Sepa cuáles mandatarios se han contaminado del COVID-19 en plena pandemia

0

Aunque catalogó al coronavirus como una “gripecita”, el presidente Jair Bolsonaro ha puesto a temblar este martes a medio Brasil al anunciar que se contagió con esa enfermedad. El líder brasileño se ha unido así al club de los dirigentes de otros países como Reino Unido, Rusia, Honduras y Mónaco, que también han padecido y superado la COVID-19. 

Además, sin quererlo, Bolsonaro demostró que en parte tenía razón cuando en marzo, en otro intento por minimizar la pandemia, aseguró que “este virus es igual que una lluvia, va a mojar al 70 % de ustedes” y ahora forma parte de un grupo más grande: el de más de 11,7 millones de personas que han contraído la enfermedad en el mundo.

ALBERTO II FUE EL PRIMERO

Aunque es más una figura representativa, Alberto II de Mónaco, el jefe de Estado del principado de Mónaco, se convirtió en marzo en el primer gobernante mundial en contraer la enfermedad, la que superó oficialmente el último día de ese mes.

Tras pasar una rigurosa cuarentena, los médicos declararon al soberano de 62 años como “curado y con buena salud”, tras lo que siguió respetando el confinamiento decretado en Mónaco.

NO HUBO CORONABREXIT PARA JOHNSON

El primer ministro británico, Boris Johnson (56 años), muy criticado por la lenta respuesta inicial de su Gobierno a la COVID-19, fue ingresado el 5 de abril en el hospital St. Thomas de Londres, donde pasó tres noches en cuidados intensivos antes de ser dado de alta el 12 del mismo mes, tras lo que agradeció a los profesionales de la salud por haberle “salvado la vida” e instó a los ciudadanos a quedarse en sus domicilios.

Tras seguir su recuperación en la residencia oficial campestre de Chequers, volvió a sus funciones normales y se recuperó a tiempo para ser padre de Wilfred, su primer hijo en común con su prometida, Carrie Symonds, el 29 de abril. Desde entonces, Reino Unido pasó a ser el tercer país con más muerte del mundo (más de 44.000) y el séptimo con más casos (casi 300.000)

EL APORTE DE JUAN ORLANDO HERNÁNDEZ

El 16 junio, el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, se convirtió en el primer mandatario latinoamericano afectado por la enfermedad, tras dar positivo junto con su esposa, Ana García, lo que los llevó a un aislamiento forzado en el Hospital Militar, desde donde atendió sus funciones vía teletrabajo.

Hernández, de 51 años, fue dado de alta hace 5 días tras mostrar “paulatinamente, franca mejoría en su estado general” y bajo la recomendación de seguir un tratamiento en su casa. “No le deseo esto a nadie (…) que ningún ser humano pase por la angustia de estar entre la vida y la muerte”, expreso el jueves pasado.

MISHUSTIN POSITIVO, PUTIN PREOCUPADO

El primer ministro ruso, Mijaíl Mishustin, anunció el 30 de abril que había dado positivo por coronavirus, algo que puso en alarma a buena parte del país, especialmente al Gobierno, aunque la preocupación era más por la salud del presidente Vladímir Putin, que comenzó a ser protegido al máximo, aunque llevaba semanas únicamente con reuniones por videoconferencia desde su residencia campestre en Novo-Ogariovo, a las afueras de Moscú, después reunirse con un médico que también resultó infectado.

Por suerte, todo quedó en un susto. Mishustin reasumió sus funciones 13 días después desde el hospital antes de ser dado de alta, mientras que Putin, sin signo alguno del virus, siguió su campaña por el plebiscito constitucional en el cuarto país más afectado por la pandemia. El pasado 1 de julio, un 77,92 % de los ciudadanos dijeron sí a una reforma que le permitirá optar a otros dos mandatos después de 2024.

A principios de marzo, Canadá vivió horas de tensión tras confirmarse que la esposa del primer ministro Justin Trudeau, Sophie Grégoire Trudeau, había contraído COVID-19 tras realizar un viaje a Londres y presentar síntomas de una “gripe moderada”, lo que igual obligó a que tanto ella como él fueran puestos en aislamiento, aunque el mandatario finalmente no contrajo la enfermedad.

Algo similar a lo que pasó en España, cuando Begoña Gómez, esposa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dio positivo en marzo, en momentos en que el país europeo era uno de los más castigados por la enfermedad, que también afectó a la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, que el 14 de abril anunció haberse recuperado.

Choose your Reaction!