REFUGIADOS

Presidente Duque reitera compromiso de Colombia con la protección de migrantes venezolanos

El presidente colombiano Iván Duque reiteró, con motivo del día Mundial del Refugiado y del Desplazado, el compromiso de su país para acompañar, atender y proteger a los migrantes que huyen de sus propias naciones buscando una vida más digna. 

“Colombia sin ser un país rico, pero siendo un país de inmensa riqueza en fraternidad, ha marcado un hito histórico en la política migratoria mundial”, expresó Duque en una declaración pública.

Parte del compromiso de su gobierno es la implementación del Estatuto de Protección Temporal para los migrantes venezolanos, el cual pretende beneficiar a unos dos millones de ciudadanos que han llegado huyendo de la crisis económica y social en su país.

En su intervención, en la que estuvo acompañado del alto comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur), Filippo Grandi, el presidente subrayó que el Estatuto de Protección Temporal va a estar acompañado de oportunidades y atención a la población más vulnerable. 

Por su parte, Grandi manifestó que “Fue un honor estar con el presidente

Iván Duque cuando anunció el Estatuto Temporal de Protección para los venezolanos en Colombia”.

“Ya tenemos más de un millón de inscritos en el sistema del Estatuto de Protección Temporal que recibirán su tarjeta para el mes de diciembre y esperamos llegar a 1,8 millones de migrantes conforme a nuestra meta para el mes de agosto de 2020”, adelantó el mandatario.

Para Duque, la acogida de los migrantes venezolanos representa “un gesto de paz incontrovertible” y un “compromiso irrestricto por la protección de los derechos humanos” que espera fortalezca “los lazos entre Colombia y Venezuela”.

Sirios, palestinos y venezolanos encabezan la lista de refugiados en el mundo

Los datos revelados el viernes (18.6.2021) por el informe anual de la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), publicado en vísperas del Día Mundial de los Refugiados, son elocuentes. 2020 fue el noveno año consecutivo de aumento de refugiados y desplazados, incremento que ha hecho que, actualmente, haya más del doble de personas desplazadas de manera forzosa que hace una década, cuando la cifra estaba por debajo de los 40 millones.

A lo largo de 2020, el número de refugiados y desplazados internos creció un 4 por ciento con respecto a los 79,5 millones que había a finales de 2019, “Creo que esto es algo muy significativo, porque estamos hablando de 2020. Estamos hablando del año de la pandemia, del año en el que no nos movimos, en el que estuvimos confinados. Y, a pesar de eso, hay tres millones de personas más que se vieron obligadas a huir por discriminación, persecución y otras formas de violencia”, destacó en una conferencia de prensa el alto comisionado de la ONU para los refugiados, Filippo Grandi.

Las cifras de ACNUR engloban a personas en situaciones muy distintas e incluyen refugiados internacionales, demandantes de asilo y desplazados dentro de sus propios países, así como millones de venezolanos que han dejado sus hogares y que no figuran oficialmente dentro de ninguno de esos grupos.

Sirios, palestinos y venezolanos

Entre quienes se han visto obligados a huir de su país, los sirios siguen siendo el mayor contingente, con unos 6,8 millones de desplazados internacionales como consecuencia de la guerra, seguidos de los palestinos, con unos 5,7 millones. Los venezolanos constituyen el tercer mayor grupo, con unos 4,9 millones de personas, según las cifras de ACNUR, que además no incluyen a quienes están desplazados fuera de la región de América Latina y el Caribe.Volume 90% 

Biden eleva a 62.500 la cuota anual de refugiados admitidos

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció ayer un aumento de la cuota anual de refugiados que acoge el país hasta los 62.500, frente a los 15.000 que había marcado su predecesor, Donald Trump, y que no había sido modificado hasta ahora por la nueva Administración.

En un comunicado, Biden anuncia esta decisión que, según subraya, “elimina” el límite de la Administración anterior, que “no representaba los valores de Estados Unidos como una nación que da la bienvenida y apoya a los refugiados”.

Con este anuncio, Biden confirma el compromiso que la Casa Blanca adquirió hace dos semanas, cuando tuvo que rectificar y comprometerse al aumento de la cuota, después del aluvión de críticas recibido por parte de varias organizaciones, incluido su partido, el demócrata, cuando sugirió que se mantendría el límite de 15.000 refugiados de Trump.

En el comunicado de este lunes, Biden defendió “actuar” y acabar así con las “dudas”, y aseguró que el Programa Estadounidense de Admisión de Refugiados compromete a este país a “proteger a los más vulnerables” y servir de “faro de libertad y refugio en el mundo”.

“Es una muestra de lo que somos y lo que queremos ser. Por eso vamos a reconstruir lo que se ha roto y a presionar para completar el proceso de entrada” de quienes están ya en trámites para su admisión, afirmó.

En el comunicado, Biden admitió, no obstante, que no se podrá alcanzar la cifra de 62.500 y que llevará tiempo deshacer el daño hecho por la anterior Administración.