ESTIMULO ECONOMICO

Conozca las medidas de ayuda económica que oscilan entre $2,000 y $5,500 por Coronavirus

Los demócratas impulsan tres opciones de ayuda económica a estadounidenses, a fin de reducir el impacto de la crisis generada por coronavirus.

La presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi (California) respaldó que se incluya en la llamada “Ley CARES 2”, la ayuda mensual, aunque falta determinar cuál de las tres propuestas será la impulsada.

1. Ley ABC

La propuesta es impulsada por las representantes Rashida Tlaib (Michigan) y Pramila Jayapal (Washington).

Su plan busca otorgar a cada estadounidense $2,000 dólares mensuales durante la crisis por coronavirus, pero una vez superada ésta se darían $1,000 dólares mensuales durante todo un año.

2. Ley de Dinero de Emergencia

La propuesta más conocida hasta ahora es la de los representantes Ro Khanna (California) y Tim Ryan (Ohio).

La Ley de Dinero de Emergencia para el Pueblo permitiría un pago mensual de $2,000 dólares a las personas que ganan menos de $130,000 dólares al año, o $4,000 dólares al mes para las parejas que ganan menos de $260,000 al año.

Adicional se otorgaría un beneficio de $500 dólares por niño o dependiente con un máximo de tres, por lo que algunas familias recibirían $5,500 dólares durante seis meses.

3. Ayuda por desempleo

Los representantes Madeleine Dean (Pensilvania) y Don Beyer (Virginia) sugieren un plan que envíe un pago único de $1,500 dólares y posibles pagos trimestrales de $1,000 dólares, considerando ciertos criterios, como el desempleo.

4. Ley por Crisis Económica

Los senadores Ed Markey (Massachussetts) y Kamala Harris (California) impulsaron la Ley de Apoyo Mensual por la Crisis Económica.

De aprobarse permitiría enviar cheques mensuales de $2,000 dólares a los estadounidenses que ganan menos de $120,000 al año, hasta tres meses después de que termine la pandemia. Las parejas casadas recibirían $4,000, más otros $2,000 por cada hijo.

Cabe destacar que aunque los demócratas logren aprobar alguna de las propuestas en la Cámara, en el Senado enfrentarán un duro frente con los republicanos, quienes –por ahora– descartan un nuevo plan de ayuda, aunque el presidente Donald Trump no lo ha descartado.

Senadores republicanos están abiertos a un paquete de ayuda pero no apoyarán al de los demócratas

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, dijo ayer jueves que está abierto a otro paquete de ayudas destinado a aliviar el impacto económico que está causando el coronavirus. McConnell, que se opone a la propuesta demócrata que se votará este viernes en la Cámara de Representantes, adelantó que está hablando con la Administración Trump sobre una posible legislación.

Aunque el máximo republicano en el Congreso se negó a responder en Fox News cuándo su partido empezaría a negociar un nuevo estímulo, sí adelantó que “su línea roja” es incluir protección a empresas e instituciones contra cualquier tipo de responsabilidad civil.

“Todos estamos hablando sobre esto. Y yo lo estuve hablando ayer con el secretario del Tesoro, con el jefe de gabinete del presidente y con el presidente” Donald Trump, dijo. “Todos creemos que probablemente será necesario otro proyecto de ley”.

McConnell aprovechó para volver a desestimar la ley Héroes que han propuesto los demócratas de la Cámara de Representantes y que contempla una partida de $3 billones de dólares y el envío de otros $1,200 dólares a la mayoría de contribuyentes. El líder del Senado se refirió al proyecto de ley, que se vota mañana en el Congreso, como un “desfile de absurdos”.

La ley demócrata tendría que aprobarse también en el Senado -algo que parece improbable- antes de llegar a Trump, que ya ha amenazado con vetarla.

Estadounidenses sin cuenta de banco deberán esperar semanas para recibir cheques

Cuando la crisis por el coronavirus se hizo sentir con fuerza, el empleador de Akeil Smith recortó su trabajo de asistente sanitaria a domicilio a 25 horas por semana. Su salario de 15 dólares la hora dejó de ser suficiente para pagar el alquiler mensual de 700 dólares y se vio en la necesidad de acudir a centros de distribución de alimentos.

Si bien millones de trabajadores estadounidenses de antemano han recibido un pago de ayuda rápida de parte del Tesoro federal por medio de un depósito bancario directo, Smith se encuentra entre las millones de personas que carecen de una cuenta de banco tradicional y que deben esperar semanas para que les lleguen cheques de papel. Cuando los cheques finalmente llegan, esta población compuesta en su mayor parte por negros e hispanos no suele tener otra opción que usar los costosos servicios de cambio de cheques a fin de tener el dinero en sus manos.

“Yo vivo de cheque a cheque, y justo ahora necesito más comestibles”, declaró Smith, de 35 años, a The Associated Press mientras esperaba en el interior de Payomatic, un pequeño local de cambio de cheques en un vecindario de Brooklyn habitado principalmente por gente de raza negra.

En las seis semanas que han pasado desde que la pandemia paralizó la mayor parte de la economía de Estados Unidos, más de 30 millones de trabajadores estadounidenses han solicitado ayuda por desempleo. El Congreso aprobó un paquete de rescate económico de 2,2 billones de dólares.

En abril, el gobierno empezó a enviar 1.200 dólares por persona, 2.400 por cada matrimonio y otros 500 dólares por cada hijo dependiente de familias pobres y de clase media en todo Estados Unidos. Las familias con mejor posición económica pueden recibir ya sea una cantidad menor o nada, dependiendo de sus ingresos.

Para ayudar a facilitar la entrega de los pagos, el gobierno federal lanzó un portal en línea en el cual las personas proporcionan su información bancaria para recibir un depósito directo. Pero ese sistema no funciona para aquellos sin cuentas de cheques o de ahorros.

Un memo de la Comisión de Recursos y Arbitrios de la Cámara de Representantes obtenido por la AP calculaba que cada semana se emitirán aproximadamente cinco millones de cheques físicos, lo que significa que la mayoría de los trabajadores en apuros podrían verse obligados a esperar semanas antes de recibir el pago.

Toma fuerza en el Congreso de EEUU apoyo de $ 2,000 por Coronavirus

Ante el aumento de solicitudes de desempleo cuya cifra supera los 30 millones de estadounidenses, más voces se suman a la aprobación de un segundo paquete de ayuda.

El asesor económico de la Casa Blanca, Kevin Hassett, dijo que la Administración federal está evaluando el potencial de otro estímulo en medio de la crisis por coronavirus.

Mientas el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, alentó al Congreso a aprobar otro paquete de estímulo.

Al menos 60 miembros de la Cámara de Representantes se han sumando a la aprobación del apoyo mínimo de $2,000 dólares mensuales durante sesis meses.

El proyecto del demócrata Tim Ryan (Ohio) también considera un depósito extra de $500 dólares por cada hijo de una pareja elegible hasta un máximo de tres, lo que beneficiaría hasta con $5,500 dólares mensuales a algunas familias.

Un reporte de Forbes señala que, de aprobar el apoyo, el Congreso debe asegurarse de que el dinero llegue más rápido a los bolsillos de los estadounidenses, a fin de que las facturas no se acumulen.

El informe cita una encuesta a 1,200 familias consultadas por ParentsTogether Action, donde el 51% de los encuestados dijo que se siente cómodo pagando la hipoteca o a tiempo.

“Tener los cheques en la mano más rápido garantizará que el dinero se gaste en lo que las personas necesitan ahora, en lugar de retrasar los pagos, lo que solo aumentaría sus deudas”, indica.

El reporte indica también la necesidad de atender los prestamos estudiantiles, a fin de amortiguar las finanzas de quienes enfrentan ese problema.

“Es importante que los ahorradores no se vean obligados a endeudarse más, simplemente porque tienen que usar el cheque de estímulo en su hipoteca en lugar de sus préstamos estudiantiles”, indica la revista.

Beneficiarios de ayuda federal tienen hasta el 5 de mayo para reclamar $500 por dependientes

El tiempo se acorta para los beneficiarios de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) y de Asuntos de Veteranos (VA) para que reclamen el crédito por dependientes como parte del cheque de estímulo económico que distribuye el Servicio de Rentas Internas (IRS) por el coronavirus.

El IRS informó que la fecha límite para que estos recipientes soliciten el incentivo adicional de $500 por dependiente es el 5 de mayo.

Esta fecha aplica a los personas que no presentaron una declaración de impuestos o “non-filers”.

La oficina emitió automáticamente los pagos de emergencias a las personas que reciben VA y SSI.

Pero los que tienen niños y no están obligados a radicar impuestos deben acceder a la herramienta de “non-filers” a través de la página IRS.gov para informar de su  estatus y recibir los pagos por dependientes adicionales al cheque de $1,200 dólares.

En el caso de beneficiarios del retiro por Seguro Social, de Seguro de Incapacidad del Seguro Social (SSDI) y RRB (para familiares y supervivientes de los trabajadores ferroviarios), el periodo de solicitud de pago por dependientes ya pasó.