El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, reiteró este domingo (07.03.2021) que no va a dimitir por las acusaciones de acoso y comportamiento inapropiado que varias mujeres han vertido en su contra y atacó a los políticos que han pedido su renuncia en los últimos días.

“No voy a dimitir por alegaciones”, zanjó Cuomo en una conferencia de prensa, en la que pidió que se deje trabajar a la fiscal general del estado, Letitia James, quien tiene abierta una investigación oficial a raíz de las primeras denuncias públicas. Este fin de semana, otras dos mujeres que trabajaron en el pasado con Cuomo le acusaron de conducta inapropiada, lo que eleva a cinco el total de denuncias, cuatro de ellas en el ámbito laboral.

Una de las nuevas acusaciones, publicada por The Washington Post, es de Karen Hinton, quien fue responsable de prensa de Cuomo hace dos décadas y que asegura que el político la abrazó de forma inapropiada en un hotel, lo que la llevó a dejar apresuradamente la habitación en la que se encontraban. Preguntado al respecto, Cuomo señaló que toda mujer tiene derecho a ser escuchada, pero recalcó que Hinton es desde hace mucho tiempo una “adversaria política” suya, “muy crítica” y que “ha hecho muchas acusaciones”.

Altos cargos demócratas piden su renuncia

Además, el gobernador atacó a los legisladores -algunos de su partido- que han pedido su dimisión, sugiriendo que lo hacen por motivos “políticos” y defendiendo que renunciar sería “antidemocrático”. “Yo fui elegido por la gente del estado. No fui elegido por políticos”, señaló Cuomo, que recalcó que no va a actuar en base a “acusaciones”, pues el sistema democrático se basa en el derecho a un proceso justo.

Los últimos en pedir su dimisión entre sus propias filas fueron la jefa de la mayoría demócrata en el Senado de Nueva York, Andrea Stewart-Cousins, el primer alto cargo del partido que pide al gobernador que ponga fin a su mandato. El portavoz del partido en la asamblea, Carl Haestie, dijo también en un comunicado que “es hora de que el gobernador reconsidere seriamente si puede efectivamente [en estas circunstancias] cubrir las necesidades del pueblo de Nueva York”.