SALUD PUBLICA

Encuesta: los niños pueden trasmitir el Coronavirus de manera similar a los adultos

Todavía no está claro hasta qué punto los niños pueden transmitir el Coronavirus, pero un nuevo estudio sugiere que es posible que puedan transmitirlo tan fácilmente como los adultos infectados, informaron investigadores suizos ayer.

Aunque menos niños que adultos contraen covid-19, menos desarrollan formas graves de la enfermedad y no parecen ser «los principales impulsores de la transmisión», los niños de todas las edades han sido infectados, dijeron los investigadores.

En la encuesta, 23 niños con edades comprendidas entre 7 días y 16 años dieron positivo para covid-19 y todos, menos dos, portaban la misma cantidad de virus que los adultos.

«Nuestros datos muestran que la carga viral en el diagnóstico es comparable a la de los adultos y que los niños sintomáticos de todas las edades eliminan el virus infeccioso en la enfermedad aguda temprana, un requisito previo para una mayor transmisión», escribieron los autores.

Sin embargo, los niños no parecen transmitir el virus de la misma manera que los adultos.

Dijeron que se necesita más investigación para comprender completamente el papel de los niños en la propagación del virus.

El estudio tenía algunas limitaciones, incluido su pequeño tamaño y el uso de muestras de virus sobrantes de las pruebas de diagnóstico de rutina.

Estos son los consejos del Dr. Antonhy Fauci para no conagiarse del virus chino

El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos (NIAID), es una de las caras expertas más visibles de la epidemia de COVID-19.

Y también de las más controversiales: a pesar de haber aparecido casi a diario en las ruedas de prensa de la Casa Blanca como parte del grupo de trabajo sobre el coronavirus de la administración Trump, se ha enfrentado al presidente públicamente.

Fauci fue el que sostuvo que la única forma de combatir esta pandemia era respetando a rajatabla la cuarentena primero y luego la distancia social y el uso de máscaras. 

Rectificó cada cifra oficial equivocada y, sin temor a las cámaras y a las audiencias en el Congreso, ha diseminado información fiable, con la única meta posible: frenar la propagación del coronavirus y establecer pautas para que volver a la normalidad no signifiquen más casos y muertes.

Recientemente, Fauci presentó una lista de actividades que las personas deberían evitar por el momento ya que han demostrado ser propicias para la diseminación del virus.

  • Reuniones en interiores
  • Reuniones al aire libre
  • Bares
  • Restaurantes
  • Viajes en avión
  • Uso del transporte público
  • Ir al gimnasio
  • Compartir comida

Estas actividades generan mayor circulación del virus y por ende más contagios y más casos de COVID-19. Las reuniones al aire libre con muchas personas que no respetan la distancia social pueden generar el mismo efecto.

Además de evitar estas actividades, o al menos la mayoría de ellas, de hecho muchos no pueden dejar de tomar el bus o el metro para ir a sus trabajos, según dijo Fauci, “no es necesario cerrar de nuevo la economía si todos estamos en el mismo barco y respetamos las mismas medidas”.

Hogares a prueba de COVID

Estas medidas son las establecidas desde hace meses por expertos en salud pública para proteger a la población, Pero que han sido desafiadas y hasta objeto de debate político en muchas partes de la nación.

  • Usar máscaras en lugares cerrados, pero también en espacios públicos en donde haya circulación de personas.
  • Practicar la distancia social a conciencia. Son 6 pies o dos metros.
  • Lavarse las manos con frecuencia, especialmente si se han tocado superficies en lugares públicos de uso común.

¿Por qué estas simples medidas son tan difíciles de cumplir para algunos?

Fauci dijo que, por ejemplo, hoy en día beber en la barra de un bar es una de las actividades sociales de más alto riesgo. Los comensales están pegados unos a otros, se habla fuerte y por supuesto, no se puede usar la máscara porque se está bebiendo. 

Las experiencias en Arizona, Texas y Florida, que reabrieron sus bares muy pronto fue un gran aumento de los casos de COVID en adultos jóvenes.

Fauci, quien también lideró en los 80 los esfuerzos de salud pública durante la epidemia de VIH, sabe que las conductas individuales, si bien son clave para frenar la diseminación de un virus, a veces son érraticas, e incluso hasta irracionales.

Y, dice Fauci, el principal problema en una pandemia es que una persona que no cumpla con las reglas puede afectar a todos. Incluso en ciudades, condados y estados en donde la mayoría de la gente está haciendo las cosas bien, dijo Fauci, un grupo de personas que no usan máscaras o no respetan el distanciamiento social son más vulnerables a la infección y puede mantener el virus latente en las comunidades.

EEUU: Alertan a médicos sobre afección infantil derivada del Coronavirus

Las autoridades de salud de Estados Unidos emitieron el jueves una alerta a los médicos sobre una rara dolencia inflamatoria relacionada con el coronavirus que está afectando a los niños.

En su alerta, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) llamaron a esta enfermedad síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico.

La definición de la agencia para este tipo de casos incluye infección actual o reciente de COVID-19 o exposición al virus, fiebre de al menos 38 grados Celsius (100,4° F) durante al menos 24 horas, malestar que obligue hospitalización, marcadores inflamatorios en pruebas sanguíneas y evidencia de problemas en al menos dos órganos, que podrían incluir corazón, riñones, pulmones y piel. El nombre y definición son similares a los utilizados en Europa, donde se informó por primera vez de la afección hace varias semanas.

El padecimiento ha afectado a por lo menos 110 niños en Nueva York y a varios más en otros estados. Pocos menores han fallecido.

Hacer gárgaras con sal no previene ni mata al Coronavirus

¡En 7 días el Peru puede vencer al coronavirus! ¡Sin gastar ni un centavo (sic)”, dice el texto que acompaña a un video publicado en Facebook el 4 de abril pasado, compartido más de 70.000 veces, donde un hombre explica por qué se deben hacer gárgaras con sal para combatir el nuevo coronavirus. Sin embargo, expertos consultados descartan que esta solución sea efectiva contra el nuevo coronavirus. El consejo, que puede aliviar algunos síntomas de la enfermedad, tampoco figura entre las recomendaciones preventivas de la Organización Mundial de la Salud contra el COVID-19.

“Le explicábamos que tenía que hacer gárgaras de sal permanentemente después de lavarse la boca, antes de acostarse y al levantarse, o al salir a la calle y regresar. ¿Por qué le decíamos esto? Porque ya sabíamos el mecanismo de acción de la hidroxicloroquina: que iba al alveolo, modificaba el pH, y el virus moría”, dice el hombre durante el video que en Facebook suma más de 1 millón de reproducciones (12).

La secuencia figura también en YouTube (1234), con al menos 38.000 reproducciones, Instagram  (1234), con unas 64.000, y Twitter (12). A su vez, fue enviado para su análisis al WhatsApp de AFP Factual.

La persona que habla en el video se identifica como Juan Panay Centeno, químico farmacéutico. Sus títulos universitarios están registrados en la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), como se puede ver aquí.

Al buscar su nombre en el registro nacional del Colegio Químico Farmacéutico de Perú, figura como colegiado. Hasta el momento de esta publicación, la AFP no ha conseguido comunicarse con el Colegio para obtener una vocería. Sin embargo, desde la sección de Lima, emitieron un comunicado el 7 de abril donde alertan sobre “supuestos tratamientos que dicen prevenir o curar la infección por el virus COVID-19 (…) Rechazamos cualquier información que induzca a a asumir una decisión terapéutica que no se sustente en evidencia  científica”.

Por otro lado, en el Registro Nacional de Trabajos de Investigación (dependiente de la Sunedu), se puede encontrar su tesis de maestría en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos

© Proporcionado por AFPCaptura de pantalla realizada el 6 de abril de 2020 de una publicación en Facebook

En la secuencia, el protagonista del video interpela directamente al presidente de Perú y al Ministerio de Salud (MINSA) para que llamen a la población hacer gárgaras de sal. AFP Factual se contactó con la Dirección General de Comunicaciones del MINSA, quienes aseguraron que las afirmaciones del video sobre la efectividad de hacer gárgaras de sal son falsas. De hecho, dichas afirmaciones no figuran en las recomendaciones entregadas en su sitio web

El protagonista del video menciona como fuente de información este artículo del diario español El País: “Hoy, 3 de abril, el diario El País publicó un trabajo de Alemania, de una prestigiosa universidad alemana, que dice literalmente… ‘Muestra que el virus se replica no solo en los pulmones como el SRAS 2002, si no que también se replica de manera activa en la garganta’”.

La publicación del medio español se refiere al seguimiento que hizo el doctor alemán Clemens Wendtner a nueve de sus pacientes y cuyos resultados publicó en la revista Nature, donde a grandes rasgos, señala que el nuevo coronavirus puede llevar su proceso de replicación invadiendo células presentes en la garganta -y no solo en los pulmones. Sin embargo, como otras  hipótesis relativas al nuevo coronavirus, aún está en estudio y, de todas maneras, el artículo no hace mención a realizar gárgaras con sal.

© Proporcionado por AFP

AFP Factual consultó a la químico farmacéutica Olosmira Correa, docente de la Universidad de Chile. Por escrito, explicó que las gárgaras con mezcla de agua y sal puede aliviar los síntomas del nuevo coronavirus, pero no prevenir. Respecto al efecto sobre el pH, también aseguró que la explicación es errónea: “Es complejo explicarlo, pero el pH es regulado en forma interna y no por usar una solución de sal (…) Que el virus se queda en la garganta también es erróneo. Los virus interactúan con las células, se incorporan a ellas, no quedan flotando”.

En el video viralizado, Juan Panay también asegura lo siguiente: “Le explicábamos que tenía que hacer gárgaras de sal permanentemente (…) ¿Por qué le decíamos esto? Porque ya sabíamos el mecanismo de acción de la hidroxicloroquina: que iba al alveolo, modificaba el pH, y el virus moría. Solo por modificación del pH (…) Entonces, al hacer gárgaras de sal, obviamente iba a cambiar el pH de su  garganta y el virus no iba a reposarse para replicar”. 

Al respecto, desde la Universidad Católica de Chile, el docente de la Facultad de Química y Farmacia Cristian Paredes explicó que la hidroxicloroquina “es un fármaco que nació como tratamiento contra la malaria. Ahora algunos estudios franceses la proponen como una alternativa de tratamiento frente a la COVID-19”. 

Efectivamente, explicó Paredes, la hidroxicloroquina “actúa modificando el pH pero en ciertos compartimentos de la célula, pero el agua con sal no modifica el pH”. 

Además, agregó: “el consumo de sal en la cantidad que se propone en el video puede ser riesgoso para pacientes en tratamiento antihipertensivo o con riesgo de desarrollar presión arterial elevada”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), por otro lado, se refiere en su sitio web a los presuntos resultados de enjuagar la nariz con una solución salina: “No hay pruebas que indiquen que esta práctica proteja de la infección por el nuevo coronavirus. Aunque algunas pruebas indican que enjuagarse la nariz regularmente con solución salina puede acelerar la recuperación tras un resfriado común, no se ha demostrado que prevenga las infecciones respiratorias”.

No es la primera vez ni el único idioma en que ha circulado este consejo. Ya en enero pasado, el servicio de verificación de la AFP en Hong Kong publicó este artículo luego de que circularan cientos de publicaciones en Facebook y Weibo (red social de China) asegurando que el médico experto en enfermedades respiratorias Zhong Nanshan recomendaba aplicar esta solución salina en la garganta para evitar el contagio por el nuevo coronavirus.

En aquella ocasión el hospital de la Universidad Médica de Guangzhou, donde trabaja el doctor Zhong Nanshan, aseguró que las publicaciones eran inexactas. En su perfil de Weibo, publicaron lo siguiente: 

“El equipo del académico Zhong en nuestro hospital rechaza oficialmente el rumor: la solución salina ayuda a limpiar la boca y la garganta, y es útil para curar la faringitis. Sin embargo, el nuevo coronavirus invade el tracto respiratorio, que no se puede limpiar con enjuague bucal. En segundo lugar, ningún hallazgo actual ha sugerido que el agua con sal pueda matar al nuevo coronavirus. Por favor, no crea ni difunda el rumor. Gracias”.

Por otro lado, la OMS explicó en ese entonces en un correo electrónico a la AFP que no existe evidencia que respalde este consejo sobre hacer gárgaras con agua y sal. 

Hasta el 7 de abril de 2020, en Perú se registran 2.954 personas contagiadas con el nuevo coronavirus, 107 fallecidos y 1.231 casos dados de alta.

En conclusión, no existe evidencia científica que respalde que las gárgaras de sal ayudan a combatir el contagio por el nuevo coronavirus. Los efectos de la sal tampoco se relacionan con el ingreso del virus a una célula, según especialistas consultados.

Fuente: MSN/AFP