El exbanquero Guillermo Lasso ganó la segunda vuelta presidencial de este domingo en Ecuador contra el izquierdista Andrés Arauz, delfín del expresidente Rafael Correa, que reconoció su derrota. 

“Le felicitaré por el triunfo electoral obtenido hoy y le demostraré nuestras convicciones democráticas”, afirmó Arauz refiriéndose a Lasso en un discurso en su centro de campaña en Quito. 

“Este es un día histórico en el que los ecuatorianos han expresado su deseo de cambio (…) Gracias desde el fondo de mi corazón, por darme la oportunidad de ser su presidente”,  indicó de entrada en su discurso Guillermo Lasso, banquero nacido en Guayaquil, tras proclamarse como ganador de la segunda vuelta electoral, con el 97 % de actas escrutadas y antes de que el CNE anuncie los resultados oficiales.

No obstante, destacó que desde el 24 de mayo (cuando sea nombrado oficialmente presidente) arrancará con el cumplimiento de sus propuestas y compromisos que hizo en campaña, como la vacunación de al menos 9 millones de ecuatorianos en los primeros 100 días de gobierno,  igualdad laboral entre hombres y mujeres, oportunidad de trabajo, velar por las adolescentes embarazadas y proteger al colectivo LGBTI, para evitar que sea estigmatizado ni discriminado. También señaló que cerrará la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt).

La tendencia hacia Lasso se inclinó desde el inicio del conteo de los votos y se ha mantuvo en progresivo, en la mayoría de las provincias, especialmente de la Sierra. Ya a las 19:00, sus simpatizantes festejaban con una caravana al pie de su casa en la Puntilla, Samborondón, al norte de Guayaquil, donde él brindó junto a su familia con champagne.

Los resultados oficiales del CNE aún no han sido pronunciados. Mientras tanto el expresidente Rafael Correa ya acepta la derrota de su candidato.