Kenosha

Trump visitó Kenosha para respaldar a la policía, no a la familia de Jacob Blake

El presidente Donald Trump reclamó que le dieran crédito el martes por traer la calma a Kenosha, Wisconsin, durante una visita a la ciudad donde el tiroteo que realizó la policía contra un hombre negro desarmado desató días de protestas violentas.

Pero Trump no visitó al afroamericano Jacob Blake, quien quedó paralizado de la cintura para abajo después de que un policía blanco le disparara por la espalda siete veces el 23 de agosto.

Tampoco se reunió con la familia de Blake, solamente dos pastores de la iglesia de la madre de Blake pudieron asistir a uno de los eventos con el president

En cambio, prometió reconstruir Kenosha y proporcionar más gastos federales a Wisconsin.

“Para detener la violencia política, también debemos enfrentar la ideología radical… Tenemos que condenar la peligrosa retórica anti-policial”, dijo Trump, y agregó que sin su ayuda Kenosha se habría” quemado hasta los cimientos”.

Aunque Trump sugirió que ayudó a sofocar la violencia enviando la Guardia Nacional, fue Tony Evers, el gobernador de Wisconsin, quien activó la Guardia Nacional del estado y pidió ayuda a Arizona, Michigan y Alabama, que enviaron tropas  a la ciudad.

Detuvieron en Wisconsin a adolescente que mató a dos maifestantes

Un adolescente fue detenido ayer miércoles en Estados Unidos tras la muerte de dos personas durante las protestas antirracistas en Kenosha, Wisconsin, adonde el presidente Donald Trump anunció el envío de fuerzas federales adicionales.

La ciudad de Kenosha, en el norte de Estados Unidos, se ha visto sacudida por manifestaciones con disturbios desde el domingo, cuando un policía blanco le disparó siete veces por la espalda a un hombre negro de 29 años, Jacob Blake, ante la mirada de sus tres hijos.

Tras días de silencio, las autoridades de Wisconsin publicaron este miércoles su primer comunicado sobre lo ocurrido. Según ellas, Blake tenía un cuchillo “en su poder” cuando el agente, que llevaba siete años en la policía, le disparó.

El arma fue encontrada en el interior del automóvil, pero las autoridades no aclararon si Blake la llevaba en sus manos cuando recibió los disparos.

Durante las protestas del martes, dos personas murieron por disparos y una tercera resultó herida después de que un hombre blanco vestido de civil y con un rifle de asalto abriera fuego contra los manifestantes. Los dos fallecidos eran blancos.