INVESTIGACIÓN

EE.UU. autoriza prueba a laboratorio para combate del Coronavirus

 La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en inglés) otorgó una autorización de uso de emergencia a una nueva prueba para detectar anticuerpos de la farmacéutica Abbott, informó este lunes la compañía.

En un comunicado, la firma con sede en Chicago indicó que se trata de AdviseDX, que permite detectar el anticuerpo IgM (Inmunoglobulina M) y que, según Abbott, busca “apoyar la lucha contra la COVID-19”.

El presidente y director ejecutivo de Abbott, Robert B. Ford, destacó, citado en el comunicado, que “las pruebas de anticuerpos continuarán desempeñando un papel importante para entender mejor el virus, la prevalencia de la COVID-19 en un área y dónde un paciente puede estar en su (proceso de) recuperación”.

La nota detalló que “mientras las pruebas moleculares detectan si alguien tiene el virus, las pruebas de anticuerpos determinan si alguien tuvo una infección previa al detectar anticuerpos como IgM e IgG”.

La farmacéutica destacó que el IgM “es más útil para determinar una infección reciente, ya que estos anticuerpos se vuelven indetectables semanas o meses después de la infección”.

Abbott aseguró haber desarrollado previamente una prueba para detectar el anticuerpo IgG (Inmunoglobulina G), que a menudo dura más tiempo en el cuerpo tras la infección.

“Tener este cuadro más completo de dónde se encuentra un paciente en su recuperación puede ayudar a los proveedores de atención médica a determinar si es necesario tratamiento, aislamiento o visitas de seguimiento”, agregó el comunicado.

Ford apuntó que Abbott “ha desarrollado pruebas para detectar el virus en cada etapa de la infección”.

La FDA puede permitir que, en casos de emergencia, “se recurra a productos médicos sin aprobar, o a usos sin aprobar de productos médicos que sí están aprobados, para diagnosticar, tratar o prevenir enfermedades o padecimientos graves o potencialmente mortales”, según su web.

Este lunes, Sean Conley, el médico en la Casa Blanca del presidente estadounidense, Donald Trump, informó que el gobernante ha dado negativo para COVID-19 y no es contagioso.

En un memorándum difundido por la Casa Blanca poco antes de que Trump participara en un mitin en Sanford, en el centro de Florida, Conley señaló que el presidente “ha dado NEGATIVO, en días consecutivos, usando la tarjeta para antígeno Abbott BinaxNOW”.

Empresa americana prueba vacuna contra el COVID-19 en Australia

Una compañía estadounidense de biotecnología anunció el martes el inicio de ensayos clínicos en humanos en Australia de una vacuna para el coronavirus con la esperanza de tener una inoculación lista y probada este año.

Novavax ha dado inicio a la primera fase del ensayo en la que 131 voluntarios de las ciudades de Melbourne y Brisbane probarán la seguridad de la vacuna y buscarán los primeros indicios de su efectividad, comentó el médico Gregory Glenn, principal investigador de la compañía.

“Estamos haciendo dosis y la vacuna al mismo tiempo previendo que podremos demostrar que está funcionando y que podremos empezar a distribuirla para finales del año”, dijo Glenn durante una conferencia de prensa virtual en Melbourne desde la sede de Novavax en Maryland.

Las pruebas en animales indicaron que la vacuna es efectiva con pequeñas dosis. Novavax podría fabricar por lo menos 100 millones de dosis este año y 1.500 millones en 2021, señaló Glenn.

Añadió que desde marzo, la producción de la vacuna, llamada NVX-CoV2373, se intensificó luego de una inversión de 388 millones de dólares por parte de la Coalición para la Innovación en la Preparación de Epidemias, con sede en Noruega.

Alrededor de una decena de vacunas experimentales se encuentran en la fase inicial de pruebas o se disponen a iniciarlas, principalmente en China, Estados Unidos y Europa. De momento no está claro si alguna de las candidatas al final demostrará ser segura y efectiva. Pero muchas vacunas funcionan en distintas formas, y son fabricadas con diferentes tecnologías, aumentando las probabilidades de que al menos una tenga éxito.

Se tiene previsto que los resultados de la primera fase de los ensayos clínicos en Australia se den a conocer en julio, dijo Novavax. Después de eso, miles de candidatos de varios países se involucrarían en la segunda fase.

El ensayo comenzó con seis voluntarios que fueron inyectados con la potencial vacuna en Melbourne el martes, dijo Paul Griffin, experto en enfermedades infecciosas para el colaborador australiano Nucleus Network.