JUICIO GEORGE FLOYD

Condena a Derek Chauvin a 22 años y medio de cárcel por asesinato de George Floyd

Derek Chauvin, el expolicía de Minneapolis, Minnesota, declarado culpable por el asesinato del afroamericano George Floyd fue sentenciado este viernes a 22 años y medio de cárcel.

En una audiencia esta tarde en la corte del condado Hennepin, ampliamente difundida por medios que incluso la transmitieron en vivo por sus respectivos canales de YouTube y redes sociales, el juez Peter Cahill anunció la condena contra Chauvin, de 45 años.

De los 22 años, Chauvin cumplirá 15 años encarcelado.

Como Chauvin no tenía antecedentes penales solo podía ser condenado a un máximo de 12 años y medio de prisión por cada uno de los primeros dos cargos y a 4 años de cárcel por el tercero.

Chauvin dio sus condolencias a la familia de Floyd
Antes de la sentencia, Chauvin dio sus condolencias a la familia del afroamericano.

“Habrá información en el futuro que podría ser de interés y espero que les dé, de alguna manera, paz mental”, dijo Chauvin, dirigiéndose a la familia de Floyd.

Las anteriores fueron las primeras palabras de la boca de Chauvin en el tribunal durante todo el proceso y después de que se negó a declarar durante el juicio que duró seis semanas entre marzo y abril pasado.

Juez rechazó pedido de la defensa para un nuevo juicio
La condena se dio horas después de que el juez rechazara el pedido de la defensa para un nuevo juicio.

Cahill dictaminó anoche que Chauvin y su defensa no presentaron alegaciones sustanciosas que sostuvieran el pedido de un nuevo juicio.

De acuerdo con el juez, el convicto y su abogado Eric Nelson fallaron en demostrar la necesidad de anular el resultado del proceso ya concluido porque, supuestamente, la Corte abusó de su discreción o cometió errores que llevaron a que el acusado no tuviera el derecho a una litigación justa.

Cahill además planteó que el representante legal de Chauvin falló en demostrar mala conducta por parte de miembros de la fiscalía y del jurado.

Habla la madre de Chauvin, pero no menciona a la familia de George Floyd
Una parte inesperada del proceso de esta tarde fue el mensaje de la madre de Chauvin, Carolyn Pawlenty, quien pidió al juez una sentencia leniente contra su hijo.

“Cuando sentencie a mi hijo, también me estará sentenciado a mí. No podré verlo, hablarle al teléfono, o darle un abrazo”, anticipó la mujer con voz entrecortada como parte de su solicitud a Cahill.

La mujer además insistió en que cree en la inocencia de su hijo a pesar de que fue declarado culpable de todos los cargos criminales en su contra.

“Siempre he creído en tu inocencia”
“Quiero que sepas que siempre he creído en tu inocencia. También he recibido cartas de gente en todo el mundo que creen en tu inocencia”, agregó en sus expresiones ante el juez en las que no mencionó a Floyd ni a sus parientes.

La progenitora declaró también que cuando Chauvin fue procesado en el caso, no solo la vida del expolicía cambió, sino la de toda su familia.

La mujer catalogó a su hijo de hombre “honorable” y de “gran corazón” que antepone las necesidades de los otros a la suya, y un agente que estaba comprometido con el Departamento de Policía de Minneapolis.

“No importa donde vayas o estés, yo siempre iré donde ti”, puntualizó la mujer que pidió a su vástago que se mantuviera fuerte.

Fiscalía buscaba 30 años de cárcel
La fiscalía en el caso había pedido una sentencia mínima de 30 años de cárcel citando varios agravantes en los hechos como la particular crueldad de Chauvin al someter al detenido frente a testigos, algunos menores de edad.

Adicional, los fiscales argumentaron que Chauvin abusó de su posición de confianza y autoridad al cometer el hecho. También, plantearon que el convicto cometió el crimen como grupo con la participación activo de al menos tres personas.

Por su parte, la defensa de Chauvin alegó que el exoficial no merecía pasar tiempo en cárcel, por lo que solicitó libertad bajo probatoria.

Según Nelson, su representado es víctima de “un sistema roto”, y no tiene antecedentes criminales que lo inclinen a enfrentar una larga condena en prisión.

Juez reconoció el dolor de las familias
Por su parte, antes de informar su decisión, Cahill manifestó que, aunque su decisión no se basó en simpatías o en emociones, reconoce el dolor que han experimentado ambas familias en el proceso, en especial la de Floyd.

Chauvin fue declarado culpable el pasado 20 de abril de dos cargos de asesinato y uno de homicidio involuntario por la fatal detención de Floyd que fue grabada en video y circula en redes sociales desde que se reportó el hecho el 20 de mayo del 2020.

El exagente se enfrentaba hasta a 47wQbNPTDJp9hMYdvogK2hAUiHsGeiybwaWe36bwtRQ3UTpYV7YuZ8FV5j9nauFCWwcjM6dTzpL5s2N79Rp5unwdMvc8ZKU que resultó convicto.

Por el cargo de asesinato en tercer grado, se exponía a una condena máxima de 25 años, y hasta 10 años por el de homicidio en segundo grado.

La familia de la víctima y sus abogados Ben Crump, Antonio Romanucci y Chris Stewart indicaron, mediante un comunicado escrito, que con la sentencia impuesta a Chauvin estamos un paso más adelante hacia la justicia racial.

“Esta sentencia histórica lleva a la familia de Floyd y a la nación un paso más cerca a la sanación al cerrar un capítulo y adjudicar responsabilidad. Por primera vez, un oficial de la policía que injustamente le quita la vida a un hombre negro ha rendido cuentas. Aunque no se supone que esto sea extraordinario, trágicamente lo es”, argumentaron.

Con información de La Opinión.com

El ex policía condenado por matar a George Floyd pide un nuevo juicio

Derek Chauvin, el expolicía blanco que fue condenado el mes pasado por el asesinato del afroestadounidense George Floyd en Minneapolis, Estados Unidos, solicitó este martes un nuevo juicio.

Su equipo legal presentó una moción ante un tribunal alegando una conducta malintencionada de tanto los fiscales como del jurado.

Chauvin, que fue grabado en video manteniendo su rodilla sobre el cuello de Floyd durante más de nueve minutos, fue hallado culpable de asesinato y homicidio en segundo grado.

Pero según su abogado, no recibió un juicio justo.

El inusual veredicto contra un agente de policía fue considerado un hito en la compleja historia racial de Estados Unidos y públicamente elogiado.

Chauvin se enfrenta a hasta 40 años de cárcel. Su sentencia se conocerá el próximo mes.

¿Qué argumentan los abogados de Chauvin?

Los medios estadounidenses informan que la solicitud de un nuevo juicio era de esperarse, ya que es una medida común que se sigue después de una condena.

El diario estadounidense The New York Times citó a expertos que señalaron la improbabilidad de que se derogara el fallo del jurado por toda la evidencia que hay.

En los documentos legales, el abogado defensor Eric Nelson arguye que el proceso no fue imparcial debido a toda la publicidad que recibió el caso antes del juicio.

Escribe que fue discriminatorio” y que equivalía a un “defecto estructural en el proceso judicial”.

La petición también alega que el juez cometió errores y que hubo una mala conducta por parte de la fiscalía e intimidación de testigos.

Polémica sobre miembro del jurado

Los simpatizantes de Chauvin han señalado al jurado Brandon Mitchell, quien fue fotografiado el pasado agosto en un evento en la capital de EE.UU. que conmemoraba el 57 aniversario de la histórica Marcha a Washington del movimiento de derechos civiles.

El evento incluyó una protesta en la que interlocutores como el hijo del fallecido líder negro Martin Luther King Jr. exigieron igualdad racial.

A Mitchell se le vio portando una camiseta con el eslogan “Retira tu rodilla de nuestros cuellos” y “BML”, las siglas del movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan, en inglés).

Antes de iniciar el juicio contra Chauvin, al jurado se le preguntó si alguno de ellos o personas que ellos conocían bien habían “participado en protestas contra el uso de la fuerza por parte de la policía o sobre violencia policial”.

Mitchell —el único del jurado que habló con los medios sobre el juicio— dijo que contestó “no” a esa pregunta.

Aplazan audiencia de sentencia del expolicía Derek Chauvin

La sentencia del exagente de la policía de Minneapolis Derek Chauvin por la muerte de George Floyd ha sido pospuesta para el 25 de junio, de acuerdo con documentos judiciales disponibles en internet.

La audiencia de Chauvin para el 16 de junio fue cambiada por el juez Peter Cahill, del condado Hennepin. Un aviso breve publicado el martes en el expediente del caso en línea no explicaba la razón del cambio de fecha, pero el portavoz del tribunal, Spenser Bickett, señaló que había un problema de calendario.

La hora de la audiencia se mantuvo para la 1:30 de la tarde, hora del centro de Estados Unidos.

Chauvin, de 45 años, fue declarado culpable el 20 de abril de los tres cargos en su contra: homicidio no intencional en segundo grado, homicidio en tercer grado y homicidio involuntario en segundo grado. De acuerdo con la ley de Minnesota, Chauvin sólo será sentenciado por el delito más grave: homicidio en segundo grado.

Aunque el cargo conlleva una sentencia máxima de 40 años de prisión, algunos expertos consideran que no le será aplicada a Chauvin con todo ese rigor. Señalan que para efectos prácticos, la pena máxima que el exagente podría enfrentar serían 30 años e incluso menos.

El jurado emitió su veredicto después de deliberar varias horas durante dos días al cabo de tres semanas de testimonios de testigos, especialistas médicos y expertos en adiestramiento policial.

Biden llama a la familia de George Floyd y reza por “veredicto correcto”

“El presidente Biden llamó a la familia de George Floyd ayer para hablar con ellos y para decirles que su familia estaba en sus oraciones”, dijo en su cuenta de Twitter este martes la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Sobre esta llamada, el hermano menor de Floyd, Philonise Floyd, explicó que Biden “sabe lo que es perder a un miembro de la familia y conoce el proceso” por el que está pasando la familia del afroamericano, de cuyo asesinado en mayo pasado se acusa a Chauvin. 

Philonise se refería al hecho de que Biden perdió, cuando tenía 29 años, a su primera mujer, Neilia, y su hija, Naomi, en un accidente. Y también a otro de sus hijos, Beau, en 2015, por culpa de un cáncer cerebral.

Rezando para que se produzca “el veredicto correcto”

“Nos estaba haciendo saber que estaba orando por nosotros, con la esperanza de que todo saliera bien”, agregó el hermano de Floyd en una entrevista con la cadena de televisión estadounidense NBC.

Biden hizo esta llamada el día que terminaron los alegatos finales de la Fiscalía y de la defensa de Chauvin y con el comienzo de las deliberaciones por parte del jurado. Este martes, el presidente confirmó la información a reporteros en la Casa Blanca y aseguró estar rezando para que se produzca “el veredicto correcto”, en un caso que consideró “abrumador”.

El mandatario estadounidense aclaró que solo estaba evaluando el juicio sobre la muerte del afroamericano, que murió con la rodilla del expolicia juzgado en  el cuello, porque el jurado ya había sido aislado.

El jurado, aislado en un hotel de Mineápolis, debe decidir por unanimidad si Chauvin es culpable o no de los tres cargos que enfrenta: asesinato en segundo grado, penado con hasta 40 años de cárcel; asesinato en tercer grado, con una condena máxima de 25 años, y homicidio en segundo grado, que acarrea hasta 10 años de privación de libertad.

La recta final de este juicio llega en un contexto de creciente tensión en el país tras la muerte por disparos de policías del afroamericano Daunte Wright, de 20 años, en Brooklyn Center (Minesota) y de Adam Toledo, de 13 años, en Chicago, ocurridos ambos en las últimas semanas.

Jurado comienza a deliberar en juicio por muerte de George Floyd

El jurado en el juicio del expolicía blanco acusado de matar al afroestadounidense George Floyd en Minneapolis, norte de Estados Unidos, comenzó sus deliberaciones el lunes, después de que el fiscal pidiera una condena por “asesinato” por lo que consideró un “abuso de autoridad impactante”.

Derek Chauvin, de 45 años, es acusado de tres cargos de asesinato y homicidio involuntario por la muerte de Floyd el 25 de mayo de 2020, en un caso que provocó protestas contra la injusticia racial y la brutalidad policial en todo el mundo

“Deben ser absolutamente justos”, les dijo el juez Peter Cahill a los 12 miembros del jurado, pidiéndoles que “evalúen y sopesen las pruebas y apliquen la ley”.

Chauvin fue grabado en video arrodillado sobre el cuello de Floyd, quien fue inmovilizado boca abajo esposado en el suelo durante más de nueve minutos suplicando: “No puedo respirar”.

En sus alegatos finales al jurado, que examinará a puerta cerrada, el fiscal Steve Schleicher mostró y mencionó el video grabado por una transeúnte testigo del arresto de Floyd por presuntamente usar un billete falso de 20 dólares para comprar un paquete de cigarrillos.

“Pueden creer lo que vieron”, dijo. “No se trató de vigilancia policial, se trató de asesinato”, insistió. “Nueve minutos y 29 segundos de abuso de autoridad impactante”.

“El acusado es culpable de los tres cargos. Y no hay excusa”, afirmó Schleicher. Según el fiscal, Floyd “pidió ayuda con su último aliento”, pero Chauvin no lo asistió. “George Floyd no era una amenaza para nadie”, aseguró Schleicher. “No estaba tratando de lastimar a nadie”.

De su lado, el abogado defensor Eric Nelson aseguró al jurado que Chauvin “no usó fuerza ilegal a propósito”.

“Esto no fue un estrangulamiento”, dijo, y justificó las acciones de Chauvin y los otros policías que mantuvieron a Floyd en el suelo. Según Nelson, la enfermedad cardíaca de Floyd y su consumo de drogas fueron factores decisivos.

“Están tratando de convencerlos de que la enfermedad cardíaca del señor Floyd no jugó ningún papel”, dijo. “No estoy sugiriendo que esto fue una muerte por sobredosis (…) pero es absurdo decir que esto no incidió”.

Nelson instó al jurado a declarar no culpable a Chauvin: “El Estado no ha podido probar su caso más allá de una duda razonable”, afirmó.

Minneapolis y otras ciudades aumentan la seguridad antes del veredicto del juicio al que mató a George Floyd

Con las deliberaciones del jurado en el juicio de Derek Chauvin por la muerte de George Floyd previstas la próxima semana, Minneapolis y otras ciudades de Estados Unidos se están preparando para las protestas y los disturbios civiles.

El veredicto en uno de los juicios por brutalidad policial más seguidos en décadas podría llegar la próxima semana cuando el área metropolitana de Minneapolis y otras ciudades del país se movilizan por las muertes relacionadas con la policía, incluido el tiroteo fatal de Daunte Wright, de 20 años, por un oficial en Brooklyn Center el fin de semana pasado, a solo millas del juzgado.

Los argumentos finales se entregarán el lunes en el juicio del exoficial que presionó el cuello y la espalda de Floyd durante nueve minutos y 29 segundos en mayo pasado. Chauvin, de 45 años, se declaró inocente de los cargos de homicidio involuntario en segundo grado, homicidio en tercer grado y homicidio en segundo grado.

Un ajuste de cuentas a nivel nacional por el abuso policial y la injusticia racial sistémica que se reavivó con la muerte de George Floyd el verano pasado, ha causado nuevas protestas, a veces violentas, esta semana.

La municipalidad de Brooklyn Center en Minnesota, declaró este sábado un toque de queda nocturno a partir de las 11.00 p.m. hora local, en anticipo de posibles disturbios tras la muerte de afroamericano Daunte Wright por el disparo de una policía.

El ayuntamiento anunció la medida en Facebook, donde señaló que el toque de queda estará en vigor hasta las 06.00 a.m. hora local del domingo.

Brooklyn Center, una zona residencial al noroeste de Mineápolis, vivió el viernes la sexta noche de protestas y altercados tras la muerte de Wright, que se saldaron con un centenar de detenidos.

con Información de María Ortiz, de La Opinión.com

El expolicía que mató a George Floyd no quiso declarar en el juicio en su contra

Derek Chauvin, el exagente de policía acusado del homicidio de George Floyd, informó al tribunal que le juzga en Minnesota de que no testificará, acogiéndose a la Quinta Enmienda de la Constitución para no incriminarse con sus palabras sobre lo sucedido.

“¿Es esta su decisión de no testificar?” preguntó el juez, Peter Cahill.

“Lo es, su señoría”, dijo Chauvin.

Chauvin, un hombre blanco de 45 años, es acusado de homicidio en segundo y tercer grado, y de homicidio involuntario en segundo grado por la muerte de Floyd, de 46 años.

La Fiscalía y la defensa han terminado sus argumentos. Se prevé que los alegatos finales comiencen el 19, tras lo cual el jurado se retirará para deliberar y cerrará el caso.

La cuestión de si Chauvin testificaría fue objeto de semanas de especulación. Su decisión le protege de un duro interrogatorio de la Fiscalía, que planteaba reproducir el video de los nueve minutos en los que asfixió al hombre negro con su rodilla presionando contra el cuello, obligándole a explicar, fotograma a fotograma, porque siguió asfixiándole pese a que ya estaba reducido y no planteaba peligro alguno.

Pero subir al estrado también hubiera dado al jurado la posibilidad de ver o escuchar cualquier muestra de arrepentimiento que pudiera sentir. Chauvin no se ha defendido públicamente desde hace casi un año,  el jurado sólo ha podido escuchar sus palabras en la cámara policial que grabó lo ocurrido.

“Tenemos que controlar a este tipo porque es un tipo considerable… y parece que probablemente esté en algo”, dijo entonces a un transeúnte.

La decisión de no testificar se produce un día después de que un patólogo forense, el doctor David Fowler, que testificó para la defensa, dijera que Floyd murió de una alteración repentina del ritmo cardíaco como consecuencia de su enfermedad cardíaca.

Fowler, exjefe médico forense de Maryland que ahora trabaja en una empresa de consultoría, dijo el miércoles que el fentanilo y la metanfetamina en el sistema de Floyd, y posiblemente el envenenamiento por monóxido de carbono del tubo de escape del automóvil, fueron factores que contribuyeron a la muerte del hombre.

Pero eso contradice a los expertos de la acusación que dijeron que Floyd murió por falta de oxígeno por la forma en que fue inmovilizado.

El doctor Jonathan Rich, cardiólogo, declaró la semana pasada que todo indica que Floyd tenía “un corazón excepcionalmente fuerte”.

Juicio al expolicía Chauvin: confirman que George Floyd murió asfixiado

Un experto en pulmones testificó ayer jueves en el juicio del exoficial de policía de Minneapolis Derek Chauvin que George Floyd murió por falta de oxígeno, lo que dañó su cerebro y provocó que su corazón se detuviera.

El Dr. Martin Tobin, neumólogo y médico de cuidados intensivos del área de Chicago, detalló su opinión sobre la causa de la muerte de Floyd el 25 de mayo de 2020, reportada por CNN.

“El Sr. Floyd murió por un nivel bajo de oxígeno”, testificó Tobin. “Y esto le causó daño cerebral que vemos y también causó una arritmia PEA, que hizo que su corazón se detuviera”.

PEA significa actividad eléctrica sin pulso, “que es una forma particular de latido anormal del corazón, una arritmia”, explicó.

Tobin dijo que la rodilla de Chauvin en el cuello, la espalda y el costado de Floyd jugaron un factor en su muerte. Notó que la rodilla de Chauvin permaneció en el cuello de Floyd durante otros 3 minutos después de que no quedara oxígeno en su cuerpo. Los movimientos de la pierna de Floyd durante el arresto también indican que estaba experimentando una convulsión, dijo Tobin.

También compartió su opinión sobre la causa del bajo nivel de oxígeno en Floyd. “La causa del bajo nivel de oxígeno fue la respiración superficial. Respiraciones pequeñas. Volúmenes tidales pequeños. Respiraciones superficiales que no pudieron llevar el aire a través de sus pulmones hasta las áreas esenciales de los pulmones que llevan oxígeno a la sangre y deshacerse del dióxido de carbono”.

Tobin también testificó que el fentanilo no tuvo el efecto de “causar depresión de los centros respiratorios” en Floyd.

Tobin dijo que con el fentanilo, la frecuencia respiratoria de Floyd debería haber sido de 10, en cambio, la frecuencia era de 22, que es normal. “Básicamente, esto dice que no hay fentanilo a bordo que esté afectando sus centros respiratorios. No está afectando sus centros respiratorios”, dijo Tobin a la fiscalía.

Tobin notó que el rango normal de frecuencia respiratoria está entre 12 y 22. Tobin testificó que la frecuencia respiratoria de Floyd era 22 justo antes de perder el conocimiento.

El Dr. William “Bill” Smock, médico de emergencias con entrenamiento especializado en medicina forense, también testificó que Floyd murió debido a la falta de oxígeno en su cuerpo.

Con información de La Opinión.com

La pareja George Floyd confiesa que ambos eran adictos a los opiáceos

Ayer jueves, durante la cuarta jornada del juicio contra el expolicía Derek Chauvin por el asesinato del afroamericano George Floyd, la pareja de la víctima confesó que ambos eran adictos a los opiáceos. Otro de los testimonios, el de un paramédico, aseguró que Floyd ya estaba muerto cuando llegó al lugar de los hechos, y que estuvo en paro cardíaco mientras Chauvin asfixiaba su cuello. 

Con lágrimas en los ojos. Así empezó el testimonio de la pareja de George Floyd durante el cuarto día del juicio de Derek Chauvin, el expolicía acusado por la muerte del afroamericano. Durante su emotiva intervención, Courteney Ross explicó cómo la pareja se había vuelto adicta al consumo de opiáceos. 

“Nuestra historia es la clásica historia de cómo muchas personas se vuelven adictas a los opiáceos. Los dos sufríamos dolores crónicos, el mío en el cuello y el suyo en la espalda”, explicaba Ross ante la corte. 

Cuando los médicos dejaron de recetarles opiáceos para paliar el dolor ya era demasiado tarde: ambos se habían vuelto dependientes. No obstante, Ross hizo especial hincapié en las muchas veces que había intentado dejar su adicción.

En la audiencia de hoy, Ross también reveló que meses antes de su muerte, en marzo, Floyd fue hospitalizado por sobredosis, cuando fue interrogada por el abogado defensor, Eric Nelson.

Durante el cuarto día de juicio de Chauvin, la acusación se centró en retratar a George Floyd en su calidad de persona -cómo era, cómo lo veían-, por lo que el testimonio de su novia por más de tres años fue fundamental. Ella lo describió como una persona empática, un padre cariñoso y un amante del deporte. El objetivo de este retrato era alejar a Floyd de las estadísticas de adictos a las drogas y tratar de humanizarlo.