PANDEMIA

Turistas enfrentan restricciones al aumentar casos de Coronavirus en el mundo

 Los países que en el verano tuvieron un respiro de los brotes de coronavirus ahora están registrando un rápido aumento en los nuevos casos, lo que está generando temor entre las autoridades de que lo logrado con meses de esfuerzos se perderá en cuestión de días al regresar a casa los turistas.

Nuevas restricciones en actividades recreativas acompañaron las últimas semanas de las vacaciones de verano en Europa. El gobierno italiano cerró centros nocturnos, exigió uso de mascarillas de las 6 de la tarde a las 6 de la mañana en lugares en donde personas se podrían reunir y comenzó a hacer pruebas a quienes llegaban de España, Grecia, Malta y Croacia.

“Nuestra prioridad debe ser reabrir las escuelas en septiembre de forma totalmente segura”, dijo el ministro de salud italiano Roberto Speranza. Las escuelas están cerradas en todo Italia desde principios de marzo.

Las dos ciudades más grandes de Francia, París y Marsella, ampliaron las zonas en donde se requiere usar cubrebocas y el gobierno francés envió policías antimotines a la región de Marsella para vigilar que se cumpla con la orden.

En Grecia, funcionarios de salud atribuyen muchas infecciones nuevas a recepciones de bodas y a que las personas ignoran el distanciamiento social y otras medidas de protección mientras están de vacaciones. Las autoridades comenzaron a hacer revisiones a pasajeros de ferris que llegan de las islas.

En Líbano, los contagios han aumentado tras la explosión devastadora en el puerto de Beirut, lo que provocó que funcionarios médicos solicitaran el lunes una cuarentena de dos semanas. La explosión de hace dos semanas abrumó los hospitales de la ciudad y causó fuertes daños a dos que eran centrales en la atención de pacientes con COVID-19.

Un nuevo brote en la Auckland, Nueva Zelanda, provocó que la primera ministra Jacinda Arden retrasara cuatro semanas la elección nacional.

En Corea del Sur, un pastor conservador, crítico del presidente, dio positivo al coronavirus, informaron el lunes las autoridades, dos días después de que participara en una protesta en contra del gobierno en Seúl que atrajo a miles de personas.

Más de 300 casos se han vinculado a la enorme iglesia del reverendo Jun Kwang-hun en el norte de Seúl, que se ha convertido en un enorme centro de infecciones mientras aumentan los temores de un brote masivo en la zona metropolitana de la capital.

En Sudáfrica, que lleva cinco meses con una de las cuarentenas más largas y estrictas del mundo, esas restricciones finalmente muestran señales de progreso. A partir del martes se reanudará la venta de licor y tabaco, y se permitirá la reapertura de bares, restaurantes, gimnasios y sitios religiosos.

Por pandemia mundial, británicos y alemanes no pasarán sus vacaciones en las islas Baleares de España

Todos los turoperadores alemanes han decidido cancelar desde el sábado sus viajes organizados a las Islas Baleares tras la advertencia del Gobierno alemán por el repunte de los casos de coronavirus en España, informó la Asociación Alemana de Turismo (DRV). Este pasado viernes, la mayor turoperadora del mundo, TUI, anunció la cancelación de los paquetes de viaje a España, a excepción de las Islas Canarias.

La organización ha explicado en un comunicado que es un “procedimiento normal” que los turoperadores cancelen los paquetes cerrados si el gobierno desaconseja los desplazamientos a una región, tal y como hizo este viernes Berlín para toda España (excepto Canarias) por motivo de la pandemia de covid-19. Las cancelaciones se irán anunciando de semana en semana, para poder ir analizando la situación sanitaria en las islas y actuar de forma proporcionada.

La DRV señaló asimismo que en estos momentos están veraneando en las Islas Baleares unos 30.000 alemanes con viajes organizados y dijo no poder estimar cuántos tratarán de adelantar el regreso a casa tras la decisión del Ejecutivo alemán.

TUI garantizará un cambio de reserva a las personas que aún no hayan comenzado sus vacaciones

La alemana TUI, el mayor turoperador del mundo, ya ha anunciado que facilitará el regreso anticipado a sus clientes en España y que permitirá un cambio de reserva a quienes aún no hayan comenzado las vacaciones. Los hosteleros de las Islas Canarias confían en que parte de las cancelaciones de Baleares deriven en un cambio a su territorio y así, poder salvar parte de la temporada.

El Gobierno alemán incluyó el viernes a España, salvo las islas Canarias, en la lista de regiones de riesgo a las que se desaconseja viajar, en las que se encuentran cerca de 140 países. La decisión se tomó en base a una serie de criterios, entre los que se incluye el número relativo de casos. A partir de 50 nuevos infectados en siete días por cada 100.000 habitantes, el Instituto Robert Koch, centro epidemiológico de referencia en Alemania, los denomina zonas de riesgo. Hasta ahora estaban dentro de esta clasificación cinco comunidades autónomas españolas: Cataluña, Aragón y Navarra, que fueron incluidas a finales de julio, y Madrid y País Vasco, desde el pasado día 10.

La decisión de Alemania, dos semanas después de que Reino Unido impusiera una cuarentena para las personas que regresaran a su país desde España debido a los datos de aumento de los contagios ha terminado de dar la puntilla definitiva al turismo español. Británicos y alemanes son los dos principales grupos de turistas que eligen España como destino internacional para pasar sus vacaciones.

Para España el turismo es su principal sector económico, tanto por porcentaje del PIB como por empleo.

Vea cual es el riesgo de superpropagación del COVID-19, en protestas por muerte de George Floyd

Del distanciamiento social a la aglomeración de personas en las calles.

En pocos días, Estados Unidos pasó de protagonizar los titulares como el país con más muertos por covid-19, al alcanzar los 100.000, a ser noticia por las protestas en decenas de ciudades por la muerte del afroestadounidense George Floyd en custodia policial en Minneapolis, Minnesota.

La indignación por la muerte de Floyd llevó a miles de personas a salir a las calles a protestar, en muchos casos de manera pacífica.

Pero en otros, los manifestantes se enfrentaron con la policía, provocando incendios, destrozos y saqueos, lo que llevó a activar la Guardia Nacional en varios estados e implementar medidas de toque de queda.

Todas estas protestas se dan en medio de la pandemia del nuevo coronavirus que sigue vigente y en la que una de las recomendaciones principales para evitar el contagio es el distanciamiento social.

Si bien las manifestaciones se producen al aire libre, lo que podría frenar la transmisión del virus, y muchos de los manifestantes usan máscaras, los riesgos de contagio son claros.

“Existe una clara posibilidad de que estas marchas y protestas contribuyan a la propagación, asegura Joel Wertheim, profesor asistente de Medicina de la Universidad de California, San Diego (EE.UU.).

“Cada vez que grandes grupos de personas se reúnen en medio de una epidemia o pandemia, existe el riesgo de superpropagación en los que una persona contagiosa puede infectar decenas de otras personas a la vez”, dice el especialista a BBC Mundo.