¿Cumplirán los talibanes sus promesas de moderación y tolerancia?

0

Los afganos, y el mundo, ahora miran nerviosamente para ver si los talibanes mantendrán su palabra y seguirán un camino más moderado que la última vez que ocuparon el poder entre 1996 y 2001. ¿O volverán a imponer su dura interpretación de la ley islámica, la llamada sharía, en un país que ha cambiado en las últimas dos décadas, obligando a las mujeres a cubrirse de la cabeza a los pies y evitando que se aventuren a salir a menos que estén acompañadas de un pariente masculino?

¿Prohibirán que las adolescentes asistan a la escuela? ¿Cerrarán los cines y censurarán la música y la televisión? ¿Habrá latigazos públicos y ejecuciones nuevamente para aquellos que ofenden la sharia de los talibanes?

Durante las conversaciones diplomáticas en Qatar este año y el pasado, los líderes talibanes aseguraron que las mujeres disfrutarían de los mismos derechos de acuerdo con lo que les otorga la religión musulmana, incluida la posibilidad de trabajar y recibir educación. También dieron la impresión de que se han vuelto más moderados y de que están dispuestos a ser más inclusivos y a proteger los derechos de las minorías.

Pero las miles de personas que se aglomeran en el aeropuerto Hamid Karzai de Kabul con la esperanza de obtener un lugar en los vuelos de evacuación, claramente no están convencidas de las garantías de los talibanes, y tampoco lo están muchos exiliados afganos, que siguen siendo escépticos y aseguran estar profundamente alarmados por lo que significará en la práctica un gobierno talibán, especialmente para las mujeres y las jóvenes. Temen que los talibanes considerarán la victoria después de 20 años de lucha como una reivindicación de su causa.

Entre ellos se encuentra Khaled Hosseini, autor del best seller internacional ‘Kite Runner’, que sigue siendo profundamente escéptico. El domingo, retuiteó algunas imágenes de los talibanes desfilando con presuntos ladrones con el rostro ennegrecido: “Algunos dicen que los talibanes han cambiado. Esto es Herat, ayer. Estas imágenes bien podrían haber sido tomadas en 1997 ”, escribió.

Hasta ahora, la imagen que está surgiendo es mixta. En Kabul, los combatientes talibanes recién llegados con fusiles kalashnikov son aparentemente amigables, dicen algunos lugareños nerviosos, y se contentan con desfilar por las calles de la ciudad en camiones golpeados. Se han estado tomando selfies y se han abstenido de disparar sus AK-47 al aire para celebrar su victoria.

Los talibanes han instado a los afganos a quedarse y no salir del país por miedo, diciendo en un comunicado: “la vida, la propiedad y la dignidad de nadie se verán dañadas y las vidas de los ciudadanos de Kabul no estarán en peligro”.

Un portavoz de los talibanes ha dicho que el grupo no tiene intención de participar en asesinatos por venganza y ha dicho que los funcionarios del gobierno afgano y el ejército afgano no tienen nada que temer, ya que serán perdonados. Se ha instado a los trabajadores del gobierno a que vayan a trabajar. “Se ha declarado una amnistía general para todos (…) por lo tanto, debe comenzar su vida rutinaria con total confianza”, dijeron los talibanes.

Tolo News, el canal de noticias líder del país, ha reanudado la transmisión, incluso con mujeres presentadoras de noticias.

Con información de La Voz de América

Choose your Reaction!