¿Por qué las elecciones de EE.UU. son tan importantes para el futuro del planeta?

0

Les preocupa que otros cuatro años de Trump “garanticen” el uso de combustibles fósiles durante las próximas décadas, al asegurar y mejorar la infraestructura para la producción de petróleo y gas en lugar de eliminarlos gradualmente como quieren los ambientalistas.

El plan climático de Joe Biden, argumentan los científicos, le daría al mundo una oportunidad de luchar contra el cambio climático.

Además de retirarse del Acuerdo de París, el pacto internacional diseñado para evitar el calentamiento peligroso de la Tierra, el equipo de Trump ha trabajado arduamente para eliminar lo que ven como obstáculos para la producción eficiente de energía.

Durante los últimos tres años, investigadores de la Universidad de Columbia en Nueva York han rastreado más de 160 retrocesos significativos en las regulaciones ambientales.

Estos retrocesos cubren todo, desde los estándares de combustible de los automóviles hasta las emisiones de metano y las bombillas de luz.

Estos trámites han ocurrido al mismo tiempo que EE.UU. se recupera de severos incendios forestales en los estados del oeste. Muchos científicos han relacionado estos incendios con el cambio climático.

Entonces, ¿dónde estamos después de cuatro años de mandato de Donald Trump y hacia dónde es probable que vayan las cosas después de las elecciones del 3 de noviembre?

¿Cuál es la posición de Trump sobre el cambio climático?

“Trump cree que las regulaciones son costos y no beneficios”, dice el profesor Michael Gerrard, de la Universidad de Columbia, en Nueva York.

“Él niega que realmente exista el cambio climático antropogénico, o al menos que sea malo. Cree que si se recortan las regulaciones de todo tipo, no solo ambientales, sino también ocupacionales y laborales, creará más puestos de trabajo”, opina Gerrard.

Los críticos dicen que los retrocesos en las regulaciones ambientales son parte de una agenda para eliminar cualquier referencia al cambio climático en todo el gobierno federal.

“El gobierno de Trump ha hecho todo lo posible para negar la ciencia y denigrar a los científicos”, dice Gina McCarthy, exdirectora de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y ahora presidenta del Consejo de Defensa de Recursos Nacionales.

“Realmente han hecho todo lo humanamente posible para tratar de convencer a la gente de que lo que ven, sienten y saborean simplemente no está sucediendo frente a ellos”, añade.

¿Qué efecto han tenido los retrocesos?

Los partidarios del presidente Trump dirán que su firme apoyo a los combustibles fósiles ha sido un éxito.

Gracias al fracking, EE.UU. se convirtió brevemente en el mayor exportador de petróleo del mundo a fines de 2019.

El fracking —o fracturación hidráulica— es un conjunto de técnicas para recuperar petróleo y gas de la roca de esquisto.

Pero cuando se trata de carbón, la historia es diferente. A pesar de los esfuerzos del gobierno para deshacer las regulaciones, los empleos relacionados con la minería de carbón han seguido disminuyendo.

Ahora hay alrededor de 5,000 puestos de trabajo menos relacionados con el carbón que cuando Trump fue elegido.

Choose your Reaction!
Leave a Comment