PLAN DE AYUDA

Biden propondría aumento de impuestos a los más ricos para financiar su plan de US$ 1,8 billones

El Presidente estadounidense, Joe Biden, propondrá aumentar los impuestos a las ganancias de inversión de las personas más ricas con el fin de financiar su nuevo plan para ayudar a las familias estadounidenses, dijo el lunes un importante economista de la Casa Blanca.

Se espera que Biden difunda esta semana su plan de 1,8 billones que subvencionará los gastos de las familias estadounidenses en cuidado infantil y otorgará licencia familiar, paga y colegio comunitario gratuito.

El aumento de la tasa sobre las ganancias obtenidas de la venta de acciones y otros activos solo afectará a aquellos que ganan un millón de dólares al año, una pequeña franja de los contribuyentes que comprende a 500.000 personas, dijo Brian Deese, director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca.

“Este cambio solo se aplicará al 0,3% de los contribuyentes, que no es el 1% mas rico, ni siquiera la mitad superior del 1%”, dijo a los periodistas, citando los datos de la declaración de impuestos de 2018.

El cambio ayudará a “compensar el costo a largo plazo de las inversiones al hacer reformas a nuestro código tributario que recompensen el trabajo y no solo la riqueza”, dijo Deese.

El economista no proporcionó detalles sobre la nueva tasa, pero medios de comunicación citaron la semana pasada a funcionarios según los cuales el plan aumentará la tasa impositiva sobre las ganancias de capital del 20% al 39,6%.

La Cámara de Representantes pódría aprobar cheque de estímulo hoy martes

La Cámara de Representantes podría aprobar este martes sin problemas el Plan de Rescate Estadounidense del presidente Joe Biden.

Algunos demócratas han criticado los cambios hechos en el Senado al proyecto original avalado preciamente en la Cámara, pero la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi (California), podría mantener la unidad en su bancada, aunque se espera un intento obstruccionista de los republicanos, quienes votaron en contra del plan.

La representante Pramila Jayapal (Washington), quien lidera el Caucus Progresista, ha enviado mensaje de unidad, aunque reconoce que hubo ajustes al paquete de $1.9 billones de dólares.

“Es importante destacar que, a pesar de que creemos que cualquier debilitamiento de las disposiciones de la Cámara fue una mala política y una mala política, la realidad es que las enmiendas finales fueron concesiones relativamente menores”, consideró.

La Administración Biden confía en que no haya sorpresas en la Cámara y esta misma semana el presidente firme la ley. La secretaria del Tesoro, Janet Yellen insistió en la importancia de más ayuda lo antes posible ante la crisis causada por la pandemia de COVID-19.

En un diálogo con la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, para el Día Internacional de la Mujer, hizo énfasis en cómo el plan podría evitar una crisis mayor, alargada como la de 2008.

“(Esto) para evitar lo que tuvimos después de la crisis financiera, que duró casi una década, antes de que la economía volviera al pleno empleo… No queremos ver eso esta vez”, expresó sobre el paquete que incluye los $1,400 dólares directos a estadounidenses.

Este jueves, el presidente Biden dará su primer discurso televisado, donde hablará de COVID-19 y es posible que previamente firme la ley que aprobaría la Cámara.

Senado de EE.UU. aprueba paquete de estímulo de Biden con cheques de $1,400 y otras ayudas

La mayoría demócrata en el Senado federal aprobó este sábado su versión del “Plan de Rescate Estadounidense” de $1.9 billones de dólares que incluye los cheques de estímulo de $1,400 y una extensión de $300 semanales por desempleo hasta septiembre.

La aprobación en el Senado se dio luego de que la votación final en el pleno iniciara después de las 12 del mediodía.

La votación fue de 50-49.

“Yo quiero que los estadounidenses sepan que más ayuda está en camino con el ‘Plan de Rescate Estadounidense”, lee un tuit compartido por el portavoz de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, poco después de las 12.

En un tuit posterior a eso de las 12:25 p.m., Schumer confirmó la aprobación.

“Los demócratas en el Senado acaban de pasar el grande y audaz ‘Plan de Rescate Estadounidense’ para los estadounidenses de todo el país”, añade el mensaje.

El visto bueno del Senado ocurrió luego de una maratónica sesión en la que se presentaron varios enmiendas como parte del proceso conocido como “vote-a-rama”.

El proceso se extendió desde el mediodía de ayer hasta la madrugada del sábado por unas 12 horas.

Entrada la mañana de hoy, los senadores retomaron el trámite legislativo con la evaluación de 14 enmiendas.

La propuesta de ley aprobada en el Senado ahora deberá pasar nuevamente a la Cámara de Representantes para que sus miembros ratifiquen los cambios realizados en la Cámara Alta.

Paquete de estímulo económico avanza en la Cámara con el cheque de $1,400

El paquete de ayuda económica contra COVID-19 avanza en la Cámara de Representantes.

Este lunes con 19 votos a favor y 16 en contra, el Comité de Presupuesto, presidido por el demócrata John Yarmuth (Kentucky), avaló el proyecto de ley de $1.9 billones de dólares, el cual recomienda para su aprobación en el pleno.

“Sin recursos adicionales, nunca llegaremos a donde necesitamos estar… No vamos a esperar. Vamos a aprobar esta legislación y vamos a darle la vuelta a esta pandemia y crisis económica”, dijo Yarmuth.

Sin embargo, los republicanos expresaron varias críticas y objeciones al proyecto, como el representante Jason Smith (Missouri), quien intentó retrasar indefinidamente el plan, pero su propuesta fue rechazada.

“Este es el plan equivocado en el momento equivocado y por todas las razones equivocadas”, dijo Smith. “No estoy tratando de anular su legislación”, agregó en defensa a su moción.

La votación es un nuevo paso en el complicado proceso legislativo para lograr el proyecto impulsado por el presidente Joe Biden, el cual incluye un cheque directo de $1,400 dólares a estadounidenses y un apoyo fiscal para niños de hasta $3,600 dólares.

Los republicanos insistieron con sus críticas al incremento del salario mínimo a $15 dólares, así como el envío de fondos a gobiernos estatales y locales.

La intención de los demócratas es aprobar el plan antes del 14 de marzo, pues ese día concluye la distribución de fondos federales aprobados en diciembre pasado.

El presidente  confía en que paquete pueda ser avalado lo antes posible y se lanzó contra sus críticos.

“Los críticos dicen que el plan es demasiado grande… Déjame hacerles una pregunta retórica: ¿Qué querrías que recortara? ¿Qué dejarías fuera?”, indicó este lunes.

La republicana Lauren Boebert (Colorado) dijo que el 90% de los recursos contemplado no están dirigidos a luchar contra la pandemia, pero olvidó mencionar que las familias y negocios enfrentan problemas económicos ante la crisis por coronavirus.

Si esta semana la Cámara aprueba en el pleno el paquete de ayuda, el Senado podría avalarlo a más tardar la siguiente semana.

Los primeros depósitos directo a estadounidenses ocurrirían la segunda semana de marzo.

$8,200 recibirá una familia de cuatro con nuevo paquete de estímulo económico

El paquete económico impulsado por el presidente Joe Biden y respaldado por los demócratas en el Congreso otorgarían $8,200 dólares de ayuda directa a una familia de cuatro personas.

La cifra fue revelada en conferencia de prensa por el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer (Nueva York), quien destacó el triunfo de los demócratas en Georgia para lograr un nuevo paquete de ayuda contra la pandemia de COVID-19.

“Aquí hay un pequeño número, $8,200 (dólares). Una familia que gana $75,000 (al año) y tiene dos hijos, en otras palabras, una familia de cuatro con dos hijos, recibirá $8,200 en ayuda directa adicional”, adelantó el senador.

Schumer precisó que el apoyo contempla distintos programas.

“Eso es entre los pagos directos y la duplicación del crédito tributario por hijos que la Cámara ya informó, y ambos tienen un gran apoyo entre los demócratas en el Senado”, indicó el demócrata en referencia a los $2,800 dólares que recibiría una pareja que presentó sus impuestos en forma conjunta, adicional al crédito fiscal para enviar hasta $3,600 dólares por menor entre 6 y 17 años.

Schumer insistió que esto será posible con la mayoría demócrata en el Senado, lograda con los triunfos en Georgia de Jon Ossoff, y el reverendo Raphael Warnock, quienes lo escoltaron en la conferencia de prensa.

“Están trabajando junto a los demócratas en el Senado para entregar el alivio contra COVID-19 que tanto necesitan en su estado de origen”, dijo Schumer.

Señaló que “las elecciones tienen consecuencias” y dijo que si su partido no hubiera logrado la mayoría, el líder republicno, Mitch McConnell (Kentucky), “no estaría trabajando” en el paquete de estímulo.

“La incorporación de estos dos hombres al Senado hace que eso sea muy, muy probable y muy, muy real”, expresó.

El proyecto se integra bajo la figura de Reconciliación de Presupuesto y se espera su aprobación en tres semanas.

Biden dice que está abierto a negociar los cheques de estímulo de $1,400

El presidente Joe Biden dijo el lunes que está abierto a negociar los criterios de elegibilidad del cheque de estímulo de $1,400 dólares que él mismo propuso. El presidente hace así un guiño a legisladores que han dicho que la ayuda debería ir más dirigida a las personas con ingresos más bajos.

Los dos pagos directos que se han hechos hasta ahora han beneficiado a quienes ganan menos de $75,000 dólares (menos de $150,000 dólares en caso de matrimonios que hagan declaración conjunta).

¿Limitar cheques de estímulo?

Economistas conservadores consideran que los cheques no se deben enviar a todo el mundo porque, según ellos, hay gente que no necesita el dinero. Sin embargo, hay casi 10 millones más de estadounidenses desempleados desde que comenzó la pandemia, según The New York Times. Y una ayuda como esta puede llegar rápido y sin que las personas tengan que realizar trámites.

Quienes sí están a favor de las ayudas económicas en los términos en los que han sido propuestas argumentan que significan mucho más para una familia de bajos ingresos, que también son quienes antes antes utilizan el dinero para cubrir sus gastos de primera necesidad.

Otra propuesta de restricción

El representante republicano de Ohio, Steve Stivers, también ha propuesto limitar la recepción del próximo cheque de estímulo a personas que se pongan la vacuna del coronavirus.

Según dijo Stivers en una entrevista en Yahoo Live, “es importante alcanzar la inmunidad de rebaño lo antes posible”. “Si bien no estoy a favor de dar un cheque de estímulo de $ 1,400 por nada, estaría dispuesto a aprobar un cheque de estímulo de $ 1,400 para las personas que se vacunen”, explicó.

Piden acelerar entrega de cupones de alimentación a estadounidenses vulnerables

Desde antes de llegar a la presidencia de los Estados Unidos, Joe Biden había prometido varias medidas para buscar curar a un país que se encuentra sufriendo mucho debido a la pandemia por coronavirus, pero que también arrastraba otros problemas sociales fuertes. 

Es por ello que tan sólo horas después de haber llegado a la Casa Blanca firmó varias órdenes ejecutivas, entre las que destaca ampliar la ayuda para alimentos con los cupones para 30 millones de personas que se encuentran con dificultades.

“Tenemos herramientas para ayudar a la gente, así que usemoslas. Debemos actuar decisiva y audazmente, como si estuviéramos en una emergencia nacional; y hacerlo unidos, como estadounidenses, no como demócratas o republicanos” fueron las palabras de Biden antes de firmar los decretos.

Reacciones a la Orden 

Brian Deese, quien funge como director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca señaló en una reunión con periodistas previo al anuncio de las medidas tomadas por Biden que “casi 30 millones de estadounidenses sufren por no tener suficiente para comer. Esto incluye a uno de cada cinco adultos negros y latinos, según el cómputo más reciente”.

En un país donde las escuelas hoy cerradas proporcionaban comidas diarias a los estudiantes de familias desfavorecidas, se estima que alrededor de 12 millones de niños tampoco comen lo suficiente, de ahí la insistencia del presidente en reabrir los colegios cuanto antes.

De esta manera, la idea del demócrata es aumentar un 15% la cantidad del dinero que el gobierno deposita en las tarjetas EBT para reflejar el coste de las comidas perdidas. Actualmente se ingresan hasta 5,7 dólares al día por niño en edad escolar.

Joe Biden se propone un plan de estímulo de $1.9 billones para el rescate económico

El presidente electo Joe Biden dará a conocer en las próximas horas su ambicioso plan de ayuda económica para el país, que incluye proponer al Congreso que apruebe un paquete valorado en $1.9 billones de dólares (trillions en inglés, es decir, 11 ceros detrás del nueve).

Se espera que Biden dé a conocer el jueves por la noche un plan de ayuda realmente radical que los demócratas han exigido durante meses y que es el gran cambio a la respuesta del gobierno federal a la pandemia de coronavirus y a la crisis económica, mientras el presidente electo se prepara para asumir el cargo.

El ambicioso plan asegura:

  • Más de $400 mil millones dólares para combatir la pandemia directamente, incluida la aceleración del despliegue de vacunas y la reapertura segura de la mayoría de las escuelas dentro de los 100 días posteriores a la aprobación
  • $350 mil millones para ayudar a los gobiernos estatales y locales a superar los déficits presupuestarios.
  • Más ayuda para los trabajadores y las familias, incluidos pagos directos de $1,400 dólares, beneficios de desempleo más generosos, licencias pagadas por mandato federal para los trabajadores y grandes subsidios para los costos del cuidado infantil

Biden detallará su llamado Plan de Rescate Estadounidense, que él y su equipo económico han estado preparando, en un discurso vespertino desde Delaware.

Joe Biden dice que $600 “no son suficientes” y pide aumentar el cheque de estímulo a $2,000

El presidente electo de los Estados Unidos, Joe Biden, expresó en sus redes sociales que el cheque de estímulo de $600 aprobado por la legislatura federal no es suficiente para aliviar la crisis provocada por la pandemia del COVID-19 en la ciudadanía e hizo un llamado a que se evalúe la propuesta de aumentar el mismo a $2,000.

“$600 no es suficiente cuando tienes que escoger entre pagar la renta o poner comida sobre la mesa. Necesitamos cheques de estímulo de $2,000”, indicó en la plataforma Facebook.

En Estados Unidos ya algunos ciudadanos han recibido el estímulo de $600 ya que se comenzó por aquellas personas que presentaron sus impuestos del año 2019. En Puerto Rico aún se espera que el Servicio de Rentas Internas (IRS), apruebe el plan de distribución que presentó el Departamento de Hacienda.

Siguen las negociaciones en el Congreso para aprobar paquete de ayuda económica

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, y el secretario del Departamento del Tesoro, Steve Mnuchin, acordaron continuar con las negociaciones para aprobar un paquete de estímulo económico por la pandemia antes de las elecciones presidenciales.

“La presidenta y el secretario Mnuchin hablaron este martes a las 3:00 p.m. durante aproximadamente 45 minutos. Su conversación proporcionó más claridad y puntos en común a medida que se acercan a un acuerdo”, tuiteó este lunes por la tarde Drew Hammil, subjefa de personal de Pelosi.

El anuncio se produce en la fecha límite que Pelosi había marcado para llegar a un acuerdo sobre las ayudas, que podrían o no incluir un cheque de $1,200 dólares para los estadounidenses, dependiendo del resultado de las negociaciones.

Pelosi aclaró este lunes que la fecha límite que ella misma impuso hace dos días no significaba que se llegaría a un acuerdo concreto hoy, sino que se sentarían los términos necesarios para continuar negociando.
“No es que este día fuese el día en que llegaríamos a un acuerdo”, dijo Pelosi durante una entrevista en Bloomberg. “Era un día en que tendríamos los términos sobre la mesa para poder dar el siguiente paso. Insisto, la legislación toma mucho tiempo”.

Las conversaciones entre Pelosi y Mnuchin continuarán mañana, mientras los presidentes de los comités en el Congreso se encargan de resolver diferencias sobre el nivel de financiamiento y el lenguaje del posible proyecto de ley, agregó Hammil.

La aprobación de un nuevo paquete de ayuda económica ha estado envuelta en dudas desde el inicio de las negociaciones hace cinco meses. Por un lado, porque las pláticas entre los demócratas y la Casa Blanca se han prolongado durante semanas sin llegar a un trato definitivo. Y, por otro lado, porque incluso en el caso de que se concretara ese acuerdo, nada asegura que los republicanos lo aprobarían.

Si bien en público el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, republicano por Kentucky, dijo este martes que pasaría a votación ante el pleno de esa cámara legislativa cualquier proyecto de ley de estímulo económico en el que estuvieran de acuerdo Pelosi y Mnuchin, en privado mandó un mensaje muy distinto.

“Bueno, sí. Si un proyecto de ley aprobado por la presidencia pasa por la Cámara Baja, eventualmente lo presentaremos ante el pleno, así es”, dijo McConnell a periodistas en el Capitolio este martes.

Sin embargo, tres fuentes con conocimiento del tema consultadas por la agencia de noticias The Associated Press aseguraron que el líder republicano le dijo a sus compañeros de partido que le había recomendado a la Casa Blanca que no llegara a un acuerdo con Pelosi que consideraba inequitativo, porque podría dividir la bancada de cara a las elecciones del 3 de noviembre.

Pelosi y Mnuchin retoman conversaciones por el cheque estímulo; monto de ayuda a estados es el desacuerdo

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, retomaron las conversaciones por un nuevo acuerdo para sacar adelante un paquete aconómico para enfrentar las consecuencias del coronavirus este miércoles por la mañana, pero nuevamente no llegaron a un acuerdo.

Los políticos hablaron por teléfono y tuvo discusiones “productivas” sobre las propuestas de ayuda presentadas durante el fin de semana, dijo el portavoz de Pelosi, Drew Hammill, en un tuit. Agregó que “un punto importante de desacuerdo sigue siendo que la Casa Blanca no comprende la necesidad de un plan de prueba estratégico nacional” contra el COVID-19.

Pelosi y Mnuchin, los negociadores principales en las conversaciones sobre ayuda entre la Casa Blanca y los demócratas del Congreso, volverán a hablar el jueves. Mnuchin dijo el miércoles que él y Pelosi “tuvieron una discusión exhaustiva sobre muchos temas”.

“Continuamos avanzando en ciertos temas, pero en otros aún estamos muy separados”, dijo en la Conferencia Global del Milken Institute.

El secretario del Tesoro, quien durante el fin de semana instó al Congreso a permitir que las empresas accedan a un segundo préstamo del Programa de Protección de Cheques de Pago de $130 billones en fondos no utilizados, dijo que el “enfoque de todo o nada” en la legislación “no tiene sentido” y admitió que “hacer algo antes de las elecciones y ejecutarlo sería difícil”.

Los negociadores han hecho un último esfuerzo para llegar a un acuerdo de estímulo antes de las elecciones de 2020. Pero las posibilidades de que el Congreso apruebe nueva ayuda antes del 3 de noviembre se han reducido a medida que el Senado, en manos de los republicanos, presiona para votar un plan más estrecho que el propuesto por la Casa Blanca o los demócratas.

Si bien Trump canceló las conversaciones hasta después de las elecciones, cambió de rumbo mientras enfrenta una dura lucha para quedarse un segundo mandato en la Casa Blanca. Pelosi, cuyo partido aprobó un proyecto de ley de auxilio de $2.2 trillones de dólares en la Cámara, ha descartado la última propuesta de la Casa Blanca por $1.8 trillones de dólares.

El principal punto de desencuentro es la ayuda federal a los estados. Los demócratas han propuesto $436 billones en ayuda para los gobiernos estatales y locales, que han recortado servicios esenciales a medida que enfrentan mayores costos y menores ingresos durante la pandemia. Mnuchin sólo ofreció $300 billones.

Trump volvió a criticar la ayuda estatal y local el miércoles. Dijo que quiere “ver a los demócratas relajarse un poco” porque “todo lo que quieren hacer es rescatar a sus ciudades y estados mal administrados”.

La Asociación Nacional de Gobernadores, bipartidista, ha pedido repetidamente al Congreso $500 billones más en ayuda. Mnuchin señaló el miércoles que los gobiernos que despiden a empleados, como bomberos, “tendrían un costo para el gobierno federal en el desempleo, pero también un costo para la economía”.

El proyecto de ley de los demócratas también restablece el seguro federal de desempleo mejorado de $600 dólares semanales hasta enero. La propuesta de la Casa Blanca establecería un beneficio semanal de sólo $400 dólares hasta la tercera semana de enero.

Denuncian que republicanos insisten en aprobar plan de ayuda sin cheques de estímulo

Mientras que Nancy Pelosi y la Casa Blanca continuaron sus negociaciones este miércoles para un nuevo y amplio paquete de alivio económico, los republicanos del Senado insistieron en una legislación mucho más “flaca” que no incluye una segunda ronda de cheques de estímulo.

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro y negociador de la Casa Blanca, declaró que no espera que se promulgara un paquete de ayuda económica antes de las elecciones del 3 de noviembre, porque todavía las partes no han logrado zanjar sus diferencias.

Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana del Senado, afirmó que la primera orden del día de la Cámara alta cuando regrese el lunes será votar sobre un proyecto de ley de alivio de $500 mil millones, que incluye más dinero para el Programa de Protección de Nóminas (PPP) de ayuda para las pequeñas empresas.

McConnell agregó que su proyecto de ley incluiría además ayuda para las escuelas y protecciones de responsabilidad para las empresas, que buscan los republicanos.

El presidente Donald Trump, quien canceló las conversaciones de alivio del coronavirus la semana pasada, las reinició pocos días después, y ahora presiona nuevamente a los legisladores martes para que aprueben un paquete “¡¡¡A lo grande o váyanse a casa !!!”

Mientras, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, criticó el martes el giro de Trump.

“Después de su tuit, el mercado de valores cayó y él también en las encuestas”, dijo Pelosi sobre la afirmación de Trump la semana pasada de que no habría un paquete de ayuda antes de las elecciones.

Tanto Pelosi como McConnell rechazaron una oferta de la Casa Blanca por un paquete de ayuda para el coronavirus de $1.8 billones que sí incluye los cheques de estímulo.

La propuesta se acerca aún más a la propuesta demócrata de $2.2 billones, pero la líder consideró que la oferta del gobierno no es suficiente.

Pelosi defendió su postura el martes cuando un entrevistador de CNN le pidió que respondiera a un demócrata progresista, el representante Ro Khanna, quien la había instado a aceptar la propuesta de la Casa Blanca en lugar de esperar hasta febrero del próximo año, cuando los demócratas también pueden controlar el Senado y el Casa Blanca.