GOBIERNO DE EEUU

Activistas impulsan TPS para inmigrantes en trabajos esenciales durante pandemia

La coalición de Fuerza Migrante pide al Congreso y al Gobierno del presidente Donald Trump aprobar un programa de Estatus de Protección Temporal (TPS, por su siglas en inglés) para inmigrantes que laboran en trabajos esenciales durante la pandemia de coronavirus.

Representantes de la coalición en California, Illinois, Nueva York, Nueva Jersey y otros estados, consideraron que sería la mejor forma de reconocer la labor primordial que estos trabajadores en las áreas agrícolas y suministro de alimentos, entre otros servicios, donde labora gran parte de los 11 millones de indocumentados.

En respuesta a pregunta expresa de este diario, Francisco Moreno, de California, afirmó que hay una acercamiento con congresistas para empujar la propuesta, pero indicó que el presidente Trump podría implementar el programa a través de una orden ejecutiva.

Trump califica de “terroristas domésticos” a manifestantes en Seattle

El presidente Donald Trump extendió el jueves una discusión pública en Twitter con la alcaldesa de Seattle y el gobernador del estado de Washington después de que ambos se burlaron de sus amenazas de intervenir en una “zona autónoma” libre de policía establecida en la ciudad por los manifestantes por la muerte de George Floyd, esta semana.

Días antes, los manifestantes que protestaban por la brutalidad policial y el racismo declararon el control sobre el área después de obligar a la policía a desalojar uno de sus recintos en el vecindario, y lo llamaron la “Zona Autónoma de Capitol Hill”.

La llamada “Zona Autónoma de Capitol Hill” en Seattle, Washington, incluye los bloques que rodean el Recinto Este del Departamento de Policía, que fue el sitio de violentos enfrentamientos con los manifestantes contra el racismo y la violencia tras la muerte de George Floyd, y quienes ahora se continúan manifestando de forma pacífica.

En la disputa pública en Twitter, el presidente implicó incluso a Joe Biden, cuando instó a su presunto rival de las elecciones generales en un tweet a “decirle a su radical radical BOSSES de izquierda que se dirigen en la dirección equivocada” y “decirles que salgan de Seattle ahora”. El gobernador Jay Inslee, agregó Trump, “está  pareciendo” tonto “. ¡LEY Y ORDEN!”

Los intercambios comenzaron el miércoles por la noche, cuando Trump acusó en un tuit de que los manifestantes que se habían apoderado de varias cuadras en el barrio de Capitol Hill de Seattle equivalían a “terroristas domésticos”.

Estados Unidos no cerrará su economía si hay segunda ola de Coronavirus

Estados Unidos no cerrará su economía nuevamente en caso de una segunda ola de coronavirus, dijo el jueves el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, luego de que varios estados del país registraran un aumento en el número de casos.

“No podemos cerrar la economía de nuevo. Creo que hemos aprendido que si uno cierra la economía está creando más daños”, dijo Mnuchin a la cadena CNBC.Nuestra cobertura sobre el Coronavirus.
Haz clic para ver las últimas noticias y consejos para evitarlo.

Las medidas de contención dispuestas por el gobierno federal y por los estados para detener la propagación del virus afectaron gravemente a la economía más grande del mundo, generando decenas de millones de despidos desde mediados de marzo y una tasa de desempleo del 13,3% en mayo, una cifra que recuerda a la Gran Depresión de hace 90 años.

Mnuchin mencionó el “daño económico” de los cierres de negocios y comercios en todo el país, así como las dificultades en el plano médico, “y todo lo demás”.

Sin embargo, defendió a posteriori las medidas de contención tomadas y alabó la respuesta a la crisis del presidente Donald Trump.

El país más afectado del mundo por número de contagios y decesos, Estados Unidos, que registró su primera muerte vinculada al virus a principios de febrero, suma ya casi 113.000 fallecidos y enfrenta ahora un aumento en el número de casos reportados en varios estados.

En Texas y Carolina del Norte actualmente hay más pacientes con covid-19 hospitalizados que hace un mes.

Los 50 estados del país están tratando de ver cómo avanzan en la flexibilización de las medidas de contención.

Algunos, como Texas o Georgia, iniciaron la reapertura en abril, como reclamaba Trump, generando acalorados debates con los partidarios de la prudencia, que temían el impacto más grave de una segunda ola.

“La buena noticia es que se tiene una gran capacidad de pruebas (diagnósticas) y una gran capacidad hospitalaria”, señaló el secretario del Tesoro.

“Eso era el gran problema y la razón por la cual el presidente tuvo que cerrar partes de la economía”, dijo.

Además, Mnuchin consideró que es normal que la reapertura de las empresas vaya acompañada de un aumento en los casos, pero se mostró confiado sobre la respuesta que pueda dar el país.

“La tecnología (para el seguimiento de los contactos de los contagiados) está mejorando mucho, por lo que creo que manejaremos esto adecuadamente”, dijo.

La Casa Blanca descarta “en estos momentos” recurrir al ejército para enfrentar las protestas

La portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, señaló ayer miércoles que “en estos momentos” el presidente Donald Trump no contempla recurrir a las Fuerzas Armadas para apaciguar la situación en Estados Unidos, aunque subrayó que es “una herramienta” que tiene a su disposición.

“Es una herramienta que tiene en su poder para un único objetivo: proteger las calles de EE.UU. (…). Si la requiere, la empleará, pero en estos momentos confía en controlar las calles con la Guardia Nacional, lo que ha tenido un gran efecto aquí en Washington y en Minnesota”, declaró McEnany durante una rueda de prensa.

El pasado lunes, el mandatario amenazó con emplear tropas regulares para hacer frente a las protestas surgidas a raíz de la muerte del afroamericano George Floyd cuando se encontraba bajo custodia policial.

Para ello Trump debería invocar una ley federal, llamada la Ley de Insurrección de 1807, que permite al presidente desplegar el ejército. Sin embargo, este miércoles, el secretario de Defensa, Mark Esper, afirmó que no respalda tal medida para enfrentar disturbios civiles

“Solo el presidente tiene la autoridad de invocar la Ley de Insurrección”, recalcó hoy McEnanay.

Auroridades de EEUU despliegan a “La Migra” para controlar los de disturbios

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) está desplegando agentes en todo el país para sumar esfuerzos con autoridades locales y federales para controlar las protestas violentas por la muerte esta semana del afroamericano George Floyd cuando estaba bajo custodia policial en Minneapolis.

La CBP está autorizada a actuar en una zona de hasta 100 millas desde cualquier frontera terrestre o marítima del país, lo que abarca a dos tercios de la población de EE.UU., o unos 200 millones de personas, incluidos estados enteros como Florida.

Pero en esta ocasión, explicó este sábado su director interino, Mark Morgan, lo hacen por “todo el país” a pedido de autoridades federales, estatales y locales que enfrentan las “acciones ilegales” de los manifestantes violentos.

Morgan asegura que esta misión es en “conformidad con las leyes federales”, a pesar de realizarla en todo el país y no sólo en la frontera como suele ser su área de trabajo habitual.

Critican decisión

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) criticó la decisión de desplegar a unos agentes de CBP que tienen un “historial de abuso y mal uso del poder”.

En su opinión, se trata de “error que amenaza la vida de aún más” personas de grupos minoritarios.

Otros activistas ya han alertado del riesgo que supone la presencia de agentes fronterizos en las calles del país, como la “soñadora” Astrid Silva que pidió que tengan cuidado los indocumentados y jóvenes amparados por el programa oficial Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), que los protege de la deportación a miles de jóvenes.

“Haz lo que tu conciencia te diga pero entiende que es peligroso ser arrestado”, dijo Silva, que recordó que cualquier falta menor puede llevar a ser detenido y, posteriormente, deportado.

Secretario del Tesoro cree que habrá nuevo plan de ayuda para estadounidenses

El secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, reconoció ayer jueves que hay una “gran probabilidad” de que sea necesario otro paquete de estímulo fiscal ante la gravedad de la crisis desatada por la pandemia del coronavirus, pero rechazó la propuesta de la oposición demócrata al asegurar que conviene esperar “unas semanas”.

“Vamos a revisar con cuidado las próximas semanas. Creo que hay una gran probabilidad de que necesitaremos otro, pero acabamos de inyectar 3 billones de dólares a la economía”, dijo Mnuchin en una entrevista virtual con el diario The Hill, en referencia al paquete aprobado en abril, el mayor de la historia de EEUU.

“Vamos a dar un paso atrás por unas semanas y pensar con mucha claridad cómo tenemos que gastar el dinero y si tenemos que hacerlo”, agregó.

Este jueves se conoció el nuevo reporte semanal de peticiones de subsidio de desempleo, que sumó 2,4 millones de solicitudes adicionales, y sitúan la cifra de estadounidenses que se han anotado al paro en las últimas seis semanas en 39 millones.

Mnuchin rechazó como “partidista” la propuesta aprobada la pasada semana por la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, de un nuevo plan de rescate por valor de 3 billones de dólares para aliviar el impacto económico.

En la misma línea se expresó el asesor económico principal de la Casa Blanca, Larry Kudlow, quien desestimó la inclusión en el nuevo programa de estímulo del refuerzo de los subsidios de desempleo y las transferencias de efectivo presentes en el previo.

“Lo que los estadounidenses quieren es volver a trabajar”, afirmó en una entrevista con el diario Washington Post, y apuntó a la posibilidad de una rebaja de impuestos para impulsar la actividad económica.

El nuevo paquete económico de los demócratas incluye un billón de dólares para rescatar a los estados y Gobiernos locales, así como otra ronda de pagos directos de 1.200 dólares a los contribuyentes con ingresos por debajo de los 75.000 dólares anuales, incluidos esta vez los inmigrantes sin papeles.

La Casa Blanca y los republicanos -así como algunos demócratas- se oponen tanto al giro a los indocumentados como a rescatar los estados, ya que advierten de que en algunos casos sus problemas financieros son previos a la pandemia.

Según la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO, en inglés), el Producto Interno Bruto (PIB) de EE.UU. caerá a una tasa anualizada del 38 % en el segundo trimestre de este año debido a las medidas de distanciamiento social y de restricción de movilidad para contener la propagación del coronavirus.

El Pentágono niega estar planeando una operación contra petroleros rumbo a Venezuela

El Departamento de Defensa de Estados Unidos negó este jueves estar planeando una “operación” contra los cinco petroleros iraníes que, en estos momentos, navegan rumbo a Venezuela, tal y como ha denunciado Teherán.

“No soy consciente de ninguna operación en marcha”, aseguró Rath Hoffman, portavoz de la cartera de Defensa, durante una rueda de prensa celebrada en el Pentágono.

La negativa se produce después de que el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohamad Javad Zarif, denunciara este pasado domingo, en una carta dirigida al secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, “movimientos de EE.UU. para desplegar su Armada en el mar Caribe con el fin de intervenir y perturbar la transferencia de petróleo de Irán a Venezuela”.

Además, según una información recientemente publicada por medios iraníes, cuatro buques del Comando Sur de las Fuerzas Armadas estadounidenses, actualmente desplegados en aguas del Caribe con motivo de una operación contra el narcotráfico, habrían recibido instrucciones para buscar una “posible confrontación con petroleros iraníes”.

En este sentido, Hoffman insistió en que no es “consciente” de ninguna maniobra que pudiera tener tal objetivo.

“Irán y Venezuela, dos miembros ajenos al orden internacional, están claramente violando las sanciones internacionales que pesan sobre ambas naciones con esta transacción”, afirmó el portavoz

Hoffman aseguró, además, que la situación supone “una preocupación global”, no solo de Washington.

Donald Trump analiza prohibir vuelos desde América Latina “para que no infecten a nuestra gente”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo ayer martes que se analiza prohibir la entrada de viajeros procedentes de América Latina, por el aumento de los casos en Brasil. 

“Lo estamos considerando, aunque esperamos que no tengamos un problema”, afirmó Trump en respuesta a una pregunta sobre si se plantea imponer un veto a los viajeros que llegan desde el sur del continente, durante una reunión con su gabinete en la Casa Blanca.

El mandatario explicó que “la mayoría” de los viajeros desde Brasil y Latinoamérica “llegan a Florida” y afirmó: “No quiero que venga gente (contagiada) e infecte a nuestra gente”.

“Brasil ha ido por la vía de (la inmunidad de) grupo, ya saben lo que es, del grupo, y están teniendo problemas, de eso no hay duda”, subrayó Trump.

Brasil es el tercer país del mundo con más casos de coronavirus después de Estados Unidos y Rusia, con 254.220 casos confirmados de la enfermedad y 16.792 muertos hasta el lunes, y se espera que pronto pase al segundo puesto y que sus cifras sigan creciendo hasta julio, cuando está previsto el pico de la curva de incidencia.

La Casa Blanca ya ha vetado el acceso al país de los viajeros procedentes de China y la mayor parte de Europa para contener la expansión del coronavirus, algo que no ha impedido que los contagios en EE.UU. superen el millón y medio, y que los muertos pasen ya de 91.000, posicionándose como el país con más casos.

Trump amenaza con cortar definitivamente el financiamiento a la OMS

El presidente Donald Trump amenazó ayer lunes con cortar permanentemente los fondos a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y con sacar al país de la autoridad sanitaria internacional. En una carta dirigida al director general del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus, el mandatario pide comprometerse a realizar “mejoras sustanciales” en los próximos 30 días.

“Está claro que los reiterados errores que han cometido usted y su organización frente a la pandemia [del coronavirus] han sido extremadamente costosos para el mundo“, escribió el presidente en una misiva de cuatro páginas que publicó en su cuenta de Twitter.

El presidente ya había suspendido -de manera temporal- los pagos a la organización el pasado 14 de abril bajo el argumento de que había gestionado mal el nuevo brote cuando surgió en China.

La carta de Trump es su último ataque contra una institución a la que ha tratado de culpar por la propagación del coronavirus para quitarse cualquier responsabilidad al frente de la respuesta al nuevo brote en el país.

El año pasado, Estados Unidos contribuyó con alrededor de $553 millones de dólares al presupuesto de $6 mil millones de dólares de la OMS. Pero el presidente ha amenazado incluso con salirse del organismo porque “claramente no sirve a los intereses de Estados Unidos”.

Antes de que Trump publicara su carta en la red social del pajarito, el presidente chino, Xi Jinping, ofreció contribuir con $2 mil millones a la locha contra la pandemia e hizo un llamado a otros países para que incrementaran los fondos que destinan a la OMS. El año pasado, el gigante asiático aportó $43 millones de dólares.

EE.UU. acusa a Venezuela y Cuba de “no cooperar” en materia antiterrorista

El gobierno de Estados Unidos acusó a Venezuela y Cuba, junto con Irán, Siria y Corea del Norte, de “no cooperar plenamente” en materia antiterrorista con Washington, informaron fuentes oficiales el miércoles.

“Ayer, el Departamento de Estado notificó al Congreso que Irán, Corea del Norte, Siria, Venezuela y Cuba han sido incluidos, bajo la sección 40A(a) de la Ley de Control de Exportación de Armas, en la lista de ‘no cooperar plenamente’ con EE.UU. en la lucha contra el terrorismo en 2019”, detalló la cartera de Exteriores en un comunicado.

Esta certificación “prohíbe la venta o licencia de artículos y servicios de defensa” a los países incluidos y sirve para informar “al público estadounidense y a la comunidad internacional” de su falta de cooperación, detalla el despacho.

Es la primera vez que Cuba es incluida en este listado desde 2015. Tras un periodo de acercamiento entre Washington y La Habana, durante el mandato de Barack Obama (2009-2017), Estados Unidos ha optado por endurecer su política desde que Donald Trump asumió la presidencia.

El Departamento de Estado justifica esta decisión alegando que miembros del grupo paramilitar Ejército de Liberación Nacional (ELN), que viajaron a La Habana en 2017 para tomar parte de las negociaciones de paz con el Gobierno de Colombia, aún seguían en la isla en 2019.

“Citando protocolos de las negociaciones, Cuba rechazó la solicitud de extradición de los líderes del ELN que vivían en La Haban presentada por Colombia, después de que el grupo se atribuyera la autoría del atentado contra la academia de policía de Bogotá, en enero de 2019, en el que murieron 22 personas y más de 60 resultaron heridas”, agrega el comunicado.

Fauci advierte de las consecuencias “realmente graves” si se reabre la economía demasiado rápido

El Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU., advirtió que “las consecuencias podrían ser realmente graves” si las ciudades y los estados reabrieran la economía demasiado rápido. 

Más infecciones de COVID-19 son inevitables a medida que las personas comienzan a reunirse nuevamente, pero lo preparadas que estén las comunidades para eliminar esas chispas determinará qué tan grave es el rebote, dijo Fauci a la Comisión de Salud, Trabajo y Pensiones del Senado. 

“No hay duda, incluso en las mejores circunstancias, cuando retires la mitigación verás aparecer algunos casos”, indicó Fauci.

 El Dr. Fauci advirtió que, si bien el gobierno federal está trabajando para ayudar a fabricar una vacuna contra el nuevo coronavirus, su desarrollo “podría tomar algún tiempo” para salir al mercado.

El reconocido científico añadió que se están desarrollando ocho vacunas contra el coronavirus en Estados Unidos. “Si tenemos éxito”, dijo, “esperamos saber eso a fines del otoño, principios del invierno”.

Sin embargo, recalcó, es “un poco un puente que está demasiado lejos” para millones de estudiantes que regresarían a las universidades en todo el país en agosto y septiembre, y deberían ser vacunados antes de asistir a clases nuevamente.

Como resultado, Fauci dijo a la Comisión de Salud del Senado en un testimonio preparado, que los esfuerzos de la nación para combatir el virus en una fecha límite y la enfermedad que genera, COVID-19, deben “centrarse en las prácticas comprobadas de contención y mitigación de salud pública”.

Se trata de la primera audiencia del Senado con testigos y el presidente de la comisión en forma remota debido a la pandemia.

Fauci, quien está en cuarentena por haber estado en contacto con un funcionario de la Casa Blanca que dio positivo a la COVID-19, dijo a la comisión de Salud del Senado que los estados no deberían seguir adelante sin cumplir primero con las pautas de la administración que establecen 14 días de casos en declive. “Si nos saltamos los puntos de control (…) corremos el riesgo de múltiples brotes en todo el país”, dijo Fauci.

“Esto no solo resultará en sufrimiento y muerte innecesarios, sino que en realidad nos retrasará en nuestra búsqueda de volver a la normalidad”, agregó.

Asimismo, el experto en enfermedades infecciosas reconoció que la cifra real de muertos en el país en estos momentos, probablemente sea superior a los más de 80.000 que indican los datos oficiales, debido a que la gravedad de la situación en algunas regiones, “como Nueva York”, ha impedido a las autoridades realizar un conteo preciso.

Fauci testificó el martes en el Senado, controlado por los republicanos, después de que la Casa Blanca impidiera que el experto en enfermedades infecciosas, de 79 años, testificara ante un panel de la Cámara de Representantes controlado por los demócratas, llamándolo “contraproducente.”

“Todos los caminos de regreso al trabajo y de regreso a la escuela pasan por pruebas y lo que nuestro país ha hecho hasta ahora en las pruebas es impresionante, pero no lo suficiente”, dijo Lamar Alexander, presidente republicano de la comisión del Senado, en un comunicado de apertura en la audiencia el martes.

Alexander está en cuarentena en su estado natal de Tennessee durante 14 días después de que un miembro de su personal dio positivo. Alexander presidió la audiencia virtualmente.

La FDA trabaja para cerrar brecha

Stephen Hahn, comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), quien también testificó en forma remota, dijo que la agencia está trabajando para cerrar la brecha entre ahora y cuando una vacuna podría estar disponible a través de la terapéutica.

El objetivo, apuntó, es acelerar el desarrollo y la revisión de medicamentos antivirales y de anticuerpos, así como productos de plasma convalecientes.

Hahn dijo que la agencia ha creado un programa de emergencia para llevar a cabo tales revisiones y está utilizando “todas las autoridades y flexibilidad disponibles que sean apropiadas”.

Estados Unidos avanza rápidamente hacia la reapertura del comercio

Estados Unidos se está moviendo rápidamente hacia la relajación de las restricciones y la apertura del comercio desde el cierre del coronavirus, pero un experto líder en la pandemia dice que el resultado será más infecciones y muertes.

Los gobernadores en 47 de los 50 estados de EE.UU. ahora han aliviado las restricciones comerciales, permitiendo que tiendas, restaurantes y otros negocios se reabran de manera limitada, mientras que a menudo requieren que se mantenga el distanciamiento social de al menos dos metros. Sin embargo, en su mayoría, los estados no han cumplido con las pautas federales de un número decreciente de infecciones en un período de dos semanas.

Casi 80,000 personas han muerto en Estados Unidos a causa de la pandemia, mucho más que en cualquier otro país del mundo. El Instituto de Medición y Evaluación de la Salud (IHME por sus siglas en inglés) de la Universidad de Washington ahora pronostica que más de 137,000 estadounidenses morirán hasta principios de agosto, un aumento de su proyección de 134,000 hace una semana, lo que atribuyó a la relajación de las restricciones del coronavirus en  el país.

El director del IHME, Dr. Christopher Murray, dijo: “A menos que y hasta que veamos pruebas aceleradas, rastreo de contactos, aislar a las personas que dan positivo y un uso generalizado de máscaras en público, existe una probabilidad significativa de nuevas infecciones”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que enfrenta una votación de reelección contra el exvicepresidente Joe Biden el 3 de noviembre, está presionando a los estados de la nación para que reabran lo más rápido posible, al tiempo que reconoce que es probable que mueran más estadounidenses como resultado.

En Twitter, Trump afirmó el lunes: “Las cifras del coronavirus se ven MUCHO mejor, disminuyendo en casi todas partes. ¡Se han hecho grandes progresos!”.

“La gran gente de Pensilvania quiere su libertad ahora, y son plenamente conscientes de lo que eso implica. Los demócratas se mueven lentamente, en todo Estados Unidos, con fines políticos. Esperarían hasta el 3 de noviembre si fuera por ellos. No juegues a la política. ¡Ten cuidado, muévete rápido!”.

Trump habló el lunes por la tarde sobre el papel de las pruebas de coronavirus en la economía nacional. 

Trump: “Estamos realizando aproximadamente unos 300.000 test al día”Trump abordó la realización de pruebas diagnósticas en Estados Unidos, en medio de las críticas que señalan a la administración por querer proceder a la reactivación económica del país sin tener la capacidad de ofrecer test a todos los ciudadanos.

Los funcionarios de la Casa Blanca están expresando preocupación por dos pruebas positivas de coronavirus entre el personal que trabaja en la mansión ejecutiva, un ayuda de cámara de Trump y Katie Miller, la secretaria de prensa del vicepresidente Mike Pence.

El domingo, el asesor económico de la Casa Blanca, Kevin Hassett, dijo en el programa “Face the Nation” de CBS: “Da miedo ir a trabajar. Pero, como saben, es el momento en que la gente tiene que dar un paso adelante y servir a su país”.

Pence continúa dando negativo para el coronavirus y no está en cuarentena. Él estuvo en la Casa Blanca el lunes para una video conferencia con los gobernadores estatales sobre la respuesta al coronavirus y el “renacimiento económico”.

Lo hizo desde una habitación aislada en el complejo de la Casa Blanca, mientras la doctora Deborah Birx y otras personas participaron como de costumbre de un salón de conferencias en el llamado Situation Room.

Pero tres funcionarios clave de salud de EE.UU. que se acercaron a personas infectadas en la Casa Blanca están tomando precauciones, ya sea que quedándose en casa o usando máscaras mientras están en la Casa Blanca.

El Dr. Anthony Fauci, un experto clave de la Casa Blanca en la lucha contra el coronavirus, se ha autoaislado, aunque ha dado negativo. Otros dos miembros importantes del grupo de trabajo sobre coronavirus de la Casa Blanca, el jefe de la Administración de Drogas y Alimentos, Stephen Hahn, y el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, Robert Redfield, están en cuarentena durante dos semanas después de asistir a una reunión en la que uno de los miembros del personal infectado estaba presente. 

Nueva York, el estado estadounidense más afectado con casi 27,000 muertes, está buscando reabrir algunas empresas el viernes, luego de movimientos similares en muchos otros estados que han visto menos infecciones.

Como parte del plan, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ordenó pruebas obligatorias de coronavirus dos veces por semana para trabajadores en hogares de ancianos, y los hospitales ya no pueden dar de alta a los pacientes a las instalaciones a menos que los pacientes hayan dado negativo para COVID-19.