VACUNA CONTRA COVID

Suministro de la vacuna es un dolor de cabeza para funcionarios del nuevo gobierno de EEUU

Funcionarios del gobierno de Joe Biden señalaron este domingo el suministro de la vacuna como uno de los retos que deberán superar cuanto antes para alcanzar la meta de 100 millones de dosis administradas en los primeros 100 días de Gobierno del líder demócrata.

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Ron Klain, llamó la atención sobre la ausencia de un plan de distribución de dosis por parte de la pasada Administración de Donald Trump.

“El proceso para distribuir la vacuna, particularmente fuera de los asilos de ancianos y hospitales, en la comunidad en su conjunto, no existía realmente cuando llegamos a la Casa Blanca“, advirtió el funcionario en una entrevista con el programa “Meet the Press”, de la cadena NBC News.

Klain indicó que la forma en que la gente se vacuna es “caótica y muy limitada” y reconoció que llevar las dosis a los estadounidenses “es el proceso difícil”.

“Ahí es donde estamos atrasados como país. Ahí es donde nos centramos en la Administración de Biden para incrementar eso”, agregó Klain.

Pese a admitir que “hay muchos cuellos de botella, como en todos los procesos complejos”, puntualizó que “la diferencia fundamental” entre el enfoque del Gobierno de Biden y el de Trump es que serán los “dueños” del problema y trabajarán en colaboración con los estados.

“Vamos a hacer el trabajo nosotros mismos. Vamos a establecer estos centros federales de vacunación para asegurarnos de que en los estados que no tienen suficientes lugares de vacunación, nosotros llenemos esos vacíos”, añadió.

También la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), Rochelle Walensky, señaló el suministro de la vacuna como “la restricción más limitante desde el principio”.

“No tenemos tanta dosis como quisiéramos ahora para estados como Nueva York u otros estados que afirman haberse quedado sin vacunas”, afirmó en declaraciones al programa “Fox News Sunday”, de Fox News, y consideró esta situación como un “punto de presión” en este momento.

Walensky confió en que para fines de marzo la producción haya “aumentado dramáticamente” y dispongan de más suministro del que tienen ahora.

Sobre la meta de 100 millones de personas vacunadas en los primeros 100 días del Gobierno de Biden, el cirujano general de EE.UU. (máximo responsable de la salud pública en el Gobierno), Vivek Murthy, apuntó que es “un piso, no un techo”.

“También es un objetivo -explicó en el espacio “ThisWeek”, de la cadena ABC News- que refleja las realidades a las que nos enfrentamos, lo que podría ir bien, pero también lo que podría salir mal”.

En ese sentido, apuntó que “vacunar a tanto estadounidenses como sea posible” requerirá “de mucho trabajo”.

“Trabajar disipando la desinformación, trabajar en el suministro, aumentando los canales de distribución”, remató Murthy, para quien se deben establecer “canales de distribución”, como unidades móviles o centros de vacunación que lleguen hasta los ciudadanos a los que es más difícil acceder o que no cuentan con atención médica.

México anuncia campaña de vacunación masiva contra el virus chino

Con un techo de 15 millones de adultos mayores a proteger, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador anunció que el martes iniciará una campaña de vacunación masiva contra el Covid-19 con 400 mil dosis que requieren una aplicación doble.

Vamos a iniciar el martes próximo una campaña de vacunación masiva, porque el martes próximo llegan más de 400 mil dosis de Pfizer, y ya se tiene el contrato con otras farmacéuticas, con otras vacunas”, dijo al inaugurar un cuartel de la Guardia Nacional en Michoacán.

El Presidente precisó que se van desplegar 10 mil brigadas de vacunación para inmunizar a 15 millones de adultos mayores de 60 años.

Si logramos esto, y lo vamos a lograr, se va a reducir el fallecimiento por COVID en el País en un 80 por ciento. Eso es lo que nos han dicho los especialistas“, sostuvo.

Sin embargo, López Obrador dijo que a la fecha en México, donde se han registrado más de 132 mil muertos por Covid-19, se han aplicado sólo 60 mil dosis de la vacuna de Pfizer, que requiere de dos dosis, entre los 750 mil trabajadores de la Salud que se eligieron para ser inmunizados primero.

Aun así, el Presidente confió en que para finales de marzo se habrán inmunizado no solo al personal médico sino a todos los adultos mayores.

A finales de marzo vamos a tener vacunados a todos los adultos mayores del País“, sostuvo.

López Obrador reconoció las afectaciones de la pandemia, aunque sostuvo que a pesar de ella está creciendo la economía y se están recuperando los empleos, pero dijo que la vacuna ha dado esperanzas.

Esto fue un avance, algo extraordinario. Así como se está enfrentando una pandemia maligna, terrible, así también hay una muy buena respuesta del mundo de la ciencia“, indicó.

Fauci dice que se requeriría vacunar a casi 90% de población EEUU para lograr inmunidad de rebaño

 La inmunidad colectiva contra el nuevo coronavirus podría requerir tasas de vacunación cercanas al 90%, dijo el Dr. Anthony Fauci, el experto en enfermedades infecciosas más destacado de Estados Unidos en una entrevista publicada el jueves.

Más de 1 millón de estadounidenses han recibido una primera dosis de una vacuna desde el 14 de diciembre, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, alrededor del 0,3% de la población.

Fauci, quien está asesorando al mandatario Donald Trump y al presidente electo Joe Biden sobre la pandemia, reconoció que había aumentado gradualmente sus estimaciones desde principios de año, cuando solía decir que solo del 60% al 70% necesitarían vacunas para alcanzar una inmunidad de rebaño.

“Necesitamos tener algo de humildad aquí”, dijo Fauci al New York Times. “Realmente no sabemos cuál es el número real. Creo que el rango real está entre el 70 y el 90%. Pero no voy a decir el 90%”.

Sus comentarios se dan en momentos en que el país marca nuevos y sombríos hitos diarios mientras lidia con el brote más letal del mundo: el miércoles informó más de 3.000 decesos por segundo día consecutivo. El número de muertos llegó a 326.333 a la medianoche del miércoles, según datos de Reuters.

Ese mismo día se registró el mayor número de estadounidenses que volaron desde que surgió la pandemia en marzo, con 1.191.123 pasajeros pasando por los puntos de control del aeropuerto, de acuerdo a cifras oficiales.

Los datos sugirieron que muchos ignoran los consejos de los expertos en salud pública de evitar viajar para celebrar el día de Navidad el viernes. Fauci y otros especialistas dicen que el distanciamiento social será necesario hasta el 2021 mientras las vacunas se vayan implementando lentamente.

Los trabajadores de la salud, los residentes de hogares de ancianos, los funcionarios electos y los bomberos se encuentran entre los primeros que reciben las vacunas.

A la mayoría de los estadounidenses se les ha dicho que podrían pasar seis meses o más antes de que sean elegibles para la inoculación.

Fauci recibe la vacuna de Moderna y dice tener “extrema confianza” en ella

Mientras millones de dosis de la vacuna de Moderna se distribuyen por Estados Unidos, el doctor Anthony Fauci, principal epidemiólogo del país, recibió esta mañana la primera inyección de dicha vacuna contra el coronavirus.

En un acto en el Centro Clínico de los Institutos Nacionales de Salud en Bethesda, Maryland, frente a trabajadores de la salud que están en la primera línea de batalla contra el COVID-19, el doctor Fauci levantó las mangas de su camisa y recibió la inyección sin hacer ningún gesto. Luego levantó sus pulgares para señalar que todo había salido bien.

“Siento extrema confianza en la seguridad y eficacia de esta vacuna y quiero alentar a todos quienes tengan la oportunidad de vacunarse, para que tengamos un velo de protección en este país y así acabar con esta pandemia”, dijo momentos antes de recibir la vacuna.

Fauci aseguró sentirse honrado de ser parte del proceso que llevó, en menos de un año, a la identificación del virus SARS-Cov-2 y a la elaboración de una vacuna.

“Esto, lo que estamos viendo ahora, es la culminación de años de investigación que han conducido a un fenómeno que realmente no tiene precedentes, y que va desde la comprensión de que estamos tratando con un nuevo patógeno, un virus que fue descrito en enero de este año, a menos de un año después, tener vacunas que están yendo a los brazos de tanta gente, incluyendo el mío”, dijo.

El secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, quien también recibió la vacuna, dijo que “no es nada menos que un milagro” el tener una vacuna segura que ayudará a salvar millones de vidas y que permitirá “ver la luz al final de este túnel”.

“Quiero que el pueblo estadounidense sepa que tengo total y absoluta confianza en la integridad e independencia de los procesos realizados por la FDA para aprobar estas vacunas. Tengo completa confianza en la seguridad y eficacia de estas vacunas”, dijo Azar.

Mike Pence se vacuna contra la Covid-19 en un acto público

El aún vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, ya se ha vacunado contra la Covid-19. Pence ha recibido la vacuna de Pfizer/Biontech en un acto público donde se han vacunado también otros cargos de la Casa Blanca.

Estados Unidos ya había anunciado que iba a hacer una campaña pública para fomentar la vacunación en la que se inocularían expresidentes del país, como George W. Bush o Barack Obama.

En este sentido, Mike Pence es el primer miembro de la Administración en recibir la vacuna contra el coronavirus, en un acto público, para demostrar que la vacuna es segura y eficaz, y animar a los ciudadanos a que sigan su ejemplo.

Joe Biden y Kamala Harris, próximos presidente y vicepresidenta de Estados Unidos, también se vacunarán de forma pública en las próximas semanas. 

Biden anunció el martes que Anthony Fauci, el principal experto del país en enfermedades infecciosas, le recomendó que se aplique la vacuna “lo más pronto posible”.

El aún vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, ya se ha vacunado contra la Covid-19. Pence ha recibido la vacuna de Pfizer/Biontech en un acto público donde se han vacunado también otros cargos de la Casa Blanca.

Estados Unidos ya había anunciado que iba a hacer una campaña pública para fomentar la vacunación en la que se inocularían expresidentes del país, como George W. Bush o Barack Obama.

En este sentido, Mike Pence es el primer miembro de la Administración en recibir la vacuna contra el coronavirus, en un acto público, para demostrar que la vacuna es segura y eficaz, y animar a los ciudadanos a que sigan su ejemplo.https://platform.twitter.com/embed/index.html?dnt=false&embedId=twitter-widget-0&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1339923199761543168&lang=es&origin=https%3A%2F%2Fwww.elespanol.com%2Fmundo%2Famerica%2Feeuu%2F20201218%2Fmike-pence-vacuna-covid-19-acto-publico%2F544446256_0.html&siteScreenName=elespanolcom&theme=light&widgetsVersion=ed20a2b%3A1601588405575&width=550px

Joe Biden y Kamala Harris, próximos presidente y vicepresidenta de Estados Unidos, también se vacunarán de forma pública en las próximas semanas. 

Biden anunció el martes que Anthony Fauci, el principal experto del país en enfermedades infecciosas, le recomendó que se aplique la vacuna “lo más pronto posible”.https://www.dailymotion.com/embed/video/x7y607r?ui-logo=false&endscreen-enable=false

Mike Pence se vacuna contra la Covid-19 en un acto público

El presidente electo ha señalado que los trabajadores de salud y a las personas más vulnerables seguirán siendo la principal prioridad, pero ha subrayado que es importante que él se inocule públicamente para generar confianza entre los estadounidenses para que se vacunen.

“No quiero saltarme la cola, pero sí quiero asegurarme que le demostramos al pueblo estadounidense que es seguro ponérsela”, afirmó.

¿Por qué después de ponerte la vacuna contra el Coronavirus deberás seguir usando mascarilla?

Una de las vacunas que ya ha demostrado eficacia contra el covid-19, la de Pfizer/BioNTech, se distribuye en Reino Unido desde el lunes pasado. Se espera que se aplique desde diciembre en México, y en los meses posteriores en otros países de América Latina.

¿Qué sería lo primero que harías después de recibir la vacuna?

Si crees que podrías abandonar la mascarilla de inmediato, viajar, y ver a todos los que no viste en casi un año de pandemia, médicos e infectólogos advierten que de hecho, la vida no volverá a la normalidad tan pronto.

“Después de ponerte la vacuna, es necesario regresar a casa, mantener el aislamiento social, esperar la segunda dosis y luego esperar al menos 15 días para que la vacuna alcance el nivel de efectividad esperado”, explica la bióloga Natalia Pasternak, presidenta del Instituto Questão de Ciência, de Brasil.

“Incluso después, es necesario esperar a que una buena parte de la población ya esté inmunizada para que la vida vuelva a la normalidad”, añade.

Hay tres razones para mantener las precauciones.

Tiempo para que el cuerpo reaccione

El mecanismo general de funcionamiento de una vacuna es siempre el mismo: introduce una partícula en el cuerpo llamada antígeno.

Este antígeno puede ser un virus desactivado (muerto), un virus debilitado (que no puede enfermar a nadie), una parte del virus, alguna proteína que se parezca al virus o incluso un ácido nucleico (como la vacuna de ARN).

El antígeno provoca una respuesta inmune, es decir, prepara al organismo para enfrentar un intento de contaminación, para ser capaz de reconocer un virus y producir anticuerpos para combatirlo, explica el médico de enfermedades infecciosas Jorge Kalil, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo (FMUSP).

La próxima vez que entre en contacto con ese virus, el cuerpo recordará cómo combatirlo y podrá enfrentar la amenaza de manera rápida y eficiente.

Esta respuesta se denomina respuesta inmune adaptativa y es específica para cada virus. “Es una respuesta que tarda al menos dos semanas”, explica Natália Pasternak.

La primera respuesta inmune del cuerpo después de la vacunación es la producción de anticuerpos, que se adhieren al virus y evitan que ingrese a las células del cuerpo y las use para producir más virus, explica Pasternak.

Es decir, en una persona inmunizada, desde el momento en que el patógeno ingresa al organismo, se liberan anticuerpos que evitan la contaminación de las células.

Pero existe un segundo tipo de respuesta inmune, llamada respuesta celular. “Son células, llamadas células T, que no se unen al virus, pero reconocen cuándo una célula está contaminada con el virus y la destruyen”, explica Pasternak.

Es decir, si un virus logra escapar de los anticuerpos y contaminar cualquier célula del cuerpo, las células T funcionan como “cazadoras” y destruyen las “células zombi”, evitando que se produzcan más virus.

La respuesta celular tarda un poco más que la respuesta de los anticuerpos, otra razón por la que la inmunización solo se completa unas semanas después de recibir la vacuna, explica Jorge Kalil.

Es decir, después de recibir una vacuna, solo estás realmente protegido al cabo de unas pocas semanas, explican los científicos. Es como si el cuerpo necesitara tiempo para “procesar” la información y reaccionar de manera apropiada.

Dos dosis contra el coronavirus

En el caso específico del coronavirus, otra cuestión obliga a mantener las medidas de protección durante algún tiempo después de la vacunación: la mayoría de las vacunas que se están desarrollando contra la enfermedad requieren dos dosis para lograr la eficacia esperada.

Se necesitarán dos dosis para las cuatro vacunas que ya han demostrado su eficacia: las de Pfizer, Moderna, Oxford/AstraZeneca y la Sputnik V. Esto también es válido para la Coronavac, que está siendo desarrollada por el Instituto Butantan en colaboración con la farmacéutica Sinovac.

“Probablemente la indicación será recibir la primera dosis, esperar un mes, tomar la segunda dosis y mantener todos los cuidados pandémicos, como el aislamiento social y el uso de mascarillas, durante al menos 15 días. Solo así estarás protegido, según la efectividad de cada vacuna”, explica Jorge Kalil.

La primera dosis, explica Natália Pasternak, es lo que los científicos llaman el refuerzo principal. “Es como si (…) le diera un ‘impulso inicial’ al sistema inmunológico. La segunda dosis genera una mejor respuesta inmunológica”, explica.

Combinando el tiempo necesario entre una dosis y otra y el tiempo que el cuerpo necesita para producir una respuesta inmunitaria, se necesitará al menos un mes y medio para que alguien que haya sido vacunado sea considerado inmunizado.

Pero, incluso después de eso, tomará tiempo para que la vida vuelva a la normalidad, y hasta que la mayoría de la población esté vacunada, la recomendación es que incluso las personas inmunizadas mantengan las medidas de prevención.

¿Es cierto que la vacuna puede no prevenir la contaminación por coronavirus?

No, explican los científicos, porque si hay una buena cobertura de vacunación, una vacuna puede reducir en gran medida la circulación del virus a través de la llamada inmunidad colectiva.

Es cierto que individualmente ninguna vacuna es 100% efectiva, y esto también es cierto para el covid-19. La vacuna de Pfizer, por ejemplo, tiene un 95% de efectividad, según los resultados de la tercera fase de prueba.

Esto significa que existe un 5% de probabilidad de que esa vacuna específica no produzca una respuesta inmune en el cuerpo de la persona vacunada.

Tres cosas que no debes hacer aunque tengas las vacuna contra el virus chino

Las primeras vacunas Covid-19 son administradas alrededor de Estados Unidos y Puerto Rico desde el lunes, después de que la vacuna Pfizer y BioNTech recibió luz verde de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. (FDA) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Pero la pandemia aún no ha terminado.

Citando  a CNN, aquí hay tres cosas que no debe hacer hasta que las cosas estén bajo control:

1. No te apresures a ir al médico para recibir una vacuna

Lo primero es lo primero: pasarán meses antes de que la mayoría de las personas puedan recibir la vacuna, así que tenga paciencia y no se apresure a ir al consultorio de su médico o farmacia con la esperanza de obtener una de inmediato.

Depende de los estados asignar su parte de las vacunas, pero los CDC han recomendado que los trabajadores de atención médica de primera línea y los residentes de centros de atención a largo plazo reciban la vacuna primero. Otros grupos de alta prioridad incluyen a los trabajadores esenciales, el personal de emergencia y aquellos con condiciones de salud subyacentes que los ponen en mayor riesgo de complicaciones o muerte.

La primera carga de vacunas de Covid-19 ya fue enviada a todo EE.UU.

Durante los próximos meses, la atención se centrará en vacunar a estas personas, dijo a CNN la semana pasada el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas. Y probablemente será la primavera cuando la vacuna esté más disponible.

Señalando a las otras vacunas candidatas en ensayos clínicos y bajo revisión de la FDA, el secretario de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., Alex Azar, le dijo a Axios la semana pasada que habrá suficientes vacunas para cualquier estadounidense que quiera una para fines del segundo trimestre de 2021.

2. No dejes de usar máscaras

Las máscaras seguirán siendo herramientas cruciales en la lucha contra Covid-19, incluso cuando los disparos lleguen a las armas.

El Dr. Sandro Cinti, especialista en enfermedades infecciosas y profesor de medicina de la Universidad de Michigan, explicó que no está claro si las personas vacunadas contra el virus aún pueden infectar a otra persona.

Los ensayos solo rastrearon Covid-19 en personas que mostraban síntomas. Pero según los CDC, alrededor del 40% de los casos se dan en personas que no muestran síntomas.

Es posible que las personas vacunadas aún puedan contraer el virus.

Si bien es posible que no los enferme, aún pueden contagiarlo a otra persona al toser o estornudar.

3. No dejes de distanciarte socialmente

A lo largo de la pandemia, el distanciamiento social ha ido de la mano de las máscaras, y eso no cambia ahora.

Ambos seguirán siendo necesarios, incluso después de recibir la vacuna, dijeron los CDC el sábado.

Ninguna vacuna es 100% efectiva y la protección no es inmediata, dijo la Dra. Sarah Mbaeyi de los CDC en una reunión el sábado con el comité asesor de vacunas de la agencia.

Vacunas anti Covid-19 llegarán esta semana a Puerto Rico

La gobernadora Wanda Vázquez indicó hoy que, tras la autorización de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) para el uso por emergencia de la vacuna contra el coronavirus de las compañías Pfizer y BioNTech, se espera que las primeras dosis lleguen a la Isla “durante los primeros días de esta semana” para dar comienzo a las fases de vacunación.

De igual manera, el gobierno expresó que están a la espera de la autorización de su plan logístico de distribución y vacunación por parte del Comité Asesor en Prácticas de Inmunización de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

“Ellos están reunidos en la mañana de hoy, y emitirán en las próximas horas el documento oficial de recomendaciones del CDC. Una vez eso ocurra, tendríamos vacunas en Puerro Rico, que van a ser distribuidas para ser administradas”, detalló la subsecretaria del Departamento de Salud, Dra. Iris Cardona.

Según ha trascendido durante las pasadas semanas, en Puerto Rico, será a través de tres fases: 1A, 1B Y 1C. En la primera etapa, se vacunarán personas que residen en hogares de envejecientes y égidas, al igual que el personal de los hospitales.

La segunda etapa será para el personal de primera respuesta y la tercera para mayores de 65 años que no residen en égidas ni en hogares de envejecientes.

Por otra parte, la gobernadora indicó que se encuentra en la fase 1B para ser vacunada y que lo hará públicamente para llevar confianza a la ciudadanía.

“Con el favor de Dios, cuando me toque el turno, me la pondré”, dijo la primera ejecutiva.

La vacuna no tendrá costo para la población. 

Llegan las neveras de almacenamiento

El Ayudante General de la Guardia Nacional (GN), General de División José J. Reyes indicó que las cinco neveras compradas para almacenar las vacunas ya se encuentran en la Isla, a la espera de su llegada.

Reyes comentó que las neveras ya están listas para recibir la primera entrega de 35,225 dosis.

“En las próximas tres semanas estaremos recibiendo 205,000 dosis”, añadió el general.

De igual manera, Reyes dijo que la GN ya se registró con el CDC como acarreo, proveedor (en la fase 1B) y como centros de distribución.

“Para esta fase (1B) se le presentó a la Dr. Cardona es un plan de 11 centros de vacunación regional. Ya hemos entrado en acuerdos con los alcaldes”, agregó.

Los primeros cuatro centros estarán ubicados en San Juan, Caguas, Arecibo y Ponce. 

Se espera que las primeras fases de vacunación se completen para el 30 de junio de 2021.

Trump: vacuna contra el COVID-19 estará lista antes de las elecciones de noviembre

El presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, dijo ayer jueves que la vacuna de la COVID-19 podría estar lista antes de las elecciones presidenciales de noviembremucho antes de lo que los expertos estiman.

En una entrevista con la emisora de radio WTAM, Trump ha señalado que la vacuna podría estar lista “antes de que finalice el año” y ha subrayado que el país cuenta con “grandes compañías”, “las mejores del mundo”. “Vamos a tener vacunas muy pronto”, ha afirmado.

El principal responsable científico en la lucha contra el coronavirus, Anthony Fauci, ha manifestado en varias ocasiones que la vacuna no estará disponible hasta bien entrado el año 2021.

Las palabras de Trump se producen en medio de las críticas por la mala gestión de la Administración de la pandemia de coronavirus. Estados Unidos sigue siendo el país con más contagios de coronavirus, con 4,8 millones de infectados y más de 158,00 fallecidos.

Sin embargo, el presidente no ha admitido ningún fallo a la hora de gestionar la crisis sanitaria desencadenada por el virus y ha destacado que los “gobernadores son los que gobiernan los estados”. “Creo que hemos hecho un trabajo increíble”, ha defendido.

En este sentido, ha rechazado que las elecciones de noviembre supongan un referéndum sobre la gestión de su gobierno frente al coronavirus. “No creo que lo sea. He hecho lo que nadie ha hecho en los primeros tres años y medio de mi Presidencia”, ha recalcado.

Fauci, por su parte, ha alertado esta semana de que un aumento de los casos en ciudades como Washington, Boston y Chicago puede “acarrear muchos problemas de cara al futuro”.

Sepa quiénes recibirán primero la vacuna contra el Coronavirus en Estados Unidos

El Gobierno federal trabaja en una guía sobre quiénes serían los primeros en recibir la vacuna contra el coronavirus.

Los expertos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) sugieren que serían los 12 millones de los trabajadores de salud, seguridad nacional y otros trabajadores esenciales los primeros en recibir la protección inmunológica.

Otros 110 millones de personas estaría formado por mayores de 65 años que viven en casas de retiro y personas con enfermedades crónicas, así como aquellos que sean considerados trabajadores esenciales, como empleados en suministro de alimentos.

El resto de la población, más de 200 millones, deberá esperar a las indicaciones de autoridades una vez que comience la aplicación de las vacunas.

“No a todos les va a gustar la respuesta”, dijo recientemente el Dr. Francis Collins, director de los Institutos Nacionales de Salud cuando se cuestionó sobre el tema. “Habrá muchas personas que sientan que deberían haber estado al inicio de la lista”.

Collins consideró que en la lista inicial también se considerarán la geografía y dónde esté el brote de la pandemia más fuerte, que actualmente suma más de 4.8 millones de contagios en Estados Unidos.

Actualmente California es considerado el epicentro con 515,686 casos; seguido por Florida con 454,346 casos y Texas con 545,364. Nueva York se coloca en quinta posición con 445,619, pero su tasa de contagios se estacionó por arriba de los 600 diarios, mientras los muertos no rebasan los 10 diarios, a diferencia de las otras entidades mencionadas.

Moderna Inc. y Pfizer Inc. comenzaron hacer pruebas la semana pasada con 30,000 voluntarios cada una, pero en los próximos meses habrá otras farmacéuticas, como AstraZeneca, Johnson & Johnson y Novavax que convocarán a más personas.

El Dr. Anthony Fauci ha indicado que EE.UU. contará con dosis suficientes de vacunas hasta principios de 2021, dependiendo de los resultados de las actuales pruebas en grupos amplios.

Un reporte del Centro para el Progreso Americano (CAP), realizado por Topher Spiro, vicepresidente de Política de Salud, destacó que los dos retos del Gobierno federal son encontrar la vacuna y garantizar su distribución en masa.

“La rápida fabricación y distribución de una vacuna contra el COVID-19 se ubicará como una de las iniciativas gubernamentales más desafiantes jamás emprendidas”, indican las conclusiones, donde se destaca que las vidas de los estadounidenses dependerán de una planificación, gestión y financiación agresivas de la Administración federal.

Fauci dice que una vacuna contra el COVID-19 debería estar disponible en 2021

Una vez que se declare que una vacuna contra el COVID-19 es segura y eficaz, los estadounidenses deberían tener acceso a ella en un período razonable en 2021, dijo el doctor Anthony Fauci a un panel legislativo el viernes.

En sus declaraciones ante una subcomisión de la Cámara de Representantes que evalúa la respuesta de la nación a la pandemia, Fauci expresó un “cauto” optimismo de que la vacuna será accesible el año entrante.

“Creo en última instancia que los estadounidenses podrán obtenerla durante algún momento de 2021”, dijo el director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas.

Habrá una lista de prioridad para los primeros vacunados. “No creo que todos podrán tenerla inmediatamente (pero) en un período razonable los planes permiten que todo estadounidense que necesite la vacuna pueda obtenerla”, añadió.

Por orden de la Casa Blanca, las autoridades federales de salud están llevando a cabo un plan llamado Operación Velocidad de la Luz (Warp Speed) para fabricar 300 millones de dosis de una vacuna.

Fauci dijo que 250.000 personas han expresado interés en participar de los estudios con vacunas experimentales contra el coronavirus. Se han registrado en un sitio web del gobierno para participar de las pruebas, que son cruciales para demostrar la seguridad y la eficacia de la vacuna. No todos los voluntarios están en condiciones de participar.

Junto con Fauci declararon el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés), doctor Robert Redfield y el jefe de pruebas diagnósticas del Departamento de Salud, almirante Brett Giroir.

En momentos en que los primeros avances aparentemente se han perdido y pende una nube de incertidumbre sobre el rumbo futuro de la nación, Fauci exhortó a los legisladores —y a todos los estadounidenses— a que regresen a las medidas básicas de salud como el distanciamiento social y el uso de mascarillas.

El panel, La Subcomisión de la Cámara sobre la Crisis del Coronavirus, está dividida en cuanto a la reapertura de escuelas y negocios. Su presidente, el demócrata James Clyburn, dijo que la Casa Blanca debe elaborar un plan exhaustivo para contener el virus. El republicano de mayor jerarquía, Steve Scalise, dijo que el gobierno ya tiene planes para vacunas, testeo, residencias de ancianos y otros aspectos de la pandemia.

Un rebrote de casos en el sur y el oeste ha dado por tierra con las esperanzas de un retorno rápido a la vida normal. Se reportan problemas de acceso al testeo y demoras en los resultados. Adicionalmente, la carrera por la vacuna registra algunos avances, pero ninguno definitivo.

El mensaje de Fauci a la gente ha sido que los estadounidenses no pueden darse el lujo de adoptar una actitud despreocupada hacia el COVID-19 y que deben aplicar las medidas de distanciamiento, usar mascarillas, evitar las aglomeraciones y los espacios interiores, como los bares. Redfield y Giroir insisten en lo mismo, aunque son personalidades mucho menos destacadas.

La insistencia de Fauci ha provocado las iras de algunos seguidores del presidente Donald Trump y reclamos de que sea despedido, pero este veterano de las luchas contra el sida y el ébola persiste en su mensaje a la vez que evita los enfrentamientos con la Casa Blanca.

Mike Pence: “Hoy es un día histórico, hemos llegado a la Fase 3 de la vacuna”

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dijo que este lunes era “un día histórico” ya que la compañía de biotecnología Moderna ha logrado entrar en la Fase 3 para desarrollar la vacuna contra el coronavirus.

“Hoy es un día histórico porque vamos a empezar la Fase 3. Hoy es un día de esperanza y de promesa para lograr una vacuna para los estadounidenses”, manifestó el vicepresidente durante una conferencia de prensa.

Estados Unidos está jugando un papel fundamental en la investigación de la vacuna contra la COVID-19. De hecho, la Autoridad de Investigación y Desarrollo Avanzado Biomédico (BARDA por sus siglas en inglés) del gobierno federal anunció una partida adicional de 472 millones de dólares a los 483 millones que ya entregó en abril.

Pence aseguró que la administración está trabajando para que las dosis sean “accesibles y seguras” para todos los estadounidenses, “al igual que han sido las pruebas”.

“Estamos seguros que la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) va a poner los mejores estándares para mantener la seguridad. Queremos una vacuna disponible para la gente estadounidense, de una forma efectiva y rápida”, agregó.

La crisis del coronavirus ha hecho que laboratorios alrededor del mundo trabajen sin cesar para encontrar la fórmula química que permita acabar con la pandemia que ha afectado a más de 16 millones de personas en todo el planeta, de las cuales más de 4 millones de infecciones se han dado en Estados Unidos.

Con todo, la administración del presidente Donald Trump ya ha entregado cerca de 1,000 millones de dólares para la investigación y los ensayos de la vacuna desarrollada por Moderna.

El mandatario estadounidense, según palabras de Pence, quiere que para el invierno “se puedan distribuir 300 millones de dosis de la vacuna”, pero siempre que sea de forma “segura”.

Pence no ha revelado cuál va a ser el plan de distribución de vacunas en el momento que se pueda hacer, aunque ha señalado que eso se va a trabajar conjuntamente con los estados “que son los que conocen mejor a los ciudadanos”

La compañía biomédica se ha convertido en el primer laboratorio en el país en llegar a la Fase 3 de desarrollo. Según fuentes oficiales, 30,000 personas se someterán a los ensayos clínicos para verificar la efectividad de este compuesto. La Universidad de Miami se encargará de seleccionar a 1,000 voluntarios del sur de la Florida para que se sometan a las pruebas científicas.

Los ensayos se están llevando a cabo junto al Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y la BARDA. Además de la vacuna que está desarrollando Moderna, hay 23 laboratorios que también están trabajando en la investigación para encontrar una solución contra el coronavirus.