TORMENTAS DE NIEVE

Miles de vuelos cancelados y retrasados en Estados Unidos en medio de la tormenta

El sureste de los Estados Unidos ha sido azotado por una peligrosa tormenta invernal durante este fin de semana, provocando la cancelación y retraso de miles de vuelos.

Según datos actualizados de FlightAware, el domingo cerca de 5,700 vuelos se retrasaron, y más de 4,700 se cancelaron.

Agregó FlightAware que las aerolíneas más afectadas han sido Delta Airlines, Southwest y American. Delta reportó 240 vuelos cancelados con la misma cantidad de vuelos retrasados; Southwest informó sobre más de 300 vuelos cancelados y más de 360 retrasados, mientras que American Airlines llegó a alrededor de 630 cancelaciones y más de 300 retrasos.

Asimismo, en el Aeropuerto Internacional Charlotte Douglas, en Carolina del Norte, y el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson, de Atlanta, han sido donde se ha concentrado la mayor parte del caos, señaló Fox Business.

En el Hartsfield-Jackson, donde más opera Delta Airlines, unos 200 vuelos fueron cancelados a primeras horas de la tarde, mientras que en Charlotte, cuya aerolínea más importante es American, canceló más de 600 vuelos.

American Airlines declaró a Fox Business que el principal factor de las cancelaciones y retrasos son las tormentas invernales del fin de semana, pues ha tenido un impacto significativo en las operaciones del Aeropuerto Internacional de Charlotte.

“La gran mayoría de los vuelos afectados se cancelaron con anticipación, lo que pudimos notificar y acomodar a nuestros clientes de manera proactiva y evitar interrupciones de último minuto en el aeropuerto”, apuntó la compañía mediante un comunicado. “Además, emitimos un aviso de viaje de permitir que los clientes cuyos planes de viaje se vean afectados por la tormenta, puedan volver a reservar sin cargos por los cambios”.

Por su parte, cientos de vuelos se prepararon para turbulencias de moderadas a severas que se pronosticaron a lo largo de la costa este, y las más severas se estuvieron en el noroeste de Carolina del Norte, centro de la tormenta invernal, de acuerdo con el Aviation Weather Center.

Los estragos de la tormenta invernal han dejado sin electricidad a clientes de Georgia, Carolina del Norte, Carolina del Sur, y sobre todo en Florida, donde se reportaron a accidentes vehiculares, heridos y múltiples pérdidas materiales; sin embargo, ningún fallecido se ha anunciado.

Tormenta invernal traerá frío intenso y nevadas en gran parte de Estados Unidos

Una tormenta invernal de movimiento rápido traerá una franja de fuertes nevadas desde Dakota del Norte hasta el norte de Missouri a partir de esta noche.

Las tasas de nevadas pueden alcanzar 1 pulgada por hora en ocasiones, y es probable que viajar se vuelva peligroso, según el pronóstico del Centro de Predicción Meteorológica del Servicio Nacional de Meteorología (NWS).

La tormenta invernal de movimiento rápido traerá nieve pesada y acumulada que puede combinarse con ráfagas de viento, para crear condiciones peligrosas para viajar en partes de las Llanuras del Norte y el medio oeste superior hacia el Valle medio del Mississippi hasta el sábado por la mañana, según CNN.

Esta tormenta esparcirá precipitaciones invernales desde el sureste hasta el noreste de Estados Unidos desde este fin de semana hasta principios de la próxima semana. Se pronostica que el aire del Ártico llegará al noreste desde el viernes por la noche hasta el sábado.

En algunos lugares, incluido Des Moines, Iowa, la nieve comenzará a caer el viernes. “Es probable que la duración de las nevadas sea de 14 a 20 horas en la mayoría de los lugares, lo que debería permitir una acumulación generalizada de más de 4 pulgadas y en algunos lugares que excedan las 8 o más pulgadas”, dijo el NWS en Des Moines.

Un golpe de invierno para el medio sur

A medida que el sistema de tormentas invernales se desplace rápidamente hacia el sur, comenzará un fin de semana invernal en Little Rock, Arkansas, Memphis, Tennessee e incluso en Jackson, Mississippi, podrían tener nevadas.

Memphis podría ser ganador en las nevadas de esta región. Comenzará como lluvia y cambiará a nieve de oeste a este el sábado por la noche y el domingo por la mañana.

“En este punto, la cuestión no es si nevará, sino dónde se forman las grandes bandas de nieve y cuánto cae”, dijo la oficina del servicio meteorológico en Memphis. “Los modelos siguen siendo inconsistentes creando un pronóstico complicado con respecto a las acumulaciones de nieve”.

¿Lluvia, hielo o nieve para el sureste?

Si bien las áreas alrededor de Atlanta, especialmente los suburbios del norte, verán todos los tipos de precipitaciones, señalar quién obtendrá qué todavía es complicado.

Las montañas del norte de Georgia tienen las mejores posibilidades de ver los totales de nevadas más grandes, mientras que las áreas más cercanas a Atlanta podrían ver más lluvia con un poco de nieve mezclada. La incertidumbre radica en dónde estará el corte.

“Entonces, el mensaje principal es: prepárese para el clima invernal y los posibles impactos importantes en los viajes, pero comprenda que estas tormentas invernales son difíciles de predecir y cambian rápidamente”, dijo el servicio meteorológico en Nashville.

Unos 60 millones de personas están en alerta por un sistema de tormentas

Por lo menos 60 millones de personas están bajo alerta invernal en puntos que van de costa a costa del país, desde el noroeste del Pacífico hasta Nueva Inglaterra. Se trata de un sistema de tormentas de movimiento rápido.

Robert Shackelford, meteorólogo de CNN, indica que se prevén hasta 12 pulgadas de nieve en Boston, un máximo de 6 en Washington, hasta 5 en Nueva York y unas cuatro pulgadas en Filadelfia.

Recibe gratis las noticias más importantes y más leídas diariamente en tu email

Nieve, aguanieve y lluvia son parte de las causas de grandes embotellamientos en Tennessee y Kentucky, producto de una tormenta a medida que atravesaba los Apalaches con dirección al noreste de Estados Unidos y la región del Atlántico medio.

El jueves, Nashville reportó la caída de 6.3 pulgadas de nieve, por encima del récord de cuatro pulgadas para un 6 de enero, que se implantó en 1977, según el Servicio Meteorológico Nacional.

Para este viernes, se espera que la tormenta se intensifique precisamente en las horas de más tránsito vehicular, y en las primeras horas ya provocó la cancelación de unos 2,000 vuelos.

La zona fronteriza entre Tennessee y Alabama reportó también áreas cubiertas por aguanieve y lluvia helada.

Por su parte, la Policía Metropolitana de Nashville reportó decenas de accidentes automovilísticos y complicaciones al tránsito, por lo que hizo un llamado a no desplazarse ni salir de casa a menos que fuese estrictamente necesario.

Un panorama similar se registró en el condado de Montgomery, Tennessee, con docenas de choques, uno de ellos con saldo fatal, indicó el portavoz de la Patrulla de Carreteras del estado, teniente Bill Miller. Y aunque las autoridades aseguran que trabajan para limpiar los caminos, “los problemas continuarán a medida que la nieve siga cayendo y las temperaturas desciendan”, dijo la vocera regional del Departamento de Transporte local, Rebekah Hammonds.

Las clases fueron canceladas en las escuelas de Tennessee, y las oficinas de gobierno permanecerán cerradas, incluso hasta puntos más alejados como Memphis y el condado Shelby; estos dos puntos también están sufriendo por cancelación de vuelos.

En tanto, Andy Beshear, gobernador de Kentucky, declaró estado de emergencia y advirtió del peligro por las malas condiciones, luego de que en el estado se han reportado cientos de coches automovilísticos.

Beshear afirmó que ha desplazado a cuadrillas de la Guardia Nacional de Kentucky para poner manos a la obra ante el clima severo.

La ciudad de Nueva York, en tanto, ya activó su plan de clima invernal, que contempla unas 330,000 toneladas de sal, más de 700 esparcidores y unos 1,600 vehículos de arado listos para entrar en acción.

Una tormenta distinta causó nieve con efecto lago en partes de los Grandes Lagos.

Expertos advirtieron también de posibilidad de fuertes lluvias y nieve en las montañas para el noroeste del Pacífico. Se prevé que el aire frío se dirija en próximas horas al este, y se mantenga en la zona al menos hasta principios de la semana entrante.

Tormenta invernal azotó a varios estados del sur de Estados Unidos

Una tormenta invernal cubrió partes del sur de Estados Unidos con nevadas, lluvia helada y granizo el jueves en la noche, bloqueando algunos caminos en Tennessee, a su paso por los Apalaches hacia el Atlántico medio y el noreste del país.

La tormenta comenzó a azotar el área de Nashville el jueves por la mañana. El Servicio de Meteorología de Nashville informó que para el mediodía habían caído entre 3,8 y 7,6 cm (1,5 y 3 pulgadas) de nieve en la mayoría del área. Áreas al sur de la ciudad registraban lluvia helada y aguanieve.

El área de Nashville podía esperar que las precipitaciones disminuyan para el final de la tarde e inicios de la noche, con pronósticos de entre 7,5 y 12,7 centímetros (3 y 5 pulgadas) de nieve, agregó el servicio.

Las autoridades pidieron a la gente que evite viajes innecesarios. La policía de Nashville reportó accidentes y otros problemas de tráfico que atoraron varias carreteras.

Las autoridades reportaron varias colisiones para la tarde. Un tramo de la carretera Interestatal 40 fue cerrado debido a un derrame de combustible tras un choque, dijo la policía.

Las escuelas en la región cancelaron clases, incluso un cierre hasta el viernes de las escuelas públicas en Nashville. En tanto, el gobernador Bill Lee cerró las oficinas estatales y el aeropuerto internacional de Nashville reportó numerosas cancelaciones y posposiciones de vuelos.

La tormenta azotó también Memphis y el circundante condado de Shelby, donde las escuelas cancelaron clases y los tribunales municipales cerraron sus puertas. La nieve comenzó a caer en el área a media mañana, luego de lluvia helada y aguanieve. Algunos vuelos fueron cancelados en el aeropuerto internacional de Memphis.

La situación forzó a la primera dama Jill Biden a cancelar un viaje planeado para el jueves. Su plan original era inspeccionar los daños causados por un tornado que azotó el mes pasado Bowling Green, en Kentucky.

El temporal de nieve en Estados Unidos obliga a cancelar clases y suspender miles de vuelos

Batalla de bolas de nieve en Washington, Estados Unidos. Allí, ha caído una buena nevada. El temporal en el este del país ha obligado a cancelar clases, cerrar cientos de carreteras y suspender miles de vuelos.

A la expansión de los contagios por coronavirus en Estados Unidos, se le une el temporal de nieve que, entre otras consecuencias, ha obligado a cancelar 2.790 vuelos que tenían como origen o destino aeropuertos estadounidenses. Durante el pasado fin de semana, las cancelaciones llegaron a las 5.400.

Entre los más afectados se encuentran los aeropuertos de Baltimore, el de LaGuardia, el de Denve, el de Dulles y el de Washington. El temporal comenzó a mediados de la semana pasada en el noroeste del país, mientras que ahora la borrasca se concentra en el este dejando imágenes como la Casa Blanca totalmente cubierta por la nieve.

El propio presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, sufrió las consecuencias del temporal. Durante su visita al estado de Maryland, una tormenta de nieve le dejó atrapado en el avión presidencial. Además, cientos de miles de personas se han quedado atrapadas en sus casas quedándose incluso algunas sin suministro eléctrico, como ha ocurrido por ejemplo en Kentucky.

La tormenta de nieve se extiende por los Estados Unidos

Las temperaturas árticas se extendieron este miércoles por el centro de Estados Unidos tras una tormenta que ha causado ya la muerte a 5 personas y dejó a miles de personas atascadas en las autopistas con el tránsito paralizado por horas.

Tres personas murieron en Maryland cuando su vehículo chocó con un quitanieves el lunes por la noche, según el Departamento de Policía del condado de Montgomery, y dos niños murieron como consecuencia de la caída de árboles, reportaron medios locales.

Mientras tanto, cientos de viajeros amanecieron atrapados en sus vehículos en la ruta interestatal 95 en Virginia, donde muchos conductores que apagaron los motores o quedaron sin combustible, abandonaron los autos para caminar en busca de albergue.

La radioemisora local de Washington DC, WTOP informó que algunas personas habían pasado más de 15 horas dentro de sus vehículos.

“Algunas personas que llamaron a la estación estaban llorando y asustadas”, dijo Dave Dildine, reportero de tránsito de WTOP. “Psicológicamente es extremadamente estresante permanecer sin moverse por horas, en un autopista, sin saber cuánto durará esa situación”.

El Servicio Meteorológico Nacional (NWS) informó de acumulaciones de nieve de hasta 35 centímetros en el suburbio Capitol Heights, de Maryland, y con pronóstico de temperaturas más bajas al anochecer, la Policía Estatal de Virginia advirtió sobre la formación de hielo en las calles.

Esta mañana unos 271.700 usuarios permanecían sin suministro de energía eléctrica en Virginia, y otros 30.000 en Maryland.

El Gobierno federal cerró sus oficinas en Washington DC el lunes, y tanto en la capital de EE.UU. como en los estados adyacentes de Maryland y Virginia las escuelas permanecieron cerradas esta mañana.

NWS advirtió de vientos en Denver (Colorado) de hasta 70 kilómetros por hora en la ciudad, y que podrían llegar a los 125 kilómetros por hora en las planicies del estado. El pronóstico señala una temperatura de 5 grados Celsius bajo cero (23 grados Fahrenheit) para Denver.

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, declaró el estado de emergencia el lunes en cinco condados en preparación para los efectos de una tormenta que ya dejó una acumulación de nieve de casi 25 centímetros en Atlantic City.

Partes de Alabama, Georgia, Carolina del Sur y Tennessee permanecen desde el lunes bajo aviso de tormenta invernal, y en algunas partes del oeste de Kentucky las autoridades locales han estado lidiando con inundaciones debido al exceso de lluvias.

Mientras tanto en el noroeste del país, sobre la costa del océano Pacífico, otro sistema de tormentas que, según los meteorólogos, podría descargar hasta 25 centímetros de nieve en los próximos días en las montañas Cascade y Olympic.

Millones de estadounidenses están alerta por la gran tormenta de invierno

Un sistema de movimiento lento podría producir la mayor nevada en décadas para las Montañas Rocosas Orientales y las Llanuras Occidentales antes de moverse hacia el este, y el Centro de Predicción de Tormentas ha emitido una amenaza climática severa de nivel tres de cada cinco, reportó CNN.

Partes de Wyoming, incluida Cheyenne, y Nebraska están bajo advertencias de tormenta de nieve, mientras que hay alertas y advertencias de tormentas invernales vigentes para otras partes de la región, dijo el meteorólogo de CNN Tyler Mauldin.

El sistema traerá fuertes lluvias de alrededor de 4 pulgadas en el medio oeste durante un período de 72 horas antes de que se mueva lentamente a la costa este la próxima semana, trayendo consigo más días lluviosos.

Y una vez que disminuya en las regiones afectadas por la nieve el lunes, otro sistema está listo para tomar su lugar y continuar brindando clima invernal, dijo Mauldin.

Condiciones de ventisca y nevadas

Se espera que la nieve en las zonas centrales de Estados Unidos aumente durante el sábado, pero es probable que no alcance su punto máximo hasta el domingo, dijo Mauldin.

Denver podía ver hasta 2 pies de nieve, con las montañas Front Range y Foothills posiblemente viendo hasta 4 pies. Las elevaciones más altas del sureste de Wyoming podrían ver más de 4 pies de nieve.