Estados Unidos Aumentan protestas por injusticia racial en EE.UU.

0

Los manifestantes por la justicia racial salieron a las calles en varias ciudades de Estados Unidos el sábado, a menudo chocando con la policía.

En la ciudad occidental de Seattle, Washington, la policía declaró disturbios, desplegó granadas de humo y gases lacrimógenos para controlar la manifestación, mientras arrestaba a 45 personas. La policía dijo que más de 20 agentes resultaron heridos.

Alrededor de 2.000 personas marcharon en el barrio de Capitol Hill en la mayor protesta de Black Lives Matter en un mes. La declaración de disturbios se produjo después de que los manifestantes incendiaron un sitio de construcción de un centro de detención juvenil y arrojaron piedras, botellas y fuegos artificiales a los policías.

Los manifestantes levantaron barricadas y llevaron escudos y paraguas caseros para tratar de defenderse de la policía mientras usaban sopladores de hojas para dispersar los gases lacrimógenos. Todas fueron tácticas tomadas de las protestas en otra ciudad occidental, Portland, Oregón, donde los activistas se han enfrentado todas las noches con la policía durante casi dos meses.

Los enfrentamientos en Portland se han intensificado después de que la administración del presidente Donald Trump, envió agentes federales, a pesar de que los funcionarios de la ciudad dijeron que no los solicitaron ni querían el despliegue federal.

Federal officers launch tear gas at a group of demonstrators during a Black Lives Matter protest at the Mark O. Hatfield United…
Agentes federales lanzan gas lacrimógeno a un grupo de manifestantes durante una protesta de Black Lives Matter en el tribunal Mark O. Hatfield de Portland, Oregón, el domingo 26 de julio de 2020.

Las protestas se han producido desde la muerte del 25 de mayo de George Floyd, un hombre negro, mientras estaba bajo custodia policial en Minneapolis, Minnesota. Las protestas contra el abuso policial de las minorías estallaron inicialmente en ciudades de costa a costa, pero han vuelto a estallar en los últimos días en ciudades dispersas.

Trump ha prometido enviar agentes federales de aplicación de la ley a varias ciudades, aparentemente para frenar el crimen callejero que, según él, la policía local no ha podido detener.

El sábado por la noche, en Austin, Texas, un hombre murió cuando alguien disparó en una marcha de Black Lives Matter.

Informes de los medios dicen que el hombre pudo haberse acercado a un vehículo con un rifle antes de que le dispararan.

“Todo lo que sé es que alguien que muere mientras protesta es horrible”, dijo el alcalde Steve Adler de Austin en un comunicado. Adler dijo que está “desconsolado y aturdido”.

En Louisville, Kentucky, un grupo de manifestantes armados pidieron justicia para Breonna Taylor, una mujer negra que murió en Louisville cuando la policía entró a su casa sin previo aviso en una orden de “no tocar” y le disparó en marzo. El novio de Taylor había disparado primero a los oficiales, pensando que eran intrusos.

Un agente de policía fue despedido por el incidente de Taylor, pero no se presentaron cargos contra los otros agentes.

El líder del grupo NFAC, una milicia negra armada involucrada en las protestas, dice que quiere que la investigación policial sobre el asesinato de Taylor sea más transparente.

La policía dice que tres miembros de NFAC resultaron heridos el sábado cuando una de las armas de la milicia se disparó accidentalmente.

Choose your Reaction!