INMIGRACION

Corte suspende proceso de deportación acelerada impuesto por gobierno de Trump

El juez Richard Leon, de la Corte de Distrito de Washington, D.C., suspendió una regla que impedía a los inmigrantes tener acceso a un juicio justo, lo que aceleraría su deportación.

La disposición fue impuesta en las últimas semanas del gobierno del presidente Donald Trump y fue emitida por la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR), área del Departamento de Justicia (DOJ) que administra los tribunales de inmigración.

La regla publicada el 16 de diciembre del 2020 reducía la capacidad de los jueces en la discreción de los casos, además que sus sentencias podrían ser revertidas fácilmente por la BIA, acusaron activistas que presentaron la demanda.

“La regla general de la Administración Trump niega ilegalmente a los inmigrantes una audiencia justa en la corte e impide la capacidad de los defensores de los inmigrantes para representarlos y defenderlos”, indicaron los grupos defensores en un mensaje conjunto.

Entre otros aspectos, la medida modificaba los procedimientos, a fin de privar a los inmigrantes del acceso a una audiencia, limitar su derecho a presentar pruebas y a seleccionar un abogado.

La coalición de demandantes se integró por la Red Católica de Inmigración Legal Inc., los Servicios de Defensa de Brooklyn (BDS), el Proyecto de Derechos de Inmigrantes y Refugiados de Florence (FIRRP), HIAS (fundada como Sociedad de Ayuda para Inmigrantes Hebreos) y el Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes (NIJC), quienes fueron representados por NIJC y Democracy Forward.

El juez Leon ordena que se mantenga la regla previa, al reconocer que los demandantes demostraran los daños a un proceso justo.

“Han demostrado un daño probablemente irreparable sin una suspensión”, dijo el juez, al tiempo que consideró que volver a los lineamientos previos “equilibrará mejor las acciones en juego y servirá al interés público”.

El juez Leon incluso opinó que 30 días para presentar comentarios sobre una regla tan compleja son insuficientes.

Así afecta a inmigrantes

La regla impacta de la siguiente forma a inmigrantes con procesos abiertos:

  • Reduce el tiempo para presentar pruebas
  • Complica a los inmigrantes enonctrar un abogado
  • Prohíbe que la BIA considerar evidencia para protección, como asilo
  • Revierte los procedimientos para determinar la salida voluntaria
  • Permite a la BIA tomar decisiones sin posibilidad de que las partes impugnen esos hechos
  • Elimina la autoridad de los jueces de inmigración y de la BIA para cerrar o reabrir administrativamente los procedimientos.

Denuncian que aumentan contagios de Covid-19 en cárceles de ICE

Los casos de coronavirus en inmigrantes detenidos por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) han tenido un aumento significativo en las últimas semanas, según indican los datos de la agencia cuando los detenidos suman menos de 14.400.

Para este miércoles, 719 inmigrantes recluidos en los centros de detención del ICE están lidiando con el contagio.

La cifra representa casi 300 detenidos más que el pasado 13 de marzo cuando, según los datos del ICE, había 432 inmigrantes contagiados en las cárceles bajo custodia de las autoridades de inmigración.

El aumento de número de contagios se da a pocos días que se revelara un informe de la Oficina del Inspector General que vigila al Departamento de Seguridad Nacional (HHS) sobre las condiciones peligrosas en el Centro Correccional de La Palma, un sitio de detención del ICE en Eloy, Arizona.

La investigación confirmó el uso peligroso de la fuerza, el abuso y la falta de atención médica en La Palma cuando la pandemia se presentó.

Además reveló que ni el ICE ni los operadores privados de las instalaciones proporcionaron equipo de protección básico a los detenidos, no requirió que los guardias usen máscaras y “no hizo cumplir las precauciones contra el COVID-19, incluidas las cubiertas faciales y el distanciamiento social”, entre otras cosas que han contribuido al brote generalizado en ese lugar.

Actualmente La Palma tiene 96 inmigrantes lidiando con la enfermedad. En total hasta la fecha 829 personas se han infectado en este sitio.

Los mayores contagios a este miércoles se presentan en el Centro Residencial en el condado de Karnes, en Texas, donde hay 105 infectados, y el Centro Residencial de Familias de Dilley, en el mismo estado, donde hay 123 contagiados lidiando con la enfermedad.

Desde que la pandemia del coronavirus se declaró en marzo del 2020, el ICE ha reportado 11.086 contagios entre sus detenidos. Al viernes pasado tenía 14.315 inmigrantes bajo su custodia.

Con informacion de Los Angeles Times en Español

Casa Blanca: EEUU y México tienen responsabilidad compartida ante la inmigración irregular

Funcionarios de la administración del presidente Joe Biden dijeron este jueves a los periodistas que Estados Unidos y México trabajan arduamente para abordar las “causas fundamentales de la migración irregular”.

La Casa Blanca informó que México ve el problema migratorio “como una responsabilidad compartida”.

Una visita de dos días a México, liderada por Roberta Jacobson, coordinadora para la frontera sur, dejó en claro que EE. UU. está enfocado en que “en términos de inseguridad e inestabilidad” la falta de oportunidades es algo que influye sobremanera en la cantidad de inmigrantes que ingresan sin permisos a EE. UU.

El mismo día el presidente Biden dijo que es normal que suceda ese aumento en el flujo migratorio para esta época del año.

“Pasa cada año, en esta época, hay un incremento significativo en la llegada de gente que viene a la frontera”, aseguró Biden.

A preguntas de los periodistas, un funcionario explicó que ante las críticas por las deportaciones, es necesario aclarar que “obviamente estamos expulsando a un gran número de migrantes, pero se trata principalmente de hombres adultos”.

El funcionario dijo EE. UU. no apelará al Título 47wQbNPTDJp9hMYdvogK2hAUiHsGeiybwaWe36bwtRQ3UTpYV7YuZ8FV5j9nauFCWwcjM6dTzpL5s2N79Rp5unwdMvc8ZKUno acompañados que ya están bajo custodia del gobierno estadounidense.

“Es una conversación en curso, por lo que hay conversaciones cada día entre nuestros altos funcionarios en nuestras respectivas agencias”, señaló.

Además, dijeron los funcionarios: “En los próximos 90 días, también se hará especial hincapié en perseguir a las organizaciones de trata, no solo a las organizaciones de contrabando, sino a las organizaciones de trata que han estado utilizando una estrategia de mensajería para manipular a personas que obviamente buscan oportunidades económicas o que huyen de la violencia”.

Vice presidenta Kamala Harris coordinará acciones de EEUU en materia migratoria

La vicepresidente Kamala Harris coordinará los esfuerzos del gobierno del presidente Joe Biden en asuntos migratorios, a fin de reducir la inmigración irregular de Centroamérica.

Así lo confirmó el presidente Biden en un evento al que acudió la vicepresidenta.

“Esta nueva oleada que estamos enfrentando ahora comenzó en la pasada administración, pero es nuestra responsabilidad ocuparnos de ella”, dijo. “No puedo pensar en alguien mejor calificada para ello”.

En una llamada previa con periodistas, oficiales de la Casa Blanca confirmaron la decisión y adelantaron que la vicepresidenta ya tuvo sus primeras reuniones esta mañana con miembros diplomáticos.

“Como el presidente Biden lo dijo, aquello que necesite ser atendido con urgencia será liderado por la vicepresidenta”, dijo una asesora senior.

Harris tendrá contacto con los gobiernos de México y los países que conforman el Triángulo Norte, es decir Guatemala, El Salvador y Honduras, para encontrar solución a los problemas que originan la inmigración irregular.

“La vicepresidenta tiene gran experiencia en apelar a los derechos humanos por su labor como fiscal general en California y como senadora”, se presumió. “Ella se va a enfocar en dos vías, primero trabajará en el objetivo de regular la inmigración a los Estados Unidos, pero su principal objetivo será establecer una sociedad estratégica con estos países con base en el respeto y compartir los valores”.

Los esfuerzos de Harris serán en la vía diplomática, enfocados en distinguir y enfrentar “las raíces de la inmigración”.

“Una de las piezas en las que se trabajará es la posibilidad de que la gente, en sus países, en el Triángulo Norte, tengan la posibilidad de solicitar asilo a los Estados Unidos sin hacer este peligroso viaje”, se adelantó.

Una de las oficiales parafraseó al presidente Biden sobre las dificultades de resolver el problema migratorio, pero defendió que será el inicio de buscar esa solución.

Administración Biden advierte a inmigrantes: “La frontera está cerrada”

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, volvió a enviar el mensaje claro a los inmigrantes que intentan llegar a los Estados Unidos: “La frontera está cerrada”.

Expresó que los adultos y las familias completas son deportadas, pero no los niños no acompañados, a quienes procesará para protección del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

“No expulsaremos al desierto mexicano, por ejemplo, a tres niños huérfanos”, dijo Mayorkas en NBC News. “Estamos procesando de manera segura a los niños que llegan a nuestra frontera”.

Luego pidió a los inmgirantes no viajar en este momento a la frontera, en medio de las restricciones por COVID-19 y la inseguridad en el recorrido.

“Instamos encarecidamente, y el mensaje es claro, a que no lo hagan ahora. No puedo exagerar los peligros del viaje que emprenden”, expresó.

Mayorkas relacionó algunos de los problemas actuales con las políticas de la administración del expresidente Donald Trump.

“Desmanteló la forma ordenada, humana y eficiente de permitir que los niños hagan sus reclamos bajo la ley de los Estados Unidos en su propio país”, indicó. “Estamos reconstruyendo esos sistemas ordenados tanto en México, en estrecha colaboración con el Gobierno mexicano, como en los países de Guatemala, Honduras y El Salvador”.

El funcionario, quien es el primer latino e inmigrante en ocupar esa posición, defendió los esfuerzos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) y HHS y el Departamento de Salud y Servicios Humanos, que construyen nuevas instalaciones temporales para los menores, dijo en otra entrevista a CNN.

“Establecimos tres nuevas instalaciones la semana pasada… Estamos trabajando las 24 horas del día, los 7 días de la semana”, afirmó al insistir que ha habido situaciones similares en la frontera. “Hemos lidiado con los aumentos repentinos en el pasado y los hombres y mujeres del Departamento de Seguridad Nacional tendrán éxito”.

Mayorkas, sin embargo, no quiso proporcionar una fecha tentativa de cuando las nuevas instalaciones para niños.

Mark Weber, un portavoz del HHS confirmó a CBS News que esa dependencia tiene alojados a casi 10,500 menores no acompañados en instalaciones de vivienda de emergencia y refugios autorizados por los estados.

Cámara de Representantes aprueba otorgar ciudadanía a ‘dreamers’ y beneficiarios de TPS

La Cámara de Representantes aprobó ayer jueves la “American Dream and Promise Act 2021” que permitirá otorgar la ciudadanía a “dreamers”, a personas bajo el Estatus de Protección Temporal (TPS), así como aquellos con acciones diferidas de deportación o DED.

Con una votación de 228 a favor y 197 en contra, la H.R.6 pasó su primera prueba, pero continuará su ronda en el Senado. Nueve republicanos apoyaron la propuesta.

Los 38 miembros del Caucus Hispano apoyaron la propuesta y esta mañana lo dejaron claro en conferencia de prensa con la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi (California), donde también se habló de la Ley de Modernización de la Fuerza Laboral Agrícola, la otra norma bajo votación.

“Dos leyes que harían una gran diferencia para nuestra gran nación, lo sé personalmente”, dijo el representante Raúl Ruiz (California), presidente del Caucus. El congresista llegó a los EE.UU. siendo un niño, recordó. Sus padres son agricultores. “Durante esta pandemia debemos aprobar estas leyes. Los ‘dreamers’ son doctores, enfermeros, técnicos de laboratorio”.

El presidente Joe Biden respalda este proyecto y espera su aprobación para firmarlo, al reconocer que un alto porcentaje de “dreamers” y de personas con TPS son trabajadores de primera línea contra la pandemia de COVID-19 y merecen su camino a la ciudadanía.

“Estas personas continúan viviendo en un estado de precariedad y miedo”, indicó la Casa Blanca. “Asegurar que los Dreamers y los beneficiarios de TPS tengan un camino claro hacia la ciudadanía brindaría seguridad y estabilidad económicas muy necesarias a millones de personas que actualmente enfrentan incertidumbre y vulnerabilidad perpetuas como resultado de su estatus migratorio”.

Sin embargo, la Administración Biden defendió una reforma integral a través de su proyecto de Ley de Ciudadanía de EE.UU. 2021, el cual fue presentado en febrero pasado.

“(La ley) proporcionaría un camino hacia la ciudadanía a millones de inmigrantes indocumentados, establecería un nuevo sistema para administrar y gestionar de manera responsable asegurar nuestra frontera”, consideró.

Avanza en el Congreso de EEUU proyecto de ley que daría la ciudadanía a trabajadores agrícolas

La Cámara de Representantes votó ayer jueves a favor de un proyecto de ley que busca ofrecer un camino a la ciudadanía para los trabajadores agrícolas. La votación de esta iniciativa tuvo lugar el mismo día que otra que pretende dar la ciudadanía a los llamados dreamers, pero ninguna de las dos tiene posibilidades de ser aprobada en el Senado debido a la ferviente oposición republicana.

247 representantes (30 de ellos republicanos) votaron a favor y 174 en contra de la ley agrícola (H.R. 1603), que protegería de la deportación a un millón de trabajadores agrícolas, con el objetivo final de otorgarles también la ciudadanía.

Tanto la llamada Ley de Modernización de la Fuerza Laboral Agrícola como la Ley de Sueños y Promesas forman parte de la extensa reforma migratoria que apoya el presidente Joe Biden y que propone el camino a la ciudadanía de 11 millones de inmigrantes indocumentados. Los demócratas irán llevando al Congreso

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo a los periodistas que los proyectos de ley eran “hitos críticos hacia el alivio que tanto necesitan los millones de personas que llaman hogar a Estados Unidos”.

Además de activistas y organizaciones que defienden a los migrantes, los proyectos hermanos recibieron el impulso de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, el grupo de presión empresarial más grande del país, que se hizo eco de la preocupación de las empresas por el “futuro incierto” de los trabajadores inmigrantes. Respecto a la llamada ley agrícola, la cámara opinó que las mejoras en las visas de estos trabajadores ayudarían a industrias estadounidenses que operan todo el año, como las granjas lecheras.

La aprobación en la Cámara Baja llega en un momento en el que Biden trata de contener la llegada de inmigrantes a la frontera. El presidente habría solicitado a México que le ayude a poner freno a la inmigración a cambio de enviar vacunas AstraZeneca al país vecino. Las personas que llegan a la frontera sur para solicitar asilo en Estados Unidos son principalmente hondureños, salvadoreños y guatemaltecos y huyen de la violencia, el hambre y la precariedad de sus países.

La ley agrícola contó también con respaldo de representantes de ambos partidos (34 republicanos votaron a favor) cuando fue presentada en la Cámara Baja en octubre de 2019, pero la situación ha cambiado en un Congreso dividido en el que es muy difícil que sus miembros no rebasan la línea partidista.

Esta división imposibilita que el proyecto de ley salga adelante en el Senado, donde los demócratas tienen una ajustada mayoría y el filibuster exige 60 votos para aprobar una legislación de gran calado como esta. 10 senadores republicanos tendrían que unirse a los 50 del partido de Biden para que la iniciativa llegue al escritorio de la oficina oval y el presidente la firme para convertirla en ley.

Arizona y Montana demandan al gobierno de Biden por suspender las deportaciones

El fiscal general de Arizona, Mark Brnovich, anunció este martes que amplió su demanda contra el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS), argumentando que la suspensión de las deportaciones constituye una “peligrosa política de inmigración”.

A esta solicitud se unió el fiscal general de Montana, Austin Knudsen, así que ambos estados gobernados por republicanos presentaron una moción de orden judicial pidiendo a una corte que detenga la implementación de las políticas migratorias encabezadas por la Administración de Joe Biden.

“Si me preguntaran sobre la elección de política más pobre que he visto en el Gobierno, esta sería un fuerte contendiente”, dijo Brnovich en un comunicado.

A su parecer, “liberar ciegamente a miles de personas, incluidos criminales convictos y aquellos que puedan estar propagando la covid-19 en nuestro estado, es tanto inconcebible como una violación de la ley federal”.

Mediante el documento instó al gobierno federal a detener estas prácticas migratorias con el fin de “evitar una peligrosa crisis humanitaria para los inmigrantes y la gente de Arizona”.

Brnovich anunció la nueva acción judicial como una ampliación de la que ya había presentado el 3 de febrero contra la orden de Biden de congelar las deportaciones durante sus primeros 100 días de mandato.

Esa orden ya ha sido bloqueada por un juez federal a petición del estado de Texas, también republicano, que fue el primero en actuar en esa dirección. La decisión del juez es temporal, ya que solo bloquea la orden de Biden mientras toma una decisión definitiva.

Tanto Texas en su demanda como ahora Arizona y Montana aducen el daño “irreparable” que las políticas del mandatario pueden causar a sus estados.

Por medio de Twitter, Brnovich compartió su nueva acción indicando: “Ampliamos nuestra demanda presentada anteriormente contra el DHS por su nueva política de inmigración que detiene casi todas las deportaciones durante 100 días, incluso los acusados o condenados por delitos”.

Centro de detención en Pennsylvania deja en libertad a familias de inmigrantes

Todas las familias de inmigrantes indocumentados procedentes de América Central y América del Sur que habían permanecido en un centro de detención de Pennsylvania, en algunos casos por más de un año, han quedado en libertad.

“Me complace informar que todas las familias en el centro de detención de Berks han sido liberadas. Este es un paso muy demorado en darle justicia a las familias migrantes y vulnerables, incluidos los niños”, dijo este lunes en su cuenta Twitter el senador demócrata Bob Casey.

Encuesta: mayoría de estadounidenses apoya que indocumentados puedan conseguir la ciudadanía

Un 60% de los estadounidenses apoyan que los inmigrantes indocumentados puedan conseguir la ciudadanía en ocho años, tal y como propone el presidente Joe Biden en su reforma migratoria, según una encuesta reciente.

Politico y Morning Consult lanzaron este miércoles una pesquisa que revela que un 32% de los votantes registrados “apoya enérgicamente” un camino a la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados que se calcula que hay en el país, mientras que otro 28% lo “apoya de alguna manera”. Un 28% se opone, de los cuales un 14% lo hace “enérgicamente”. Un 16% no opinó.

La encuesta da un espaldarazo a los demócratas que están luchando por conseguir que la reforma migratoria del mandatario salga adelante en el Congreso.

La inmigración ha sido normalmente un tema controvertido en la política estadounidense. Los legisladores llevan años declarando que quieren aprobar una reforma migratoria integral, pero no lo han conseguido debido a las disputas partidistas.

El proyecto de ley demócrata propone un camino a la ciudadanía para los jóvenes que llegaron a Estados Unidos con sus padres cuando eran menores (y que se conocen como dreamers). También permitiría que los trabajadores agrícolas y las personas con Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) consigan rápido sus green cards y que los indocumentados puedan hacerlo al cabo de cinco años.

Cada uno de estos grupos podría tratar de conseguir la ciudadanía tres años después de recibir la residencia permanente.

La encuesta que se conoció este miércoles muestra que otros aspectos de la reforma también gozan de popularidad entre los estadounidenses como dar fondos para aligerar la acumulación de solicitudes de asilo (51%), establecer una infraestructura de procesamiento de refugiados en Centroamérica (54%) y proporcionar más fondos para aumentar la plantilla de jueces de inmigración (53%).

A pesar del apoyo de la sociedad estadounidense, la propuesta de ley enfrentará la enorme y complicada tarea de conseguir votos de miembros del partido republicano necesarios para aprobarla.

Juez bloquea orden de Biden sobre suspensión de deportaciones

El presidente Joe Biden enfrenta su primera gran derrota en un tribunal, luego de que el juez federal en Texas Drew Tipton suspendiera indefinidamente la prohibición de deportaciones de 100 días.

El juez Tipton –nombrado por el expresidente Donald Trump— había suspendido provisionalmente en dos ocasiones los lineamientos emitidos el 20 de enero del 2021, tras una petición del fiscal de Texas, Ken Paxton.

“Esta orden judicial preliminar se otorga a nivel nacional y prohíbe la aplicación e implementación de la [pausa de 100 días] en todos los lugares donde los acusados ​​tienen jurisdicción para hacer cumplir e implementar el Memorando del 20 de enero”, consideró Tipton.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) había implementado la suspensión de deportaciones, para que oficiales de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) se enfocaran solamente en extranjeros que representaran un peligro en la seguridad nacional, aunque también se procesaría a quienes habían ingresado al país sin autorización a partir del 1 de noviembre del 2020.

La decisión también significó una derrota para una coalición de 16 fiscales, liderados por la fiscal general de Nueva York, Letitia James, que se había sumado a la defensa de la guía federal, pero el juez Tipton justifica su decisión a una “omisión de explicación” de la Administración Biden sobre su suspensión.

“[La] falla central del DHS no radica en la brevedad del Memorando del 20 de enero o el registro administrativo correspondiente, sino en su omisión de una explicación racional basada en los hechos revisados ​​y los factores considerados”, consideró Tipton.

Además calificó de “fatal” y “una elección arbitraria y caprichosa”, la decisión del DHS.

Activistas a favor de inmigrantes criticaron la decisión.

“Independientemente de este fallo, RAICES se compromete a seguir luchando por ellos en cada paso del camino y utilizar todas las herramientas legales y de defensa a nuestra disposición para mantener a las familias unidas y libres”, dijo Tami Goodlette, directora de litigios de la organización.

Biden abre la puerta a los solicitantes de asilo que fueron enviados por Trump a México

Un pequeño grupo de migrantes saluda tímidamente desde un enorme autobús que pone rumbo a la garita fronteriza de San Ysidro, en San Diego (California). Son los primeros que entran a Estados Unidos con casos activos en los Protocolos de Protección de Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), un programa implementado por Donald Trump por el que su país devolvió a México a más de 71.000 solicitantes de asilo, la mayoría centroamericanos, y con el que su sucesor, Joe Biden, prometió acabar en sus primeros días en la Casa Blanca.

Con la entrada de ese grupo a territorio estadounidense, el Gobierno de Biden comenzó el desmantelamiento del programa por el que EE UU enviaba a peligrosas ciudades del país vecino a quienes llegaban a su territorio en busca de protección. La medida puede beneficiar hasta a 26.000 personas que todavía tienen casos activos de MPP y que llevan meses esperando en albergues, campamentos de refugiados y casas particulares en el norte de México a que un juez estadounidense atienda sus solicitudes de asilo. La pandemia paralizó esos procesos y puso a los migrantes en un limbo.

La recepción de solicitantes de asilo en Estados Unidos se puso en marcha este fin de semana, coincidiendo con el primer mes de Biden en la Casa Blanca. El procesamiento comenzó el viernes en la ciudad mexicana de Tijuana (Baja California), el punto de la frontera donde se empezó a implementar los MPP en enero de 2019, y en los próximos días se extenderá a la frontera texana, a los puentes que unen Matamoros (Tamaulipas) con Brownsville y Ciudad Juárez (Chihuahua) con El Paso. Para ello, Washington implementó una plataforma operada en coordinación con el Gobierno mexicano y la asistencia de las agencias de Naciones Unidas encargadas de la atención a migrantes y refugiados, la ACNUR y la Organización Internacional para las migraciones (OIM).

“Hay una necesidad urgente de atender a las personas vulnerables que están en esta situación”, dijo un funcionario de Naciones Unidas en una llamada con los medios en la que explicó cómo funcionaría el proceso. El procedimiento contempla que los solicitantes de asilo rellenen un formulario online para solicitar el traslado a ciudades estadounidenses donde tienen familiares o amigos que los reciban y donde esperarán su cita ante una corte de inmigración. Los beneficiados serán convocados a la frontera 24 horas antes del día asignado para su cruce. Allí se les hará una prueba de antígenos para descartar que están contagiados de coronavirus. Si el resultado sale negativo, serán procesados por la Patrulla Fronteriza y liberados con la fecha de su próxima cita ante un juez. En caso de que algún migrante esté contagiado, se le trasladará a unas instalaciones donde podrá hacer cuarentena antes de cruzar la frontera.

En territorio estadounidense, los migrantes “serán procesados rápidamente y los traerán con nosotros, que los daremos conexión con sus familiares en los lugares donde continuarán sus procesos de inmigración”, explica Norma Pimentel, directora de Caridades Católicas en el Valle del Río Grande. En el albergue de su organización en McAllen (Texas) ya están preparados para recibir a los solicitantes de asilo. Como sucedía antes de que Trump implementara los MPP, les ofrecerán cama y comida y les ayudarán a comprar sus billetes de avión o autobús para que puedan viajar a otros puntos de Estados Unidos, donde sus familiares o amigos los esperan.

“Están muy contentos de que se abrió una puerta y que tienen esperanza de que posiblemente van a entrar a EE UU a continuar su proceso de asilo”, asegura Pimentel. La religiosa dice sentirse contenta después de haber visto sufrir a los solicitantes de asilo —muchos de ellos familias con niños pequeños— en el campamento de migrantes de Matamoros, un asentamiento al lado del Río Grande, donde en los últimos días, con la ola de frío, las temperaturas han caído por debajo de cero grados centígrados. “Las familias están sufriendo muchísimo. Pero sí existe esa esperanza de que hay oportunidad para que su caso sea escuchado correctamente y van a dejar de sufrir por lo menos en estas circunstancias tan inhumanas en las que están”, afirma.