Los Juegos de Tokio no se convirtieron en ‘los Juegos de las Protestas’

0

Con cada vez más atletas estadounidenses que optan por arrodillarse o levantar el puño en el podio de las medallas, uniéndose a un movimiento nacional por la justicia social, el Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos relajó su prohibición de las protestas desde hace tiempo.

“Creemos que los atletas del Team USA, en línea con muchos otros deportes y ligas de Estados Unidos, pueden ser una fuerza líder para el bien global”, dijo la presidenta del USOPC, Susanne Lyons.

El Comité Olímpico Internacional se negó a seguir su ejemplo, ofreciendo solo una ligera modificación en su postura de “no política”. El COI y los norteamericanos parecían estar en una trayectoria de colisión de cara a los Juegos de Tokio.

“La gente dice: ‘Oh, solo eres una atleta’, pero no somos únicamente atletas, también somos personas”, dijo la gimnasta Simone Biles. “Tenemos derecho a hablar de lo que creemos”.

Pero la esperada confrontación ha quedado inesperadamente silenciada.

Con la competencia a punto de terminar, solo se han producido unas pocas manifestaciones, relativamente suaves, por parte de atletas de Estados Unidos y otros países. Ya sea por la pandemia de COVID-19, por la falta de aficionados en las sedes o por el ambiente exacerbado de los Juegos Olímpicos, la tradicional orden de silencio del COI ha quedado prácticamente sin respuesta.

Se trata de la Regla 50, que establece: “No se permite ningún tipo de manifestación o propaganda política, religiosa o racial en los recintos olímpicos, sedes u otras áreas”.

Tags:
Choose your Reaction!