GOBIERNO DE EEUU

EEUU: Kamala Harris anuncia una millonaria inversión para cuidado infantil afectados por la pandemia

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, anunció ayer jueves el desembolso de 39.000 millones de dólares para apoyar a miles de centros y proveedores de cuidado infantil afectados por la pandemia, como una forma de garantizar la vuelta al trabajo de muchos padres y especialmente madres.

“Hoy anunciamos la mayor inversión en cuidado infantil en la historia de nuestra nación”, afirmó Harris, quien en su intervención valoró el cuidado que ella y su hermana recibieron de una mujer que las atendía mientras su madre se dedicaba a las investigaciones para combatir el cáncer de seno.

Los recursos forman parte del plan de estímulo del presidente estadounidense, Joe Biden, que contempla una inyección global de 1,9 billones de dólares en la economía para paliar los efectos de la pandemia.

Los recursos anunciados este jueves se destinarán a los estados, las tribus y los territorios que se encargarán de cubrir los pagos del alquiler o de hipoteca, los servicios públicos y de seguro de los proveedores de cuidado infantil, así como de suministrar ayudas para la compra de mascarillas y las adecuaciones físicas que estos lugares deban realizar.

“En total, con estos fondos, los estados pueden ayudar a cientos de miles de proveedores que atienden a más de cinco millones de niños”, sostuvo la funcionaria.

Harris citó una encuesta según la cual “una de cada cuatro guarderías que estaba abierta al comienzo de la pandemia, está ahora cerrada”.

Apuntó que estos pequeños negocios tienen como propietarios “muy probablemente” una mujer o cuentan con mujeres contratadas, lo que ha significado que sólo en el sector de guarderías se hayan perdido 164.000 puestos de trabajo.

“Sin un cuidado infantil asequible y constante, los padres, en su mayoría madres, no pueden volver a trabajar. De hecho, cerca de dos millones de mujeres se han visto obligadas a dejar la fuerza de trabajo”, recordó.

Kamala Harris visitará México y Guatemala para abordar migración

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, anunció ayer miércoles que visitará tan “pronto como sea posible” Guatemala y México como parte de su misión de abordar las causas de raíz de la llegada de personas migrantes a la frontera.

Harris dijo a la prensa que no tiene previsto viajar a la frontera, pero que sí tiene planeado visitar México y Guatemala, sin especificar una fecha: “tenemos planes para ir a Guatemala tan pronto como sea posible dadas las restricciones debido al COVID-19 y a otras cosas de esta naturaleza”, indicó Harris, a quien el presidente Joe Biden le encargó que trabaje con El Salvador, Guatemala, Honduras y México para abordar las causas de raíz de la afluencia de migrantes irregulares hacia Estados Unidos.

La funcionaria señaló también que Biden le pidió al secretario de Seguridad Interior (DHS), Alejandro Mayorkas, que se ocupe de la frontera. “A mí me encomendaron abordar las causas fundamentales” que llevan a la migración, afirmó la vicepresidenta, que este miércoles dirigió una rueda virtual con expertos como parte de su rol para encausar la diplomacia con México y los países del Triángulo Norte de América Central.

El aumento de la migración desde Centroamérica se ha convertido en uno de los principales desafíos para Biden en los primeros meses de su Gobierno. En marzo, la cantidad de personas migrantes irregulares detenidas en la frontera sur de Estados Unidos subió 71% con respecto al mes anterior, sumando 172.331. Una arista del creciente desafío que enfrenta la Administración de Biden es el aumento de la llegada de niñez no acompañada, que es admitida en el territorio estadounidense, y a quienes el Ejecutivo tiene que albergar mientras espera reunirlos con algún familiar.

Joe Biden pide aumento del gasto para el próximo ejercicio presupuestario

El presidente Biden, señalando que Estados Unidos ha “invertido significativamente menos en servicios públicos básicos”, solicitará al Congreso un aumento del 16% en el gasto anual para una variedad de programas nacionales, anunció el viernes la Casa Blanca.

La primera entrega del presupuesto de Biden, para el año fiscal que comienza el 1 de octubre, solicita poco más de $1.5 billones para los llamados gastos discrecionales, aproximadamente una cuarta parte de los desembolsos federales regidos por las leyes de asignaciones anuales. Un poco más de la mitad del dinero se destinaría a programas nacionales y el resto a seguridad nacional.

El aumento del gasto interno ampliaría los programas de salud, educación, vivienda, investigación científica y cambio climático, reflejando las prioridades de la nueva administración. El dinero para la aplicación de los derechos civiles y los esfuerzos para combatir la violencia contra las mujeres también recibiría grandes aumentos.

Biden citó varias de las nuevas iniciativas en breves comentarios a los periodistas el viernes por la tarde, diciendo que esperaba “obtener algún apoyo bipartidista” para el gasto.

Aunque los presupuestos presidenciales se han ignorado en gran medida en los últimos años, es probable que el de Biden reciba una recepción más cálida en Capitol Hill, donde los demócratas controlan ambas cámaras del Congreso y comparten muchos de los objetivos de la administración. Sin embargo, con una escasa mayoría en la Cámara y un Senado dividido equitativamente, es casi seguro que muchas de las propuestas del mandatario cambiarán, una probabilidad que admitieron los funcionarios de la Casa Blanca.

El presupuesto es “una oportunidad para delinear las prioridades de la administración actual”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, y agregó: “Estamos al comienzo de lo que sabemos es un largo trayecto” a través del proceso de asignaciones del Congreso.

Si bien los programas nacionales recibirían un gran aumento, el gasto en defensa, que obtuvo importantes incrementos con el presidente Trump, crecería solo ligeramente, poco menos del 2%. Incluso eso, sin embargo, generó objeciones de algunos demócratas progresistas. El representante Ro Khanna (demócrata de Fremont) señaló en un comunicado que la ampliación al Pentágono fue “decepcionante”.

Un alto funcionario de la administración que informó a los periodistas, bajo condición de anonimato, indicó que gran parte del aumento de la defensa se destinaría a acrecentar el salario de los miembros del servicio. Biden también eliminaría las llamadas cuentas de operaciones de contingencia en el extranjero, un truco que permitió a las administraciones anteriores financiar los conflictos continuos en Irak, Afganistán y otros lugares sin contar el gasto en el presupuesto regular del Pentágono.

Los aumentos propuestos en el gasto discrecional se suman a otras tres grandes cantidades de dinero que Biden ha pedido: aproximadamente $1.9 billones que el Congreso aprobó el mes pasado como parte de su paquete de ayuda por el COVID-19, el gasto en infraestructura que pidió el mes pasado como parte de su plan “Reconstruir mejor” y la cantidad adicional para apoyar a las familias, mismo que ha dicho que solicitará más adelante esta primavera.

Biden presenta hoy plan de infraestructura con inversiones de US$ 4 trillones

El presidente de EEUU Joe Biden presentará hoy la primera etapa de una amplia propuesta de infraestructura y empleos de dos frentes este miércoles. Su gobierno lanzará su esfuerzo esperado de meses para aprobar propuestas que totalizarán entre US$ 3 y US$ 4 trillones, según altos funcionarios de la administración.

Biden, quien detallará la parte de la propuesta de infraestructura y clima en Pittsburgh, se enfocará en reparar la infraestructura física del país mientras impulsa inversiones significativas en infraestructura climática e investigación y desarrollo.
«El presidente tiene un plan para arreglar nuestra infraestructura y un plan para pagarla», dijo el lunes a los periodistas la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. «Pero también estamos abiertos a tener una discusión, y ciertamente esperamos tener una discusión con los miembros del Congreso en el futuro».

La propuesta de Biden marcará el primer paso de lo que se espera sean largas negociaciones con los legisladores en el Capitolio. Allí, los demócratas han trabajado en sus propias versiones de varias piezas clave de la propuesta y también están en medio de la elaboración de posibles fuentes de ingresos para pagar parte o todo el plan, dicen los asesores.

Pero la decisión de seguir adelante con las promesas de campaña para un amplio paquete de empleo, infraestructura y red de seguridad social subraya el deseo de Biden y sus principales asesores de continuar impulsando propuestas que tienen el potencial de ser transformadoras para la economía de Estados Unidos, si eso significa que el apoyo del Partido Republicano será difícil de asegurar.

Biden anunciará la propuesta en la misma ciudad de Pensilvania donde lanzó su campaña presidencial en 2019.

Biden extiende moratoria federal a desalojos de inquilinos

El gobierno del presidente estadounidense Joe Biden prorrogó el lunes una moratoria federal a los desalojos de inquilinos que se han atrasado con el pago del alquiler durante la pandemia de coronavirus.


Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades se movilizaron para extender la protección implementada durante la pandemia, la cual iba a expirar el miércoles. La moratoria ahora estará en vigor hasta finales de junio.


La prohibición, implementada el año pasado, ofrece una protección a los inquilinos ante la preocupación de que las familias que pierdan sus hogares y se muden a albergues o vivan en condiciones de hacinamiento con familiares o amigos durante la pandemia aumenten la propagación del coronavirus, que ha provocado más de 545,000 muertes en Estados Unidos.


Para calificar para la protección de vivienda, los inquilinos deben ganar 198,000 dólares o menos al año para parejas que presenten la solicitud juntas, o 99,000 dólares para los solicitantes solos. También deben demostrar que han buscado ayuda del gobierno para poder pagar la renta, declarar que no pueden pagarla por estragos causados por el COVID-19 y afirmar que es probable que se vuelvan indigentes si son desalojados.


En febrero, el presidente Biden extendió una prohibición a los embargos hipotecarios al 30 de junio para ayudar a los propietarios de viviendas que tienen problemas durante la pandemia.

Los defensores de la vivienda habían esperado que se extendiera la moratoria de desalojo y estuvieron presionando al gobierno de Biden, señalando que apenas inicia la recuperación económica del país.

Biden presentará paquete de recuperación económica esta semana

 El presidente de EEUU, Joe Biden, presentará la primera parte de su paquete multimillonario de recuperación económica esta semana, enfocándose en la reconstrucción de carreteras, puentes y otra infraestructura, seguido de un plan separado a finales de abril que abordará la atención infantil y médica.
La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, confirmó hoy los planes de la administración de dividir el paquete en dos propuestas legislativas, como parte de un esfuerzo por obtener el apoyo de los republicanos del Congreso. Pero agregó que “trabajaremos con el Senado y la Cámara de Representantes para ver cómo debe avanzar”.

Biden dará a conocer detalles en un discurso el miércoles en Pittsburgh sobre su propuesta de inversiones federales en infraestructura física, un tema que ha atraído el apoyo de los republicanos a pesar de la cautela sobre un paquete costoso tan poco después de la aprobación del plan de estímulo por 1,900 billones para paliar los efectos económicos del coronavirus en Estados Unidos.
Mientras tanto, los demócratas han estado apuntando a un paquete más amplio que podría incluir cambios de política sobre energía verde, inmigración y otros temas, así como hacer permanente parte de la asistencia covid-19 recién aprobada, como los créditos fiscales por hijos. Muchos están dispuestos a pasar por alto a los republicanos, si es necesario.

Inmigrantes que soliciten la residencia americana aún deben demostrar que no serán una carga pública

A pesar de el gobierno del presidente Joe Biden eliminó la nueva regla de carga pública, los inmigrantes que solicitan la Residencia Permanente todavía deben demostrar que tienen capacidad financiera para mantenerse sin ayudas sociales del gobierno.

La razón es que las disposiciones siguen en la Ley de Inmigración y Ciudadanía (INA), aunque se detuvo el endurecimiento impulsado por el expresidente Donald Trump para castigar a los inmigrantes más pobres.

Los oficiales de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) y a los consulares que evalúan las peticiones de cualquier tipo de visa.

“Cualquier extranjero que, en opinión del funcionario consular en el momento de la solicitud de visa, o en opinión del Fiscal General en el momento de la solicitud de admisión o ajuste de estatus, es probable que en cualquier momento se convierta en una carga pública sea excluible”, dice la INA.

El abogado Allan Wernick, director del proyecto Citizenship Now! de la Universidad de la Ciudad de Nueva York, indica que esa regla es más laxa o generosa.

“Los solicitantes de residencia permanente todavía tienen que demostrar que no se convertirán en una carga pública, pero bajo las reglas de antes del gobierno de Trump, más sencillas y generosas”, dijo en un artículo del Dallas News.

Aclara que la actual regla no castiga a las personas por recibir ayuda de programas sociales, como cupones de alimentos o fondos para vivienda, pero explica que los inmigrantes son calificados en forma negativa para una visa si la evaluación económica revela que podrían mantener el uso constante de programas sociales.

“Las excepciones son si la persona depende principalmente de asistencia en dinero en efectivo o si recibe atención institucional de largo plazo del Medicaid”, señala.

Los oficiales de USCIS que revisan las peticiones aplican la regla de 1999 sobre carga pública.

“Si USCIS requiere información o evidencia adicional para hacer una determinación de inadmisibilidad de carga pública bajo el estatuto y de acuerdo con la Guía de Aplicación Provisional de 1999, le enviaremos otro RFE o NOID”, explica la agencia.

El RFE (en inglés) es un Requerimiento de Evidencia y un NOID (en inglés) es una Notificación de Intento de Negación.

Con información de La Opinión.com

Confirman a Deb Haaland como la primera Secretaria de Gabinete de nativos americanos

Deb Haaland ha sido confirmada como la primera secretaria de gabinete de nativos americanos, una victoria histórica para quienes hacen campaña por un gobierno más diverso y representativo.

La congresista demócrata de 60 años, que representa el primer distrito congresional de Nuevo México, fue confirmada como secretaria del interior de Joe Biden, en una votación de 51 a 40 en el Senado.

“La confirmación de la Representante Haaland representa un paso gigantesco hacia la creación de un gobierno que representa la riqueza y diversidad total de este país”, dijo el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer.

“Los nativos americanos durante demasiado tiempo han sido descuidados a nivel del gabinete y en muchos otros lugares”.

Deb Haaland, cuyo distrito incluye gran parte de Albuquerque, la ciudad más grande de Nuevo México, agregó anteriormente su nombre al libro de registro político en 2018, cuando ella y Sharice Davids fueron elegidas como las primeras mujeres nativas americanas electas al Congreso.

En 2020, una tercera nativa americana, Yvette Herrell, que es republicana, fue elegida. Ella representa el segundo distrito del Congreso de Nuevo México.

Biden no tiene entre sus prioridades un nuevo acercamiento a Cuba

 El presidente de EE.UU., Joe Biden, no tiene entre sus prioridades un acercamiento a Cuba como el que protagonizó el exmandatario Barack Obama (2009-2017), según reconoció este martes la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

La portavoz, sin embargo, aseguró que Washington revisará las decisiones con respecto a Cuba tomadas por el Gobierno de Donald Trump, en especial la de incluir a la isla en la lista estadounidense de países patrocinadores del terrorismo.

“Un cambio de política hacia Cuba no está actualmente entre las principales prioridades del presidente Biden”, dijo la portavoz presidencial.

“Estamos -añadió Psaki- comprometidos a revisar cuidadosamente las decisiones políticas tomadas en la administración anterior, incluida la decisión de designar a Cuba como estado que patrocina el terrorismo”.

Psaki ya anunció días después de la llegada de Biden a la Casa Blanca en enero que el Gobierno iba a revisar las decisiones de Trump, que también incluyen numerosas sanciones económicas.

Obama, del que Biden fue vicepresidente, protagonizó un histórico deshielo en las relaciones entre Washington y La Habana tras más de medio siglo de confrontación al cimentar las bases para aumentar el comercio y los viajes entre los dos países.

Este histórico proceso culminó con una visita de Obama a la isla, invitado por el entonces mandatario cubano, Raúl Castro.

La actual primera dama, Jill Biden, también realizó un viaje a Cuba durante ese periodo.

El plan de ayuda económica de Biden está listo para superar obstáculos en el Senado

Los demócratas del Senado maniobraron el jueves a través de una serie de enmiendas políticamente complicadas que los republicanos querían adjuntar a un paquete de alivio económico por el coronavirus, mientras los legisladores avanzaban con un plan presupuestario que incluye la propuesta de ayuda económica de $1.9 billones dólares del presidente Biden, reportó The New York Times.

En una sesión maratónica, conocida como “vote-a-rama” en inglés y que se caracteriza porque “desmenuzan” el proyecto de ley y aprueban las enmiendas una a una, se redactaron más de 800 enmiendas al plan del presidente Biden, lo cual requiere la votación de cada una, en una sesión que se espera que se extienda hasta el viernes, mientras los senadores de ambos partidos proponían enmiendas y planificaban votaciones para mostrar sus prioridades.

En un Senado dividido en partes iguales, cualquier enmienda que se agregue al plan económico requiere el apoyo de la mayoría para aprobarse y, por lo tanto, ya varias fallaron.

Entre las propuestas republicanas que no lograron obtener suficiente apoyo se encuentran, por ejemplo:

las medidas para reducir los fondos a estados como Nueva York bajo investigación por muertes por coronavirus en hogares de ancianos
para prohibir el financiamiento para escuelas que no reabren para clases presenciales una vez que los maestros estén vacunados
para bloquear fondos de las denominadas jurisdicciones santuario que no cooperan con la aplicación de la ley federal
Sin embargo, los demócratas apoyaron algunas enmiendas de los republicanos. El Senado, por voto unánime, acordó una moción de los senadores Marco Rubio y Rick Scott, ambos republicanos de Florida, para bloquear los aumentos de impuestos a las pequeñas empresas durante la pandemia.

Entre las enmiendas aprobadas con apoyo bipartidista, por una votación de 99 a 1, se encontraba una medida del senador Joe Manchin III, demócrata de Virginia Occidental, y la senadora Susan Collins, republicana de Maine, para restringir la entrega de los cheques directos de $1,47wQbNPTDJp9hMYdvogK2hAUiHsGeiybwaWe36bwtRQ3UTpYV7YuZ8FV5j9nauFCWwcjM6dTzpL5s2N79Rp5unwdMvc8ZKU acordado en gran medida limitar los pagos para los estadounidenses con ingresos más altos.

La Cámara da el primer paso para aprobar el estímulo de Biden sin ayuda republicana
Biden dispuesto a negociar su plan de estímulo, pero no el cheque de $1,400
En qué consiste la Reconciliación de Presupuesto con la que demócratas aprobarán nuevo cheque de $1,400
Posibles cambios
Si bien los detalles siguen cambiando, las personas familiarizadas con el plan dijeron que reflejaría en gran medida la propuesta de $1,9 billones de dólares de Biden. La desviación más significativa, dijeron, probablemente sea la reducción del costo de proporcionar pagos directos mediante cheques de estímulo a los estadounidenses.

Ante la insistencia de Biden, el monto máximo de esos pagos se mantendría en $1,400 dólares, pero se reduciría el grupo de personas que califican para recibirlos.

Biden ha propuesto comenzar la eliminación para las personas que ganan $75,000 dólares al año y las parejas que ganan $150,000 al año.

Los legisladores están discutiendo reducir esos umbrales a las personas que ganan $50,000 dólares al año para individuos y $100,000 para parejas, aunque no han tomado una decisión final sobre si hacerlo.

Biden firma nuevas órdenes ejecutivas en materia migratoria

El presidente Joe Biden firmó ayer una segunda serie de órdenes ejecutivas para revertir las políticas migratorias de su predecesor, poniendo de relieve tanto los poderes de la Casa Blanca como sus limitaciones sin el respaldo del Congreso.

Los decretos del martes, relativos a la separación de familias, seguridad fronteriza e inmigración legal, elevan a nueve el número de acciones ejecutivas de Biden en materia migratoria en sus primeras dos semanas en la presidencia.

Con una propuesta de ley para otorgarles estatus legal y una vía a la naturalización a cerca de 11 millones de personas, Biden apunta a muchos cambios radicales que implementó el presidente Donald Trump para desalentar la inmigración, y ha establecido un proyecto que posiblemente permanezca después que haya dejado el cargo, si obtiene apoyo en un Congreso sumamente dividido.

Biden revirtió algunas de las medidas de Trump y estableció las bases para derogaciones de mayor alcance, dependiendo del resultado de las revisiones que se llevarán a cabo en los próximos meses.

“No estoy creando nuevas leyes. Estoy eliminando las malas políticas”, dijo Biden durante la ceremonia de firma de las órdenes, en la que no respondió a preguntas de la prensa.

La difícil reunificación familiar

Alejandro Mayorkas, cuya nominación como secretario de Seguridad Nacional fue confirmada en el Senado el martes, encabezará a un equipo que abordará la separación de familias migrantes, enfocado en gran parte en reunir a padres y menores que siguen separados.

No está claro cuántos, pero en documentos oficiales se ha identificado a casi 5.500 menores que fueron separados de sus padres en la frontera durante la presidencia de Trump, incluidos unos 600 que no han sido localizados por una comisión designada por un tribunal.Volume 90%Ver el video42:36

A fondo – El legado tóxico de Trump: ¿logrará Biden el cambio?

“Vamos a trabajar para enmendar la vergüenza moral y nacional del gobierno anterior”, dijo Biden.

La revisión examinará la posibilidad de otorgar estatus legal en el país a los miembros de las familias que fueron separadas y brindarles servicios de salud mental.

Biden pidió una “estrategia gradual para el ingreso seguro y ordenado a Estados Unidos” de aquellos que ya se inscribieron pero continúan esperando en México a que un juez decida sus casos.

Roberta Jacobson, asesora de Biden en materia fronteriza, pidió el viernes a la prensa de habla hispana que desalentaran a sus audiencias de presentarse en la frontera de EE.UU. “Ahora no es el momento”, dijo en español, y añadió que el viaje “es especialmente peligroso ahora en medio de una pandemia.

¿Cuánto dinero ganará Joe Biden como presidente de Estados Unidos?

La Constitución de Estados Unidos establece que el presidente deberá  recibir un salario mientras esté en el cargo. En 2001 el Congreso aumentó el salario presidencial de $200,000 a $400,000 dólares y añadió una asignación para gastos extra de $50,000 dólares al año.

El presidente también recibe dinero en una cuenta de viajes que no es gravable de $100,000 dólares  y de $19,000 dólares para entretenimiento. El salario presidencial está sujeto a impuestos, pero los otros gastos añadidos no lo están.

El mandatario de Estados Unidos y su familia reciben alojamiento gratuito en la Casa Blanca y un monto de $100,000 dólares para redecorar la Casa Blanca.

Otros gastos:

El presidente de Estados Unidos también recibe atención médica gratuita del médico oficial que dirige la Unidad Médica de la Casa Blanca.

A diferencia de otros empleados federales, el presidente y vicepresidente están autorizados a recibir cualquier regalo para sí mismos o en nombre de cualquier integrante de su familia, siempre que el regalo no sea solicitado, coaccionado o se realice a cambio de un acto oficial, según lo indica la ley.

Es la Constitución de Estados Unidos es la que señala que el presidente debe recibir un salario, incluso a los más ricos para evitar que sean tentados de recibir sobornos. El salario también fue diseñado para garantizar que la falta de riqueza personal no impida a un presidente electo asumir el cargo.

Relacionado: ¿Cuánto dinero tiene Joe Biden al inicio de su mandato como presidente de Estados Unidos?

El salario de los cónyuges

Los cónyuges de los presidentes no reciben ningún tipo de salario, sin embargo algunas ex primeras damas renunciaron a trabajos lucrativos como Hilary Clinton quien había sido socia del bufete de abogados Rose en Arkansas y Michelle Obama quien se desempeñaba como ejecutiva de los hospitales de la Universidad de Chicago.

Jill Biden, esposa del presidente, es profesora de inglés en el Northern Virginia Community College y cuando su esposo fue vicepresidente continúo realizando su trabajo. La doctora Biden continuará dando clases de escritura durante la presidencia de su marido, dijo su vocero Michael LaRosa. Esta decisión la convertirá en la primera dama que tiene un trabajo remunerado y realiza responsabilidades oficiales, además de ser la primera en contar con un doctorado