Secretario del Tesoro cree que habrá nuevo plan de ayuda para estadounidenses

0

El secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, reconoció ayer jueves que hay una “gran probabilidad” de que sea necesario otro paquete de estímulo fiscal ante la gravedad de la crisis desatada por la pandemia del coronavirus, pero rechazó la propuesta de la oposición demócrata al asegurar que conviene esperar “unas semanas”.

“Vamos a revisar con cuidado las próximas semanas. Creo que hay una gran probabilidad de que necesitaremos otro, pero acabamos de inyectar 3 billones de dólares a la economía”, dijo Mnuchin en una entrevista virtual con el diario The Hill, en referencia al paquete aprobado en abril, el mayor de la historia de EEUU.

“Vamos a dar un paso atrás por unas semanas y pensar con mucha claridad cómo tenemos que gastar el dinero y si tenemos que hacerlo”, agregó.

Este jueves se conoció el nuevo reporte semanal de peticiones de subsidio de desempleo, que sumó 2,4 millones de solicitudes adicionales, y sitúan la cifra de estadounidenses que se han anotado al paro en las últimas seis semanas en 39 millones.

Mnuchin rechazó como “partidista” la propuesta aprobada la pasada semana por la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, de un nuevo plan de rescate por valor de 3 billones de dólares para aliviar el impacto económico.

En la misma línea se expresó el asesor económico principal de la Casa Blanca, Larry Kudlow, quien desestimó la inclusión en el nuevo programa de estímulo del refuerzo de los subsidios de desempleo y las transferencias de efectivo presentes en el previo.

“Lo que los estadounidenses quieren es volver a trabajar”, afirmó en una entrevista con el diario Washington Post, y apuntó a la posibilidad de una rebaja de impuestos para impulsar la actividad económica.

El nuevo paquete económico de los demócratas incluye un billón de dólares para rescatar a los estados y Gobiernos locales, así como otra ronda de pagos directos de 1.200 dólares a los contribuyentes con ingresos por debajo de los 75.000 dólares anuales, incluidos esta vez los inmigrantes sin papeles.

La Casa Blanca y los republicanos -así como algunos demócratas- se oponen tanto al giro a los indocumentados como a rescatar los estados, ya que advierten de que en algunos casos sus problemas financieros son previos a la pandemia.

Según la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO, en inglés), el Producto Interno Bruto (PIB) de EE.UU. caerá a una tasa anualizada del 38 % en el segundo trimestre de este año debido a las medidas de distanciamiento social y de restricción de movilidad para contener la propagación del coronavirus.

Choose your Reaction!