No importa quién gane las elecciones presidenciales, el dólar seguirá débil

0

Para el dólar estadounidense, que se ha mantenido débil durante gran parte del gobierno de Donald Trump, el ganador del proceso electoral que está por concluir será irrelevante. Los recortes de impuestos, un déficit mayor y el descenso de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal lo han mantenido a la baja y no parece que la tendencia se revierta con un probable triunfo del demócrata Joe Biden.

El dólar sigue siendo una refugio seguro en tiempos de turbulencia. La economía estadounidense registró un crecimiento inusual en el tercer trimestre luego de una caída récord en el segundo trimestre. Esa es una razón clave de por qué el dólar no caería mucho más, incluso si un candidato impugna el resultado de las elecciones en la Corte, como parece que lo hará Trump, señala un análisis de CNN.

“Dudo que vaya a haber una mayor erosión del dólar, se espera su estabilización”, dijo Phil Toews, director ejecutivo de la firma de gestión de activos Toews Corp., en entrevista con CNN Business.

El dólar subió brevemente este año antes de que el covid-19 frenara de golpe la economía de Estados Unidos. Pero hasta ahora ha bajado un 3% en 2020. La caída del dólar ha contribuido a la fortaleza de las grandes empresas. Un dólar más débil presenta beneficios para empresas como Apple, Coca-Cola y Procter & Gamble porque hace que sus bienes y servicios sean menos costosos de comprar en los mercados extranjeros. También hay un beneficio contable. Las empresas pueden reportar mayores ingresos de los mercados extranjeros cuando traducen las ventas internacionales a dólares en sus publicaciones de ganancias trimestrales.

El gobierno de Biden probablemente presionaría por un estímulo aún mayor para los consumidores y los pequeños negocios, especialmente si los demócratas toman el control del Senado. Este gasto probablemente debilitaría el dólar un poco más o, como mínimo, lo mantendría relativamente aplanado.

Biden es partidario de aumentar el gasto gubernamental en infraestructura, así como invertir en programas de energía solar, eólica y otras energías verdes. El aumento en el gasto podría compensar cualquier ingreso adicional que llegue a las arcas del Gobierno si Biden recupera dinero de algunos de los recortes de impuestos de Trump.

Un gobierno del demócrata probablemente adoptaría una postura más suave sobre los aranceles para aliados como Europa, México y Canadá. Eso sería bueno para el dólar. También sería más diplomático con China para abordar cuestiones económicas más allá del comercio, como el robo de propiedad intelectual.

También debes considerar lo que probablemente hará la Reserva Federal. Hay cada vez más sugerencias para que Biden o Trump designen a Jerome Powell para un segundo mandato como presidente de la Reserva Federal.

El mandato de Powell vence en febrero de 2022. Por esta razón, probablemente tendría que ser designado nuevamente el próximo año para tener suficiente tiempo de obtener la confirmación del Senado.

Si Powell permanece en esa posición, los inversores probablemente esperarán que las tasas se mantengan bajas por más tiempo, lo que ejercerá más presión sobre el dólar.

Choose your Reaction!
Leave a Comment