Gran Bretaña se enfrenta a la escasez de alimentos por la falta de trabajadores

0

Todo el sector de la alimentación de Reino Unido se enfrenta a un verano complicado. La falta de trabajadores supondrá una escasez severa de alimentos, que comienza en las granjas y termina en las cocinas de la restauración.

La industria alimentaria está empezando a notar las graves consecuencias de la falta de mano de obra derivada de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 y el Brexit. A medida que el país reabre sus fronteras tras la pandemia, más acusa el déficit de producción, acercándose a su capacidad máxima.

El sector no dispone ni de mano de obra ni de transportistas

Se trata de un problema que afecta hasta el último engranaje de la cadena de producción. Los ganaderos no encuentran trabajadores que se encarguen de sus granjas y el sector de la distribución apenas consigue contratar nuevos transportistas, una situación que hace peligrar el flujo de suministro de productos de alimentación.

Por su parte, las cárnicas se han visto obligadas a reducir la producción y el sector hostelero no cuenta con suficiente personal para atender la creciente demanda. Shane Brennan, quien dirige la Federación de la Cadena de Frío, explica a Bloomberg que “ya se están viendo estantes vacíos en algunas partes de la cadena de suministro de alimentos, en los supermercados y en hoteles, bares y restaurantes. Esto va a continuar, por lo que veremos escaseces intermitentes durante todo el verano”.

Esta escasez comenzó con el Brexit, que limitó la afluencia de trabajadores de la Unión Europea. Un problema que se intensificó durante la pandemia, ya que miles de personas de diferentes naciones abandonaron Reino Unido. Según la Oficina de Estadísticas Nacionales, alrededor de 50.000 personas se marcharon del país durante el segundo trimestre del año pasado. Sin embargo, ahora que la economía británica comienza su aperturismo, esta mano de obra no está regresando.

Se dispara el precio de los productos

El aumento de los precios de las materias primas y las interrupciones logísticas derivadas del Brexit y el bloqueo del Canal de Suez ha provocado que se incremente el precio de los alimentos. Por su parte, los productos frescos como frutas y verduras se han visto particularmente afectados debido al desperdicio por no contar con transportistas que los distribuyan a tiempo. Un problema que está llevando a los minoristas a tener que encontrar estos productos fuera de sus fronteras, recurriendo a Europa.

El problema radica en que este sistema da prioridad a los trabajadores más cualificados, lo que dificulta que algunos sectores, como la hostelería y la agricultura, obtengan el personal que necesitan. Tanto es así, que las ofertas de empleo online de la mayoría de sectores de esta industria se han multiplicado por diez desde mayo de 2020, según la Oficina de Estadísticas Nacionales. El sector de la restauración, por ejemplo, paso de un 15,4% de ofertas de trabajo a un 140,4%.

Choose your Reaction!