron puestos en libertad.

Cienfuegos asumió el mando de la Sedena el 1 de diciembre de 2012 y estuvo todo el sexenio con Peña Nieto, hasta el 30 de noviembre de 2018.

¿Quién es Salvador Cienfuegos?

Salvador Cienfuegos fue nombrado Secretario de la Defensa Nacional por el expresidente Enrique Peña Nieto, cuando el mando era el general de mayor edad y de mayor escalafón.

Cienfuegos nació en la Ciudad de México en 1948 e ingresó al Ejército en 1964.

Fue Oficial Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional, Inspector y Contralor General del Ejército y Fuerza Aérea, y Comandante en cuatro regiones militares. En el Estado Mayor fue Subjefe de Doctrina Militar del Estado Mayor de la Defensa Nacional, Subdirector General del Registro Federal de Armas de Fuego y Control de Explosivos, y Jefe de la Sección Tercera (Operaciones) del Estado Mayor de la Defensa Nacional.

Actualmente tiene 72 años y en su gestión se caracterizó por promover la Ley de Seguridad Interior para dar marco jurídico a la labor de las fuerzas armadas en materia de seguridad pública, es decir, justificar la actuación de los soldados como policías.

Su malestar por el cero avance de esa reforma se reveló en 2017 ante diputados: “Si me piden que levante una mano para preguntarme si quieren que regresen los militares a los cuarteles, no levanto una mano, levanto las dos”, les dijo.

El general fue un mando exigente con su tropa y también reacio con las organizaciones de derechos humanos. Incluso impidió que padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa ingresaran a los cuarteles para que verificaran si había indicios de ellos.

En febrero de 2018, más de 30 organizaciones pidieron a la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas no otorgar el grado de Doctor Honoris Causa al ex Secretario de la Defensa porque a su juicio eso resultaba un afrenta a la comunidad estudiantil y académica del país. “Otorgar el Doctorado Honoris Causa al General Salvador Cienfuegos significa premiarlo por crímenes de lesa humanidad”, argumentaron.

En días pasados, padres de familia de los normalistas solicitaron al Gobierno federal que se aclare si militares del 27 Batallón de Infantería, con sede en Iguala, tuvieron responsabilidad en la desaparición de los jóvenes en 2014.

Consideraron que Cienfuegos debe comparecer ante la FGR para brindar información respecto a la actuación de militares en ese hecho.

Después, la FGR reveló que tenía los nombres de los militares que participaron en el caso Iguala.

Con su detención, Cienfuegos se ha convertido en el exfuncionario de mayor nivel de México detenido en Estados Unidos después de la captura de Genaro García Luna, extitular de la Secretaría de Seguridad Pública de Calderón.

Fuente: Diario La Opinión.com

Cuatro bancos internacionales están señalados por mover miles de millones de “dinero sucio”

La filtración de los llamados FinCEN Files ha vuelto a poner a varios de los principales bancos del mundo bajo la lupa por su rol en el lavado de dinero.

Los archivos incluyen miles de «reportes de actividades sospechosas» elaborados por los mismos bancos para la Red de Control de Delitos Financieros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (FinCEN, por sus siglas en inglés).

Por ley, cualquier inquietud vinculada a transacciones realizadas en dólares estadounidenses debe notificarse al FinCEN, incluso si tiene lugar fuera de EE.UU.

Pero aunque estos reportes confidenciales -conocidos como SARs, por sus siglas en inglés- no necesariamente constituyen prueba de delito, hay varios casos en los FinCEN Files que obligan a preguntarse por qué algunos bancos no actuaron después de encender las alarmas, señala un reporte de la BBC.

– Deutsche Bank: a la cabeza en transacciones sospechosas –

«El banco más grande de Alemania, Deutsche Bank, no es ajeno a los escándalos», reconoce la televisora pública alemana Deutsche Welle.

«Pero los FinCEN Files sugieren que el banco sabía que estaba facilitando transacciones sospechosas que ascienden a más de US$1 billón, incluso después de haber prometido limpiar su cartera», dice en la introducción de su reportaje sobre el banco más mencionado en los documentos filtrados.

Deutsche Bank fue el generador del 62% de todos los informes de actividades sospechosas (SAR) contenidos en los FinCEN Files.

Y eso significa que de los US$2 billones en transacciones sospechosas mencionadas en los documentos, US$1,3 billones pasaron por el banco alemán que en 2015 fue multado por las autoridades estadounidenses por lavado de dinero.

Los reportes de actividades sospechosas contenidos en los FinCEN Files incluyen transacciones de 1999 a 2017, pero son solo una pequeña parte de todos los SARs generados durante ese período.

Y eso significa que Deutsche Bank no necesariamente es el banco que reportó más actividades sospechosas.

Los reportes, sin embargo, no dejan duda de que el banco ayudó a mover dinero sucio a lavadores de dinero con vínculos con el crimen organizado, terroristas, narcotraficantes y personas e instituciones objeto de sanciones internacionales.

Y Deutsche Welle también destacó que, en algunos casos, DB aceptó realizar transacciones sospechosas que habían sido rechazadas por otras instituciones bancarias.

Deutsche Bank, sin embargo, asegura que esas prácticas ya son cosa del pasado.

– HSBC: un esquema Ponzi con conocimiento de causa –

El banco HSBC permitió que estafadores movieran unos US$80 millones de dinero mal habido incluso después de que investigadores estadounidenses los alertaran de que eran producto de una estafa.

Según documentos contenidos en los FinCEN Files, el banco más grande de Gran Bretaña movió el dinero a través de su negocio en Estados Unidos a cuentas de HSBC en Hong Kong en 2013 y 2014.

La estafa en cuestión, llamada WCM777, era un esquema Ponzi, un tipo de fraude que paga a los primeros inversionistas con el dinero recaudado de nuevos miembros.

La misma fue iniciada por el ciudadano chino Ming Xu, un pastor de iglesias evangélicas que también decía operar un banco de inversión global llamado World Capital Market, que prometía paga un 100% de las ganancias en 100 días.

A través de seminarios itinerantes en Facebook y seminarios web en YouTube, Xu -quien niega haber operado un esquema Ponzi– recaudó US$80 millones vendiendo supuestas oportunidades de inversión en computación en la nube.

Miles de personas de las comunidades asiáticas y latinas de EE.UU. invirtieron en el esquema fraudulento, que terminó provocando el asesinato de uno de sus inversionistas, Reynaldo Pacheco.

Los estafadores utilizaron imágenes cristianas para atraer además a comunidades pobres de Colombia y Perú. También hubo víctimas en otros países, incluido Reino Unido.

– Barclays Bank: dinero de un amigo de Putin a pesar de sanciones –

Lo FinCEN Files también sugieren que uno de los amigos más cercanos del presidente ruso, Vladimir Putin, pudo haber utilizado al Barclays Bank en Londres para lavar dinero y eludir sanciones.

El amigo en cuestión es el multimillonario Arkady Rotenberg, quien conoce al presidente ruso desde la infancia, y fue sancionado por EE.UU. y la UE en 2014.

Barclays dice haber cumplido con todas sus obligaciones legales. En 2008, sin embargo, el banco abrió una cuenta para una empresa llamada Advantage Alliance.

Y los documentos filtrados muestran que entre 2012 y 2016 la compañía movió más de US$70 millones utilizando esa cuenta. Muchas de las transacciones ocurrieron después de que Rotenberg y su hermano Boris fueran sancionados.

Y según una investigación del Senado estadounidense de julio de este año, Advantage Alliance es una de las empresas utilizadas por los Rotenberg para evadir las sanciones mediante la compra en secreto valiosas obras de arte, para lo que habría utilizado su cuenta de Barclays en Londres.

«Dado que la presentación de un SAR no es en sí misma evidencia de ningún delito real, solo terminaríamos la relación con un cliente después de una investigación y un análisis cuidadosos y objetivos de la evidencia, equilibrando las sospechas de delitos financieros potenciales con el riesgo de ‘desbancar’ a un inocente cliente», se justificó Barclays en respuesta a un reporte de la BBC.

– JP Morgan: US$1.000 millones de un posible mafioso –

Según los FinCEN Files, JP Morgan permitió que una empresa moviera más de US$1.000 millones a través de una cuenta de Londres sin saber quién era el propietario.

Más tarde, el banco descubrió que la compañía podría ser propiedad de un mafioso en la lista de los diez más buscados del FBI.

El sospechoso en cuestión es Semión Mogilevich, un prominente miembro de la mafia rusa que ha sido acusado de crímenes que incluyen narcotráfico, tráfico de armas y asesinato.

Los bancos han implementado medidas para evitar que las ganancias del crimen organizado circulen por el sistema financiero.

Sin embargo, un reporte de actividades sospechosas enviado por JP Morgan en 2015, después de que la cuenta implicada ya había sido cerrada, revela cómo su oficina de Londres pudo haber movido efectivo vinculado a Mogilevich.

El SAR detalla cómo entre 2002 y 2013 JP Morgan brindó servicios bancarios a una empresa offshore secreta llamada ABSI Enterprises, aunque la propiedad de la empresa no estaba clara en los registros del banco.

Asesor de Trump se declara inocente de fraude con dinero del muro fronterizo, paga fianza y queda libre

Steven Bannon, considerado el gran artífice de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y que fue detenido este jueves acusado de defraudar cientos de miles de dólares a personas que donaron fondos para la construcción del muro en la frontera con México, fue puesto en libertad poco después de aprobar un juez de Manhattan el pago de una fianza de 5 millones de dólares.

Bannon, que se declaró no culpable, salió de los tribunales del distrito sur de Nueva York, en Manhattan, sobre las 18.30 de la tarde y fue recibido por una nube de periodistas, así como por ciudadanos que gritaban “¿Dónde está el dinero?” y “¿Cómo está yendo ese muro?”.

El antiguo consejero de Trump, arrestado en Connecticut mientras se encontraba en un yate del millonario chino Guo Wengui, fue puesto en libertad después de aprobar el juez Stewart Aaron una fianza de 5 millones de dólares. El juez también impuso restricciones de viaje que significan que Bannon no podrá trasladarse al extranjero ni usar aviones privados o barcos sin el expreso permiso del magistrado.

Bannon, cuya próxima comparecencia ha sido fijada para el 31 de agosto, deberá suspender también la recaudación de fondos que había emprendido con tres socios, Brian Kolfage, Andrew Badolato y Timothy Shea, que también han sido imputados bajo las acusaciones de fraude y blanqueo de dinero.

La fianza estará garantizada por el pago de 1.7 millones de dólares en efectivo o en propiedades por parte del afectado y otros avales.

Según los fiscales, Bannon y otros tres acusados orquestaron una trama para desviar dinero recaudado en el marco de la campaña “We Build the Wall” (Nosotros construimos el muro), que recaudó más de 25 millones de dólares.

La iniciativa prometió que todos esos fondos se destinarían a financiar la gran promesa electoral de Trump, pero esas afirmaciones eran “falsas”, apunta el documento de acusación presentado ante un tribunal federal de Nueva York.