Imágenes del Covid-19 protagonizan las postales de Navidad

0

Sir Henry Cole (15 de julio de 1808 – 18 de abril de 1882) fue un funcionario e inventor británico que facilitó muchas innovaciones en el comercio y la educación en el siglo XIX. De hecho, se le atribuye la idea del concepto de enviar tarjetas de felicitación en Navidad, presentando la primera postal navideña del mundo en 1843.

Desde entonces, han pasado muchas cosas en el mundo, buenas y malas, como dos guerra mundiales, que han marcado la celebración de la Navidad. Este año, la Covid es protagonista también de los tradicionales Christmas, que los lectores de La Vanguardia están compartiendo con sus deseos de superar pronto la pandemia.

El origen de las postales de Navidad

Sir Henry Cole encargó a su amigo pintor John Calcott Horsley, que le dibujara y pintara una escena navideña. Posteriormente, mandó reproducirla en una imprenta y se le ocurrió enviársela a sus amigos, conocidos y familiares con su firma y sus mejores deseos.

En total, se reprodujeron un millar de tarjetas. Y, las que no utilizó Cole, las vendió a un chelín cada una. Eran unos grabados coloreados a mano que representaban una familia que brindaba por sus amigos ausentes.

La imagen de la primera postal de Navidad fue criticada por muchos puritanos, que decían que fomentaba la bebida”

Sin embargo, no fue hasta 1862 cuando se empezaron a imprimir tarjetas navideñas de serie, que fueron un éxito fulminante. En 1893 la costumbre recibió la confirmación real cuando la Reina Victoria encargó 1.000 tarjetas a una imprenta británica.

Sir Henry Cole recibió el reconocimiento de la Royal Society para el fomento de las Artes, las Manufacturas y el Comercio (FRSA), un premio otorgado a personas que la Royal Society of Arts considera que han logrado logros sobresalientes al progreso social y al desarrollo.

Ahora bien, en pleno siglo XXI, con las nuevas tecnologías y las redes sociales, las postales navideñas parecen haber caído en desuso. ¿O no?… Ya sea por correo tradicional o por aplicaciones como whatsapp o por email o, en este caso, a través de Las Fotos de los Lectores de La Vanguardia, los tradicionales Christmas, continúan siendo una de las mejores formas de desear una feliz Navidad, incluso en tiempos de la Covid.

La familia Creixell-Viñé es un ejemplo de que esta tradición perdura de generación en generación:

Desde 1978, hace ya 42 años, enviamos nuestra postal de Navidad a nuestros familiares, amigos, etc, son 300 cada año”

Lluís Maria Creixell

“En esta ocasión, hemos pensado enviar esta postal que compartimos y transmitir un mensaje simpático de esperanza una vez se ha podido conseguir la vacuna definitiva para la Covid-19”, explica Lluís Maria Creixell.

Se da la circunstancia que la familia Creixell-Viñé ya compartió el año pasado otra postal, en aquella ocasión, con un mensaje a favor del medio ambiente.

Sor Isaura Marcos es integrante de la comunidad de clarisas del monasterio de Santa María de Pedralbes de Barcelona desde el año 1976. Su afición por la fotografía le ha permitido elaborar una original felicitación navideña, que también quiere transmitir “esperanza” en estos momentos y que ha sido creada a partir de elementos del histórico recinto barcelonés. 

“Estas estrellas son de la Celosía de la tumba de la Reina Elisenda”, detalla la autora de la postal navideña a la hora de compartirla con los lectores.

Choose your Reaction!