El gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, se ha aislado “por prudencia” debido a que ayer se reunió con el alcalde de San Juan, Miguel Romero, que ha dado positivo al covid-19 en una prueba de antígenos y está a la espera del resultado de una PCR. 
Pierluisi tenía previsto ofrecer una conferencia de prensa en la que finalmente no participó al conocerse la noticia, según ha informado La Fortaleza. Romero ya había recibido la primera dosis de la vacuna, el pasado 19 de enero. La Isla ha registrado 87,665 casos positivos y 1,846 muertes desde marzo del año pasado.