Ley de aborto en Texas desata divergencias entre los ciudadanos

0

Las nuevas regulaciones ponen a prueba el fallo emitido por la Corte Suprema de la nación en 1973, cuando se legalizó la práctica médica en todo el país. Una nueva ley que restringe el aborto entró en vigor en el estado de Texas, después de que la Corte Suprema de Estados Unidos optó por no pronunciarse, ante una solicitud de emergencia que la habría frenado, por no considerarlo necesario.

La norma, conocida como Ley del Latido del Corazón de Texas, prohíbe básicamente el aborto después de que el sonido del latido sea detectado en un ultrasonido, lo cual suele darse alrededor de la sexta semana de embarazo, aun cuando muchas mujeres no saben que están embarazadas, sin excepciones por violación o incesto.

De esta manera, Texas espera disminuir drásticamente los más de 55.000 abortos que se realizan al año.

Se disminuirá “aproximadamente entre 85 y 90%”, ya que, según la asociación Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), quienes abortan en Texas tienen al menos seis semanas de embarazo.

De hecho, la ley fue adoptada por el Congreso estatal de Texas y el gobernador republicano Greg Abbott la ratificó el pasado mes de junio.

“Es una ley favorable que convertirá a Texas en uno de los primeros estados en poner fin a los abortos”, señaló entonces en Twitter el autor del proyecto de ley, el representante estatal Giovanni Capriglione.

La ley adoptada plantea que los médicos podrían enfrentar cadena perpetua o multas de 100.000 dólares si realizan abortos prohibidos.

Además, bonifica con 10.000 dólares a quienes denuncien el acto y sus ayudantes, aún si el informante no reside en Texas.

Pero un grupo de opositores y proveedores de aborto apelaron a la Corte Suprema de la nación, para estudiar el caso antes de que la ley entrara en vigor el 1 de septiembre.

Choose your Reaction!
Leave a Comment