GOBIERNO DE EEUU

Sepa cómo impactaría un posible cierre de gobierno a latinos en Estados Unidos

El 30 de septiembre es la fecha límite en la que demócratas y republicanos deben ponerse de acuerdo para aprobar el presupuesto del próximo año fiscal en Estados Unidos. De lo contrario, el cierre del gobierno sería inminente y sus consecuencias tendrían un impacto gradual en la población. Pero, ¿de qué manera podría afectar a la comunidad latina?

Una de las mayores preocupaciones de los hispanos en Estados Unidos son los servicios relacionados con las cuestiones migratorias, especialmente porque este grupo representa el 18,4% del total de la población en el país.

USCIS

Para empezar, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés), la agencia federal que supervisa la inmigración legal en el país, continuaría procesando las solicitudes ya que es una oficina que se financia de manera autónoma gracias a los honorarios que cobra por sus servicios. Pero, tal y como apunta el abogado Ángel Leal, especializado en temas migratorios, las demoras en el procesamiento podrían incrementar ya que en algunas ocasiones esos permisos van supeditados a la aprobación de una agencia que está afectada por el cierre de gobierno.SEE ALSO:Yellen advierte que el gobierno de EE. UU. podría quedarse sin fondos en octubre

Departamento de Trabajo

Las funciones migratorias del Departamento de Trabajo también podrían quedar paralizadas en tanto que no se podrán tramitar las solicitudes del Programa de Gestión de Revisión Electrónica (PERM por sus siglas en inglés), el sistema a través del cual se obtiene la Certificación Laboral permanente en Estados Unidos.

En la misma línea, las solicitudes de Condiciones Laborales (LCA en inglés), las peticiones de Determinación Salarial Prevaleciente (PWD en inglés) y otros trámites estarían suspendidos al ser considerados servicios no esenciales durante el período en el que se el gobierno esté cerrado.

Las visas

Como ha ocurrido en el pasado, el Departamento de Estado, que es la agencia encargada de tramitar los visados de inmigrante y no inmigrante, continuarán ofreciendo sus servicios ya que, al igual que USCIS, es una oficina federal que se financia de forma autónoma. Eso sí, recuerda el abogado Leal, si la situación se prolonga y la agencia no cuenta con suficientes fondos, algunos servicios migratorios “se verían afectados hasta nuevo aviso”.SEE ALSO:Washington en vilo por desacuerdos sobre presupuesto y límite de deuda

Los trámites en la frontera

En los últimos tiempos, el gobierno de Estados Unidos ha admitido su preocupación por la situación que hay en la frontera sur del país. Además de los haitianos, que hace unos días colapsaron los servicios migratorios ante la llegada de miles de nacionales de ese país, muchos otros procedentes de Venezuela y de otros lugares de Centroamérica principalmente también realizan distintos trámites en la frontera, sobretodo las peticiones de asilo.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) tiene previsto trabajar con regularidad y el cierre de gobierno tampoco afectaría a esta agencia federal. De la misma manera, los funcionarios del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE en inglés) también desempeñarían sus trabajos de forma regular y sin mayores alteraciones.

La verificación de empleo

Estados Unidos impulsó el E-Verify, un sistema a través del cual “permite a los empleadores inscritos la elegibilidad de sus empleados” para trabajar en el país norteamericano. Esta plataforma quedaría completamente inoperativa si no se llega a un acuerdo entre demócratas y republicanos.

Así que los empleadores no podrán hacer consultas sobre potenciales empleados. Sin embargo, como apuntan los expertos consultados por la VOA, los empleadores siguen sujetos a las obligaciones y plazos indicados en el formulario I-9 y se deben seguir sus criterios de elegibilidad para certificar que los empleados pueden trabajar legalmente en Estados Unidos.SEE ALSO:¿En qué consiste la propuesta de reforma inmigratoria de los republicanos?

Los cheques del Seguro Social

Por último, un cierre de gobierno tendría una afectación directa en los cheques del Seguro Social que se distribuyen entre las personas mayores. La secretaria del Tesoro Janet Yellen ya ha advertido que en caso de que se dé ese escenario los pagos se paralizarían de inmediato.

“Casi 50 millones de personas mayores dejarían de recibir el cheque del Seguro Social”, indicó la funcionaria del Gobierno de Joe Biden en un artículo que recoge el The Wall Street Journal.

Si nos ceñimos a la comunidad latina, según datos facilitados por la Administración del Seguro Social (SSA, por sus siglas en inglés) a los que ha tenido acceso la Voz de América, “en la actualidad solo alrededor del 6 por ciento de los beneficiarios del Seguro Social de 62 años o más son hispanos”, que también se verían impactados por el cierre gubernamental.SEE ALSO:Casa Blanca insta al Congreso a actuar sobre límite de deuda

Esa cifra, sin embargo, va en aumento ya que las estimaciones del Modelo de Ingresos a Corto Plazo (MINT, por sus siglas en inglés) señalan que en 2050 se superaría el 15 por ciento.

“La población hispana de beneficiarios no solo está creciendo, sino que su composición está cambiando. Como resultado de las tendencias de la inmigración, las futuras poblaciones de beneficiarios hispanos probablemente reflejarán un porcentaje menor de personas con ascendencia caribeña y un porcentaje mayor con ascendencia mexicana y centroamericana”, señala el informe de la SSA.

Biden se reunió con varios legisladores demócratas para avanzar su plan económico

El presidente Joe Biden se reunió el miércoles con miembros moderados y progresistas de su partido para intentar unirlos y aprobar en los próximos días en el Congreso buena parte de su agenda económica.

Biden conversó primero con los líderes de las mayorías demócratas en el Senado, Chuck Shumer, y en la Cámara Baja, Nancy Pelosi, y posteriormente recibió en la Casa Blanca a miembros de la facción moderada, entre los que figuraban los senadores Joe Manchin, de West Virginia, y Kyrsten Sinema de Arizona.

El mandatario, que pasó 36 años en el Congreso y conoce bien sus dinámicas, tenía previsto conversar a última hora del día con los legisladores más progresistas del partido, como Pramila Jayapal, presidenta del Caucus Progresista.

Las reuniones se producen solo cinco días antes del voto previsto en la Cámara de Representantes sobre un paquete de infraestructura valorado en $1 billón de dólares que ya fue aprobado por el Senado y cuyo objetivo es reconstruir puentes, puertos y carreteras.

Hace un mes, Pelosi se comprometió a someter a voto esa ley el 27 de septiembre, pero la tensión entre moderados y progresistas es tal, que no está claro que vaya a ser aprobada.

Pese a que los demócratas tienen la mayoría de la Cámara de Representantes, apenas tienen margen para defecciones porque solo tienen ocho escaños más que los republicanos.

El ala más progresista ha amenazado con votar en contra de ese proyecto si no se aprueba al mismo tiempo un paquete de gasto social de $3.5 billones de dólares, que incrementaría los impuestos para los más ricos y las empresas con el objetivo de expandir la cobertura sanitaria, luchar contra la pobreza e implementar medidas contra la crisis climática.

Ni la Casa Blanca ni los demócratas han informado sobre el contenido de los encuentros, aunque Schumer dijo a la prensa: “Hemos hecho algún buen progreso. No voy a hablar sobre los detalles. Estamos avanzando”.

Por separado, Pelosi fue preguntada por varios periodistas sobre si seguirá adelante con su plan para someter a voto el 27 de septiembre la ley de infraestructuras. “Estamos tranquilos y todo el mundo está bien. Y nuestro trabajo casi está terminado”, se limitó a decir Pelosi, sin dar detalles sobre sus planes.

Esta tensión entre los demócratas se produce cuando el Congreso se enfrenta a dos misiones muy importantes: aprobar una ley para evitar un cierre del gobierno por falta de fondos a partir del 1 de octubre y llegar a otro acuerdo sobre el límite de endeudamiento de EE.UU., que podría entrar en suspensión de pagos de la deuda nacional en octubre.

El martes por la noche, la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, votó a favor de un proyecto de ley que permitiría extender la financiación del gobierno hasta el 3 de diciembre y que suspendería el techo de deuda.

Esa iniciativa, sin embargo, debería recibir el apoyo de algunos republicanos para ser aprobada en el Senado y ese partido ya ha dejado claro que no aumentará la capacidad de endeudamiento de EE.UU.

La última vez que EE.UU. estuvo cerca de la suspensión de pagos de su deuda nacional fue en 2011 con Barack Obama en la Casa Blanca y entonces se desató un enorme caos en los mercados financieros, lo que llevó a que Standard & Poor’s rebajara la nota de solvencia del país.

Casa Blanca aborda escasez de vivienda con plan para construir 100.000 casas

La administración Biden está tomando medidas para abordar la grave escasez de viviendas en Estados Unidos mediante la creación y venta de 100.000 viviendas asequibles durante los próximos tres años utilizando fondos existentes, dijo el miércoles la Casa Blanca.

Las medidas se centrarán en impulsar las ventas de viviendas a individuos y organizaciones sin fines de lucro, al tiempo que limitarán las ventas a grandes inversores, que se quedaron con una de cada seis viviendas vendidas en el segundo trimestre, según el comunicado de la Casa Blanca.

La demanda de vivienda se disparó al principio de la pandemia, ya que los estadounidenses buscaron alojamientos más espaciosos para tener trabajo y educación en el hogar, pero la escasez de viviendas en venta y los cuellos de botella en las cadenas de suministro han hecho subir mucho los precios.

Los precios del alquiler, que suelen seguir el ejemplo de los de la vivienda, también son una gran preocupación, dado que incluso antes de la pandemia, 11 millones de familias, o casi una cuarta parte de todos los inquilinos, ya gastaban más de la mitad de sus ingresos en alquiler, según el Casa Blanca.

Estados Unidos tiene una escasez estimada de hasta 4 millones de unidades de vivienda asequible, según los funcionarios de la Casa Blanca.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, propuso gastar más de 300.000 millones de dólares para agregar 2 millones de unidades de vivienda asequibles como parte de un paquete de inversión de 3,5 billones de dólares que está siendo evaluado por el Congreso, pero quiere poner en marcha pasos inmediatos, dijo la Casa Blanca.

Los planes cubrirán proyectos de viviendas rurales y urbanas, con un enfoque en ayudar a las comunidades de color, donde las tasas de propiedad de viviendas han sido menores históricamente.

La secretaria de Vivienda y Desarrollo Urbano, Marcia Fudge, anunciará las medidas tras recorrer un nuevo complejo de viviendas asequibles de cinco pisos en Filadelfia el miércoles.

Biden: no fue un error que EEUU se retirara de Afagnistan

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ratificó su decisión de retirar las tropas militares estadounidenses de Afganistán, y confesó que el avance de los talibanes fue más rápido de lo esperado.

“Las tropas estadounidenses no deberían morir en una guerra que las fuerzas de Afganistán no están dispuestos a luchar por ellos mismos“, indicó en una alocución. A su juicio, esta “es la decisión correcta para los militares que han arriesgado su vida y para Estados Unidos”.

NoticiasRelacionadas

“Esto se desarrolló más rápido de lo que esperábamos. Los líderes de Afganistán huyeron”, destacó Biden.

El mandatario afirmó que la misión de Estados Unidos en Afganistán nunca fue construir una nación ni combatir a contrainsurgentes, sino que fue evitar ataques terroristas.

Aseveró que Estados Unidos seguirá apoyando al pueblo afgano y promoviendo los derechos humanos “a través de la diplomacia, no con un despliegue militar sin fin”.

En este sentido, ratificó que continuará con el plan de evacuación de los ciudadanos estadounidenses y aliados en ese país, y advirtió que si sufren un ataque, “la respuesta de EEUU será inmediata y devastadora”.

Biden ordena una “respuesta inmediata” de EE.UU. al terremoto en Haití

El presidente estadounidense, Joe Biden, autorizó una “respuesta inmediata” de Estados Unidos al terremoto de magnitud 7.2 que sacudió Haití, y que causó enormes daños en el sur del país.

Biden y la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, mantuvieron este sábado una videoconferencia sobre Afganistán con su equipo de seguridad nacional, en la que también recibieron información sobre el terremoto en Haití, explicó la Casa Blanca en un comunicado.

La Casa Blanca no precisó en qué consistirá esa respuesta y no aclaró si se enviará inmediatamente algún tipo de asistencia al país caribeño.

Los encargados de informar sobre el terremoto a Biden, que se encuentra este fin de semana en la residencia presidencial de Camp David (Maryland), fueron el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, y el asesor de seguridad nacional del mandatario, Jake Sullivan.

El sismo dejó una situación “dramática” y provocó “varias pérdidas de vidas humanas y (daños) materiales” en varios departamentos del país, el más pobre de América, dijo el primer ministro haitiano, Ariel Henry.

El terremoto se registró a las 08.29 hora local (12.29 GMT) al noreste de Saint-Louis du Sud, en el sur de Haití, y tuvo una profundidad de 10 kilómetros, de acuerdo con el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS, en inglés).

Esa agencia geológica asignó a este terremoto una alerta roja en su escala de daños humanos, que significa que “es probable que haya un alto número de víctimas y es probable que el desastre afecte a una zona extensa”, indicó en su página web.

“En el pasado, otros eventos con este nivel de alerta han requerido una respuesta de nivel nacional o internacional”, advirtió.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EE.UU. (NOAA, en inglés) emitió una alerta de tsunami que posteriormente levantó, al determinar que había pasado la amenaza de que se produjera ese fenómeno caracterizado por olas gigantes.

En terremoto tuvo una intensidad ligeramente superior al sismo de magnitud 7 que en enero de 2010 dejó 300.000 muertos, igual cantidad de heridos y 1,5 millones de damnificados en Haití.

Con información de EFE

EE.UU. negará visas a funcionarios del Triángulo Norte que socaven democracia

Estados Unidos anunció el miércoles (04.08.2021) una nueva política que permitirá negar los visados a funcionarios actuales o antiguos de los gobiernos de El Salvador, Guatemala y Honduras, así como a otras personas señaladas de socavar la democracia y el Estado de derecho en esos países.

En un comunicado, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, dio a conocer la medida bajo la sección 212 de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA, por sus siglas en inglés), en vigor desde 1952.

Esta política busca sancionar actos de corrupción u obstrucción de procesos o instituciones democráticas, entre ellos el atentar contra la independencia del sector judicial y los fiscales anticorrupción. En concreto, establece que a las personas designadas, incluidos los miembros de su familia, “se les pueda denegar el visado”.

“Con estas restricciones, estamos enviando un mensaje claro de que aquellos que socavan la democracia o el Estado de derecho en Guatemala, Honduras y El Salvador no son bienvenidos en Estados Unidos”, indicó Blinken.

El jefe de la diplomacia estadounidense enmarcó las restricciones de visado en el esfuerzo del gobierno del presidente Joe Bien de ayudar a esos países a “mejorar sus condiciones políticas, económicas y de seguridad” como parte de su plan para atender las causas de raíz de la migración irregular. 

Destacó que la norma “complementa otras herramientas” que Estados Unidos está utilizando para apoyar los esfuerzos de esos países que forman el Triángulo Norte de Centroamérica.

Blinken: es un error interpretar que Estados Unidos está tras las protestas en Cuba

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, remarcó este lunes (12.07.2021) en una rueda de prensa que es un “grave error” acusar a Estados Unidos de estar detrás de las protestas que vive Cuba, al señalar que son “reflejo” de un pueblo “profundamente cansado” y de “la mala gestión y represión” de las autoridades cubanas, tras ser preguntado por las declaraciones del presidente Miguel Díaz-Canel en las que afirmaba que “gente mercenaria pagada por el Gobierno de Estados Unidos” ha sido la encargada de organizar las protestas.

Díaz-Canel también atribuyó al embargo comercial estadounidense que pesa sobre la isla buena parte de la grave crisis humanitaria y sanitaria que atraviesa el país. “Sería un grave error por parte del régimen cubano interpretar lo que está sucediendo en docenas de pueblos como producto de (una actuación de) Estados Unidos”, señaló el jefe de la diplomacia estadounidense en la rueda de prensa, en la que también se refirió a la situación en Haití instando a celebrar elecciones libres.

Las protestas en Cuba, afirmó Blinken, obedecen a que el pueblo cubano “está profundamente cansado” de la “represión, mala gestión de la economía, la falta de alimentación adecuada y una mala respuesta a la pandemia” por parte de las autoridades cubanas. “Son un reflejo del pueblo cubano, no de Estados Unidos o un actor extranjero”, recalcó.

Biden anuncia extensión final a prohibición de desalojos por falta de pago de renta

La administración de Joe Biden extendió la prohibición nacional de los desalojos durante un mes para ayudar a los inquilinos que no pueden pagar el alquiler durante la pandemia de coronavirus, pero dijo que se espera que esta sea la última vez que lo haga.

La Dra. Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), extendió la moratoria de desalojos desde el 30 de junio hasta el 31 de julio. El CDC dijo el jueves que “esta está destinada a ser la extensión final de la moratoria”.

La prohibición aplica a los residentes de Puerto Rico.

La Casa Blanca había reconocido el miércoles que la protección de emergencia contra la pandemia, que se había extendido antes, tendría que terminar en algún momento. El truco consiste en idear el tipo correcto de rampa de salida para hacer la transición sin una agitación social masiva.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que las prohibiciones separadas de desalojos para inquilinos y titulares de hipotecas “siempre tenían la intención de ser temporales”.

Esta semana, decenas de miembros del Congreso escribieron al presidente Joe Biden y Walensky pidiendo que la moratoria no solo se extienda sino que también se fortalezca de alguna manera.

La carta, encabezada por los representantes demócratas Ayanna Pressley de Massachusetts, Jimmy Gomez de California y Cori Bush de Missouri, pedía una extensión no especificada para permitir que los casi $ 47 mil millones en asistencia de emergencia para el alquiler incluidos en el Plan de Rescate Estadounidense ingresen a la manos de inquilinos.

Aseguran que EEUU destinaría $861 millones de dólares a Centroamérica en 2022

El presidente Joe Biden busca dar pasos en firme en su agenda en Centroamérica para desarrollar proyectos que ayuden a detener la inmigración irregular.

La inversión multianual de $4,000 millones de dólares tendría una primera asignación de $861 millones de dólares en el presupuesto del año fiscal 2022 –que es de octubre del 2021 a septiembre del siguiente año–, el cual fue enviado al Congreso el viernes pasado.

La vicepresidenta Kamala Harris sería la responsable de coordinar la aplicación de los fondos, siendo quien lidera los esfuerzos de la Administración Biden para estimular la inversión y el fortalecimiento del tejido social en Honduras, El Salvador y Guatemala.

“El presupuesto también revitalizaría el liderazgo de Estados Unidos en Centroamérica como parte de una estrategia integral para abordar las causas fundamentales de la migración irregular”, indica el Gobierno federal en el proyecto presupuestal.

Luego especifica que la inversión sería de $861 millones en asistencia a la región, pero no se dieron detalles de los programas a apoyar, aunque se indican que es parte de los esfuerzos para detener la inmigración de indocumentados y mejorar el sistema de asilo.

“Estas inversiones específicas complementan los esfuerzos legislativos del presidente para proporcionar un camino hacia la ciudadanía para inmigrantes indocumentados e implementar un sistema de inmigración que dé la bienvenida a todas las comunidades”, apunta.

El plan del presidente Biden fue adelantado durante la campaña presidencial, el cual es parte de un proyecto más amplio en inmigración, que también contempla recibir 125,000 refugiados admisiones en 2022.

Biden da 90 días a la inteligencia de EE.UU. para averiguar el origen de la pandemia

el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, exigió el lunes a la inteligencia de EE.UU. que elabore un informe en un plazo de 90 días sobre el origen de la pandemia de Covid-19, en un momento en el que crece el debate sobre que el brote se produjera por un accidente en un laboratorio de Wuhan (China).

El informe incluirá «cuestiones específicas sobre China», aseguró el presidente de EE.UU. en un comunicado que llega la misma semana en la que se revelaban nuevos detalles sobre el Instituto de Virología de Wuhan, en la ciudad donde se produjo el primer brote del virus. El Departamento de Estado aseguró enero, en las postrimerías de la presidencia de Donald Trump, que algunos científicos de aquel laboratorio habían enfermado semanas antes de que se registrara el primer contagio en Wuhan, el 8 de diciembre de 2019. Una información de ‘The Wall Street Journal’ de esta semana revelaba que la inteligencia de EE.UU. ha sabido que fueron tres los científicos que se pusieron enfermos, que fue a mediados de noviembre de 2019 y que los tres requirieron tratamiento hospitalario.

Las revelaciones aumentaron las dudas sobre el origen del Covid, después de que una investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) realizada por un grupo de expertos internacionales desplazados esta año a Wuhan concluyera que la posibilidad de que la fuente del virus fuera algo que ocurrió en el laboratorio era «extremadamente improbable».

Desde el comienzo de la pandemia, la Administración Trump ha manejado la posibilidad de que el origen fuera el laboratorio, en el que se han desarrollado estudios con murciélagos infectados con varios tipos de coronavirus. Algunos aliados mediáticos y políticos de Trump han defendido que el virus fue «creado» en el laboratorio. Mientras tanto, la mayoría de la comunidad científica ha defendido que la opción más probable es una transmisión de animal a humano, probablemente desde un murciélago y con un animal intermedio como transmisor.

Ahora, Biden asegura que la inteligencia de EE.UU. está de acuerdo en la existencia de «dos escenarios probables», en referencia al del contacto de un humano con un animal infectado y al del accidente de laboratorio. Según el presidente de EE.UU., «dos elementos de la comunidad de inteligencia se inclinan por el primer escenario y uno se inclina más por el segundo, cada uno con una seguridad baja o moderada», pero añade que, a pesar de ello, la mayoría de la inteligencia «no cae que haya información suficiente como para determinar que uno sea más probable que el otro».

La exigencia de un nuevo informe ocurre después de el secretario de Salud de EE.UU., Xavier Becerra, pidiera en la asamblea anual de la OMS una nueva investigación «con unos términos de referencia que sean transparentes y basados en la ciencia, y debe dar a los expertos internacionales independencia para analizar de forma completa la fuente del virus y los primeros días del brote».

Estados Unidos emite una alerta de viaje que pide no viajar a Venezuela por riesgos de COVID-19 y secuestros

stados Unidos emitió este jueves una alerta de viaje a Venezuela por el riesgo que viajar a ese país representa por el aumento de casos de COVID-19 y por el posible arresto de ciudadanos estadounidenses, supuestamente sin garantías judiciales.

“No viajen a Venezuela debido a la detención de ciudadanos estadounidenses sin garantías al debido proceso o a un juicio justo y con el pretexto de un fin ilegítimo. No viajen por el crimen, las protestas civiles, las malas infraestructuras sanitarias, los secuestros y la covid-19″, dijo en un comunicado el Departamento de Estado.

El Departamento de Estado suele emitir alertas de viaje para informar a sus ciudadanos de la seguridad de los países a los que tienen pensado desplazarse.

En el caso de Venezuela, la diplomacia estadounidense comunicó que la alerta de viaje se mantiene en el nivel 4, el más alto, que es cuando los servicios consulares aconsejan no viajar debido a “la gran probabilidad de riesgos que suponen un peligro para la vida”.

La alerta de viaje también advierte que los viajeros deben esperar retrasos al regresar a Estados Unidos.

Cómo funciona el sistema de alertas de viajes

El sistema de alertas de viaje del Departamento de Estado tiene cuatro niveles, siendo 1 el nivel más bajo, en el que los estadounidenses deben tener “precauciones normales”.

Estados Unidos usa el nivel 2 para pedir a sus ciudadanos que “presten más atención” y recurre al 3 para advertir de situaciones de mayor riesgo y en las que el gobierno aconseja a los estadounidenses que reconsideren si deben viajar al país en cuestión.

El gobierno del presidente Joe Biden hasta ahora no ha modificado su política hacia Venezuela respecto a su predecesor, Donald Trump (2017-2021), y sigue reconociendo como mandatario interino al líder opositor Juan Guaidó, que se proclamó como tal en enero de 2019 con el apoyo estadounidense.

En febrero pasado, la Administración de Biden señaló que no esperaba establecer un contacto directo con el gobierno del presidente Nicolás Maduro en “el corto plazo”, e indicó que seguía reconociendo a Guaidó como su interlocutor.

El Departamento de Estado retiró el personal diplomático de la Embajada de Estados Unidos en Caracas en 2019. Desde entonces, todos los servicios consulares, de rutina y de emergencia, están suspendidos.

Biden dice trabaja para lograr calma en conflicto palestino-israelí

El presidente estadounidense Joe Biden dijo que su administración trabaja con los palestinos y los israelíes para conseguir una calma sostenida, agregando que ambos merecen vivir en seguridad.

“Pensamos que los palestinos e israelíes por igual merecen vivir en seguridad y disfrutar la misma medida de libertad, prosperidad y democracia”, dijo en un video preparado que fue difundido en un evento el domingo para marcar la festividad musulmana de Eid.

“Mi gobierno continuará involucrándose con los palestinos y los israelíes y otros socios regionales para trabajar hacia una calma sostenida”.