El expolicía que mató a George Floyd no quiso declarar en el juicio en su contra

0

Derek Chauvin, el exagente de policía acusado del homicidio de George Floyd, informó al tribunal que le juzga en Minnesota de que no testificará, acogiéndose a la Quinta Enmienda de la Constitución para no incriminarse con sus palabras sobre lo sucedido.

“¿Es esta su decisión de no testificar?” preguntó el juez, Peter Cahill.

“Lo es, su señoría”, dijo Chauvin.

Chauvin, un hombre blanco de 45 años, es acusado de homicidio en segundo y tercer grado, y de homicidio involuntario en segundo grado por la muerte de Floyd, de 46 años.

La Fiscalía y la defensa han terminado sus argumentos. Se prevé que los alegatos finales comiencen el 19, tras lo cual el jurado se retirará para deliberar y cerrará el caso.

La cuestión de si Chauvin testificaría fue objeto de semanas de especulación. Su decisión le protege de un duro interrogatorio de la Fiscalía, que planteaba reproducir el video de los nueve minutos en los que asfixió al hombre negro con su rodilla presionando contra el cuello, obligándole a explicar, fotograma a fotograma, porque siguió asfixiándole pese a que ya estaba reducido y no planteaba peligro alguno.

Pero subir al estrado también hubiera dado al jurado la posibilidad de ver o escuchar cualquier muestra de arrepentimiento que pudiera sentir. Chauvin no se ha defendido públicamente desde hace casi un año,  el jurado sólo ha podido escuchar sus palabras en la cámara policial que grabó lo ocurrido.

“Tenemos que controlar a este tipo porque es un tipo considerable… y parece que probablemente esté en algo”, dijo entonces a un transeúnte.

La decisión de no testificar se produce un día después de que un patólogo forense, el doctor David Fowler, que testificó para la defensa, dijera que Floyd murió de una alteración repentina del ritmo cardíaco como consecuencia de su enfermedad cardíaca.

Fowler, exjefe médico forense de Maryland que ahora trabaja en una empresa de consultoría, dijo el miércoles que el fentanilo y la metanfetamina en el sistema de Floyd, y posiblemente el envenenamiento por monóxido de carbono del tubo de escape del automóvil, fueron factores que contribuyeron a la muerte del hombre.

Pero eso contradice a los expertos de la acusación que dijeron que Floyd murió por falta de oxígeno por la forma en que fue inmovilizado.

El doctor Jonathan Rich, cardiólogo, declaró la semana pasada que todo indica que Floyd tenía “un corazón excepcionalmente fuerte”.

Choose your Reaction!