Solicitudes iniciales de ayuda por desempleo mantienen tendencia a la baja

0

El Departamento de Trabajo dio a conocer que la semana que finalizó el 7 de noviembre, 709,000 estadounidenses solicitaron por primera vez ayuda por desempleoSon 42 mil menos que la semana previa.

La cifra es casi cuatro veces el nivel anterior a la crisis, pero ya está muy por debajo del pico de casi 7 millones alcanzado a fines de marzo, cuando los estados implementaron por primera vez medidas de confinamiento para frenar la propagación de COVID-19. Los economistas encuestados por Refinitiv esperaban 735,000 nuevas solicitudes esta semana.

Las solicitudes de desempleo no han sido tan bajas desde la semana que terminó el 14 de marzo, cuando 282,000 estadounidenses solicitaron ayuda, poco antes de que la crisis provocada por el virus desencadenara una avalancha de despidos.

Más de 66 millones de estadounidenses, aproximadamente el 40% de la fuerza laboral del país, han solicitado ayuda desde que comenzaron los bloqueos por coronavirus a mediados de marzo.

El número de personas que aún reciben prestaciones por desempleo se redujo a 6.78 millones, una disminución de alrededor de 436,000 trabajadores con respecto a la semana anterior. La disminución sugiere que los empleadores están llamando a sus trabajadores de vuelta.

Aún así, parte de la caída en los llamados reclamos continuos puede representar a trabajadores que han agotado la cantidad máxima de pagos disponibles a través de los programas estatales de desempleo (alrededor de seis meses) y ahora reciben beneficios a través de un programa federal separado que extiende la ayuda por 13 semanas. El Congreso creó los beneficios federales adicionales a principios de este año con la aprobación de la Ley CARES.

Aún hay aproximadamente más de 10.1 millones de estadounidenses sin trabajo que en febrero, antes de que se decretara la pandemia.

Choose your Reaction!