NUEVA YORK

Legislatura de Nueva York autoriza el uso de la marihuana medicinal

Nueva York es el estado más reciente de los Estados Unidos en legalizar la marihuana para su uso recreativo, luego de que el Senado y la Asamblea Estatal neoyorquinos se alinearan con la medida que permite su uso a personas de 21 años o más.
El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, adelantó que estampará su firma en el proyecto una vez llegue a su escritorio.
“Por demasiado tiempo la prohibición del cannabis afectó de manera desproporcionada a las comunidades de color con duras penas de cárcel. Luego de años de arduo trabajo, esta legislación histórica brinda justicia a las comunidades marginadas por tanto tiempo, adopta una nueva industria que hará crecer la economía y establece importantes pasos de seguridad para el público”, indicó Cuomo por escrito.

El Proyecto del Senado S854A —que crea la Ley de Regulación e Impuestos sobre la Marihuana en Nueva York— fue aprobado con 40 votos a favor y 23 en contra en el Senado, y con 100 votos a favor y 49 en contra en la Asamblea Estatal.
Según estimados, el desarrollo de una industria del uso recreativo de la marihuana tiene el potencial de crear entre 30,000 y 60,000 empleos en el estado, sumados a los $350 millones anuales que podría producir en recaudación de impuestos.

El proyecto da paso a la creación de una nueva oficina para la regulación del cannabis. Además, permite que se borren récords criminales de quienes fueron sometidos en el pasado a procesos judiciales por poseer las llamadas “dosis personales”.
Dispone que no habrá sanciones por la posesión pública de hasta tres onzas de cannabis o 24 gramos de concentrados de marihuana. Los neoyorquinos podrán almacenar hasta cinco libras de cannabis en sus residencias.

Las expresiones de Cuomo son eco de la senadora neoyorquina Liz Krueger, promotora de la medida, quien ha señalado que “la prohibición de la marihuana es una política fallida que afecta de manera desproporcionada a las comunidades de color y desperdicia valiosos recursos policiales”.
Durante el debate del proyecto, la senadora detalló que el 20% de los ingresos por el uso recreativo de la marihuana irá dirigido a tratar adicciones serias, mientras que otro 40% se destinará a la educación de las comunidades.
En Estados Unidos, 15 estados han legalizado la marihuana para su uso recreativo, entre ellos California, Colorado, Washington, Nevada, Nueva Jersey, Michigan y Vermont. El uso del cannabis es ilegal en todas sus formas en seis estados.
Precisamente el senador por Vermont Bernie Sanders celebró la noticia de Nueva York al expresar que “la marihuana debería ser legal en todo el país. Todas las condenas por marihuana deben ser eliminadas. Es absurdo que el gobierno federal considere que la marihuana es tan peligrosa como la heroína”.

Nueva York: Jueza ordena a las autoridades de salud a vacunar a toda la población carcelaria

La jueza Alison Tuitt de la Corte Suprema en El Bronx ordenó a las autoridades de Salud de Nueva York que de inmediato deben ofrecer vacunas contra el COVID-19 a la población penitenciaria del estado, luego que varias coaliciones habían denunciado que al menos 1,100 personas tras las rejas se habían contagiado y cinco habían muerto, solamente durante el mes pasado.

La decisión judicial obliga a las autoridades a estructurar una estrategia de inmunización de emergencia en los 52 centros de reclusión estatales que mantienen a 33,300 privadas de libertad. La medida alcanza también a los trabajadores del Departamento de Correcciones y Supervisión Comunitaria del Estado de Nueva York (DOCCS),

Desde el comienzo de la pandemia, 35 presos y ocho miembros del personal correcional han muerto por la enfermedad viral.

“Las personas en prisiones y cárceles han sido arbitrariamente excluidas del despliegue de vacunación de manera injusta. Se trata de un abuso de discreción. No hay excusa aceptable para esta exclusión deliberada durante una pandemia”, precisó la sentencia divulgada ayer.

Dos hombres encarcelados en Rikers Islanduno de ellos de origen hispano, presentaron el pasado 4 de febrero la petición judicial de ser incluidos en un plan de inoculación, con el apoyo de una amplia coalición de defensores públicos y defensores de la ciudad de Nueva York.

Alberto Frías, de 24 años, según compartió el medio digital “Court House News Service” explicó que las condiciones de la cárcel le hicieron temer por sus posibilidades de sobrevivir a la pandemia.

“El año pasado ha sido el más aterrador de mi vida. Tengo asma, y ​​cada día que pasa sin haberme vacunado me deja ansioso por ser la próxima persona en enfermarse o por transmitir el virus a otras personas. Se trata de un área insalubre, en donde comemos juntos, usamos las mismas duchas y la gente camina sin máscaras”, detalló el recluso en su petición de 33 páginas.

Nueva York: Shows de Broadway pueden volver en septiembre

A pesar del descenso en las cifras del coronavirus y el aumento de la vacunación, el telón en los shows de Broadway todavía no podrá ser levantado hasta que se desarrolle un plan que permita la vuelta del público a los teatros de manera segura. Y la meta es que esto ocurra para el próximo septiembre.

Al reconocer que esta industria es uno de los íconos más importantes de la Gran Manzana, y uno de los motores que mueve la economía con la atracción de millones de turistas cada año, el alcalde Bill de Blasio detalló este jueves varios paso que tomará su Administración para lograr que Broadway reabra de manera segura.

“El espectáculo debe continuar”, dijo el Alcalde, haciendo uso de la conocida expresión que se utilizar en esta industria.

“Y el espectáculo continuará, en Broadway y fuera de Broadway cuando lleguemos al otoño. Y estamos muy emocionados por eso. Pero el trabajo que tenemos que hacer ahora para preparar a la comunidad del teatro, para asegurarnos de que esta industria extraordinariamente maravillosa e importante esté lista para el otoño, tenemos que hacerlo ahora”, enfatizó.

El mandatario indicó que como parte de las medidas que se pondrán en marcha en las próximas semanas, destaca la apertura de centros de vacunación dedicados a los trabajadores de Broadway. Además, se instalarán unidades móviles para hacer pruebas de COVID-19 cerca de los teatros y se pondrán en prácticas planes para manejar a las multitudes antes y después de las funciones.

Además de las medias que tomará la Alcaldía, De Blasio pidió a las autoridades del Estado que provean a la Ciudad guías sobre cómo realizar el este proceso de reapertura, pero advirtió que si eso no ocurre, la Ciudad determinará sus propias reglas. “Si por alguna razón, el Estado no lo hace, propondremos nuestras propias ideas porque es importante hacerlo bien. Ha sido muy largo el tiempo de espera para que regresen los espectáculos de Broadway”.