Visiblemente tristes, muchos se dieron cita en la sede del periódico para adquirir el último número, una publicación especial de millón de copias tras 26 años de existencia.

Cientos de hongkoneses hicieron cola en la madrugada del jueves (24.06.2021) en la sede de Apple Daily para adquirir la última edición de la cabecera, crítica con Pekín, que se publica después de que las autoridades congelaran sus activos en virtud de la ley de seguridad que China impuso en Hong Kong.

La empresa editora del rotativo, Next Digital, anunció ayer el cese de sus operaciones por la “actual situación en Hong Kong”, donde varios de sus directivos también han sido detenidos en los últimos días acusados de “confabular con fuerzas extranjeras”, uno de los delitos tipificados en la citada ley de seguridad.

“Me siento como si fuera a asistir a la muerte de un familiar esta noche. Estoy muy triste, algo se va para siempre”, explicó a Efe por teléfono un hombre, Sung, que acudió a la sede del diario para mostrar su apoyo.

“El Apple Daily es un símbolo de la libertad en Hong Kong, la consciencia y el coraje de los hongkoneses. Es el único periódico que ha intentado proteger nuestras libertades hasta el final. Era la única luz en la oscuridad, y ahora se apaga abruptamente”, agregó.

El pasado jueves, más de 500 policías entraron en las dependencias de Apple Daily, se incautaron de ordenadores y documentos, y detuvieron al editor y al director del periódico hongkonés, acusados de “conspiración para la confabulación con fuerzas extranjeras”, que podría acarrear hasta cadena perpetua bajo la citada ley.

La ley ha sido fuertemente criticada por el movimiento prodemocrático de la ciudad, que considera que la legislación no solo castigará a la disidencia sino que también acabará con la autonomía y libertades de las que gozaba la excolonia británica.