TEMPORADA DE HURACANES

La tormenta tropical Beta avanza hacia Texas y Louisiana

La tormenta tropical Beta avanza este domingo a baja velocidad hacia las costas de Texas y Luisiana, amenazando con aguaceros, inundaciones y marejada ciclónica en la costa del Golfo de México.

Según el último informe del Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés), Beta se ubica a 120 millas (195 kilómetros) al sureste de Galveston, Texas, y a 155 millas (250 kilómetros) al este-sureste de Port Connor, Texas. 

Beta tiene vientos máximos sostenidos de 60 millas por hora (95 kilómetros por hora) y se desplaza a 6 millas por hora en dirección al oeste-noroeste. Los expertos prevén un cambio de fuerza de la tormenta antes de que toque tierra. Y una vez que se mueva tierra adentro, esperan que se debilite. 

Las comunidades costeras empezaron a prepararse para Beta durante el fin de semana, con órdenes de evacuación voluntaria en la ciudad de Galveston y el condado Galveston y la ciudad de Seabrook.

El alcalde provisional Craig Brown señaló en un comunicado que se espera que un elevado oleaje y hasta 25 centímetros (10 pulgadas) de lluvia inunde varios tramos de carretera, dejándolos intransitables, especialmente en el oeste de la ciudad y zonas bajas.

Los expertos prevén que toque tierra el lunes en Texas y que provoque inundaciones y varios días de lluvias, debido a su movimiento lento, desde la costa media de Texas hasta el sur de Louisiana. En Galveston, las autoridades anunciaron el sábado órdenes de evacuación voluntarias para todos los residentes, así como lo ha hecho la ciudad de Seabrook, al norte de Galveston.

Hay una alerta de tormenta tropical desde Puerto Aransas, Texas, a Morgan City, Louisiana.

La previsión apunta a una marejada ciclónica de hasta 4 pies (1,2 metros) en partes de la costa texana que incluyen Baffin Bay, Corpus Christi Bay y Galveston Bay, entre otras. Se prevé que la tormenta incluya fuertes vientos y precipitaciones, oleaje peligroso y corrientes de resaca.

En una temporada de huracanes en el Atlántico inusualmente activa, los meteorólogos se quedaron sin letras del alfabeto tradicional para nombrar a las tormentas antes del viernes y tuvieron que recurrir al alfabeto griego por segunda vez desde la década de 1950.

Por otra parte, Teddy seguía siendo un potente huracán en la madrugada del domingo, con vientos máximos sostenidos 115 millas por hora (185 km). El vórtice del meteoro estaba a 340 millas (550 km) al sureste de Bermudas, menos de una semana después de que el huracán Paulette tocase tierra en el territorio británico. Las autoridades activaron una alerta por tormenta tropical en la isla.

Se espera que las marejadas causadas por Teddy se dejen sentir en las Antillas mayores y menores, en Bahamas, Bermudas, antes de llegar a la Cota Este de Estados Unidos.

Partes de la costa de Alabama y del noroeste de Florida todavía siguen recuperándose de los efectos del huracán Sally, que azotó la zona el miércoles. El sistema causó al menos dos fallecidos y cientos de miles de personas seguían sin suministro eléctrico el viernes por la noche.

Huracán Sally deja un muerto e inundaciones en su avance por el sureste de EE.UU.

El ciclón Sally, que tocó tierra por la costa de Alabama (EE.UU.) con fuerza de huracán el miércoles, avanza este jueves como depresión tropical por Georgia, dejando graves inundaciones a su paso y tras ocasionar al menos un muerto.

De momento las zonas más afectadas por las inundaciones son Alabama y la parte norte de Florida, donde las precipitaciones han sido intensísimas debido al lento desplazamiento de la tormenta.

Esa región de la costa del Golfo de México se enfrenta ahora a una penosa recuperación de los daños millonarios ocasionados por las lluvias que, según dijo hoy la gobernadora de Alabama, Kay Ivey, no podrán ser evaluados completamente hasta los próximos días.

“A medida que el agua continúe retrocediendo, algo que puede tardar unos días, tendremos un informe más preciso de la devastación total”, explicó Iveyy, quien aseguró que Sally estuvo a la altura de lo que pronosticaban los meteorólogos y fue “un evento de lluvias e inundaciones sin precedentes”.

“Sally” provoca inundaciones catastróficas en Alabama y Florida

El huracán “Sally” se degradó a tormenta tropical este miércoles (16.9.2020), mientras avanzaba lentamente sobre los estados norteamericanos de Florida y Alabama, con fuertes lluvias y vientos de 165 kilómetros por hora, inundando viviendas y forzando el rescate de cientos de personas.

Casi 12 horas después de que “Sally” tocara tierra como un huracán categoría 2, todavía hay automóviles parcialmente sumergidos, casas y puertos deportivos destrozados y más de medio millón de clientes sin electricidad. Además, los efectos de la tormenta tropical obligaron a rescates por agua y provocaron la caída de árboles.

“Se están produciendo inundaciones históricas y catastróficas, incluidas inundaciones fluviales generalizadas de moderadas a importantes», informó el Centro Nacional de Huracanes con sede en Miami.

Millones en peligro por inundaciones generadas por el Huracán Sally

El Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos (NHC) advirtió a unos 10 millones de estadounidenses a lo largo de la costa del Golfo que se esperan inundaciones “históricas y potencialmente mortales” en las próximas 12 horas mientras el huracán Sally continúa azotando al sur de Alabama.

La tormenta impredecible podría arrojar varios pies de lluvia desde Louisiana hasta Florida cuando se acerca a Mobile Bay, en Alabama, el martes, informó CNN.

Las bandas exteriores de la tormenta están azotando partes de la costa y la tormenta podría provocar tornados más tarde el martes, en la noche.

Pero los daños ya se sienten en las costas de los estados del sur, donde se reportan ya miles de consumidores sin energía.

El huracán Sally sube a categoría dos y continúa fortaleciéndose

El huracán Sally, una de las cinco tormentas que se agitan simultáneamente en el Atlántico en estos momentos, se acercó a la costa del golfo de México el lunes con vientos que se fortalecieron rápidamente a por lo menos 100 mph (161 kph) y un potencial de hasta 2 pies (0,6 metros) de lluvia que podría provocar graves inundaciones.

La tormenta estaba en camino de rozar el extremo sureste de Luisiana y luego tocar tierra el martes por la noche o la madrugada del miércoles cerca de la frontera estatal entre Mississippi y Alabama en lo que podría ser una lluvia larga, lenta y ruinosa.

Sally es la tormenta con nombre número 18 en el Atlántico este año y será la octava tormenta tropical o huracán con fuerza en golpear los Estados Unidos, algo “muy raro si no un récord”, dijo Dan Kottlowski, meteorólogo senior de la compañía de servicios de información climatológica AccuWeather. Agregó que los datos precisos sobre tormentas tropicales históricas pueden ser esquivos.

Los residentes de la costa del Golfo, acostumbrados a las tormentas, se apresuraron a comprar agua embotellada y otros suministros antes del huracán, que alcanzó una categoría 2 en la tarde, y se espera que se fortalezca aún más en las próximas horas.

Jeremy Burke levantó cosas del piso en previsión de una posible inundación en su librería Bay Books en el vecindario Old Town de Bay St. Louis, Mississippi, una popular área de escapada de fin de semana desde Nueva Orleans, a unas 60 millas (95 kilómetros) al oeste. Las calles afuera se estaban vaciando rápidamente.

“Se está convirtiendo en una ciudad fantasma”, dijo. “El mayor temor de todos es la marejada ciclónica, y el peor escenario posible es que se detenga. Esa sería una situación peligrosa para todos”, señaló Burke.

Mississippi ordenó que sus casinos costeros cerraran el lunes por la tarde. Escuelas en comunidades costeras desde Louisiana hasta Florida cancelaron clases antes de la tormenta.  La Guardia Costera de EE. UU. estaba limitando el tráfico desde el puerto de Nueva Orleáns, mientras que las empresas de energía desaceleraron o recortaron la producción de las refinerías y se apresuraron a sacar a los trabajadores de las plataformas de producción de petróleo y gas en alta mar.

Sally tiene mucha compañía en la que se ha convertido en una de las temporadas de huracanes más ocupadas de la historia, tan ocupada que los pronosticadores casi han tenido que revisar ya el alfabeto de los nombres cuando aún faltan dos meses y medio para que termine.

Nueva onda tropical podría convertirse en depresión este fin de semana

Tal y como había pronosticado el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés), una onda tropical con alto potencial de desarrollo comenzó a moverse el  jueves desde la costa oeste de África.

La onda tropical, que actualmente produce gran cantidad de lluvia y tormentas eléctricas, podría convertirse en una depresión tropical durante el fin de semana o a principios de la semana entrante.

El CNH indica que la onda tropical tiene una probabilidad de desarrollo de 60% en las próximas horas y 90% en los próximos cinco días.

Se espera que por lo pronto la onda tropical se mueva en una dirección general hacia el oeste a través del Océano Atlántico oriental y central.

Debido a que nos encontramos en el pico de la temporada de huracanes, hay que seguir de cerca todos los sistemas que se desarrollen, aún tan lejos como en la costa de África, dijo en entrevista reciente con Metro el meteorólogo Ernesto Morales.

La temporada actual ha sido descrita como “hiperactiva” y ya se han formado 17 tormentas tropicales con nombre, incluidos cinco huracanes, uno de los cuales fue de categoría mayor.

Morales reiteró que en este momento todas las personas tienen que estar preparadas en caso de que un ciclón se acerque a nuestra región.

Mientras tanto, las tormentas tropicales Paulette y Rene continúan su paso por el Océano Atlántico central y se vislumbra que ambos sistemas se muevan hacia el norte por lo que no representan amenaza para tierra firme.

YX5bGZ4zrB7Po#rq 28 de julio 2020

Nana ya es huracán mientras se dirige a Centroamérica

La tormenta tropical Nana se convirtió en huracán ayer miércoles y se espera que esta noche toque tierra en Belice, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) en su reporte de las 10 pm CDT.

Con vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora, Nana se encontraba a 95 kilómetros al sureste de la ciudad de Belice y se movía a una velocidad de 26 km/h, según el reporte.

Está en vigencia un aviso de huracán en la costa de Belice, desde la Ciudad de Belice hacia el sur hasta la frontera entre Belice y Guatemala.

Una vigilancia de huracán está en efecto para la costa de Belice al norte de la Ciudad de Belice hasta la frontera entre Belice y México, dice el reporte.

Un aviso de tormenta tropical está en efecto para Yucatán, México, desde Puerto Costa Maya hasta Chetumal. También en la costa de Belice al norte de la ciudad de Belice hasta la frontera entre Belice y México. Además para la costa del Mar Caribe de Guatemala y la isla Roatan y las islas de la Bahía de Honduras.

Una vigilancia de tormenta tropical está vigente para la costa norte de Honduras desde Punta Patuca hacia el oeste hasta la frontera con Guatemala, señala el reporte.

Laura se debilita a depresión tropical sobre Arkansas

 La tormenta Laura se debilitó a depresión tropical el jueves al desplazarse por Arkansas, informó el Centro Nacional de Huracanes.

El meteoro tenía vientos máximos sostenidos de 55 km/h (35 mph), según el informe actualizado del organismo de las 10 p.m., tiempo del centro de Estados Unidos. Su vórtice se ubicaba a unos 50 kilómetros (30 millas) al norte-noreste de Little Rock, Arkansas.

Horas antes, Laura azotó la costa de Luisiana como huracán categoría 4, conservando fuerza de huracán durante unas 11 horas antes de degradarse a tormenta tropical.

El centro, con sede en Miami, prevé que el sistema de tormenta continúe desplazándose por Arkansas durante la noche y el viernes por el centro del Valle de Mississippi, antes de alcanzar el sábado los estados del noreste. Indicó que generará precipitaciones en algunos lugares, lo que incrementará el peligro de inundaciones súbitas.

Laura dejó 4 muertos, vientos e inundaciones en Louisiana

Al menos cuatro muertos y numerosos destrozos es el saldo preliminar de la llegada del huracán Laura a la costa sureste de Estados Unidos este jueves.

La poderosa tormenta, una de las más intensas que han azotado la zona en la historia, tocó tierra en horas de la madrugada como huracán categoría 4 en la escala de Saffir-Simpson.

Lo hizo, como había anticipado el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. (NHC, por sus siglas en inglés), produciendo una “marejada catastrófica, vientos extremos e inundaciones”.

Tras avanzar en tierra por el estado de Louisiana, se degradó a tormenta tropical al alcanzar Arkansas. Pero la gran cantidad de lluvia lo seguía haciendo un ciclón muy peligroso.

El gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, informó que se habían registrado cuatro muertes hasta la tarde de este jueves.

Las víctimas, fallecidas en incidentes separados por la caída de árboles, incluían a una niña de 14 años en el área de Leesville.

“Me preocupa que vayamos a encontrar más víctimas mortales. Espero y rezo para que no”, dijo Edwards al informar que había trabajos de rescate en curso.

Un incendio en una planta química en la zona de Westlake llevó al gobernador a pedir a los residentes de la zona que se encerraran en sus casas y apagaran los apartados de aire acondicionado.

El NHC informó que el ojo de Laura llegó primero el distrito de Cameron de Louisiana a la 01:00 am hora local (06:00 GMT) y urgió a la población a protegerse.

El ciclón registraba vientos de hasta 240 km/h, pero bajó a categoría 2 tras tocar tierra. Los pronósticos del NHC señalan que unas horas después se convertiría en tormenta tropical.

En su reporte de las 13:00 (18:00 GMT) de este jueves, el NHC informó que Laura mantenía vientos máximos sostenidos de 104 km/h, lo que significa que ya no tiene intensidad de huracán sino de tormenta tropical.

Emiten vigilancia de tormenta para Puerto Rico e Islas Vírgenes

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) emitió esta tarde una vigilancia de tormenta tropical para Puerto Rico e Islas Vírgenes por el posible paso cercano de la depresión tropical 13.

Se espera que la depresión gane fuerza y se convierta en una tormenta tropical entre hoy y mañana. En ese caso se llamaría Laura.

De acuerdo con el boletín de las 5:00 de la tarde, la formación se encuentra en la latitud 16.7 grados norte, longitud 53.9 grados oeste, y mantiene vientos máximos de 35 millas por hora.

Su trayectoria muestra una posible aproximación al norte de Puerto Rico el sábado. Una de las proyecciones muestra que podría ser antes de las 2:00 de la tarde.

Además, la Guardia Costera estableció la Condición Portuaria YANKEE a las 4:00 p.m. del jueves para los puertos marítimos en Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los EE. UU., ante el acercamiento de la Depresión Tropical 13.

Actualizan pronóstico sobre temporada de huracanes a “extremadamente activa”

La ya activa temporada de huracanes del Atlántico 2020, podría convertirse en una de las más agitadas de la historia, según dos perspectivas separadas publicadas esta semana por la NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica) y la Universidad Estatal de Colorado (CSU).

La perspectiva de la NOAA publicada este jueves (6 de agosto) predice una temporada “extremadamente activa” con 19 a 25 tormentas con nombre, incluidos 7 a 11 huracanes. De tres a seis de esos huracanes podrían convertirse en meteoros importantes, de categoría 3 o superior (y vientos de más de 185 kms por hora) en la escala de viento de huracanes Saffir-Simpson.

La NOAA dijo que la temporada de huracanes 2020s, podría ser como pocas en los 22 años que el centro lleva haciendo pronósticos.

“Este año, esperamos más tormentas más fuertes y duraderas que el promedio, y nuestro rango de ACE (índice de Energía Ciclónica Acumulada) previsto se extiende muy por encima del umbral de NOAA para una temporada extremadamente activa”, dijo Gerry Bell pronosticador principal de huracanes estacionales en el  Centro de Predicción Climática de la NOAA.

El índice ACE tiene en cuenta no solo la cantidad, sino también la intensidad y la longevidad de las tormentas y los huracanes.

Por otra parte, el estudio de un equipo de investigación de la Universidad Estatal de Colorado (CSU) predijo que habrá al menos 24 tormentas (incluidos 12 huracanes), una temporada solo superada por la de 2005 que trajo los tristemente recordados huracanes Katrina y Wilma.

Según la investigación de los expertos de CSU el ciclo se ha adelantado en dos semanas, cuando apenas ha avanzado un tercio de la temporada.

Cada año únicamente se asignan 21 nombres de tormentas, debido a que las letras Q, U, X, Y y Z no se usan. Por ello, si se cumple el nuevo pronóstico el Centro Nacional de Huracanes tendrá que emplear el alfabeto griego para tal cúmulo de eventos por venir.

El periodo de huracanes es de seis meses, y concluye el 30 de noviembre. En lo que va de la temporada ha habido 9 tormentas con nombre y dos huracanes.

Huracán Isaías toca tierra en Carolina del Norte con vientos de hasta 85 mph

El huracán Isaías tocó la noche de ayer lunes tierra estadounidense en el sur de Carolina del Norte, cerca de Ocean Isle Beach, según confirmó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

La estación nacional de meteorología más cercana, en Oak Island, registró vientos de 76 millas por hora y ráfagas de 87 millas por hora en el momento en el que Isaías llegó a Carolina del norte como categoría 1, sobre las 11:10 de la noche de este lunes 3 de agosto.

Las costas de las dos Carolinas están expuestas a inundaciones debido a la marejada ciclónica y es posible que se produzcan daños menores debido a esos vientos e inundaciones como consecuencias de las fuertes lluvias previstas para la noche de este lunes.

La advertencia por huracán de NHC está vigente desde el área del río South Santee, en Carolina del Sur, hasta Surf City, en Carolina del Norte. Esto supone que se pueden dar condiciones de huracán en cualquier punto de la zona señalada.