TRIBUNAL SUPREMO DE EEUU

Extraoficial: Trump nominará a la jueza ultraconservadora Amy Coney Barrett para la Corte Suprema

El presidente Donald Trump, nominará hoy sábado a la jueza conservadora Amy Coney Barrett para cubrir la vacante dejada en el Tribunal Supremo por el fallecimiento hace una semana de la magistrada progresista Ruth Bader Ginsburg, informaron este viernes medios de comunicación.

Según la cadena de televisión CNN, que citó varias fuentes de alto rango del Partido Republicano, la Casa Blanca ha indicado que pretende nominar a Barrett durante las conversaciones con varios dirigentes de la formación política conservadora en el Congreso del país.

Las fuentes de la CNN, no obstante, indicaron que existe la posibilidad de que Trump cambie su elección a última hora.

El diario The New York Times, que citó a personas conocedoras del proceso, confirmó que Trump ha elegido a Barrett, que actualmente sirve en la Corte de Apelaciones del Séptimo Circuito, con sede en Chicago, para suceder a Ginsburg, tras mantener con ella una reunión esta semana en la Casa Blanca.

De acuerdo con las fuentes del rotativo, el presidente quedó impresionado con esta jueza, sobre la que reputados juristas habrían hablado como una futura Antonin Scalia, el magistrado conservador del Supremo fallecido en 2016 y del que Barrett fue secretaria judicial.

sas mismas fuentes también avisaron de que es habitual que Trump cambie de planes en el último momento, y que por ahora se desconoce si se ha entrevistado con otras candidatas al puesto.

Barrett, católica y de 48 años, es la antítesis de Ginsburg, considerada como un icono feminista, al menos en lo que se refiere al derecho al aborto, que defiende recortar en la mayoría de supuestos.

Está previsto que Trump presente a su nominada al Supremo mañana sábado, después de que el fin de semana pasado adelantó que sería una mujer.

La favorita en la lista es Barrett; seguida de la cubana estadounidense Bárbara Lagoa, de 52 años, y de Allison Jones Rushing, de solo 38; además de una abogada de la Casa Blanca, Kate Todd, según fuentes cercanas al proceso de selección citadas por The New York Times.

Todas ellas se ajustan supuestamente a los criterios que Trump ha asegurado buscar en una jueza, con el objetivo de ganarse el favor y los votos de la derecha cristiana: la oposición al aborto y la defensa férrea del derecho a portar armas.

De resultar confirmada por el Senado, donde el líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, ya anunció que someterá a voto a la candidata elegida por el mandatario, sería la tercera persona nominada por Trump en llegar al Supremo, tras los jueces Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh.

Con su posible ascensión a esa corte, la persona nominada por Trump consolidaría la mayoría de derechas en el tribunal con seis jueces conservadores y tres progresistas.

Trump anunciará la próxima semana su nominado al Supremo, posiblemente será una mujer

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió este sábado a los republicanos confirmar “sin demora” al sustituto de la juez de la Corte Suprema, Ruth Bader Ginsburg, quien murió la noche previa a la edad de 87 años.

“Nos pusieron en esta posición de poder e importancia para tomar decisiones por el pueblo que tan orgullosamente nos eligió, la más importante de las cuales ha sido por mucho tiempo la selección de los jueces de la Corte Suprema de Estados Unidos. Tenemos esta obligación ¡sin demora!”, escribió el presidente en un tuit.

Ginsburg murió de complicaciones de un cáncer de páncreas metastásico, informó la Corte Suprema en un comunicado de prensa, y añadió que un funeral privado se realizará en el Cementerio Nacional de Arlington, sin revelar la fecha específica de la ceremonia.

Segunda juez mujer de la Corte Suprema en la historia de Estados Unidos y defensora de la protección igualitaria de la ley para las mujeres, Ginsburg fue nominada al puesto en 1993 por el entonces presidente Bill Clinton y con los años se convirtió en la juez liberal de mayor edad en la Corte Suprema de la nación.

La muerte de Ginsburg estableció una fuerte lucha partidista en Capitol Hill respecto a si confirmar a un nominado a menos de 50 días de la elección presidencial.

Conozca al juez conservador detrás del triunfo de DACA en el Tribunal Supremo

El juez de línea conservadora John Roberts fue quien inclinó la balanza de la justicia a favor de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) cuando este jueves votó del lado de los jueces liberales de la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos para rechazar la medida del presidente de Donald Trump de eliminar ese programa que protege de la deportación a unos 700,000 inmigrantes que de niños ingresaron al país como indocumentados.

La decisión a favor de DACA es el segundo golpe que en una semana la Suprema Corte ha propinado a las políticas discriminatorias del presidente Trump. El anterior ocurrió el 15  de junio cuando se votó a favor de ampliar la ley de derechos civiles a la comunidad LGBT al prohibir la discriminación en el trabajo por orientación sexual.

Y el voto clave en ambos casos ha sido del juez Roberts que se sumó a la facción liberal de los magistrados Ruth Bader Ginsburg, Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan.

La gran mayoría de los estadounidenses apoya el programa DACA que Trump quiere eliminar

Roberts también ha sido factor para mantener la reforma de salud del presidente Barack Obama y estaría a favor de no ampliar la Segunda Enmienda que otorga el derecho de portar armas.

En su opinión sobre el fallo en contra de eliminar DACA, el presidente de la Suprema Corte señaló que las acciones de la administración Trump habían sido “arbitrarias y caprichosas”, sin embargo no consideró que se trataba de una violación de las protecciones constitucionales, lo que habría protegido de forma permanente el beneficio migratorio para los llamados “dreamers”.

El juez Roberts, cuya jurisprudencia o doctrina judicial es considerada de corte conservadora, fue nominado en el 2003 para la Suprema Corte por el expresidente George W. Bush, y ha sido un voto de balance en la máximo tribunal del país.

Estos son los jueces que apoyaron a los dreamers y no anularon el DACA

En una decisión, con 5 votos a favor y 4 en contra, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos declaró ilegal la decisión del presidente de EEUU, Donald Trump, de poner fin al programa que desde hace ocho años ha beneficiado a muchos indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños.

El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts Jr. dio a conocer el fallo, que es considerado  como un duro golpe para una de las promesas de la campaña del presidente Donald Trump.

El juez conservador John Roberts, nominado por el presidente George W. Bush en la decada de los 90´ se alineó con los cuatro jueces progresistas de la corte: la puertorriqueña Sonia Sotomayor, Ruth Bader Ginsburg , Elena Kagan y Stephen Breyer , para favorecer a los más de 700 mil dreamers.