María Celeste cuenta que le pasó cuando fue despedida “me sentí con el pecho apretado y llevé a pasear a mi perro’

0

Para los admiradores de María Celeste Arrarás y el público que durante más de 20 años la siguió en las pantallas de la televisión hispana, la periodista tiene un mensaje tranquilizador. El despido ha sido duro, pero ella “tenía un colchón”. En la parte financiera tiene un resguardo porque tenía un contrato con la cadena Telemundo, del que le quedaba bastante tiempo por cumplirse.

Arrarás fue despedida el miércoles por la mañana con una llamada de su jefe, que ella reconoce se mostró “muy tranquilo, muy profesional y hasta de cierta forma cariñoso”, contó en una exclusiva con People en español.

“En lo personal estoy muy bien. Nunca es agradable ser despedido. Es la segunda vez que me pasa en mi vida. Me pasó al principio de mi carrera y, por lo tanto, tengo experiencia en cómo uno se siente”, dijo Arrarás.

Las primeras personas a quienes les comunicó el despido fue a su agente, a su mamá y su papá, y sus hijos, Julián, Lara y Adrián, quienes estaban durmiendo y no quiso despertarlos, por lo que esperó hasta el mediodía.

“Mi hija Lara, ella sabe que tomo té, entonces me trajo té de sabores durante todo el día. Se acostó conmigo en la cama sin decir una palabra, calladita, calladita, solamente para que yo sintiera su presencia cerca”, contó.

Quizás lo más emotivo del recuento de los pormenores de cómo se siente sea lo que hizo la periodista el primer día que no se vio obligada a salir en Al Rojo Vivo.

Inscríbase para recibir una de nuestras circulares noticiosas y sea el primero en saberlo cuando ocurra algo importante.INSCRÍBASE

Como a cualquier periodista que tiene que mantenerse informado, le pareció raro que no tuviera que leer “800 periódicos, que no había grabado las noticias, que no tenía que cambiar de canal para ver todo”. Pero extrañó la adrenalina que implica prepararse para salir al aire.

El más beneficiado quizás sea su perro Archie, un Golden Retriever que la acompaña en sus caminatas, y que ahora tiene toda la atención de su dueña.

“Me sentí con el pecho apretado, me puse a arreglar mi cocina, a lavar platos y agarré a mi perro y me lo llevé a pasear tres veces. Él me [miraba] como diciendo: ‘¿es mi cumpleaños?’. Él estaba muy feliz”, contó la periodista.

Arrarás, que tiene más de un millón de seguidores en Instagram, dijo que se emocionó con los mensajes de apoyo. Estuvo despierta hasta las dos de la mañana leyendo, hasta que se quedó dormida.

En cuanto al destino de Al Rojo Vivo, reconoció que la cadena no le informó cómo continuará. Tampoco quiso preguntar para no parecer una “chismosa”, y se enterará como todos, cuando vea los cambios.

Agradecida, hizo un recuento de sus logros como profesional, la publicidad que recibió con su imagen en vallas de Times Square, los numerosos viajes que realizó y el haber tenido “asientos de primera fila en numerosos hechos históricos”.

¿Cuáles son sus planes en lo adelante?

“Darse buena vida, practicar tenis y comenzar a analizar las “10 mil llamadas con propuestas” e incluso explorar posibilidades en otros terrenos.

Choose your Reaction!