“La primera detección fue en el estado de Washington (el) 8 de diciembre y fue entregada por un propietario cerca de Blaine, que está en la frontera con Canadá. Y es una detección bastante significativa porque el avispón gigante asiático ha estado en nuestra lista de vigilancia básicamente porque de su conocida actividad de matar colmenas de abejas enteras”.