Joe Biden pide aumento del gasto para el próximo ejercicio presupuestario

0

El presidente Biden, señalando que Estados Unidos ha “invertido significativamente menos en servicios públicos básicos”, solicitará al Congreso un aumento del 16% en el gasto anual para una variedad de programas nacionales, anunció el viernes la Casa Blanca.

La primera entrega del presupuesto de Biden, para el año fiscal que comienza el 1 de octubre, solicita poco más de $1.5 billones para los llamados gastos discrecionales, aproximadamente una cuarta parte de los desembolsos federales regidos por las leyes de asignaciones anuales. Un poco más de la mitad del dinero se destinaría a programas nacionales y el resto a seguridad nacional.

El aumento del gasto interno ampliaría los programas de salud, educación, vivienda, investigación científica y cambio climático, reflejando las prioridades de la nueva administración. El dinero para la aplicación de los derechos civiles y los esfuerzos para combatir la violencia contra las mujeres también recibiría grandes aumentos.

Biden citó varias de las nuevas iniciativas en breves comentarios a los periodistas el viernes por la tarde, diciendo que esperaba “obtener algún apoyo bipartidista” para el gasto.

Aunque los presupuestos presidenciales se han ignorado en gran medida en los últimos años, es probable que el de Biden reciba una recepción más cálida en Capitol Hill, donde los demócratas controlan ambas cámaras del Congreso y comparten muchos de los objetivos de la administración. Sin embargo, con una escasa mayoría en la Cámara y un Senado dividido equitativamente, es casi seguro que muchas de las propuestas del mandatario cambiarán, una probabilidad que admitieron los funcionarios de la Casa Blanca.

El presupuesto es “una oportunidad para delinear las prioridades de la administración actual”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, y agregó: “Estamos al comienzo de lo que sabemos es un largo trayecto” a través del proceso de asignaciones del Congreso.

Si bien los programas nacionales recibirían un gran aumento, el gasto en defensa, que obtuvo importantes incrementos con el presidente Trump, crecería solo ligeramente, poco menos del 2%. Incluso eso, sin embargo, generó objeciones de algunos demócratas progresistas. El representante Ro Khanna (demócrata de Fremont) señaló en un comunicado que la ampliación al Pentágono fue “decepcionante”.

Un alto funcionario de la administración que informó a los periodistas, bajo condición de anonimato, indicó que gran parte del aumento de la defensa se destinaría a acrecentar el salario de los miembros del servicio. Biden también eliminaría las llamadas cuentas de operaciones de contingencia en el extranjero, un truco que permitió a las administraciones anteriores financiar los conflictos continuos en Irak, Afganistán y otros lugares sin contar el gasto en el presupuesto regular del Pentágono.

Los aumentos propuestos en el gasto discrecional se suman a otras tres grandes cantidades de dinero que Biden ha pedido: aproximadamente $1.9 billones que el Congreso aprobó el mes pasado como parte de su paquete de ayuda por el COVID-19, el gasto en infraestructura que pidió el mes pasado como parte de su plan “Reconstruir mejor” y la cantidad adicional para apoyar a las familias, mismo que ha dicho que solicitará más adelante esta primavera.

Tags:
Choose your Reaction!