RESULTADOS ELECCIONES EEUU

Recuento manual de votos confirma victoria de Biden en Georgia

El estado Georgia completó el recuento manual de todos los votos emitidos allí en las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre, y los resultados confirman la victoria de Joe Biden a nivel estatal, anunció el jueves el secretario de estado local Brad Raffensperger.

“La auditoría confirmó que el recuento a máquina original retrató con precisión al ganador de las elecciones”, indicó una declaración publicada en el sitio web del secretario de estado de Georgia.

La confirmación convierte a Biden en el primer candidato presidencial demócrata que gana el estado sureño de EE.UU. en casi tres décadas, a pesar de las acusaciones de fraude de su rival Donald Trump.

La victoria de Biden en Georgia, que no ha votado a los demócratas durante 28 años, es una dura derrota para Trump que busca anular los resultados de las elecciones en los Estados Unidos, al aumentar las impugnaciones legales infructuosas y extenderse en reclamos infundados de fraude electoral generalizado. 

Con cerca de cinco millones de votos emitidos en Georgia, Biden ganó por poco.  Unos 14.000 votos, según los resultados de la elección original. Ahora el demócrata está liderando la votación por 12.284 votos según los recuentos.

En tanto, el mandatario saliente ha intensificado su intento de voltear los resultados de las elecciones, mediante presiones a sus aliados en estados clave como Michigan, una una maniobra que Biden calificó este jueves de “irresponsable” y “dañina”.

Trump busca maniobra de reversión en Michigan

A pocos días de que se cierren los plazos de cada estado para certificar al ganador de los comicios, y ante la falta de resultados de su estrategia legal, Trump y su equipo han llevado a nuevos extremos su campaña para tratar de amoldar la realidad a su denuncia sin pruebas de que las elecciones fueron fraudulentas.

Este jueves, Trump invitó a los líderes republicanos del Congreso estatal de Michigan, controlado por su partido, a reunirse con él en la Casa Blanca este viernes, en un aparente intento de pedir su cooperación para subvertir el resultado en ese estado clave, que Biden ganó por un amplio margen de unos 157.000 votos.

Republicano gana en Alaska y acerca a su partido a la mayoría en el Senado

El senador Dan Sullivan (Alaska) logró la reelección, tras una cerrada batalla contra el demócrata Al Gross.

De este modo, el Partido Repulicano se acerca a asegurar las 51 posiciones en el próximo Congreso, pero hay dos elecciones en Georgia programadas para enero del 2021 y tiene altas posibilidades de alcanzarlas.

Gross fue un candidato independiente apoyado por demócratas y aunque estuvo cerca del triunfo no logró superar a su contendiente, quien intentó distanciarse del presidente Donald Trump.https://platform.twitter.com/embed/index.html?creatorScreenName=laopinionla&dnt=true&embedId=twitter-widget-0&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1326533121194463233&lang=es&origin=https%3A%2F%2Flaopinion.com%2F2020%2F11%2F11%2Frepublicano-gana-en-alaska-y-acerca-a-su-partido-a-la-mayoria-en-el-senado%2F&siteScreenName=laopinionla&theme=light&widgetsVersion=ed20a2b%3A1601588405575&width=550px

“Quiero felicitar a mi compañero de la Infantería de Marina, el senador Dan Sullivan por su victoria”, dijo el presidente del Comité Senatorial Republicano Nacional (NRSC), Todd Young (Indiana) en un comunicado.

Trump dice que Biden “se apresura a posar falsamente” como ganador tras proyección de medios

 El presidente, Donald Trump, denunció este sábado sin pruebas que decenas de miles de votos recibidos “ilegalmente” tras el cierre de los centros de votación en Pennsylvania, el estado más codiciado en la puja por la Casa Blanca, cambiaron “total y fácilmente” los resultados a favor de su rival demócrata, Joe Biden.

“Decenas de miles de votos fueron recibidos ilegalmente después de las 8 p.m. del martes, día de las elecciones, cambiando total y fácilmente los resultados en Pennsylvania y otros estados”, afirmó Trump en su cuenta de Twitter.

Según el mandatario republicano, “ilegalmente”, no se permitió observar “cientos de miles de votos” cuya ubicación no precisó, y advirtió que esto “TAMBIÉN cambiaría el resultado en numerosos estados, incluyendo Pennsylvania, que todos pensaron que fue fácilmente ganado en la noche de las elecciones”.

“Cosas malas ocurrieron durante esas horas donde la TRANSPARENCIA LEGAL fue viciosamente y crudamente no permitida. Tractores bloqueaban las puertas y las ventanas fueron cubiertas con un cartón grueso para que los observadores no pudieran ver dentro de las salas de conteo, añadió Trump, quien advirtió que hubo largos intervalos de tiempo en los que nadie pudo observar.

El hilo de mensajes de Trump, cuatro en total, fue posteriormente etiquetado por Twitter, que señaló que “parte o todo el contenido compartido en este tuit está en disputa y podría ser engañoso sobre una elección u otro proceso cívico”.

El conteo de los votos en Pennsylvania, que concede 20 delegados en el Colegio Electoral, se ha convertido en un asunto crucial en medio de las reñidas elecciones en Estados Unidos, en las que Trump se juega su reelección.

Biden arrebató el viernes el liderazgo a Trump, donde republicanos presentaron una petición urgente al Tribunal Supremo para que se aparten los votos por correo recibidos después del día de las elecciones en un intento de que sean anulados.

El Supremo aceptó ayer mismo la demanda y ordenó al estado de Pensilvania que separe los votos que llegaron después de la jornada electoral del 3 de noviembre, algo que ya contemplan los protocolos del estado.

Un día antes, la campaña de Trump había pedido a un tribunal federal que detuviera el conteo de todos los votos en Pensilvania, una acción emprendida después de que el miércoles interpusieran otra querella para conseguir que los observadores republicanos pudieran supervisar más de cerca el conteo de votos en ese estado.

Una corte estatal de Pennsylvania dio el jueves la razón al presidente y pidió que se permitiera a esos observadores acercarse más a las mesas donde se lleva a cabo el cómputo, pero la campaña de Trump denunció horas después que no se les estaba garantizando ese acceso.

Este sábado, Biden seguía liderando el conteo en los estados claves de Nevada, Georgia, Arizona y Pennsylvania, este último el premio más codiciado de las elecciones que podría decantar por sí solo la balanza a su favor.

Agencia EFE

Biden ganó en las ciudades y Trump en las zonas rurales

Estados Unidos es un país polarizado en materia electoral, y así lo ha mostrado la estrecha elección actual. Pero más allá de la división entre republicanos y demócratas o entre Trump y Biden en términos absolutos, la votación en 2020 deja en evidencia un patrón en cuanto a los apoyos partidistas: el electorado demócrata se concentra en las grandes ciudades, mientras que los votantes republicanos predominan por fuera de ellas.

En las 24 ciudades más pobladas del país ganó el candidato demócrata Joe Biden, según los resultados y proyecciones reportados por CNN. Solo en la número 25 del listado, Oklahoma City ––cuya población es de 655.000 habitantes de acuerdo al censo (datos de 2019)––, el presidente Donald Trump pudo obtener su mayor victoria en una ciudad grande.

A quién apoyaron las 25 ciudades más pobladas

Al tener en cuenta los reportes de los condados que contienen o incluyen las zonas metropolitanas se observa que en ellos el apoyo demócrata es mayoritario. En algunos condados el conteo no ha terminado, pero con base en los reportes de CNN, la mayoría consignada en la siguiente lista es la proyectada en este momento.

Incluso en estados tradicionalmente republicanos y en los que Trump obtuvo los votos electorales, como Texas (que tiene seis de las 25 ciudades más pobladas), Carolina del Norte (Charlotte), Indiana (Indianápolis) y Tennessee (Nashville), Biden ganó las grandes ciudades.

Esto también se ve en los estados en disputa: en Georgia, los condados que conforman el área metropolitana de Atlanta son demócratas, junto con ciudades como Savannah, Augusta y Columbia, mientras que la mayoría de condados son republicanos. En el estado de Pensilvania, Filadelfia y Pittsburgh son unos de los pocos puntos azules en un mapa rojo. En Nevada es aún más evidente: solo los condados Clark (Las Vegas) y Washoe (Reno) son demócratas.

  1. Nueva York, Nueva York: Biden 
  2. Los Ángeles, California: Biden 
  3. Chicago, Illinois: Biden 
  4. Houston, Texas: Biden 
  5. Phoenix, Arizona: Biden 
  6. Filadelfia, Pensilvania: Biden 
  7. San Antonio, Texas: Biden 
  8. San Diego, California: Biden 
  9. Dallas, Texas: Biden 
  10. San José, California: Biden 
  11. Austin, Texas: Biden 
  12. Jacksonville, Florida: Biden 
  13. Fort Worth, Texas: Biden 
  14. Columbus, Ohio: Biden 
  15. Charlotte, Carolina del Norte: Biden 
  16. San Francisco, California: Biden 
  17. Indianápolis, Indiana: Biden 
  18. Seattle, Washington: Biden 
  19. Denver, Colorado: Biden 
  20. Ciudad de Washington: Biden 
  21. Boston, Massachusetts: Biden 
  22. El Paso, Texas: Biden 
  23. Nashville-Davidson, Tennessee: Biden 
  24. Detroit, Michigan: Biden 
  25. Oklahoma City, Oklahoma: Trump 

¿A qué se debe la división?

Estados Unidos es un país descentralizado poblacionalmente y de gobierno federal, por lo que obtener las mayorías en las ciudades no garantiza ganar la elección presidencial: las numerosas poblaciones rurales y de ciudades intermedias y el sistema del Colegio Electoral permiten que la balanza se mueva en ocasiones del lado del grupo político que apoyan los lugares por fuera de las metrópolis, en este caso el Partido Republicano.

Según el Censo, hay unos 60 millones de personas que viven en las zonas rurales de Estados Unidos, que ocupan más del 90% del espacio geográfico del país. Suele ser población de más edad en promedio —según los Institutos Nacionales de Salud— y son menos diversas que las grandes ciudades. Para Ernesto Calvo, profesor de ciencia política de la Universidad de Maryland, la polarización ideológica entre zonas urbanas y rurales «viene más por derecha que por izquierda, es mucho más intensa en los que votan a Trump», según le dijo a CNN Radio Argentina. Calvo explica que Trump activó a los actores sociales que «han estado por fuera del radar» y les ha dado «un propósito».

El analista político de CNN Ronald Brownstein explicó en 2018 que hay una «creciente distancia entre una coalición demócrata centrada en minorías, millennials y votantes blancos con educación universitaria, la mayoría de ellos agrupados en áreas urbanas, y una coalición republicana en competencia que gira en torno a los evangélicos, blancos rurales y obreros» que viven por fuera de las áreas urbanas.