NUEVA YORK

Gobernadora de Nueva York pide la declaración de desastre mayor por el impacto de Ida

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, firmó este domingo una solicitud para que el Gobierno federal declare como “desastre mayor” el impacto causado por los coletazos del huracán Ida, que dejó en el estado al menos 17 muertos e importantes daños.

La petición busca que Washington facilite fondos para apoyar a los afectados y para reparar infraestructuras y edificios públicos, entre otras cosas.

“Los neoyorquinos aún están recuperándose del daño en las comunidades del sur del estado y esta solicitud que he firmado y remitido al presidente (Joe) Biden puede asegurar los recursos financieros que corresponden a los neoyorquinos que sufrieron una devastación inimaginable como resultado de la tormenta”, dijo Hochul en una conferencia de prensa.

Biden ya ha ofrecido asistencia federal y la declaración de “desastre mayor” abriría la puerta a que el Gobierno ayude a familias cuyas viviendas se han visto afectados por las inundaciones, incluidos aquellos que no tenían seguro para este tipo de catástrofes.

Según la gobernadora, los análisis iniciales han identificado ya daños en al menos 1.200 viviendas por un valor superior a 50 millones de dólares.

El presidente estadounidense tiene previsto visitar Nueva York y la vecina Nueva Jersey el próximo martes para ver de primera mano los estragos causados por Ida, que golpeó la zona el pasado miércoles tras haber causado antes importantes destrozos en el sureste del país.

Nueva Jersey fue el estado peor parado, con 25 fallecidos confirmados, mientras que en Nueva York hubo al menos 17 víctimas mortales, buena parte de ellas personas ahogadas en apartamentos ilegales situados en sótanos, principalmente en el distrito de Queens.

Hochul también anunció hoy que dirigirá 378 millones de dólares de fondos facilitados previamente por la Administración federal para mejorar la protección de las infraestructuras ante desastres meteorológicos.

Alcalde de Nueva York revela plan para abordar los desastres climáticos tras paso de Ida

El alcalde de la Ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, dio a conocer un nuevo plan para desastres climáticos que, según él, será “una sacudida para la gente”, pero que es necesario para abordar estos eventos que cada vez son más frecuentes y mortíferos.

Al menos 13 personas murieron en Brooklyn y Queens en las históricas inundaciones de Ida y se recuperaron tres cuerpos más en el condado de Westchester. El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, dijo el viernes por la mañana que el número de muertos en su estado aumentó a 25 durante la noche, con al menos seis personas desaparecidas, lo que eleva el número en los dos estados a 41 personas.

De Blasio y la gobernadora Kathy Hochul calificaron la escala del desastre como uno sin precedentes e imprevisto, dadas las predicciones meteorológicas de 3 a 6 pulgadas de lluvia en el transcurso de un día. En cambio, la ciudad vio su “mayor hora de lluvia” en su historia. Central Park terminó con más de 7 pulgadas de lluvia, al igual que Midtown Manhattan.

El alcalde prometió idear nuevos enfoques para manejar tales eventos y reveló los puntos esenciales de ese plan el viernes después de guardar un momento de silencio en memoria de las victimas. Se llama “NYC Climate-Driven Rain Response” (o “Respuesta de NYC a lluvia impulsada por el clima”) e involucra advertencias más severas, nuevas reglas sobre los apartamentos del sótano y un grupo de trabajo de respuesta a condiciones climáticas extremas.

“Nos vamos a enfocar en particular en una advertencia diferente, una clase de advertencia mucho más severa y un conjunto de acciones mucho más severas, acciones muy físicas, que sin rodeos serán una sacudida para la gente, una conmoción para la gente, que nosotros incluso estemos hablando de estas cosas ”, dijo de Blasio. “Pero hemos aprendido que tenemos que introducir estas cosas en la ecuación”.

Mientras tanto, la ayuda federal está en camino para ayudar a las decenas de miles de neoyorquinos y residentes de Nueva Jersey cuyos medios de vida, hogares y cosas peores fueron destruidos por Ida. El presidente Joe Biden aprobó declaraciones de emergencia para Nueva York y Nueva Jersey, allanando el camino para que los estados reciban la asistencia federal que tanto necesitan después de que decenas de miles de personas en la región fueron devastadas por los restos mortales de Ida.

Biden prometió el jueves una sólida ayuda federal para los estados del noreste y del Golfo golpeados por el huracán Ida y para los estados occidentales acosados ​​por incendios forestales, diciendo que estas catástrofes sirven como recordatorios mortales de que la “crisis climática” ha llegado.

“Los últimos días del huracán Ida y los incendios forestales en el oeste y las inundaciones repentinas sin precedentes en Nueva York y Nueva Jersey son otro recordatorio de que estas tormentas extremas y la crisis climática están aquí”, dijo Biden. “Necesitamos estar mucho mejor preparados. Tenemos que actuar”.

En Nueva York, la declaración de emergencia autoriza a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias a brindar ayuda en casos de desastre a los condados de Bronx, Dutchess, Kings, Nassau, Nueva York, Orange, Putnam, Queens, Richmond, Rockland, Suffolk, Sullivan, Ulster y Westchester.

Para Nueva Jersey, las áreas incluyen Atlantic, Bergen, Burlington, Camden, Cape May, Cumberland, Essex, Gloucester, Hudson, Hunterdon, Mercer, Middlesex, Monmouth, Morris, Ocean, Passaic, Salem, Somerset, Sussex, Union y Warren.

La nueva gobernadora de Nueva York reconoce 12.000 muertos por Covid que su antecesor Cuomo ocultó

La nueva gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, ha reconocido que la cifra de fallecidos por Covid-19 en Nueva York es muy superior a la que manejaba su antecesor, Andrew Cuomo. Hochul, que ha llegado al cargo esta misma semana tras la dimisión de Cuomo, acosado por un escándalo de acoso sexual a mujeres, sitúa el número de muertos en su editado en 55.400, lo que supone 12.000 fallecidos más que los que hasta ahora admitía Cuomo.

El anterior gobernador optó por considerar como fallecidos por Covid solo aquellos a los que se le había hecho una prueba de laboratorio para determinar la presencia del virus y que se contabilizaba con los datos recogidos de hospitales, residencias de ancianos y otro tipo de centros de salud a través de un sistema manejado por las autoridades estatales.

Esa contabilidad dejaba fuera a los fallecidos por Covid que morían en casa, en centros de cuidados paliativos o en prisiones, así como los que murieron con probabilidad por el virus, pero no se les hizo un test para confirmar el diagnóstico.

En sus comparecencias diarias para informar sobre la evolución de la pandemia -que en su día le convirtieron en un icono nacional en la lucha contra el virus-, Cuomo siempre elegía la cifra más conservadora de muertos. Su Gobierno, sin embargo, enviaba a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en sus siglas en inglés), la autoridad médica de EE.UU., otro recuento superior que recogía todos los fallecidos con un certificado de defunción en el que el covid aparecía como causa o factor contribuyente de la muerte.

Acabar con el maquillaje

Nada más llegar al cargo, Hochul -hasta ahora lugarteniente-gobernadora- ha decidido acabar con el maquillaje y ofrecer todos los datos. «Hay muchas cosas que no se hacían y ahora se van a hacer. La transparencia será el sello de mi administración», aseguró en una entrevista con la cadena de radio pública NPR. «Son muertes probables y confirmadas. El público debe conocer ambas».

No es la primera vez que el recuento de fallecidos es un problema político para Cuomo. A comienzos de año, poco antes de que estallara el escándalo sobre acoso sexual, un informe de la fiscal general de Nueva York, Laetitia James, determinó que su Gobierno había maquillado los números de fallecidos en residencias de ancianos. Estos centros, muchos de ellos gestionados por las autoridades estatales, fueron uno de los principales núcleos de fallecimientos, y el equipo de Cuomo decidió no contar a los ancianos que, aunque habían enfermado en residencias, acababan por morir en hospitales.

Entre las motivaciones de Cuomo por ocultar la cifra de fallecidos en hospitales estaba la decisión que tomó en la primavera de 2020, en lo peor de la crisis, de enviar a los ancianos que habían pasado por Covid de vuelta a las residencias después de pasar por el hospital, lo que para algunos fue un motor de infecciones y de muertes en esos centros.

En aquellos meses, sin embargo, no había críticas contra Cuomo, sino una fascinación generalizada por su gestión de la pandemia y por la efectividad de sus comparecencias diarias, en las que transmitía con serenidad los números de la crisis y enviaba mensajes claros a la población. Frente la confusión en la gestión de la pandemia por parte de la Administración Trump, Cuomo se convirtió en un referente para el partido demócrata, e incluso apareció entre los candidatos favoritos para la Casa Blanca en 2024.

El próximo fin de semana del ‘Memorial Day’ llevarán la vacunación a las playas de NYC

Al menos 8 millones de dosis contra el coronavirus se habían administrado hasta este martes en la ciudad de Nueva York desde el primer día que comenzó el plan de inmunización, pero la meta es que para finales de junio al menos 5 millones de neoyorquinos estén ‘full’ vacunados. Y para alcanzar esa cifra, la Ciudad sigue buscando maneras de hacer cada vez más fácil y conveniente el ponerse la inyección, y por eso se anunció que para el feriado del ‘Memorial Day’, el próximo fin de semana, las unidades móviles de vacunación llegarán a las playas.

“Estamos en al borde del verano, que comienza este sábado con la reapertura de nuestras playas, y vamos a combinar el disfrute de esta temporada con la reapertura de las playas, con el esfuerzo de vacunación llevando nuestros autobuses con unidades móviles de vacunación a Coney Island, Brighton Beach, Rockaways y Orchard Beach”, anunció el alcalde Bill de Blasio en su rueda de prensa diaria.

Con este nuevo plan, la Ciudad espera que los neoyorquinos aprovechen la oportunidad de ‘matar dos pájaros con una misma piedra’: disfrutar de un día de playa a la vez que se vacune y se protege contra el COVID-19.

“Este es un ejemplo de cómo estamos llevando la vacunación a la gente, y además de hacer que el vacunarse sea más fácil que nunca, también queremos que sea divertido y por eso hoy también estamos lanzando nuevas iniciativas, para que esta semana cada vez más gente se sienta entusiasmada de participar”, dijo el Alcalde.

Gane tickets para juegos de los Knicks

Y los nuevos incentivos, que se unen a una larga lista que ha venido aumentando en las pasadas dos semanas, serán tickets para juegos de los New York Knicks. En un acuerdo con la Ciudad, el equipo de basquetbol anunció que se instalarán centros móviles de vacunación en las afueras del Madison Square Garden (MSG), y quien acuda a inyectarse este martes, recibirá entradas para el juego de este miércoles. La otra oportunidad será ir a inmunizarse el jueves y tendrá la posibilidad de ganar tickets para partidos de la próxima temporada.

Una de las ‘leyendas’ de los Knicks, Allan Houston, invitó a los neoyorquinos a “no dejar pasar esta oportunidad de vacunarse contra el COVID-19, ya que gracias a la unión con la Ciudad podremos llevar adelante este importante programa, convirtiendo al MSG en un centro de vacunación en el cual cualquier neoyorquino mayor de 16 años puede venir al Garden y así inyectarse. Y hasta que se agote la existencia, daremos mercancía de los Knicks a quien venga”.

El centro de inmunización en el MSGA estará ubicado exactamente en el Pennsy Food Hall’, localizado en 2 Pennsylvania Plaza, en la calle 32 en Manhattan, y ofrecerá vacunas contra el COVID-19 los martes y jueves durante las próximas dos semanas entre las 10:00 a.m. y las 6:00 p.m. No se necesita cita. Para comenzar esta semana, las leyendas de los Knicks Walt ‘Clyde’ Frazier y John Starks estarán en el Pennsy, al igual que los ‘Knicks City Dancers’ estarán en el lugar para ayudar a dar la bienvenida a las personas.

Aquellos que se vacunen este martes 25 de mayo, tendrán la oportunidad de ganar boletos para el partido de ‘playoffs’ Knicks vs Hawks de este miércoles por la noche en el Madison Square Garden. Las personas que se vacunen el 27 de mayo, el 1 de junio o el 3 de junio tendrán la oportunidad de ganar boletos para un juego posterior.

Con información del Diario de Nueva York

La ciudad Nueva York reabrirá el primero de julio

La Gran Manzana, que fue el ‘epicentro del epicentro’ de la pandemia del coronavirus en el país el año pasado, reabrirá al 100% de su capacidad 1 de julio, garantizando que se viva “un gran verano en la ciudad” como están acostumbrados los neoyorquinos, con eventos culturales, restaurantes y tiendas funcionando a toda capacidad.

El alcalde Bill de Blasio explicó este jueves que se decidió esa fecha, “ya que a medida que avanzamos con una recuperación para todos nosotros, es hora de establecer una meta para una reapertura completa de la ciudad de Nueva York. Y ese objetivo es el 1 de julio”.

“Ahora podemos ver esa luz al final del túnel. ¿Qué significa eso? Significa que podemos volver a muchas de las cosas que amamos. Que muchos trabajos pueden volver. Y, pronto, significa que las cosas que hacen especial a la ciudad de Nueva York estarán más claras que nunca este verano. Todos vamos a poder disfrutar de la ciudad nuevamente y la gente vendrá aquí de todo el país para ser parte de este increíble momento en la ciudad de Nueva York”, agregó con tomo optimista el mandatario.

Foto: Elizabeth Ostos

Legislatura de Nueva York autoriza el uso de la marihuana medicinal

Nueva York es el estado más reciente de los Estados Unidos en legalizar la marihuana para su uso recreativo, luego de que el Senado y la Asamblea Estatal neoyorquinos se alinearan con la medida que permite su uso a personas de 21 años o más.
El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, adelantó que estampará su firma en el proyecto una vez llegue a su escritorio.
“Por demasiado tiempo la prohibición del cannabis afectó de manera desproporcionada a las comunidades de color con duras penas de cárcel. Luego de años de arduo trabajo, esta legislación histórica brinda justicia a las comunidades marginadas por tanto tiempo, adopta una nueva industria que hará crecer la economía y establece importantes pasos de seguridad para el público”, indicó Cuomo por escrito.

El Proyecto del Senado S854A —que crea la Ley de Regulación e Impuestos sobre la Marihuana en Nueva York— fue aprobado con 40 votos a favor y 23 en contra en el Senado, y con 100 votos a favor y 49 en contra en la Asamblea Estatal.
Según estimados, el desarrollo de una industria del uso recreativo de la marihuana tiene el potencial de crear entre 30,000 y 60,000 empleos en el estado, sumados a los $350 millones anuales que podría producir en recaudación de impuestos.

El proyecto da paso a la creación de una nueva oficina para la regulación del cannabis. Además, permite que se borren récords criminales de quienes fueron sometidos en el pasado a procesos judiciales por poseer las llamadas “dosis personales”.
Dispone que no habrá sanciones por la posesión pública de hasta tres onzas de cannabis o 24 gramos de concentrados de marihuana. Los neoyorquinos podrán almacenar hasta cinco libras de cannabis en sus residencias.

Las expresiones de Cuomo son eco de la senadora neoyorquina Liz Krueger, promotora de la medida, quien ha señalado que “la prohibición de la marihuana es una política fallida que afecta de manera desproporcionada a las comunidades de color y desperdicia valiosos recursos policiales”.
Durante el debate del proyecto, la senadora detalló que el 20% de los ingresos por el uso recreativo de la marihuana irá dirigido a tratar adicciones serias, mientras que otro 40% se destinará a la educación de las comunidades.
En Estados Unidos, 15 estados han legalizado la marihuana para su uso recreativo, entre ellos California, Colorado, Washington, Nevada, Nueva Jersey, Michigan y Vermont. El uso del cannabis es ilegal en todas sus formas en seis estados.
Precisamente el senador por Vermont Bernie Sanders celebró la noticia de Nueva York al expresar que “la marihuana debería ser legal en todo el país. Todas las condenas por marihuana deben ser eliminadas. Es absurdo que el gobierno federal considere que la marihuana es tan peligrosa como la heroína”.

Nueva York: Jueza ordena a las autoridades de salud a vacunar a toda la población carcelaria

La jueza Alison Tuitt de la Corte Suprema en El Bronx ordenó a las autoridades de Salud de Nueva York que de inmediato deben ofrecer vacunas contra el COVID-19 a la población penitenciaria del estado, luego que varias coaliciones habían denunciado que al menos 1,100 personas tras las rejas se habían contagiado y cinco habían muerto, solamente durante el mes pasado.

La decisión judicial obliga a las autoridades a estructurar una estrategia de inmunización de emergencia en los 52 centros de reclusión estatales que mantienen a 33,300 privadas de libertad. La medida alcanza también a los trabajadores del Departamento de Correcciones y Supervisión Comunitaria del Estado de Nueva York (DOCCS),

Desde el comienzo de la pandemia, 35 presos y ocho miembros del personal correcional han muerto por la enfermedad viral.

“Las personas en prisiones y cárceles han sido arbitrariamente excluidas del despliegue de vacunación de manera injusta. Se trata de un abuso de discreción. No hay excusa aceptable para esta exclusión deliberada durante una pandemia”, precisó la sentencia divulgada ayer.

Dos hombres encarcelados en Rikers Islanduno de ellos de origen hispano, presentaron el pasado 4 de febrero la petición judicial de ser incluidos en un plan de inoculación, con el apoyo de una amplia coalición de defensores públicos y defensores de la ciudad de Nueva York.

Alberto Frías, de 24 años, según compartió el medio digital “Court House News Service” explicó que las condiciones de la cárcel le hicieron temer por sus posibilidades de sobrevivir a la pandemia.

“El año pasado ha sido el más aterrador de mi vida. Tengo asma, y ​​cada día que pasa sin haberme vacunado me deja ansioso por ser la próxima persona en enfermarse o por transmitir el virus a otras personas. Se trata de un área insalubre, en donde comemos juntos, usamos las mismas duchas y la gente camina sin máscaras”, detalló el recluso en su petición de 33 páginas.

Nueva York: Shows de Broadway pueden volver en septiembre

A pesar del descenso en las cifras del coronavirus y el aumento de la vacunación, el telón en los shows de Broadway todavía no podrá ser levantado hasta que se desarrolle un plan que permita la vuelta del público a los teatros de manera segura. Y la meta es que esto ocurra para el próximo septiembre.

Al reconocer que esta industria es uno de los íconos más importantes de la Gran Manzana, y uno de los motores que mueve la economía con la atracción de millones de turistas cada año, el alcalde Bill de Blasio detalló este jueves varios paso que tomará su Administración para lograr que Broadway reabra de manera segura.

“El espectáculo debe continuar”, dijo el Alcalde, haciendo uso de la conocida expresión que se utilizar en esta industria.

“Y el espectáculo continuará, en Broadway y fuera de Broadway cuando lleguemos al otoño. Y estamos muy emocionados por eso. Pero el trabajo que tenemos que hacer ahora para preparar a la comunidad del teatro, para asegurarnos de que esta industria extraordinariamente maravillosa e importante esté lista para el otoño, tenemos que hacerlo ahora”, enfatizó.

El mandatario indicó que como parte de las medidas que se pondrán en marcha en las próximas semanas, destaca la apertura de centros de vacunación dedicados a los trabajadores de Broadway. Además, se instalarán unidades móviles para hacer pruebas de COVID-19 cerca de los teatros y se pondrán en prácticas planes para manejar a las multitudes antes y después de las funciones.

Además de las medias que tomará la Alcaldía, De Blasio pidió a las autoridades del Estado que provean a la Ciudad guías sobre cómo realizar el este proceso de reapertura, pero advirtió que si eso no ocurre, la Ciudad determinará sus propias reglas. “Si por alguna razón, el Estado no lo hace, propondremos nuestras propias ideas porque es importante hacerlo bien. Ha sido muy largo el tiempo de espera para que regresen los espectáculos de Broadway”.