A los 90 años, falleció el legendario actor Sean Connery, famoso por su papel como James Bond, según informó su familia a la BBC.

Nacido como Thomas Sean Connery en la ciudad escocesa de Edimburgo (Reino Unido) el 25 de agosto de 1930, fue el hijo de un camionero y una limpiadora. El actor recordaba la pobreza que vivió en su infancia, de la que no tuvo conciencia ya que era la misma situación por la que pasaban sus vecinos. Dejó el colegio con 13 años y se puso a trabajar como repartidor de leche. Con 16 años ingresó en la Marina, con la intención de permanecer siete años de servicio, abandonó con 19 años de edad. A su regreso a la vida civil, trabajó en una funeraria y también fue modelo en la Escuela de Bellas Artes de Edimburgo.

En 1953 participó en la elección de Míster Universo en Londres, donde llamó la atención de un director teatral que le ofreció un papel en el musical South Pacific. Gracias a esa participación el actor decidió que su nombre artístico fuera Sean Connery.

Para muchos Connery fue la encarnación por antonomasia del agente al Servicio de Su Majestad. Entre 1962 y 1967 el actor escocés le puso rostro al agente 007 en los siguientes títulos: El Satánico Dr. NoDesde Rusia con amor; Goldfinger; Operación Trueno; Solo se vive dos veces. En 1971 volvió para hacer Los Diamantes son Eternos y completar así la época clásica del héroe británico por excelencia.