Fracasa el Congreso en acordar ayuda económica a estadounidenses

0

Fue otra jornada infructuosa, que vuelve a dejar en lo incierto a millones de estadounidenses afectados por la pandemia.

Las negociaciones en el Capitolio entre los demócratas del Congreso y la Casa Blanca sobre el nuevo paquete de rescate económico para paliar la crisis financiera del COVID-19 terminaron sin acuerdo este viernes.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, afirmó que el Gobierno no aceptó una propuesta de última hora de los demócratas de reducir el paquete de ayuda de $3.4 billones de dólares a $2.4 billones. La propuesta republicana es de $1 billón de dólares.

“Nosotros nos bajamos 1 billón si es que ustedes agregan 1 billón. Y ellos respondieron con un no absoluto”, dijo Pelosi en una rueda de prensa antes de conocerse el resultado de las conversaciones, acompañada por el líder de la minoría en el Senado, Chuck Schumer.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, declaró: “Desafortunadamente, hoy no hicimos ningún progreso”.

Es probable que Trump emita órdenes ejecutivas

Con el colapso de las conversaciones, dijo que ahora es probable que el presidente, Donald Trump, tome acción ejecutiva para atajar los desalojos de viviendas y la deuda de préstamos estudiantiles.

El Jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, dijo: “Esta no es una respuesta perfecta, seremos los primeros en decir eso, pero es todo lo que podemos hacer, y todo lo que el presidente puede hacer dentro de los límites de su poder Ejecutivo”.

Mnuchin, quien representa al Gobierno en la negociación, dijo más temprano que la propuesta demócrata de añadir 1 billón de dólares al paquete “ni siquiera está en discusión”.

El encuentro de este viernes fue la última oportunidad para extender los beneficios y ayudas a desempleados y negocios afectados por el impacto económico que generó el coronavirus.

La ayuda semanal de 600 dólares para quienes perdieron su empleo durante la pandemia es uno de los puntos que separa a demócratas y republicanos. Los primeros empujan por la extensión del beneficio hasta fines de año, mientras que el plan del Gobierno es reducir el monto hasta los 200 dólares.

Las negociaciones se enfrentan además a las vacaciones que tiene programadas los senadores y los integrantes de la Cámara Baja, quienes no estarán durante la próxima semana. Aunque los congresistas pueden ser llamados a participar de una sesión si es necesario.

El objetivo autoimpuesto por los negociadores demócratas y del Gobierno era alcanzar un acuerdo antes del fin de esta semana, para votar la propuesta durante la próxima, debido al fin de la ayuda económica del primer paquete de ayuda, que ha dejado a 25 millones de personas que perdieron su empleo por el coronavirus sin el beneficio semanal. Este sábado además expira el programa de ayuda para los pequeños negocios.

También están en riesgo más de 100 mil millones para ayudar a reabrir las escuelas, una nueva ronda de pagos directos de 1,200 a la mayoría de las personas y cientos de miles de millones de dólares para los gobiernos estatales y locales.

Trump atento al resultado de las negociaciones

Ante el difícil escenario en que se encuentran los demócratas y el Gobierno, el presidente Donald Trump está dispuesto a firmar una orden ejecutiva que solucione el punto muerto de las negociaciones.

Según el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, “el presidente está mirando muy cuidadosamente utilizar la autoridad ejecutiva” para empujar una extensión en los beneficios para los desempleados, suspender el impuesto sobre la nómina y las expulsiones de inquilinos, o desahucios.

Kudlow dijo a Fox Business que un borrador de la suspensión de los impuestos “está básicamente listo” y que cree que Trump usará su poder ejecutivo para implementar esa orden, a la que se oponen tanto demócratas como republicanos.

“Mi Administración está analizando acciones ejecutivas para proteger a los estadounidenses de los desahucios… así como ayuda adicional para los desempleados. De manera muy importante, también estoy analizando una suspensión temporal del impuesto sobre la nómina”, dijo Trump este miércoles en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

Choose your Reaction!