EE.UU. condena intentos de China por hackear investigaciones sobre COVID-19

0

Estados Unidos condenó el jueves los intentos de China por hackear organizaciones estadounidenses que investigan posibles vacunas contra el COVID-19. 

El secretario de Estado de EE.UU. , Mike Pompeo, pidió a China “detener su actividad maliciosa” y aseguró que “el comportamiento” del gobierno de Xi Jiping “en el ciberespacio “es una extensión de sus acciones contraproducentes durante la pandemia de COVID-19”. 

Las declaraciones de Pompeo hacen eco de un alerta de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) publicada el miércoles, pidiendo a las organizaciones que llevan a cabo investigaciones sobre el nuevo coronavirus de incrementar la seguridad online para evitar “el robo de material relacionado con la COVID-19”. 

“Los sectores farmacéuticos, de la salud y de investigación trabajando sobre la COVID-19 deben ser conscientes de que son el principal objetivo” de los hackers, escribió el FBI en un anuncio de servicio público. 

La agencia de inteligencia del gobierno de EEUU. adelantó también que ya está investigando posibles intromisiones cibernéticas a organizaciones estadounidenses por parte de actores “afiliados a China”. 

EE.UU. acusará a China de ataques cibernéticos relativos al coronavirusEstados Unidos por muchos años ha identificado a China, Rusia y Corea del Norte como las grandes fuentes de ataques cibernéticos, y acusado a Beijing de robar propiedad intelectual estadounidense para obtener una ventaja competitiva sobre Washington.

El gobierno chino negó el lunes estar involucrado en intentos de robar datos relaciones con el virus, cuando varios medios adelantaron el anuncio que hizo el FBI.  “Lideramos a nivel mundial en tratamiento e investigación de vacunas para el COVID-19”, dijo un portavoz del Ministerio de Relaciones exteriores. 

“Es inmoral señalar a China con rumores y calumnias en ausencia de cualquier tipo de evidencia’, afirmó Zhao Lijian. 

Las acusaciones del FBI llegan en medio de una campaña de críticas por parte del gobierno del presidente Donald Trump a la gestión de China frente al coronavirus, al que acusan de ocultar información sobre el brote inicial y de no haber colaborado con la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

El coronavirus ya ha dejado 4.4 millones de infectados a nivel mundial, un cuarto de ellos en EE.UU., según datos de la Universidad John Hopkins. 

Choose your Reaction!