JOE R. BIDEN

Biden anuncia salida de tropas de Afganistán el 31 de agosto

 El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, informó el jueves que la misión militar estadounidense en Afganistán concluirá el 31 de agosto, y recalcó que “velocidad es seguridad” en momentos en que su país busca el fin de la guerra de casi 20 años.

“No fuimos a Afganistán a construir una nación”, dijo Biden en un discurso para informar sobre las gestiones de su gobierno para terminar la guerra estadounidense en Afganistán. “Los líderes afganos tienen que unirse y trabajar por el futuro”, agregó.

Biden también amplió la justificación de su decisión de concluir las operaciones militares pese a que el Talibán está avanzando considerablemente en varias regiones del país.

El esfuerzo para explicar más sus ideas sobre Afganistán se produce en momentos en que el gobierno ha tratado en días recientes de presentar el fin del conflicto como una decisión que Biden tomó tras concluir que es una “guerra que no puede ser ganada” y que “no tiene una solución militar”.

“¿Cuántas hijas e hijos más de estadounidenses están dispuestos a arriesgar?”, dijo Biden a quienes han pedido extender la operación militar. “No voy a enviar otra generación de estadounidenses a la guerra en Afganistán, sin una expectativa razonable de conseguir un resultado diferente”, añadió.

Biden dijo que no confía en el Talibán, pero sí en la capacidad de las fuerzas armadas afganas para defender el gobierno.

Antes del discurso, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que los funcionarios del gobierno de Biden siempre anticiparon un “repunte” de la violencia y más agitación al avanzar la retirada de tropas estadounidenses.

Añadió que prolongar la presencia militar, teniendo en cuenta que su predecesor el presidente Donald Trump había acordado ya retirar las tropas de Afganistán para mayo de 2021, habría llevado a una escalada de ataques contra los soldados estadounidenses.

Biden: “Trump fue responsable práctica y moralmente de provocar la violencia desatada en el Capitolio”

El presidente Joe Biden emitió una declaración luego de la absolución del expresidente Donald Trump en el juicio político del Senado, afirmando que todos los estadounidenses, especialmente los líderes de la nación, tienen el deber y la responsabilidad de “defender la verdad y derrotar las mentiras”.

El presidente Biden dijo que al hacerlo, “así es como terminamos esta guerra incivil y curamos el alma misma de nuestra nación. Esa es la tarea que tenemos por delante. Y es una tarea que debemos emprender juntos”.

Biden señaló en su declaración que “la violencia y el extremismo no tienen cabida en Estados Unidos”.

Biden comenzó rindiendo homenaje al oficial de policía del Capitolio Brian Sicknick, quien murió después de ser herido durante el asalto, mientras intentaba proteger el Capitolio.

El presidente, que pasa el fin de semana en Camp David, señaló que 57 senadores, incluidos 7 republicanos, votaron a favor de declarar culpable a Trump de incitar a la insurrección del 6 de enero en el Capitolio.

Se necesitaban dos tercios del Senado, o 67 votos, para la condena.

“Si bien la votación final no condujo a una condena, la sustancia del cargo no está en disputa”, dijo Biden. “Incluso aquellos que se oponen a la condena, como el líder de la minoría del Senado McConnell, creen que Donald Trump fue culpable de un ‘descuido vergonzoso del deber’ y ‘responsable práctica y moralmente de provocar’ la violencia desatada en el Capitolio”.

El presidente agregó que está “pensando en los que valientemente hicieron guardia ese día de enero”.

“Estoy pensando en todos aquellos que perdieron la vida, todos aquellos cuyas vidas fueron amenazadas y todos aquellos que todavía hoy viven con el terror que vivieron ese día”, dijo Biden.

Al recordar la insurrección en el Capitolio de Estados Unidos y el papel de Trump en ella, Biden dijo que “este triste capítulo” en la historia de Estados Unidos es un recordatorio de que la democracia es frágil y siempre debe ser defendida. También dijo que la nación “debe estar siempre alerta”.

Biden da negativo por Coronavirus luego de que uno de sus asesores contrajera la enfermedad

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, ha dado negativo por coronavirus este jueves tras someterse a una prueba PCR, después de que uno de sus asesores, el director de la Oficina de Participación Pública, Cedric Richmond, haya dado positivo.

Aunque Biden no ha sido considerado como un contacto cercano de Richmond, según las directrices marcadas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Biden se ha realizado la prueba este jueves, informó la portavoz de su equipo de transición, Kate Bedingfield.

Richmond, quien viajó por su cuenta el 15 de diciembre a Georgia para asistir a un evento de campaña de los candidatos al Senado Jon Ossoff y Raphael Warnock, interactuó con Biden, pero no lo suficiente, según los CDC como para considerarse contacto directo.

“El contacto de Richmond con el presidente electo ocurrió al aire libre, ambos con mascarilla y por un periodo de tiempo inferior a los 15 minutos”, explica Bedingfield.

De acuerdo con el comunicado, Richmond tampoco ha tenido contacto directo con ningún miembro de campaña de Ossoff y Warnock, ni con la alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes de Georgia, Stacey Abrams, ni con la congresista Nikema Williams, quienes también asistieron al evento.

Richmond, quien se pondrá bajo cuarentena durante las próximas dos semanas, es hasta el momento la persona más cercana al presidente electo en dar positivo por coronavirus. El congresista por Luisiana ha sido uno de los principales asesores de campaña de Biden, y se prevé que adopte un papel similar una vez se formalice su entrada en la Casa Blanca.

A lo largo de esta semana han comenzado ya las vacunaciones contra el Covid-19 en Estados Unidos, siendo los profesionales sanitarios los primeros en recibirla, mientras se espera que el presidente electo, Joe Biden, haga lo propio la próxima semana en un acto público con el que transmitir confianza a la opinión pública sobre su uso.

Biden pedirá a los estadounidenses 100 días de uso de mascarilla

Joe Biden informó el jueves que les pedirá a los estadounidenses comprometerse a usar mascarilla durante 100 días en una de sus primeras acciones como presidente, absteniéndose de emitir una orden a nivel nacional de la que ha hablado antes para detener al coronavirus.

La medida representa un cambio notable respecto al presidente Donald Trump, cuyo escepticismo respecto al uso de mascarillas ha contribuido a la politización del asunto. Eso hizo que muchas personas se rehusaran a implementar una práctica que, de acuerdo a los expertos de salud, es una de las maneras más sencillas para controlar la pandemia, que ha cobrado la vida de más de 275.000 estadounidenses.

El presidente electo ha enfatizado frecuentemente el uso de mascarillas como un “deber patriótico”, y durante su campaña insinuó la posibilidad de ordenar su uso a nivel nacional, aunque posteriormente reconoció que hacer respetar el mandato estaría más allá de la capacidad del presidente.

En una entrevista con Jake Tapper de CNN, Biden dijo que les hará la solicitud a los estadounidenses durante su investidura el 20 de enero.

“En el primer día que tome posesión, le pediré al público que use mascarilla por 100 días. Sólo 100 días de mascarilla; no para siempre, sólo 100 días. Y creo que veremos una importante reducción” en el virus, indicó Biden.

El demócrata también dijo que le pidió al doctor Anthony Fauci que permanezca en su gobierno “exactamente en el mismo puesto que ha tenido durante los últimos presidentes”, como director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

El presidente electo comentó que le solicitó a Fauci ser “un alto asesor médico” y formar parte de su equipo de combate al COVID-19.

En cuanto a la vacuna contra el coronavirus, Biden dijo que “con gusto” se inocularía en público para atenuar cualquier preocupación sobre la eficacia y la seguridad de la vacuna. Tres presidentes previos — Barack Obama, George W. Bush y Bill Clinton — también han dicho que se vacunarían en eventos públicos para mostrar al público que es una práctica segura.

“La gente ha perdido fe en la capacidad de funcionamiento de la vacuna”, dijo Biden, quien agregó que “es importante lo que un presidente y un vicepresidente hacen”.

En esa misma entrevista, Biden también sopesó los reportes de que Trump está sopesando la posibilidad de otorgar indultos para sí mismo y sus allegados.

“Me preocupa sobre el tipo de precedente que sentaría y la manera en que nos ve el resto del mundo como una nación de leyes y de justicia”, comentó.

Biden se comprometió a que su Departamento de Justicia “operará de manera independiente”, y quien sea que elija para estar al frente de esa agencia tendrá “la capacidad independiente para decidir a quién se investiga”.

“En nuestro gobierno no se verán ese tipo de posturas sobre los indultos, y tampoco se verán en nuestro gobierno esas posturas de hacer política a través de tuits”, afirmó.

La vicepresidenta electa Kamala Harris añadió que cualquier decisión que provenga del Departamento del Justicia “debe basarse en hechos, debe basarse en la ley; no debería estar influenciada por la política”.

Biden se fracturó el pie derecho jugando con su perro

Joe Biden, se rompió el pie derecho jugando con su perro, indicó este domingo (29.11.20202) su equipo, citando el diagnóstico de un médico.

Biden, de 78 años, se hizo daño al resbalarse mientras jugaba con Major, uno de sus dos pastores alemanes.

Su médico personal, Kevin O’Connor, dijo en un primer momento que el presidente electo había sufrido “un esguince del pie derecho” sin “fractura aparente”.

Pero un escáner posterior “confirmó fisuras (…) en mitad del pie”, indicó el médico poco después, en un comunicado publicado por los servicios de prensa del demócrata.

O’Connor añadió que el presidente electo “tendrá que llevar probablemente una bota ortopédica durante varias semanas”.

El exvicepresidente de Barack Obama será investido presidente el 20 de enero, convirtiéndose en el mandatario de más edad en la historia de Estados Unidos.

En la Casa Blanca tendrá a dos pastores alemanes, Major, adoptado en 2018 en un refugio, y Champ, que está con la familia Biden desde 2008.

Biden dice que el Gobierno de Trump está actuando “de buena fe” ahora que comenzó la transición

El presidente electo, Joe Biden, dijo ayer martes que la Administración Trump ya ha comenzado a comunicarse con su equipo de transición y describió el esfuerzo como “de buena fe”, un día después de que una agencia federal publicara una carta para comenzar formalmente la transición de poder.

“Inmediatamente, hubo un acercamiento, desde el equipo de seguridad nacional hasta el resto de departamentos”, dijo Biden en una entrevista exclusiva con Lester Holt de NBC News, nuestra cadena hermana.

“Y ya están trabajando en mi capacidad para obtener los informes presidenciales diarios”, dijo Biden, “ya estamos trabajando en una reunión con el equipo de COVID-19 en la Casa Blanca y en cómo no solo distribuir, sino lograr que la gente pueda ser vacunada, así que creo que no vamos a estar tan atrasados como pensábamos que ibamos a estar”.

Biden añadió: “Y debo decir que el acercamiento ha sido de buena fe, no ha sido de mala gana hasta ahora, ni esperaba que lo fuera”.

El presidente electo aclaró que su Administración no será “un tercer mandato de Obama” [en referencia al expresidente Barack Obama; Biden fue su vicepresidente] porque el mundo ha cambiado mucho durante los años de Trump.

“Este no es un tercer mandato de Obama porque … enfrentamos un mundo totalmente diferente al que enfrentamos en la Administración Obama – Biden”, dijo. “El presidente Trump ha cambiado el panorama. Se ha convertido en Estados Unidos primero, ha sido Estados Unidos solo”.

Esta es la primera entrevista que ofrece Biden desde la elección.

Biden se mantiene confiado en los resultados e insiste en que “se debe contar cada boleta”

El candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, insistió este jueves en que “se debe contar cada boleta” y pidió calma a los estadounidenses, mientras prosigue el escrutinio de votos en varios estados clave.

“Esta es la voluntad de los electores, nadie ni nada más elige al presidente de Estados Unidos de América, por lo que cada papeleta debe ser contada”, indicó Biden desde Wilmington (Delaware).

En una breve comparecencia ante la prensa, en la que no aceptó preguntas, Biden pidió a los estadounidenses que mantengan “la calma” porque el resultado se sabrá “pronto”.

Seguimos sintiéndonos muy bien sobre cómo están las cosas, y no tenemos ninguna duda de que cuando el escrutinio acabe, la senadora (Kamala) Harris y yo seremos los ganadores“, pronosticó.

El exvicepresidente marcaba así un contraste con la actitud de su rival, el presidente Donald Trump, que ha desafiado por la vía legal el escrutinio en varios estados clave e insiste en que hay un fraude, sin aportar pruebas. El republicano ha pedido incluso “parar el conteo”.

“A veces la democracia es complicada, a veces se necesita un poco de paciencia. Pero esa paciencia se ha recompensado durante 240 años con un sistema de Gobierno que es la envidia del mundo”, aseguró el candidato demócrata.

Biden subrayó que “el proceso está funcionando” y se mostró tranquilo, acompañado de Harris, con la que acababa de asistir a sesiones informativas sobre el impacto de la pandemia de la covid-19 y los problemas económicos en el país.

El candidato demócrata suma ya 264 delegados en el Colegio Electoral, a un paso de lograr los 270 que le darían las llaves de la Casa Blanca, frente a los 214 que acumula Trump.

En una breve comparecencia ante la prensa, en la que no aceptó preguntas, Biden pidió a los estadounidenses que mantengan “la calma” porque el resultado se sabrá “pronto”.

Seguimos sintiéndonos muy bien sobre cómo están las cosas, y no tenemos ninguna duda de que cuando el escrutinio acabe, la senadora (Kamala) Harris y yo seremos los ganadores“, pronosticó.

El exvicepresidente marcaba así un contraste con la actitud de su rival, el presidente Donald Trump, que ha desafiado por la vía legal el escrutinio en varios estados clave e insiste en que hay un fraude, sin aportar pruebas. El republicano ha pedido incluso “parar el conteo”.

“A veces la democracia es complicada, a veces se necesita un poco de paciencia. Pero esa paciencia se ha recompensado durante 240 años con un sistema de Gobierno que es la envidia del mundo”, aseguró el candidato demócrata.

Biden subrayó que “el proceso está funcionando” y se mostró tranquilo, acompañado de Harris, con la que acababa de asistir a sesiones informativas sobre el impacto de la pandemia de la covid-19 y los problemas económicos en el país.

El candidato demócrata suma ya 264 delegados en el Colegio Electoral, a un paso de lograr los 270 que le darían las llaves de la Casa Blanca, frente a los 214 que acumula Trump.

Sin embargo, Biden no quiso hacer cábalas sobre cuándo habrá proyecciones de los medios sobre el ganador de las elecciones, con las cosas muy ajustadas en Pensilvania, Georgia, Nevada y Carolina del Norte.

Biden triunfa en Michigan y adelanta: “vamos a ganar”

El exvicepresidente Joe Biden logró imponerse en Michigan, lo que lo acerca a los 270 votos electorales camino a la Casa Blanca.

En una conferencia de prensa, el demócrata pidió respetar la decisión de los votantes, luego de que más de 150 millones de personas salieron a emitir su voto.

“Aquí, la gente manda. El poder no se puede tomar ni hacer valer. Proviene de la gente… Y es su voluntad la que determina quién será presidente de los Estados Unidos y sólo su voluntad”, expresó.

El demócrata dio un discurso en Wilmington, Delaware, donde celebró la participación de los votantes, que le dieron el triunfo en el voto popular con más de 70 millones.

Adelantó que ganará, pero no quiso celebrar antes de tiempo.

“No estoy aquí para declarar que hemos ganado. Pero estoy aquí para informar cuando el conteo ha terminado, creemos que vamos a ganar”, expresó.

Al demócrata le fue reconocido el triunfo en Wisconsin y suma 253 votos electorales contra 213 del presidente Donald Trump.

En tanto, la campaña del republicano prepara acciones legales en Wisconsin, Michigan y Pensilvania.