Tag: 100 DÍAS

Biden celebra sus primeros 100 días en la presidencia

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, celebró ayer jueves sus primeros 100 días en el poder con un viaje a Georgia, uno de los estados que logró arrebatar a Donald Trump y que no solo le llevó a la Casa Blanca sino que también le entregó el control del Congreso.

En Georgia, Biden y la primera dama, Jill Biden, empezaron el día con una visita privada al expresidente Jimmy Carter (1977-1981) y la exprimera dama Rosalynn Carter.

Tras la visita, el matrimonio presidencial voló hasta la capital de Georgia para celebrar un mitin en el municipio de Duluth, en los suburbios de Atlanta, que fueron clave para el triunfo electoral de Biden aquí en noviembre.

BIDEN ENFRENTA PROTESTAS

Lo que tenía que ser un mitin de celebración de los 100 días, sin embargo, se estropeó por las protestas de manifestantes poco después del inicio del acto.

“¡Termine ahora con las detenciones!” o “¡Cierre el ICE!”, es decir, el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas, fueron algunos de los gritos que se escucharon contra el presidente, que más allá de la pandemia ha tenido a la inmigración como su reto principal.

Con algo de hastío pero sin perder la compostura, Biden replicó: “Estoy trabajando en ello, hombre. Denme cinco días más”.

Y dirigiéndose al resto de asistentes dijo: “Amigos, todos ustedes saben de lo que (los manifestantes) están hablando. No debería haber prisiones privadas. Punto. Ninguna. Punto. Y estamos trabajando para cerrarlas todas”.

El presidente prometió en campaña suspender todos los contratos del Gobierno con cárceles privadas, pero hasta el momento solo ha ordenado cancelar los que albergan presos comunes, dejando en pie los relacionados con inmigrantes.

“ESTAMOS TRABAJANDO DE NUEVO”

Biden invirtió gran parte del resto de su discurso en Georgia a promocionar sus billonarios planes de empleo y de bienestar social, presupuestados en más de 4 billones de dólares y que requieren de que el Congreso los apruebe.

Pero sobre todo quiso trasladar el mensaje de que con su llegada al poder, el Gobierno está “trabajando de nuevo” en todos los frentes, desde la campaña masiva de vacunación hasta la lucha contra la crisis climática.

“Estados Unidos vuelve a estar en marcha. Elegimos esperanza sobre miedo, verdad sobre mentiras, luz sobre oscuridad. Estamos trabajando. Estamos trabajando de nuevo. Estamos soñando de nuevo, descubriendo de nuevo. Estamos liderando el mundo de nuevo”, dijo.

El mitin en Georgia llegó el día después de que Biden pronunciara su primer discurso ante una sesión conjunta de las dos cámaras del Congreso.

Biden pedirá a los estadounidenses 100 días de uso de mascarilla

Joe Biden informó el jueves que les pedirá a los estadounidenses comprometerse a usar mascarilla durante 100 días en una de sus primeras acciones como presidente, absteniéndose de emitir una orden a nivel nacional de la que ha hablado antes para detener al coronavirus.

La medida representa un cambio notable respecto al presidente Donald Trump, cuyo escepticismo respecto al uso de mascarillas ha contribuido a la politización del asunto. Eso hizo que muchas personas se rehusaran a implementar una práctica que, de acuerdo a los expertos de salud, es una de las maneras más sencillas para controlar la pandemia, que ha cobrado la vida de más de 275.000 estadounidenses.

El presidente electo ha enfatizado frecuentemente el uso de mascarillas como un “deber patriótico”, y durante su campaña insinuó la posibilidad de ordenar su uso a nivel nacional, aunque posteriormente reconoció que hacer respetar el mandato estaría más allá de la capacidad del presidente.

En una entrevista con Jake Tapper de CNN, Biden dijo que les hará la solicitud a los estadounidenses durante su investidura el 20 de enero.

“En el primer día que tome posesión, le pediré al público que use mascarilla por 100 días. Sólo 100 días de mascarilla; no para siempre, sólo 100 días. Y creo que veremos una importante reducción” en el virus, indicó Biden.

El demócrata también dijo que le pidió al doctor Anthony Fauci que permanezca en su gobierno “exactamente en el mismo puesto que ha tenido durante los últimos presidentes”, como director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

El presidente electo comentó que le solicitó a Fauci ser “un alto asesor médico” y formar parte de su equipo de combate al COVID-19.

En cuanto a la vacuna contra el coronavirus, Biden dijo que “con gusto” se inocularía en público para atenuar cualquier preocupación sobre la eficacia y la seguridad de la vacuna. Tres presidentes previos — Barack Obama, George W. Bush y Bill Clinton — también han dicho que se vacunarían en eventos públicos para mostrar al público que es una práctica segura.

“La gente ha perdido fe en la capacidad de funcionamiento de la vacuna”, dijo Biden, quien agregó que “es importante lo que un presidente y un vicepresidente hacen”.

En esa misma entrevista, Biden también sopesó los reportes de que Trump está sopesando la posibilidad de otorgar indultos para sí mismo y sus allegados.

“Me preocupa sobre el tipo de precedente que sentaría y la manera en que nos ve el resto del mundo como una nación de leyes y de justicia”, comentó.

Biden se comprometió a que su Departamento de Justicia “operará de manera independiente”, y quien sea que elija para estar al frente de esa agencia tendrá “la capacidad independiente para decidir a quién se investiga”.

“En nuestro gobierno no se verán ese tipo de posturas sobre los indultos, y tampoco se verán en nuestro gobierno esas posturas de hacer política a través de tuits”, afirmó.

La vicepresidenta electa Kamala Harris añadió que cualquier decisión que provenga del Departamento del Justicia “debe basarse en hechos, debe basarse en la ley; no debería estar influenciada por la política”.

Protestas en Portland cumplen 100 días este fin de semana

Mientras los disturbios continúan en Portland tras 100 días consecutivos de protestas, las autoridades dieron a conocer documentos judiciales adicionales que detallan los momentos previos al asesinato de un manifestante de derecha ocurrido el pasado fin de semana.

Los documentos incluyeron imágenes de un video de seguridad que mostraron al sospechoso, Michael Forest Reinoehl, ingresando a hurtadillas en un estacionamiento y llevándose la mano hacia un bolsillo o una funda en la cintura antes de salir para ir tras la víctima, Aaron “Jay” Danielson, simpatizante del grupo Patriot Prayer. Danielson llevaba en las manos un aerosol contra osos y una porra ampliable, así como una pistola Glock cargada en una funda en la cintura, según los documentos.

El ataque a tiros ocurrió momentos después y no fue captado por la cámara de seguridad. Los testigos dijeron a la policía que justo antes de escuchar los disparos alguien dijo algo como “¿quiere pelear?”, que a menudo es un desafío para una riña. Danielson fue baleado en el pecho y murió en el lugar.

En una entrevista videograbada y transmitida la noche de su muerte por Vice News, Reinoehl estuvo a punto e admitir que había disparado el 29 de agosto contra Danielson, simpatizante del grupo de derecha Patriot Prayer, después de que partidarios del presidente Donald Trump condujeran sus camionetas pickup por el centro de Portland. Reinoehl señaló que lo ocurrido fue en defensa propia porque pensó que él y un amigo estaban punto de ser acuchillados.

“Odio decirlo, pero estoy viendo una guerra civil a la vuelta de la esquina”, afirmó en la entrevista Reinoehl, quien tenía en el lado derecho de su cuello un tatuaje de un puño alzado y parcialmente cubierto.

Las protestas continuaron del viernes en la noche a primeras horas del sábado en Portland, donde la policía declaró ilegal una congregación de personas y arrestó a 27 de ellas.

Cientos de manifestantes se habían reunido el viernes en el parque Kenton antes de dirigirse al edificio de la Asociación de Policías de Portland, donde agentes les ordenaron retirarse de las calles y de la propiedad privada. Quienes desobedecieran podrían recibir un citatorio, se arrestados, enfrentar gas lacrimógeno, agentes para el control de multitudes o municiones de impacto, señaló la policía.

Alrededor de la medianoche, a policía recorría la calle, expulsó a manifestantes de la zona, derribó a personas y arrestó a quienes, según dijo, desobedecían las órdenes. Cuando algunas personas eran detenidas, eran arrojadas al piso y había manchas de sangre en el pavimento. Los policías utilizaron dispositivos de humo, dispararon municiones de impacto y arrojaron granadas aturdidoras mientras intentaban dispersar a la multitud, informó The Oregonian.