Estados Unidos batió este domingo un nuevo récord de casos por coronavirus con 126,742 casos en 24 horas, según la Universidad Johns Hopkins. El mismo día, la cifra de contagios a nivel mundial superaba los 50 millones.

Se trata del tercer día consecutivo en el que el país registra más de 120,000 casos. El presidente electo, Joe Biden, ha prometido hacer lo que Donald Trump no ha podido: “Controlar el virus“.

El demócrata se enfrenta a un gran reto en una nación que supone un 4.3% de la población mundial, pero en la que se concentran el 20% de los casos.

Algunos expertos en enfermedades infecciosas creen que los datos reales son más elevados debido al número de personas asintomáticas y que no se han hecho el test.

Las muertes diarias también están aumentando en el país, con más de 1,000 fallecidos confirmados el sábado.

Dakota del Sur fue uno de los cuatro estados que registró el número récord de muertes semanales. La gobernadora Kristi Noem tuiteó el sábado sobre el “boyante” mercado de trabajo y compartió fotos de ella sonriente y junto a personas mayores. Nadie llevaba mascarilla ni mantenía la distancia social.