NOMBRAMIENTOS

Miguel Cardona es el latino que pasó de maestro, a secretario de Educación de Estados Unidos

Cuando empezó a ir a la escuela en Estados Unidos y solo hablaba español, Miguel Cardona tuvo que adaptarse a un sistema que no estaba diseñado para él, y ha dedicado su vida a ayudar a otros alumnos en circunstancias similares, una misión que planea continuar como secretario de Educación.

Cardona, de 45 años, fue confirmado este lunes por el Senado como secretario de Educación, un cargo desde el que tendrá que liderar la promesa del presidente, Joe Biden, de reabrir para mayo la mayoría de las escuelas del país que enseñan a menores de 14 años, ahora cerradas debido a la pandemia.

“No hay forma de sustituir la experiencia de una clase, de nuestros estudiantes aprendiendo enfrente de su profesor”, dijo el nuevo secretario de Educación durante su audiencia de confirmación en el Senado, a principios de febrero.

Raíces puertorriqueñas

Cardona, nacido en Connecticut de padres boricuas, es la segunda persona con raíces puertorriqueñas y el tercer latino que asciende a secretario de Educación de Estados Unidos, después de John B. King, Jr. (2016-2017) y Lauro Cavazos (1988-1990).

Cuando Biden anunció su nominación en diciembre, Cardona recordó su infancia en viviendas subvencionadas por el Gobierno en la ciudad de Meriden (Connecticut), a donde sus abuelos Avelino y Germana se habían mudado desde Aguada (Puerto Rico) en busca de nuevas oportunidades.

Los padres de Cardona, Héctor y Sara, le “inculcaron desde temprano la importancia del trabajo duro, el servicio a la comunidad y la educación”, relató en su discurso de diciembre.

Aunque llegó a la escuela pública de Meriden sin hablar una palabra de inglés, Cardona terminó por convertirse en el primero de su familia en graduarse de la universidad, y más tarde en un “profesor, director de escuela y superintendente adjunto” en la misma ciudad, donde hoy estudian sus dos hijas.

“Tan estadounidense como el arroz con frijoles”

“Yo, siendo bilingüe y bicultural, soy tan estadounidense como la tarta de manzana y el arroz con frijoles. Y para mí, la educación fue lo que me puso al mismo nivel que los otros“, aseguró Cardona en el mismo discurso.

A lo largo de su meteórica carrera, que le convirtió en director de escuela con apenas 27 años y en comisionado de Educación de Connecticut con 43, Cardona se ha enfocado especialmente en la brecha de logros académicos entre los estudiantes latinos y negros respecto a aquellos que son blancos o de orígenes asiáticos.

“Para demasiados estudiantes, su código postal y su color de piel sigue siendo lo que mejor predice las oportunidades que tendrán a lo largo de su vida”, lamentó en la citada alocución.

Joe Biden nomina a Miguel Cardona, hijo de boricuas, como Secretario de Educación

El presidente electo Joe Biden eligió al comisionado de Educación de Connecticut Miguel Cardona, de ascendencia puertorriqueña, como su secretario de Educación.

La elección de Cardona por parte de Biden, aún no anunciada oficialmente, fue confirmada por tres personas familiarizadas con la decisión del mandatario electo pero que no estaban autorizadas para anunciarla públicamente.

Cardona, de 45 años, creció en un complejo habitacional en Meriden, Connecticut, y asistió a varias escuelas públicas de la ciudad antes de regresar a trabajar como maestro de cuarto grado de primaria en el distrito en 1998. A los 28 años se había convertido en el director más joven del estado, antes de ascender hasta el cargo de asistente del superintendente del distrito.

Cardona ha dicho que ingresó al kindergarten hablando sólo español y que tuvo problemas para aprender inglés.

Como educador, ha dedicado su trabajo a mejorar la educación de los estudiantes de inglés y a cerrar las brechas de rendimiento entre los estudiantes de razas no blancas y sus compañeros blancos. Ambos problemas han sido luchas perennes en Connecticut, que durante décadas ha tenido una de las brechas de rendimiento más amplias de la nación.

Biden planea elegir a un afroamericano para dirigir el Pentágono

Se espera que el presidente electo Joe Biden nomine como secretario de Defensa al general retirado Lloyd J. Austin III, un excomandante del esfuerzo militar estadounidense en Irak, según publicó The New York Times con información de “dos personas que conocen (el proceso de) selección”.

Si el Senado confirma la elección, el general Austin se convertirá en el primer afroestadounidense en liderar a los 1.3 millones de soldados en servicio activo de Estados Unidos y la burocracia del Pentágono.

El general Austin, de 67 años, ha sido una figura de peso en el departamento que ahora está llamado a dirigir y es el único afroestadounidense que ha encabezado el Comando Central de EE.UU., el comando de combate más importante del Ejército, con responsabilidad en Irak, Afganistán, Yemen, Siria. Es decir, la mayoría de los lugares donde el país está en guerra, según informa el diario neoyorquino.

El nominado de Biden para el Pentágono es conocido por ser un comandante fuerte en el campo de batalla, pero no se conoce tanto sobre sus actividades o aspiraciones políticas. En una audiencia en el Congreso en 2015 reconoció que el programa de 500 millones de dólares del Departamento de Defensa para reclutar a una armada de combatientes sirios no había dado resultados.

Aún así, el general Austin goza de gran respeto en el Ejército, especialmente entre los agentes afroestadounidenses por ser uno de los pocos hombres negros que rompió el techo de cristal y se mantuvo en los altos mandos militares. Se retiró en 2016 como general de cuatro estrellas después 41 años de servicio.

La elección de Biden, que forma parte de su intento de crear una administración que refleje la diversidad de Estados Unidos, desbanca a Michèle A. Flournoy, cuyo nombre también sonaba para el puesto y que hubiese sido la primera mujer en ocuparlo.

Respecto a los altos cargos latinos para su futuro gobierno, el presidente electo ha nominado a Alejandro Mayorkas como secretario de Seguridad Nacional y se espera que este martes anuncie la elección del actual fiscal general de California, Xavier Becerra, para dirigir el Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Una iniciativa cívica le ha pedido a Biden que incluya entre los altos funcionarios de su administración a un 20% de latinos, el porcentaje de la comunidad respecto a la población del país. Dos de ellos eran precisamente Mayorkas y Becerra.