Revelan más detalles del tiroteo que estremeció a Miami

0

El dolor descarnado que produjo un tiroteo en Miami el fin de semana del Día de la Recordación se puso al descubierto, súbita y espontáneamente, durante una conferencia de prensa televisada en vivo el lunes, cuando el acongojado padre de una de las dos víctimas mortales se interpuso ante las cámaras y tomó la palabra.

“¡Ustedes todos mataron a mi niño! ¡Ustedes deben ser quemados!”, exclamó, iracundo, Clayton Dillard. “Van a ser quemados, ¿me oyen?”.

Varios agentes de la Policía del Condado Miami-Dade se apresuraron a sacar al hombre de la vista de las cámaras de televisión, pero su clamor se siguió escuchando en el fondo: “¡Ustedes mataron a mi hijo!”.

El director de la policía condal, Alfredo Ramírez III —a quien el padre interrumpió— inmediatamente apuntó en sus declaraciones : “Ese es el dolor que uno ve. Este es el dolor que aqueja a nuestra comunidad, aquí mismo frente a ustedes”.

Ramírez, junto a otros líderes comunitarios de Miami-Dade presentes en la conferencia, prometió llevar a los malhechores ante la justicia. El ataque es considerado uno de los peores tiroteos masivos en la historia reciente del sur de la Florida.

‘Asesinos motivados por la violencia armada’

“Los asesinos motivados por la violencia armada que tienen como blanco a ciertos individuos, a la misma vez están golpeando a gente inocente que no tiene nada que ver con su rollo, arruinando familias”, aseguró Ramírez, al exhortar a la comunidad a dar pistas a la policía.

El ataque a tiros acaeció a primeras horas del domingo afuera de El Mula Banquet Hall, una salón de fiestas cerca de Hialeah.

Un grupo de invitados se había congregado afuera del establecimiento comercial mientras aguardaban por entrar al salón, informó el lunes el mayor Jorge Aguiar, del Buró de Homicidios de la Policía de Miami-Dade.

Tres sujetos en una camioneta SUV blanca, que habían esperado en el estacionamiento del centro comercial entre 20 y 47wQbNPTDJp9hMYdvogK2hAUiHsGeiybwaWe36bwtRQ3UTpYV7YuZ8FV5j9nauFCWwcjM6dTzpL5s2N79Rp5unwdMvc8ZKU y pistolas, dijo Aguiar.

Varias personas en el grupo atacado también estaban armadas y dispararon contra los asaltantes que iniciaron el tiroteo. “Esto resultó en un escenario del crimen muy amplio”, especificó el mayor.

Veintitrés personas recibieron impacto de bala; de estas, dos fallecieron en el lugar de los hechos, ambos de 26 años de edad. De las 20 víctimas que precisaron hospitalización, tres se encuentran en estado de salud crítico y dos fueron dados de alta, informaron las autoridades. Otra víctima de 17 años baleada en la pierna fue atendida y dada de alta en el lugar del suceso.

La premisa de la investigación es que el ataque resultó “de una rivalidad continua entre dos grupos”, dijo Aguiar, aclarando que se trata de grupos que operan como bandas, pero que no califican dentro de la definición sociológica de una banda delictiva.

El blanco del tiroteo muy probablemente se hallaba frente al salón de fiestas, subrayó.

Hallan la camioneta de los sospechosos

Las autoridades publicaron un video de vigilancia de los sospechosos y del vehículo involucrado en el tiroteo, una camioneta Nissan Pathfinder blanca. El vehículo es una de las pistas que pudiera llevar a los investigadores a descubrir la identidad de los atacantes.

La Policía halló el vehículo el lunes por la tarde en el Biscayne Canal ubicado en Northwest 145th Street y Second Avenue, según fuentes policiales citadas por el Miami Herald. La camioneta había sido robada semanas atrás, según un denuncia del hurto.

Aunque los rostros de los sujetos están cubiertos, las autoridades piensan que a través de los gestos y otras particularidades de sus figuras, personas que los conocen pudieran identificarlos y denunciarlos.

Ramírez dijo que sus detectives están indagando algunas pistas proporcionadas por miembros de la comunidad a la vez que exhortó a más personas a colaborar.

La Policía descartó que existan vínculos entre este ataque y otro tiroteo que acaeció un día antes, en la zona de Wynwood, cuando una persona murió al ser baleada desde un vehículo en movimiento, y seis otras resultaron heridas.

Testigos compararon el lugar con una “zona de guerra” en el que la gente huía de la serie de disparos.

Dado que la juventud tiende a usar frecuentemente las redes sociales, Ramírez dijo que las pistas de este y muchos otros delitos con armas de fuego probablemente se encontrarán en la Internet.

La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, prometió que no se dejaría “una roca sin voltear” en la investigación, cuya conducción incluye la colaboración de agencias locales, estatales y federales.

“Estos despreciables tiroteos en el noroeste de Miami-Dade y Wynwood son actos vergonzosos de violencia que han dejado personas inocentes muertas y heridas, con más de 30 baleados y tres difuntos hasta ahora, algo inaceptable”, declaró Levine Cava.

Choose your Reaction!
Leave a Comment