Cruceros planifican reactivarse, unos al borde de la bancarrota y otros bajo investigación

0

Necesitan reactivarse. Pero el público tiene miedo y no está pensando en viajar en crucero. Para atraer pasajeros han bajado sus tarifas. Pero con enormes pérdidas y navegando a precios de descuento, el futuro no luce luminoso.

La industria de los barcos cruceros en Estados Unidos analiza cómo y cuándo reactivará sus operaciones, mientras algunas empresas afrontan enormes pérdidas, un público atemorizado y una investigación congresional sobre si una de las firmas sabía del riesgo de contagio en sus barcos y no hizo nada al respecto.

Norwegian Cruise Lines, una de las más grandes firmas del mundo de los cruceros, anunció el martes que tiene severas dudas sobre la viabilidad financiera de sus operaciones tras las enormes pérdidas y están considerando declararse en bancarrota para realizar un proceso de reorganización financiera.

Carnival Cruise Line anunció el martes que planea reactivar parte de su flota en el verano. Muy posiblemente, el retorno a la normalidad no será totalmente normal sino que incluirá ciertas medidas de prevención.

“Estamos comprometidos con apoyar todos los esfuerzos de salud pública para afrontar la situación del COVID19”, dijo Carnival Cruise Lines en un comunicado. “Estamos tomando un camino mesurado enfocando nuestro retorno al servicio en un número de puertos donde tenemos operaciones significativas que son de fácil acceso por carro para la mayoría de nuestros huéspedes”.

Los ocho barcos que se espera empiecen pronto a navegar son Carnival Dream, Carnival Freedom y Carnival Visa, de Galveston, Texas; Carnival Horizon, Carnival Magic y Carnival Sensation, de Miami; y Carnival Breeze y Carnival Elation, de Puerto Cañaveral.

La empresa está ofreciendo en su página web viajes hasta por 30 dólares diarios por una habitación sin vista al mar y por 58 dólares por una habitación con balcón al mar.

Cuando la demanda baja, bajan los precios. Y con un mercado con una demanda mucho más baja que la de años anteriores y operando a precios de descuento, Norwegian Cruise Line ha dejado claro que tiene “dudas sustanciales” sobre su viabilidad financiera para poder cumplir con sus obligaciones.

Las compañías de cruceros han sido duramente golpeadas por la pandemia, que logró colarse en varios cruceros, dejándolos varados en alta mar por no encontrar puerto que aceptara recibir a sus pasajeros o tripulantes enfermos.

Las líneas de cruceros han estado paralizadas desde mediados de marzo y actualmente están bajo órdenes de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de no reactivar operaciones sino hasta después del 24 de junio.

Y Carnival tiene otro serio problema. Un comité del Congreso está pidiendo meses de documentación a Carnival para investigar el manejo de dicha línea de la pandemia. Los congresistas desean saber si es cierto que Carnival tuvo conocimiento de la presencia del virus en sus embarcaciones, pero que supuestamente no hizo lo suficiente para proteger a sus tripulantes y pasajeros.

Choose your Reaction!