Alcaldesa de Miami- Dade promete “llegar al fondo” de la investigación sobre derrumbe de edificio

Los rescatistas que trabajan por quinto día y contrarreloj en el lugar del derrumbe parcial de un edificio de 12 plantas de Surfside, Miami-Dade, anunciaron este lunes el hallazgo de los cuerpos de dos nuevas víctimas, con lo que ya son 11  los fallecidos, y aseguraron que “la búsqueda va a continuar”.

El número de desaparecidos se sitúa ahora en 150, mientras que los localizados con vida son 136, indicó la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, que prometió llegar “hasta al fondo” en la investigación para determinar las causas de esta tragedia que ha tocado a personas y familias de diversos países.

Levine Cava, el gobernador de Florida, Ron Desantis; la vicegobernadora, Jeanette Núñez; la congresista Debbie Wasserman Schultz, que representa al distrito de Surfside, y jefes de los equipos de rescate comparecieron ante la prensa después de haber comunicado a los familiares de las víctimas las novedades.

Uso de maquinaria pesada

Ray Jadallah, vicejefe de los Bomberos de Miami-Dade, indicó que esta tarde los rescatistas van a cambiar sus posiciones en la montaña de escombros para que la maquinaria pesada levante una gran placa de hormigón armado en una zona donde se han encontrado varios cuerpos en estos días.

Por causas hasta ahora no determinadas, el ala noreste del edificio Champlain Towers, inaugurado en 1981 y con un total de 136 apartamentos, se derrumbó en segundos a la 1.30 horas de la mañana (tiempo local) del jueves 24 de junio, cuando sus habitantes dormían.

La prioridad es hallar sobrevivientes 

Cincuenta y cinco apartamentos se convirtieron en una montaña de escombros, donde hoy trabajaban más de 240 personas en distintos cometidos pero con una prioridad: hallar sobrevivientes, según dijo el alcalde de Surfside, Charles Burkett.

Burkett manifestó que aunque han pasado cinco días del derrumbe, todavía es posible hallar a personas con vida, como se ha demostrado en terremotos y otras catástrofes similares.

Una tragedia internacional

La mayoría de las víctimas mortales identificadas hasta ahora tenían origen hispano, como muchos de los rescatistas, entre los que hay equipos llegados de otras zonas de EE.UU. y también de países como México e Israel.

Investigan las causas del accidente

La prioridad sigue centrada en dar con sobrevivientes o restos de víctimas del derrumbe, pero también se buscan indicios de las posibles causas de lo sucedido.

La alcaldía de Surfside ha asignado a un equipo de ingenieros, comandados por el veterano Allyn Kilshemer, la tarea de determinar cómo pudo colapsar de arriba a abajo en cuestiones de segundos toda el ala noreste del edificio de 12 plantas y 40 años de antigüedad.

Kilsheimer, de KCE Structural Engineers, dijo tras visitar el lugar, en unas declaraciones que recogió la prensa, que no existe evidencia visible de un fallo estructural importante.

Más documentos sobre problemas del edificio

Además, la alcaldía de Surfside publicó este lunes una nueva tanda de documentos que están en sus registros sobre el edificio siniestrado, que muestran, como otros publicados antes, los problemas estructurales y de otro tipo que tenía.

Entre ellos hay algunos de 2019 en los que la asociación de propietarios de Champlain Towers expresaban su preocupación a la municipalidad por los efectos que podía tener en la estructura la construcción de un gran edificio en las cercanías.

Un año antes, un informe de una firma de ingeniería había indicado que existía un daño estructural “importante” en el edificio, debido en gran parte a que una plancha de impermeabilización en la zona de la piscina había sido mal colocada, lo que impedía que el agua escurriera de manera correcta y recomendaba hacer reparaciones.

El diario Miami Herald publicó este lunes una información en la que se afirma que un mes después de ese informe, el funcionario entonces a cargo de estos temas en la Alcaldía, al que identifica como Ross Prieto, le dijo a vecinos de Champlain Towers que el edificio estaba “en una condición muy buena”.

El Miami Herald contactó con Prieto y dijo que no recordaba lo que dijo en una reunión con la junta del condominio, según quedó recogido en un acta a la que tuvo acceso el diario.

Las causas del derrumbe están ya siendo investigadas por las autoridades competentes, pero se da por descontado que va a ser una investigación larga y compleja y las respuestas no van a llegar tan pronto como los sobrevivientes y los familiares de las víctimas quisieran.

Y más demandas en el horizonte 

La primera demanda contra la Asociación de Champlain Towers fue presentada el mismo día del derrumbe por una firma de abogados por “no haber sido capaz de asegurar y salvaguardar las vidas y la propiedad”.

El propietario de un apartamento en Champlain Towers, Manuel Drezner, y “otros en la misma situación” que pueden sumarse a la demanda una vez interpuesta, reclaman una cifra inicial de 5 millones de dólares por daños.

Este lunes, dos bufetes de abogados, Morgan & Morgan y Saltz, Mongeluzzi & Bendesky, especializados en demandas por caída de edificaciones, informaron de que están investigando y explorando posibles acciones legales con respecto al colapso del edificio.

“Estamos investigando activamente qué causó el colapso del edificio, si había señales de advertencia de antemano que se omitieron o ignoraron, y si el sistema de códigos y reglamentos de construcción, que tiene el objetivo de evitar que ocurran estos tipos de desastres, falló”, dijo el abogado René Rocha.

“Vimos a gente en los balcones pidiendo auxilio”, reportan testigos del derrumbe en Miami Beach

“Sucedió alrededor de las 2 de la mañana. Nos despertamos por una onda de sonido que azotó las ventanas y salimos a ver qué pasaba”, cuenta Juan Esteban Triana, un joven brasileño criado en Colombia que vive cerca del edificio que se derrumbó este jueves en Surfside, al norte de Miami Beach.

Decenas de personas que habitaban la torre de 12 pisos permanecen desaparecidas y sus familiares intentan desesperadamente encontrarlos.

“Sentimos como un temblor y a los dos minutos vimos pasar ambulancias y socorristas. La zona quedó bloqueda. Con mi familia lo primero que hicimos fue salir a la calle y vimos a gente en los balcones pidiendo auxilio y alumbrando con las linternas de sus teléfonos”, le dice a BBC Mundo desde el sitio donde ocurrió la tragedia.

“Estaban gritando desesperadamente. Nosotros intentamos socorrerlos pero no nos dejaron pasar. Fue muy frustrante porque estábamos frente a las personas que estaban pidiendo auxilio y no podíamos hacer nada. Es muy triste”.

“Lo único que pudimos hacer fue ofrecer la casa para dar alimentos o para que los policías pudieran usar los baños. Vimos drones y helicópteros. Esto es muy fuerte, me siento muy frustrado por ver gente pidiendo auxilio y no poder hacer nada más que mirar”.

Una impotencia compartida por el resto de los vecinos que salieron a la calle este jueves a contemplar el horror de la tragedia frente a sus casas.

La gente que caminaba por el sector, algunos de ellos turistas, grababan con sus celulares la impactante imagen de un torre destruida frente al mar.

Una mujer que cargaba una maleta lloraba y gritabamientras caía al suelo de rodillas. Rápidamente se la llevaron a un centro comunitario ubicado a pocas cuadras del lugar de la tragedia donde estaban reunificando familias.

Una impotencia compartida por el resto de los vecinos que salieron a la calle este jueves a contemplar el horror de la tragedia frente a sus casas.

La gente que caminaba por el sector, algunos de ellos turistas, grababan con sus celulares la impactante imagen de un torre destruida frente al mar.

Una tras otra pasaban las ambulancias, los carros de bomberos y los equipos de rescatistas que llegaban a apoyar las labores de quienes estaban trabajando en el lugar desde la madrugada.

Uno de los rescatistas que participaba en la operación le dijo a BBC Mundo que la prioridad de su trabajo era la búsqueda de sobrevivientes entre los escombros.

Con información de BBC Mundo

Colapsa parcialmente un edificio en Miami Beach

Las autoridades de Miami Beach, Florida, respondieron a un derrumbe parcial de un edificio en la madrugada del jueves.

Los bomberos de Miami-Dade Fire dijeron que estaban en la escena del incidente cerca de la calle 88 y la Avenida Collins en el barrio de Surfside.

Más de 80 unidades de bomberos participaron en la respuesta, dijeron los bomberos poco después de las 2:00 am (hora local).

Esto incluyó un equipo técnico de rescate que está entrenado en la remoción de víctimas atrapadas en espacios complejos o confinados,  precisaron los bomberos.

Los departamentos de bomberos municipales y la policía de Miami Beach también estaban ayudando.

Las imágenes del lugar de los hechos mostraban que una gran parte de un edificio de varias plantas se había derrumbado hasta convertirse en un montón de escombros, según informó primero NBC Miami y mostró un video de un niño pequeño siendo sacado vivo de estos.

Una residente dijo a NBC News que escuchó algunos gritos, y añadió que parte del edificio se había “hundido”. “Fue horrible”, aseguró.

Los bomberos de Miami-Dade están en la escena, están llevando a cabo rescates mientras hablamos”, dijo la sargento de la policía de Surfside, Marian Cruz, según NBC Miami.

“Es una escena muy activa, aconsejo a todo el mundo que se mantenga fuera de la zona para que los bomberos y los oficiales puedan llevar a cabo los rescates y hacer lo que tenemos que hacer”, advirtió.

Los registros muestran que el edificio de 12 pisos, llamado Champlain Towers South, fue construido en 1981 y tiene más de 100 hogares.

No está claro cuántas personas estaban dentro del edificio en el momento del derrumbe, ni si hubo heridos.

El edificio está situado frente a una playa de arena en una comunidad frente al mar de unas 6,000 personas.

La policía bloqueó las carreteras cercanas y el tráfico en la zona fue desviado a primera hora del jueves.

Comienza el voto anticipado en Florida, donde Biden y Trump corren cabeza a cabeza

El voto anticipado comenzó ayer lunes en Florida, el más poblado de los estados clave de la elección estadounidense y donde Donald Trump y Joe Biden corren cabeza a cabeza en los sondeos, lo que genera escalofríos en caso de que la elección sea muy pareja.

A quince días de los comicios del 3 de noviembre, el presidente republicano visita Arizona, otro estado muy codiciado, en el marco de la maratónica serie de actos que inició una semana después de asegurar que se “curó” del covid-19.

Su rival demócrata no tiene ninguna cita en su agenda y, según la prensa, dedica la jornada a prepararse para el debate del jueves con Trump, que será el último.

En cambio es Kamala Harris, compañera de fórmula de Biden, quien se encuentra en Florida. Harris volvió a hacer actos de campaña cuatro días después de haberlos suspendido cuando uno de sus allegados se contagió del coronavirus.

La candidata a vicepresidenta es esperada en Orlando y Jacksonville para instar a votar en forma anticipada y personal, mientras que su marido estará en Miami y Palm Beach.

Ya en la mañana, numerosos electores con mascarilla hacían fila ante la alcaldía de Miami Beach.

“Llevo cuatro años esperando para votar”, dijo Jackeline Maurice, una mujer en sus 40 años que se tomaba selfis frente a la alcaldía con la calcomanía que decía “yo voté”.

En tanto, en Hialeah, una localidad mayoritariamente cubana en el oeste de Miami, Ulysses Liriano hacía cola para votar por Trump, como muchos otros en una larga fila que rodeaba el edificio. 

“Trump ha hecho mucho cambio para nosotros en nuestro país. Ha ayudado mucho con la economía”, dijo el hombre de 51 años, que llevaba una gorra con la bandera estadounidense.

Refiriéndose a la pandemia, añadió: “Fue una inconveniencia lo que pasó ahora con corona y quieren usar eso contra él. ¿Qué más quieren que haga? (…) Ha habido más de 200.000 personas muertas. Pero, y si hubiera habido más?”.

Más de 2,5 millones de floridanos, de un electorado de 15 millones, votaron ya por correo, la gran mayoría registrados como demócratas.

Por esto el voto anticipado será vigilado muy de cerca, puesto que se espera que es el momento en que empezarán a votar los republicanos, quienes desconfían de la oficina de correos.

Además, aún a pesar de la pandemia, el voto anticipado bate récords en los estados donde ya comenzó.

Más de 28 millones de estadounidenses de todo el país ya sufragaron por correo o personalmente. Esa cantidad podría representar casi un quinto de la participación total, según la organización independiente Elections Project.

Son los demócratas quienes instan a votar masivamente antes del 3 de noviembre como medida de precaución por la pandemia.

En contrapartida, el campo de Trump denuncia, sin mostrar pruebas, que los demócratas buscan “amañar” los resultados y promete que sus votantes irán en masa a las urnas el día de la elección para así desmentir las encuestas que dan por derrotado a su candidato.

El presidente está rezagado en las encuestas a nivel nacional y en la mayoría de los estados que son decisivos para la victoria.

– Florida, crucial –

Consciente de que no puede perder Florida, donde ganó ajustadamente en 2016, Trump multiplicó allí sus actos y acortó la ventaja de Biden en dos encuestas realizadas por institutos considerados más favorables a los republicanos. Biden no avanzó más que 1,4 puntos en promedio contra 4,5 de hace dos semanas.

Pero Biden, quien por la pandemia optó por una campaña a ritmo moderado y sin grandes actos, también visitó tres veces Florida para cortejar especialmente a los jubilados; un electorado clave que en 2016 apoyó a Trump pero ahora parece tender a cambiar de posición. 

Debido a lo reñido de la contienda, la noche de la votación gran parte de la atención seguramente se concentrará en Florida. Quien gane aquí obtendrá 29 votos del Colegio Electoral, considerados cruciales para lograr los 270 necesarios para llegar a la Casa Blanca, según el sistema de elección indirecta estadounidense.

En las presidenciales de 2000, la batalla por Florida entre el demócrata Al Gore y el republicano George W. Bush se definió en favor de éste por apenas 537 votos y tras una batalla judicial y varios recuentos.

Pese al toque de queda, siguen protestas en Miami

Media hora después del comienzo del toque de queda en Miami, multitudes de manifestantes seguían en las calles del Downtown un día después de que manifestaciones pacíficas dieron paso a incendios y saqueos.

En Fort Lauderdale también seguían protestando. En las dos ciudades, policías se acercaban a los manifestantes montados en caballo, tratando de dispersar las multitudes. Imágenes de WPLG Local 10 mostraban la policía de Fort Lauderdale implementando el uso de gas lacrimógeno nuevamente.

Alrededor de las 8:30 la policíapublicó un tuit informando de que habían emitido una orden de dispersión. Luego el alcalde dijo que había implementado un toque de queda a partir de las 9 p.m.

El Condado de Miami-Dade comenzará el toque de queda a las 9 p.m. del domingo, mientras la ciudad de Miami, donde se encuentra la concentración, comenzó a implementar su propio toque de queda a las 8 p.m.

Las protestas hasta ahora han permanecido pacificas, aparte de pequeñas confrontaciones con autoridades.

“Si llega las 8 p.m. y todavía hay multitudes de personas pacíficamente protestando, no haremos nada,” dijo el jefe de la Policía del Departamento de Miami.