¿Puede la relación entre China y Estados Unidos recuperarse tras cuatro años de Donald Trump?

0

Hay una especie de broma que se escucha en algunos círculos de Washington que dice que, cuando China habla de “cooperación win-win (ventajosa para todos)”, significa que Pekín gana el doble.

Es un dicho que surge en ocasiones al hablar de las relaciones con el país asiático, pero sirve para reflejar la desconfianza que existe entre ambas potencias.

La lazos entre Estados Unidos y China se han deteriorado estos últimos años hasta un nivel no visto en décadas, y ahora que empieza la era Biden, una pregunta se hace inevitable a ambos lados del Pacífico: ¿puede mejorar la situación?

La pasada semana, ambos gobiernos lanzaban algunos mensajes al respecto.

El presidente Xi Jinping advertía en el Foro de Davos contra una “nueva guerra fría” y pedía “abandonar los prejuicios ideológicos y seguir un camino de coexistencia pacífica, beneficio mutuo y cooperación para que todos ganen”.

Mientras, la nueva portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, señalaba que “partirán de un enfoque de paciencia” para responder a los “abusos” del país asiático.

“Eso significa que vamos a consultarlo con nuestros aliados, con demócratas y republicanos, y vamos a permitir que el proceso interinstitucional se desarrolle para revisar y evaluar cómo debemos seguir adelante con nuestra relación “, indicó Psaki.

Expertos de ambos países advierten que la salida de Trump no significará una mejora sustancial de la relación, pero eso no significa que no se vayan a producir cambios.

“Tenemos que tener en cuenta que tanto China como Estados Unidos quieren proteger y avanzar en sus propios intereses. Ninguno tiene el objetivo exclusivo de recuperar la relación”, señala a BBC Mundo Bonnie Glaser, veterana investigadora estadounidense, incluida en la lista de “Los 10 nombres que importan en política sobre China” de la revista Politico.

Problemas estructurales

Y es que Biden entra en juego en un momento de aparente no retorno para la compleja relación, con una China cada vez más asertiva en la arena internacional y un mayor consenso en Estados Unidos sobre la amenaza que le supone.

“La nueva era en las relaciones China-Estados Unidos continuará al menos mientras la República Popular China siga en la era Xi”, escribía Bill Bishop, analista de asuntos chinos, en su blog Sinocism de forma previa a la investidura de Biden.

“Xi y sus funcionarios ven el tiempo y las tendencias de su lado, y lo dicen de forma aún más abierta con declaraciones habituales de ideas como: ‘El Este está alzándose y el Oeste está en declive’. Es casi como si creyeran que el desenlace histórico está ya determinado”.

Choose your Reaction!