Aunque el presidente Donald Trump quiere reabrir el país lo antes posible, pero la pandemia de coronavirus podría cambiar sus planes, debido a que la misma Administración federal proyecta que en junio podrían registrarse 3,000 muertes diarias.

La información fue revelada por The New York Times con base en un documento que integra modelos de avance del COVI-19, elaborador por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Los números, destaca el Times, muestran una realidad complicada, ya que mientras el país ha estado en cuarentena durante siete semanas afectando la economía, la reapertura empeorará las cosas.

“Sigue habiendo una gran cantidad de condados cuya carga continúa creciendo”, advirtieron los Centros para el Control de Enfermedades (CDC).

EEUU reporta 1.2 millones de contagios a una tasa casi estable de encima de 25,000 nuevos casos al día.

La suma de muertos llegó a 69,143 con una tasa por encima de los 1,000 diarios, aunque la semana pasada se mantuvo encima de los 2,000.

Los expertos temen que la reapertura de la economía sea contraproducente, ya que dispararía los casos.

El presidente Trump reconoce que el país llegará a los 100,000 muertos, un escenario también considerado por la Universidad de Northeastern University y el Instituto de Medición y Evaluación de la Salud (IHME) de la Universidad de Washington.

“Esperábamos que empezáramos a ver disminuciones más significativas en nuevos casos y muertes en todo el país en este momento. Y simplemente no estamos viendo eso”, reconoció Scott Gottlieb, excomisionado de la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA), en una entrevista en CBS.