El alcalde de la ciudad de Miami, Francis Suárez, que estuvo enfermo de COVID-19 y se recuperó, se convirtió en el primer donante en Florida de plasma sanguíneo de un convaleciente de la enfermedad, para ayudar a un enfermo con el único método que hasta ahora “puede funcionar”.

Un comunicado de prensa de la oficina del alcalde dio cuenta ayer viernes de que la donación se usará en el tratamiento a un paciente gravemente enfermo en un hospital del estado. 

“Tengo la responsabilidad moral de hacer esto. Mi donación de plasma tiene el potencial de ayudar a un paciente con coronavirus a recuperarse”, dijo Suárez en el comunicado. 


El alcalde, una de las primeras personas en el condado Miami-Dade en ser confirmadas de contagio del nuevo coronavirus, advirtió que con esta acción hace un “llamado de atención” a otros que han logrado recuperarse.

“Quiero que esto sea un llamado a la acción para que otras personas que se hayan recuperado del coronavirus sigan mis pasos y descubran si son elegibles para ser donantes de plasma para que juntos podamos ayudar a más personas que sufren de coronavirus”, agregó.

Suárez, de 42 años, se aisló voluntariamente en su casa hace unas semanas, luego de que un miembro del equipo del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que recientemente visitó Florida y estuvo cerca de él, dio positivo.

Suárez, quien terminó la cuarentena el martes, se recuperó completamente después de ser diagnosticado con el virus, confirmó el comunicado.

La donación del alcalde se produce días después de que la organización sin ánimo de lucro OneBlood anunciara que comenzaría a recolectar plasma de personas que se han recuperado del COVID-19.

Los donantes, no obstante, deben cumplir con los requisitos de la federal Administración de Drogas y Alimentos.

La terapia con plasma de pacientes recuperados del COVID-19 es la “única” opción disponible actualmente para enfrentar la pandemia en EE.UU. mientras se desarrolla una vacuna o medicamento, dijo a Efe este miércoles Arturo Casadevall, médico inmunólogo de la Universidad Johns Hopkins.

“Es lo único que tenemos en este momento que tiene buenas posibilidades de funcionar”, expresó en una entrevista telefónica Casadevall, presidente del Departamento de Microbiología Molecular e Inmunología de ese centro docente.

El experto en salud pública manifestó que el plasma es la opción que está “disponible de inmediato”, aunque aclaró que en las próximas semanas puede haber otras alternativas.

Fuente: EFE