GOBIERNO DE EEUU

Trump redobla los ataques al voto por correo y Twitter alerta de datos engañosos

El presidente de EE.UU., Donald Trump, redobló este jueves en Twitter sus ataques al voto por correo, de cara a los comicios generales de noviembre, ante lo que la red social reaccionó enlazando dos de sus mensajes con información verificada que contradice lo publicado por el mandatario.

Para criticar esa modalidad de voto, que se prevé que sea fundamental en estas elecciones debido a la pandemia de coronavirus, el mandatario lanzó una serie tuits a lo largo de las últimas horas.

“Debido a la nueva y sin precedentes cantidad masiva de papeletas no solicitadas que serán enviadas a ‘votantes’, o adonde sea, este año, el resultado de la Elección del 3 de noviembre puede que NUNCA SEA DETERMINADO DE FORMA PRECISA, que es lo que algunos quieren. Otro desastre electoral ayer. ¡Detengan el Caos de Papeletas!”, instó.

Según datos proporcionados por la cadena de televisión CNN, hay nueve estados que mandarán papeletas por correo para votar en noviembre a los electores registrados -Colorado, Oregón, Utah, Hawái, Washington, California, Vermont, Nevada y Nueva Jersey, además del Distrito de Columbia-, aunque los cinco primeros lo llevan haciendo desde antes de la pandemia.

En otro tuit, Trump animó a esos estados a no seguir adelante con sus planes de voto por correo. “Los grandes Estados con Papeletas No Solicitadas deberían dejarlo AHORA, antes de que sea demasiado tarde, y pedir a la gente que vaya a los Centros de Votación y, como siempre antes, VOTAR. ¡¡De lo contrario, CAOS!! Las Papeletas Solicitadas (voto en ausencia) están BIEN”, dijo.

De acuerdo a CNN, en estos comicios un total de 35 estados permiten a los electores votar en ausencia bien debido al coronavirus o sin presentar un pretexto. En seis estados, los votantes deben ofrecer “una excusa aceptable”, que no engloba la pandemia, para sufragar por correo.

En sus mensajes en Twitter, Trump aseguró que “¡Las papeletas no solicitadas son incontrolables, totalmente abiertas a INTERFERENCIA ELECTORAL por parte de países extranjeros, y llevarán a un caos y una confusión masivos!”

Twitter puso etiquetas a dos tuits de Trump con un mensaje que decía “Aprendan cómo votar por correo es seguro”, que al seleccionarse abrían una serie de tuits de artículos medios de comunicación, que citan a expertos y datos, que afirman que esta modalidad de sufragio es legal y segura.

Ante esta acción, el presidente respondió en la misma red social que “Twitter se asegura de que las Tendencias en Twitter sean cualquier cosa mala, falsa o no, sobre el presidente Trump. Es tan obvio lo que están haciendo. ¡(Está) siendo estudiado ahora!”

El mandatario y aspirante republicano a la reelección mantiene abierta una ofensiva contra el voto por correo, que muchos estados están ampliando debido a la pandemia y que Trump considera que puede favorecer el fraude, a pesar de que numerosos estudios demuestran que eso es extremadamente improbable.

Repartirán primeras dosis gratuitas de vacunas COVID-19 en Estados Unidos

Las primeras dosis de la futura vacuna contra el COVID-19 serán distribuidas de manera gratuita en Estados Unidos 24 horas después de que la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, en inglés) apruebe su efectividad y certifique que es segura, se informó este miércoles (16.09.2020).

“Tendremos las vacunas siendo trasladadas a los sitios de distribución en 24 horas”, dijo en una llamada con periodistas el teniente general Paul Ostrowski, que supervisa la logística de la Operación Warp Speed (Máxima Velocidad), lanzada por el gobierno para acelerar los esfuerzos para contener la pandemia.

En este operativo colaboran el Departamento de Defensa con el de Salud y Servicios Humanos (HHS, en inglés) y empresas del sector privado.


Pese a ello, Paul Mango, el vicejefe de gabinete para política en el HHS, apuntó en la llamada que todavía no tienen claro cuándo habrá una vacuna, si bien el presidente Donald Trump ha dicho en varias ocasiones que podría estar lista antes de las elecciones del 3 de noviembre.

Buscan gratuidad total de la vacuna

“Estamos tratando con un mundo lleno de gran incertidumbre. No sabemos cuándo tendremos una vacuna, desconocemos las cantidades, no conocemos la eficacia de esos vacunas”, dijo Mango.

Subrayó que “este proyecto es realmente bastante extraordinario y logísticamente complejo”. Pese a ello, “ningún estadounidense tiene que pagar ningún centavo de su bolsillo para obtener la vacuna y estamos muy cerca de esa aspiración ahora”, prometió.

Trump afirmó el martes que en tres o cuatro semanas habría una vacuna. Pero el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Robert Redfield, dijo al Congreso el miércoles que tomaría de seis a nueve meses aprobar cualquier vacuna para su distribución nacional.

Redfield precisó que cualquier vacuna que esté disponible en noviembre o diciembre tendría “suministros muy limitados” y estaría reservada para personal de emergencias y para las personas más vulnerables al COVID-19.

Gobierno de Trump podría distribuir 100 millones de vacunas contra el COVID-19 para fin de año

Donald Trump dijo el miércoles que al menos 100 millones de dosis de una vacuna contra el Coronavirus podrían ser distribuidas en Estados Unidos para fines de este año, contradiciendo lo señalado horas antes por un alto funcionario de salud, que habló de al menos mediados de 2021.

“En cuanto la FDA apruebe la vacuna (…) podremos distribuir 100 millones de dosis para fines de 2020 y un número mucho mayor antes que eso”, sostuvo Trump en referencia a los comentarios de Robert Redfield.

El director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades había sostenido el miércoles que una vacuna contra el COVID-19 podría ser distribuida de forma extendida para mediados del próximo año o incluso un poco después.

“Creo que cometió un error cuando dijo eso”, sostuvo el mandatario, quien agregó que llamó a Redfield. “Creo que se confundió, probablemente malinterpretó la pregunta”

EEUU promete más sanciones a “opositores” con estrategias afines a Nicolás Maduro

Carrie Filipetti, subsecretaria adjunta para Cuba y Venezuela en la oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, afirmó que hay opositores que buscan “socavar la democracia”. A ellos se le seguirá aplicando sanciones, aseguró en una conferencia con periodistas.

“Quizás haya algunos individuos que tratarán de apoyar al régimen de Maduro, que tratarán verdaderamente de socavar la democracia, para esos individuos que activamente apoyan al régimen vamos a continuar aplicando sanciones y otros esfuerzos», dijo Filipetti.

La funcionaria aclaró que «una cosa es disentir en las tácticas y otra son quienes de manera fundamental tienen una estrategia para apoyar a Maduro”.

Filipetti reconoció que existen desacuerdos entre los opositores venezolanos, pero dijo que todos parecen enfocados en una única meta: “lograr elecciones presidenciales libres y justas”.

“Todos están trabajando colectivamente para luchar contra los intentos del régimen de soliviantar la democracia”, afirmó la funcionaria durante una audioconferencia con periodistas.

Consultada sobre las posturas divergentes de María Corina Machado, representante del ala más radical de la oposición a Maduro, y Henrique Capriles, más moderado, Filipetti dijo que “por supuesto” ambos dirigentes “todavía están de acuerdo con la estrategia de la oposición”.

Filipetti señaló que cualquier votación es imposible bajo el mandato de Maduro, por eso dijo que Estados Unidos seguirá trabajando con sus aliados, incluidas las 33 naciones que firmaron a mediados de agosto una declaración conjunta pidiendo elecciones libres en Venezuela, para impulsar una transición que permita celebrar nuevos comicios.

“Continuaremos amplificando las voces del pueblo venezolano bajo el liderazgo del presidente interino Juan Guaidó, que lucha por sus vidas, sus medios de subsistencia y su libertad”, dijo.

Trump promueve su lema “ley y orden” tras tiroteo a policías en Los Ángeles

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insistió ayer domingo en su lema electoral de “ley y orden” después de que dos agentes de la oficina del alguacil de Los Ángeles resultaran heridos la noche del sábado en su vehículo patrulla, un suceso que también condenó el candidato demócrata, Joe Biden.

Los dos agentes, una mujer de 31 años y un hombre de 24, se encuentran hospitalizados y estables después del suceso del sábado y ya salieron del quirófano, informaron este domingo las autoridades de Los Ángeles (California).

Ambos recibieron disparos a bocajarro en la mandíbula y la frente -respectivamente- de un sospechoso que se acercó a su vehículo patrulla, aparcado en la localidad de Compton, y les disparó varios tiros antes de alejarse rápidamente, según muestra un video publicado en Twitter por la oficina del alguacil de Los Ángeles.

El alguacil de la ciudad, Álex Villanueva, describió el acto esta madrugada como “una emboscada” que dejó a los agentes “luchando por sus vidas”, e hizo una aparente referencia velada a las críticas a la policía que han surgido en las protestas contra el racismo que vive Estados Unidos.

“Este es un recordatorio sombrío de que este es un trabajo peligroso, y de que las acciones y las palabras tienen consecuencias”, afirmó Villanueva en una rueda de prensa.

Trump citó el suceso durante una mesa redonda con simpatizantes latinos este domingo en Las Vegas (Nevada), y lo utilizó para trazar un contraste con Biden, su rival en las elecciones de noviembre, sobre el que dijo que “no es fuerte en los temas de ley y orden”.

“Cuando encontremos a esa persona (que lo hizo), tenemos que ser mucho más rápidos con las cortes y mucho más duros con nuestra sentencia”, aseguró el mandatario.

Unas horas antes, Trump tuiteó que, si los agentes morían, quería que el sospechoso del tiroteo, que sigue a la fuga, enfrentara “la pena de muerte en un juicio rápido”, porque es “la única forma de parar esto”.

Biden también condenó lo sucedido en un tuit, en el que tachó de “inaceptable” el tiroteo “a sangre fría” y escribió: “La violencia de cualquier tipo está mal; quienes la cometen deben ser atrapados y castigados”.

Durante su acto en Las Vegas, Trump defendió además que él ha “hecho más por los hispanos en 47 meses que Joe Biden en 47 años” de carrera política, y presumió de que muchos latinos le “aman” de una forma que “nunca ha ocurrido con un republicano”.

Analistas dudan de la efectividad de Trump en el manejo de la pandemia

Por más que intente cambiar de tema, el presidente Donald Trump no puede evitar el coronavirus. En abril, el presidente trató de centrar la atención del público en la economía. En julio, en la defensa del “patrimonio”. En septiembre, en imponer la “ley y el orden”, pero en todo ese tiempo, las cifras de muertes del coronavirus no dejaban de aumentar.

Ahora, las propias palabras de Trump vuelven a enfocar la atención en su manejo de la pandemia justamente en el peor momento para él: cuando faltan menos de dos meses para las elecciones.

“Yo siempre quise minimizar la importancia” de la amenaza del virus, admitió Trump en marzo durante una conversación íntima con el periodista Bob Woodward, que tomó estado público ayer con la publicación de pasajes de su nuevo libro Rage.

En grabaciones difundidas junto con los pasajes, Trump insistió en que no quería generar “pánico”, pero sus declaraciones dan lugar a nuevos interrogantes acerca de cómo manejó la crisis que define su presidencia, la que ha provocado hasta ahora la muerte de unos 190,000 estadounidenses, sin que se vislumbre un final.

El equipo de Trump prefiere centrar la atención de cara a las elecciones en la economía, la represión de las protestas generadas por el racismo y la promesa del presidente de que designará más jueces conservadores a la Corte Suprema.

Ayer, Trump dio a conocer una lista de 20 posibles nombramientos al tribunal supremo, parte de un esfuerzo para alentar a la derecha y los evangélicos, pero el anuncio fue eclipsado por una cascada de sucesos molestos como las revelaciones de Woodward, la decisión de las autoridades de Nevada de cancelar actos de Trump en el estado debido al virus y la denuncia de un exfuncionario de que los colaboradores de Trump lo presionaron para que ocultara los informes de inteligencia sobre la injerencia rusa en la elección a favor del mandatario.

Trump recorre Estados Unidos con la promesa de una vacuna y recuperación económica

Donald Trump se lanzó este martes en una gira por Florida, Carolina del Norte, Michigan, Pensilvania y Nevada en un intento de disputarle votos a su rival demócrata Joe Biden, que pese a su perfil bajo encabeza las encuestas para las elecciones del 3 de noviembre en Estados Unidos.

Cuando faltan ocho semanas para las elecciones presidenciales, el mandatario visitá Jupiter, en Florida, para “vanagloriarse”, en sus propios términos, por los “avances ambientales” logrados durante su mandato en este estado clave.

Frente a la pandemia de coronavirus que ha dejado más de 189.000 muertos en la primera economía del mundo, con niveles históricos de desempleo, el millonario republicano quiere perfilar una promesa doble: la llegada inminente de una vacuna y un espectacular repunte de la economía.

Su postura es culpar a los demócratas de ensombrecer el panorama sanitario y de imponer restricciones excesivas en las ciudades y en los estados que controlan motivados por un cálculo electoral y no por la salud pública.

Trump propone usar $ 300.000 millones para otorgar más cheques de estímulo

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo que el Congreso debería redirigir $300 mil millones de dólares en fondos de ayuda para la pandemia del Coronavirus que no se han utilizado para dar a la gente un segundo cheque de estímulo a los ciudadanos, según informó en el portal WGN9.

“Tenemos $300 mil millones listos para usarlos, todo lo que el Congreso tiene que hacer es decir ‘úsenlo’”, dijo Trump.

Trump no especificó de dónde sacó la cifra de $300 mil millones, aunque es posible que esté hablando del dinero de los préstamos comerciales no utilizados incluidos en la Ley CARES aprobada en marzo.

El vicepresidente Mike Pence también expresó su apoyo para que se den más cheques de estímulo.

“Nadie quiere dar pagos directos a las familias estadounidenses más que el presidente Donald Trump. Enviamos esos cheques a familias estadounidenses (y) ayudaron a las personas a atravesar este momento difícil”, dijo Pence.

Asimismo, a principios de esta semana, el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, dijo que la administración sigue dispuesta a trabajar en un acuerdo bipartidista para ayudar con más apoyos económicos a las pequeñas empresas, los desempleados, los niños y las escuelas.

Los legisladores aún no han aprobado un segundo paquete de alivio, el cual se espera que se otorgue este año.

Trump amenaza con cortar fondos a Nueva York y otras ciudades en donde hay protestas

El presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó este miércoles con recortar fondos federales a ciudades donde se han producido protestas notables contra el racismo, entre ellas Nueva York, Washington, Seattle y Portland (Oregon), que tachó de “jurisdicciones anarquistas”.

Trump firmó un documento distribuido por la Casa Blanca en el que declara que su Gobierno “no permitirá que los dólares de los contribuyentes federales financien ciudades que se han deteriorado hasta ser zonas sin ley”.

El mandatario ordenó al fiscal general de EE.UU., William Barr, que publique en el plazo de dos semanas una lista de “jurisdicciones anarquistas” que han “permitido que persista la violencia y la destrucción de la propiedad, y que se han negado a tomar medidas razonables para contrarrestar esas actividades criminales”.

Aunque esa lista aún está por elaborar, Trump mencionó en concreto cuatro ciudades donde ha habido fuertes protestas contra la violencia policial contra los afroamericanos en los últimos meses: Nueva York, Washington, Seattle y Portland, todas ellas gobernadas por la oposición demócrata.

El presidente instruyó al director de la oficina de presupuesto de la Casa Blanca, Rusell Vought, a recopilar en el plazo de un 30 días detalles sobre “todos los fondos federales proporcionados a Seattle, Portland, Nueva York y Washington, DC”.

A continuación, Vought deberá determinar cómo “restringir o desfavorecer la capacidad de las jurisdicciones anarquistas de recibir subvenciones federales, hasta el grado máximo que permita la ley”.

El gobernador del estado de Nueva York, el demócrata Andrew Cuomo, reaccionó al tema desde su cuenta oficial de Twitter, en la que restó importancia a la amenaza de Trump pero denunció que el presidente “se niegue a proporcionar fondos que los estados y ciudades TIENEN que recibir para recuperarse” de la pandemia del COVID-19.

“(Trump) no es un rey. No puede ‘quitar los fondos’ a la ciudad de Nueva York. Es un ardid ilegal”, opinó Cuomo.

Esta no es la primera vez que Trump intenta privar de fondos federales a las localidades que implementan políticas a las que se opone.

En 2017, trató de hacerlo con las llamadas “ciudades santuario”, aquellas que se niegan a colaborar con las autoridades federales para deportar a inmigrantes indocumentados, pero los tribunales frenaron ese decreto de Trump al considerar que el presidente no puede decidir sobre presupuestos municipales.

En el último mes, Trump ha subido el volumen a su lema de “ley y orden” y lo ha convertido en una bandera electoral de cara a los comicios del 3 de noviembre, e insiste en denunciar a los “anarquistas” y “criminales” que han protagonizado altercados en las manifestaciones contra el racismo, sin distinguirlos de la mayoría que protestaba.

Secretario del Tesoro pide acuerdo bipartidista sobre paquete de estímulo

El secretario de Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, aseguró el martes que el gobierno está aún dispuesto a llegar a un acuerdo para aprobar un nuevo paquete de estímulo e inyectar capital a los pequeños comercios en medio de la recesión económica creada por la pandemia del coronavirus.

“Seguiremos trabajando con el Senado y la Cámara de manera bipartidista en la fase cuatro del paquete de estímulo”, dijo Mnuchin en una audiencia en la Cámara de Representantes.

El secretario Mnuchin expresó también que espera que se llegue a un acuerdo entre el partido Demócrata y el Republicano sobre la ayuda gubernamental. “Creo todavía que se debe alcanzar un acuerdo bipartidista” para suministrar “fondos sustanciales para las escuelas, para hacer pruebas diagnósitcas, vacunas” y créditos a los pequeños comercios.

Las conversaciones entre los líderes políticos sobre un nuevo estímulo están estancadas desde principios de agosto, cuando ambas partes se levantaron de la mesa ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo.

EE.UU.: ¿Qué incluye el nuevo paquete de ayuda por COVID-19 de los republicanos?El paquete viene a reemplazar la ayuda federal anterior aprobada en mayo que expira el viernes 31 de julio.

Mientras que los demócratas han rebajado su petición desde los 3,4 billones de dólares hasta los 2,2 billones, según propuso esta semana la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, la Casa Blanca sigue enrocada en su propuesta de 1,3 billones.

Mnuchin comentó sobre la discusión en la audiencia: “No apoyo los 2,2 billones”. El secretario del Tesoro, no obstante, dijo durante la audiencia que está dispuesto a sentarse con la presidenta de la Cámara “en cualquier momento” e incluso prometió llamarla en cuanto se acabara la sesión.

La ayuda de 600 dólares semanales que los millones de estadounidenses desempleados recibieron por cuatro meses expiró el 31 de julio y, a pesar de que Trump emitió un orden ejecutiva para extender los beneficios —reduciendo la ayuda a 400 dólares— los estados están luchando por hacer llegar el dinero a sus ciudadanos.

Por más de 20 semanas consecutivas, más de un millón de estadounidenses han solicitado beneficios de desempleo, mientras que los casos de coronavirus en EE.UU. superan los seis millones y se ha producido un repunte en estados del Medio Oeste.

EEUU autoriza uso de plasma sanguíneo para tratar al COVID-19

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, respaldó el domingo la decisión de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) de autorizar el uso de emergencia del plasma sanguíneo de pacientes que se han recuperado del COVID-19 como tratamiento para la enfermedad. 

El plasma sanguíneo, – rico en anticuerpos-, puede brindar beneficios a quienes luchan contra la enfermedad, pero la evidencia no ha sido concluyente en cuanto a cómo funciona o cuál es la mejor forma de administrarlo. 

Trump dijo al hacer el anuncio que los estudios habían obtenido una “increíble tasa de éxito”. Además, afirmó que el tratamiento en cuestión “es seguro y muy efectivo”.

La Casa Blanca había informado temprano el domingo que Trump anunciaría un  “gran avance terapéutico” referente al coronavirus. Junto a Trump estuvieron presentes en la rueda de prensa el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, y el doctor Stephen Hahn, jefe de la FDA.

Azar dijo que los pacientes que más se habían beneficiado del tratamiento con plasma fueron aquellos a los que se les suministró en “los primeros días de la enfermedad”, así como las personas menores de 80 años que no usaron respiradores.

Trump, Azar y Hahn exhortaron a las personas que se han recuperado de coronavirus que donen su plasma sanguíneo para apoyar el programa que comenzó en abril y ha contado con el financiamiento del gobierno estadounidense. También hace cuatro meses comenzó la recolección de plasma de personas recuperadas.

En la conferencia se supo que continúan obteniendo información sobre este tratamiento y sobre los resultados en los pacientes a los que se les está aplicando. 

También se conoció que los doctores que participaron en el proyecto no solo evaluaron este estudio, sino que se nutrieron de una docena de investigaciones en torno al tratamiento.

El anuncio llega un día después de que el presidente Trump acusó a la agencia de impedir el lanzamiento de vacunas y terapias contra el coronavirus por razones políticas.

El anuncio de la FDA de una llamada “autorización de uso de emergencia” también se produce en vísperas de la Convención Nacional Republicana que comienza el lunes, donde se espera que Trump será nominado como candidato presidencial para conseguir su segundo mandato.

Trump había escrito en su cuenta de Twitter el sábado que “el Estado profundo o quien sea” en la FDA estaba dificultándole a las farmacéuticas inscribir a personas en ensayos clínicos para probar vacunas y terapias contra el coronavirus.

“Obviamente, están esperando retrasar la respuesta hasta después del 3 de noviembre. Hay que concentrarse en la velocidad, y salvar vidas”, escribió Trump, etiquetando al comisionado de la FDA, Stephen Hahn, en el tuit.

Pero el domingo Trump hizo un giro en su discurso, al agradecer a la FDA por acelerar el proceso de autorización de este tratamiento.

Trump: “Estamos presenciando la recuperación económica más rápida en la historia de EE.UU.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que la economía de la nación se está recuperando del impacto de la pandemia de una manera nunca antes registrada en la historia de ese país.

Aseguró que los números en cuanto a recuperación son altos y sólidos y a su vez, alabó la cantidad de pruebas que están realizando en el país para detectar a tiempo los casos de COVID-19.

“Gracias a la acción decisiva de mi administración para salvar los empleos estadounidenses, es que actualmente están presenciando la recuperación económica más rápida en la historia de Estados Unidos. Y eso se debe a que la base que establecimos anteriormente, antes de que llegara el virus y llegara a nuestra costa, era muy sólida. Teníamos una base tan sólida que nos estamos recuperando mucho más rápido de lo que nadie anticipó”, dijo el mandatario desde la sala de conferencias de su club de golf en Bedminster, Nueva Jersey.

Agregó que las compras minoristas también han aumentado exponencialmente al punto de que se han “recuperado por completo”, según el presidente, diciendo además que su administración está trabajando por recuperar la industria automotriz.

Trump agregó que gracias a las rápidas decisiones de su gobierno de enviar un paquete de estímulo económico, más de 50 millones de empleos en todo el país fueron salvados durante los meses pasados.

“A través del histórico paquete de ayuda que promulgué como ley, salvamos más de 50 millones de puestos de trabajo estadounidenses, y la tasa de desempleo está bajando rápidamente, ustedes lo ha visto y creo que lo verán en los próximos dos meses, tendrán un buen informe incluso antes de las elecciones, tendrán un muy buen informe”, dijo Trump.

Con respecto a las cifras de casos positivos de COVID-19, el presidente aseguró que la gran cantidad de pruebas que están realizando en todo el país está permitiendo que se controle mejor la propagación y que incluso, hay una disminución importante en la gran mayoría de los estados de la nación.

“Casi el 85 por ciento de las jurisdicciones en todo nuestro país informan una disminución muy alta en los casos. La tasa de positividad de la prueba ha caído a solo el 6.5 por ciento, una reducción del 71 por ciento desde abril y una reducción del 15 por ciento desde mediados de julio, lo que es una gran reducción”, dijo Trump.

Asimismo, agregó que la tasa de hospitalizaciones por el virus se ha reducido a la mitad desde abril a la vez que animó a los ciudadanos a seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

“Insto a todos a que apliquen el sentido común, lo sabemos y todos lo estamos haciendo y quiero agradecer al pueblo estadounidense por ello”, añadió, a la vez que aseguró que las pruebas de coronavirus realizadas en el país son mayores a todas las que se han hecho de manera combinada en Europa.

“Estados Unidos ha administrado ahora más de 70 millones de pruebas, más que toda la Unión Europea combinada. Si combinas toda Europa, es menos de lo que hacemos”, dijo el presidente.